Pecados ajenos – Telemundo (2007)


SINOPSIS

Natalia (Lorena Rojas) y Adrián (Mauricio Islas) tienen 20 años de casados con sus respectivas parejas. Rogelio (Ariel López Padilla), esposo de Natalia, es alcohólico y la golpea constantemente. Sumado a esto, Doña Ágata (Lupita Ferrer) suegra de Natalia se ha dedicado a hacerle la vida imposible a Natalia. Por su parte, Adrián está casado con Elena (Sonya Smith) que le ha hecho vivir un infierno con sus celos enfermizos. Los caminos de Adrián y Natalia se empezarán a cruzar cuando Inés (Catherine Siachoque), quien aparenta ser amiga de Natalia durante tantos años, le tiende una trampa para que los hijos de Natalia y Rogelio la vean en la cama con otro hombre y piensen mal de ella. Para esto Manuel (Sebastián Ligarde) se asocia con Inés y ejecutan el macabro plan contra Natalia, drogándola en una fiesta que supondría sería su despedida pero Natalia despierta pensando que Manuel la ha violado y lo golpea con una lámpara dejándolo inconsciente pero con la idea de que lo había asesinado Inés le aconseja que huya y Natalia decide hacerle caso y se va con su mejor amiga, Mónica (Alicia Plaza), pero en el camino sufren un accidente en el cual muere la otra amiga de Mónica que las acompañaba. En su afán de salvar a Natalia, Mónica le dice que huya y que se vaya al departamento donde ella va a vivir. A Natalia la dan por muerta. Así transcurren los días hasta que Natalia y Adrián se conocen y empiezan su historia de amor que se verá atacada por la maldad de Inés, Ágata y Elena, esta última, desde el principio piensa que Natalia es la razón de su divorcio con Adrián y por ello la llama “pirujita” o “taibolera”. Posteriormente Natalia descubrirá las mentiras de Inés y Manuel y decidirá volver a aclarar su situación y a reclamar su herencia, lo cual obliga a Doña Ágata a pagarle a Natalia y a quedar en una muy mala situación económica. Doña Ágata hará  de todo para evitar que Natalia logre conseguir su herencia, desde tratar de causarle un accidente automovilístico (en complicidad con Elena) en el cual sólo muere su abogado, hasta acusarla del crimen de Manuel (en complicidad con Inés) por el que va a parar a la cárcel. Natalia logra salir airosa de esto y vuelve decidida a todo, sólo que, gracias a las maldades de Inés, se vuelve adicta a las drogas ya que ella hizo que la drogaran en la cárcel y esto hace que tenga problemas en su relación con Adrián y que se separen. Mientras tanto, Elena va a parar a una clínica psiquiátrica, de donde sale totalmente convertida y tratando de recuperar a Adrián ahora como “Santa Elena”. Sin embargo, volverá a caer en su locura, y tratará de matar a todos a su alrededor escudándose de que todos son pecadores. Transcurre el tiempo hasta que Inés y Ágata van a parar a la cárcel, en donde doña Ágata será ejecutada, mientras que Inés logra escapar. Elena muere al tratar de matar a Natalia, y Adrián y Natalia se casan y tienen un hijo. Cuando por fin parecía que había llegado les había llegado la felicidad, Inés aparece con una pistola y le dispara a Natalia. Al final se observa que toda la historia fue producto de un sueño que Natalia tuvo durante el período de coma de dos años que le causó la caída de un caballo. Esto la pondrá a pensar de quién debe cuidarse y lo que podría pasarle en el futuro.

Fuente: Wikipedia

NUESTROS COMENTARIOS

Hace unos años Telemundo contrató al famoso escritor Eric Vonn, de gran trayectoria en TV Azteca y Televisa, para que les creara historias originales. Dos fueron las telenovelas que ideó para la cadena estadounidense: la primera fue Tierra de pasiones, de la que ya les ha hablado Diana C. La segunda fue la que hoy nos ocupa: Pecados ajenos.

Yo esta novela me la gocé como pocas. El primer capítulo te mete directamente dentro de la historia para introducirnos sus protagonistas, ambos atrapados en matrimonios de pesadilla: Natalia está casada con Rogelio (Ariel López Padilla), un alcohólico que la maltrata, mientras que la esposa de Adrián (Mauricio Islas), Elena (Sonya Smith), es una celosa enfermiza y manipuladora que le hace la vida un ocho a su pobre marido. La suegra de Natalia, Ágata Mercenario (Lupita Ferrer), urde un enrevesado plan con la supuesta amiga de su nuera, Inés (Catherine Siachoque), para que toda la familia piense que Natalia le está siendo infiel a Rogelio con Manuel (Sebastián Ligarde). Despues de toda una confusion, Natalia piensa que  mató a Manuel y huye con su amiga Mónica (Alicia Plaza) de West Palm Beach a Pompano Beach. Sus hijos, Gloria (Sofia Lama Stamatiades) y Luis (Alonso Espeleta), no se ponen de acuerdo en lo que pasó, él está de parte de su madre pero ella la desprecia.

