Contra las cuerdas – ON TV Llorente & Villarruel Contenidos (2011)

SINOPSIS

Ezequiel (Rodrigo De la Serna) debe huir de su pueblo natal, Chajarí, Entre Ríos, donde practica boxeo amateur. Tras negarse a perder una pelea por plata, huye y llega a Buenos aires en busca de su hermano Luciano (Maxi Ghione), con el fin de que lo ayude a conseguir trabajo y así mandarle dinero a su esposa (Manuela Pal) e hijos, que quedaron en su provincia. Las cosas se complican cuando conoce a Ana (Soledad Fandiño) y no logra dar con su hermano y se termina metiendo en insólitos problemas. A su vez, conoce al propietario del local de quiniela (Roberto Carnaghi) y padre de Ana, quien le da cobijo por haberlo ayudado en una reyerta callejera.

NUESTROS COMENTARIOS

Lamento en muchas ocasiones no poder hablar más de las novelas que voy viendo. El criterio que hemos establecido, aunque en ocasiones lo cambiemos o lo saltemos a la torera, se debe a podernos organizar. Por eso hablamos de la novela al principio y luego cuando la finalizamos en su totalidad. Eso no quita que muchas veces me encantaría hablar de un capítulo que acabo de ver o de una escena en concreto. Contra las cuerdas ha dado mucho de sí, he tardado mucho en comentarla porque no la he visto de un tirón, y en tras ocasiones hay novelas que he visto más en diagonal en este caso me pasó igual que con Caín y Abel había que saborearla.

Otra cosa en común que tiene la telenovela con la predecesora de los mismos productores son los personajes. La historia puede resultarnos familiar que no sea novedosa pero como la viven los personajes y como el drama nos lleva a las últimas consecuencias nos la hace única. Una historia que hay que ver.

He estado pensando mucho porque me gusta tanto el personaje de Ezequiel porque Contra las cuerdas es la historia de una infidelidad. La pareja principal no es al uso, y en estas ocasiones la segunda en discordia es la que acostumbra a ser la mala. Aqui no hay malos ni buenos, no hay heroes pero si hay víctimas.

Ezequiel es un boxeador de poca monta que llega a Buenos aires, dejando a su mujer e hijos porque huye de unos matones y pide ayuda a su hermano al que no ve hace tiempo. Ezequiel conocerá a Ana, que esta medio saliendo con Luciano y sin querer ni buscarlo no podran remediar haberse enamorado. Ezequiel sufre toda la novela, sufre por estar mintiendo a todo el mundo sobretodo a su mujer Lili, cuando esta reaparece, a la que no es que no quiera pero que la rutina y la cotidianedad los ha separado. Ezequiel no se acostumbra a esta situación. Planteado así nos extraña que podamos llegar a enamorarnos de ese personaje, pero es tan real, la situación en la que se encuentra nos resulta tan realista que acabas sufriendo por Ezequiel, por Ana, por Luciano y sobretodo por Lili, que sufre en silencio sabiendo que lo tiene todo perdido.

Lo más bonito de la historia son para mí las escenas en que los personajes dudan, se resisten a creer lo que les esta pasando porque al no querer hacer daño a nadie se lo hacen ellos mismos. Cada paso que dan es peligroso y el final evidentemente no puede ser bueno para todos y más de uno saldrá perdiendo.

Soledad Fandiño da vida a Ana. Empecé en su día Juanita la soltera ( a ver si un día se me ocurre ver un poco más y hago el comentario), ahí estaba de bofetada pero viendo el personaje de Ana veo que la actriz sabe lo que hace o al menos aqui le ha dado un matiz precioso, que no es solo una carita mona. Ana se resiste a ver que cuando encuentra el hombre que quiere del que se enamora como una boba esta casado pero no lo puedo evitar. Al principio podemos pensar que todo quedará en algo pasional, que hay que probar, y que cada uno por su lado, pero ya con el primer beso todo esta perdido. Cuando Ana descubre lo que le pasa, se resigna a renunciar a lo que siente. No le da la gana. Se enfada con ella misma. Las rabietas que coge son muy sentidas. En ocasiones quizás nos resulte un poco infantil pero es que la situación que vive no es fácil y Ezequiel no se lo pone fácil. Un personaje femenino real, actual y sin tópicos ni clichés.

Rodrigo de la Serna es Ezequiel. Para que los que no la hayáis visto, aviso para navegantes cuando lo hagáis os enamorareis perdidamente de Rodrigo de la Serna y de su personaje. Es que es él no puede ser otro. A parte del realismo ya comentado, lo que quizás más me gusta es la actuación gestual que le da al personaje, que tics le da ( como cuando esta nervioso y se toca la cabeza), esa media sonrisa … ayyyyyy
Como os apuntaba antes Ezequiel es de esos personajes que no entiendes porque te gustan tanto, si por mucho que lo intenta tiene alma de perdedor, no le acaban de salir las cosas por muchas ganas que le ponga, es indeciso, no es un galán atento, más bien reservado y tímido, miente más que habla llevado por la situación pero al fin y al cabo no es sincero con quien le ayuda … pero aún así acabas entendiéndolo y amándolo.

Luciano es el hermano de de Ezequiel. Un taranbana que nos resulta simpático que tambien todo le sale mal, que sabe que nunca llegará a nada y que por mucho que luche por Ana ella no es para él. El personaje de Luciano es curioso porque el tiene clarisimo cual es su posición, que nunca saldrá del mundo tosco en el que ha decidio vivir, que en cuestión minitas no tiene problema, de hecho la hija de Nievas es una buena opción y le quiere. Pero Ana es diferente, es como su resquicio, como su única oportunidad para cambiar de vida, para salir del hoyo. Y nunca mejor dicho porque allí donde vive y curra con su troup de colegas Uffff a ratos pensaba ¿Cómo olerá?. Que Ana no se enamore de Luciano no es lo que le molesta a este, el problema es que sin mover un sólo dedo su hermano con carita de yo no he sido le vuelve a ganar la partida una vez más y eso es mucho.

Lili interpretada por Manuela Pal (como se parece esta chica a Araceli González en sus inicios). Bueno creo que es el personaje más sufrido, con el que si quieres te puedes poner a rienda suelta a llorar. Si Ana siente rabia esta más, y además sin que ella haya hecho nada que es pero. Como actúa es de ir a la pantalla y gritarle, sigue, sigue, dale lo estas haciendo bien aún sabiendo que no va a poder retenerlo como dice una amiga mía el instinto de supervivencia es mucho. Sufre en silencio, opta por la opción bien asesorada por su amiga que evite el conflicto que luche con otras armas y no con la de los celos, pero la historia tiene toque pelín clásico. El final de Lili fue bastante discutido, no se merecía un final así pero cerraba la historia de forma más convencional.

Como veís todos los personajes son extraordinarios así que me sigo entreteniendo en ellos.

Hugo, el padre de Ana. Dan ganas de irnos a vivir todos a su casa. Un personaje humano, que ha criado a sus hijos solo con su puesto de loterías. Hugo es adorable es generoso y no duda en tender una mano a todo el mundo que