Me gustó mucho que nos introdujeran directamente en la historia sin necesidad de preámbulos o de mostrarnos la infancia de los protagonistas como suele pasar en muchas telenovelas. A pesar de que fue una novela relativamente larga no perdió el ritmo ni la agilidad de los primeros capítulos en ningún momento.

Al llegar a Pompano Beach, Natalia conoce a Adrián. La relación de ambos está plagada de impedimentos desde el primer momento no sólo por la situación de prófuga de Natalia sino porque Adrián está casado con Elena. Poco a poco nos vamos dando cuenta de quién es quién en esta historia. Natalia heredó una fortuna de sus difuntos padres con la cual Ágata levantó su empresa; Rogelio es un inútil influenciable; Inés nunca fue una verdadera amiga para Natalia, sólo una ambiciosa arpía que ansía poner las manos en el dinero de ésta; Luis es un muchacho gay que lucha por aceptarse y por que los demás lo acepten, mientras que su hermana Gloria es una malcriada consentida que prefiere estar con su abuela Ágata antes que con su mamá; los hijos de Adrián, Freddy y Denisse, son buenos muchachos aunque la niña se deje manipular por Elena.

Como en otras novelas del mismo autor (como la reciente Cielo rojo), en Pecados ajenos, aunque los protagonistas y los villanos principales están maduritos (de muy buen ver todos, eso sí), las historias juveniles son también importantísimas. En general, creo que se alcanzó un buen equilibrio entre las tramas juveniles y las adultas. El único problema es que hubo varias incoherencias. Hay tramas que empiezan pero que no tienen continuación, por ejemplo María, la novia de Freddy, se fuga con su madre y la sirvienta después del asesinato de su abusivo padre y nunca volvemos a saber de ellas; personajes que desaparecen sin explicación, por ejemplo, en Pompano hay un personaje sin mucha importancia que se llama Chabela pero que, de repente, deja de aparecer en la telenovela y, o yo me perdí algo, o no nos dieron explicación alguna de su desaparición; etc.

Casi todas las tramas estaban impregnadas del humor negro caracteristico de muchas novelas de Eric Vonn; cada asesinato, cada designio de los malos eran macabros y crueles a la vez que divertidísimos. El papel de Ágata Mercenario le queda a Lupita Ferrer como anillo al dedo. Ágata le toma el pelo a todo el mundo aparte de ser tremenda hipócrita. Se las da de muy religiosa pero no le tiembla el pulso al matar a quien se le cruce en su camino. Además, llama, con bastante sorna, “mi alma” a todo el mundo. Dos escenas suyas se me quedaron grabadas en la memoria: en una de ellas Ágata tararea “Cielito lindo” (como lleva auriculares puestos, asumimos que está escuchando esa canción en su iPod) mientras se emborracha antes de irse a dormir; la segunda escena memorable es una pelea que tiene con Inés (el mérito es también, por tanto, de la Siachoque) que acaba en violencia física y que, cuando son interrumpidas por una secretaria, las dos fingen que se trataba de un masaje.

La novela tiene mucha violencia, hay uso de drogas, sexo y temas que quizás algunos espectadores consideren de mal gusto. A mí todo eso me pareció más que bien porque todos los temas están tratados con humor e ironía. También hay momentos románticos y de amor bonito, no sólo entre la pareja principal.

Una cosa curiosa es que la telenovela está ambientada en dos ciudades de Florida que son, como ya he dicho: West Palm Beach y Pompano Beach, que cuando comienza la novela parece que están bastante lejos la una de la otra pero, según avanza la historia, parece que cada vez estén más cerca porque los personajes se la pasan yendo y viniendo hasta varias veces en el mismo día. De chiste son las pruebas de ADN que se hacen varios personajes. Hay momentos en los que las visitas a los hospitales, por pruebas de ADN y otros motivos, tienen demasiada frecuencia. O los personajes tienen un excelente seguro médico que les cubre todo o se les va el suelo en facturas de hospitales que, en los Estados Unidos, son elevadísimas.

No puedo mentirles, a mí la novela me divirtió y me emocionó muchísimo. Las incoherencias se las perdono todas porque creo que se pueden justificar por el final – el final es tema aparte pero he evitado hablar de él apropósito aunque ya está en la sinopsis que obtuve de Wikipedia. Pecados ajenos es recomendable para los amantes del humor negro, pero imperdible para los fans de Eric Vonn.

LO MEJOR
Los diálogos, sobretodo los de los villanos.
LO PEOR
Las incoherencias con personajes que desaparecen sin explicación o tramas que comienzan pero que no se desarrollan ni, mucho menos, concluyen.
VALORACIÓN:
Por lo bien que me la pasé viéndola le doy un 8.
Siendo más objetivo y teniendo en cuenta las incoherencias le doy un 7.
ELENCO
Lorena Rojas – Natalia Ruiz
Mauricio Islas – Adrián Torres
Catherine Siachoque – Inés Vallejo
Sonya Smith – Elena Sandoval
Ariel López Padilla – Rogelio Mercenario
Sebastián Ligarde – Manuel
Lupita Ferrer – Ágata Mercenario
Daniel Lugo – Marcelo Mercenario
Maritza Rodríguez – Karen Vallejo
Héctor Soberón – Gary Mendoza
Alicia Plaza – Mónica Rojas
Carlos Camacho – Saúl Farrera
Chela Arias – Raquel Sandoval
Raúl Izaguirre – Eduardo Larios
Evelin Santos – Gasparina Godoy
Mildred Quiroz – Laura Aguilar
Roberto Huicochea – Anselmo Aguilar
Hannah Zea – Rossy
Andrés García Jr. – Javier Alfaro
Arianna Coltellacci – Chabela
Mayte Vilán – Marisela Bracamontes
Adela Romero – Melinda
Nury Flores – Lolita
Raúl Durán – Benito Alejo Gamboa Moctesuma
Mariana Torres – Denisse Torres
Sofía Lama Stamatiades – Gloria Mercenario
Jencarlos Canela – Alfredo “Freddy” Torres
Alonso Espeleta – Luis Mercenario
Pablo Portillo – Héctor Acecas
Roberto Plantier – Charlie Vallejo
Eduardo Cuervo – Ricardo “Ricky” Larios
Julio Ocampo – Ramón Gamboa
Giovanna del Portillo – Daniela
Tali Duclaud – Elsa Alfaro
Ximena Duque – María Aguilar
Natalie Correa – Lucia
Rudy Pavón – Jaime
Daniela Vildosola – Angélica Acecas
Ramiro Teran – Fernando Acecas
Claudia Arroyave – Nidia
Carlos Farach – Roberto
Julio Arredondo – Dr. Martínez

Fill out my online form.

Comments

  1. Claudia dice:

    Esa telenovela era lo mejor. Me acuerdo que la veíamos con mi tía y mi abuelita, y nuestro personaje favorito fue indudablemente Agatha. Otro momentazo de “mi alma”, o más conocida por el narrador de Telemundo como “la abuelita asesina”, es cuando saca a pistolazos al tipo que acosaba a Gloria (y que tenía sus negocios chuecos con Agatha también), y decía: agradece mi alma que no llevo hoy mis zapatillas deportivas (o algo así). Otra cosa muy chistosa era la trama de quién era el padre del pobre Charly. Yo creo que el chico se hizo prueba de ADN con todo el Estado de la Florida. Y como olvidarnos de las Cougars de la historia: Inesita (a la cual todo el elenco, menos Adrián/Mauricio Islas, le pego bien y bonito)y Moniquita (que me parecía insoportable y ojalá Inés la hubiera matado en la oficina cuando la amenazó).

  2. jhesust dice:

    cuando lei el título del artículo pensé “lo escribió Juan” subí la vista y habia acertado.

    Excelente historia, no es una joya, pero tiene el principal requisito: ENTRETENER y DIVRTIR.

    Todos los personajes que salen ileso hasta el final tenian dosis de participacion y de show. Una historia plagada de villanos y personajes fuertes, pues Natalia no era una niña docil.

    Todo muy bien balanceado y con inyecciones de truculencia que te mantenian pegado al Televisor.

    Amaba a Agatha, era muy irónico y causaba risa que mandara a la gente a leer la biblia y ella era una asesina loca. Ines y Elena excelentes.

    Lo que comentas de maria, su madre y la sirvienta tambien me lo preguntaba, imagino que si en un futuro hacen un remake de esta historia pueden eliminar los personajes.

    muuuuy recomendada

  3. Diana C dice:

    hola Jhesust, lo escribió Juan, porque yo no la he visto !!!!! Y no sabeis lo relajada que estoy ahora sabiendo que os podemos traer mucho más material que antes puesto es complicado verlo todo … atentos porque hay más novedades … ya os iré contando

  4. Juan Ramos dice:

    Podría escribir un libro sobre esta telenovela. El triumbirato de villanas (Ágata, Inés, Elena) es muy difícil de superar. Los libretos destilaban humor.

  5. Alfred dice:

    Las producciones de Telemundo y Univision se me hacen mucho mas acartonados que los producciones de Televisa. Sus escenarios se me hacen prefabricados, y las historias totalmente irreales en un contexto como en Estados Unidos que no existe. Sinceramente en Estados Unidos, los hispanos/latinos en Estados Unidos estamos limitados a mirar television de calidad si no se tiene cable o satelite. Esta novela no es la excepcion. Un 7 se me hace mucho.

  6. Gonza dice:

    Gracias a tu recomendacion me puse a ver esta telenovela y como me he divertido,Lupita Ferrer esta esplendida,si MI ALMA,jajaja como me he reido.
    Para que son las telenovelas?? a mi opinión..para entretener y olvidarse de la vida cotidiana.y esta lo cumple.

  7. “Tina”, un personaje que disfrute muchísimo!

Speak Your Mind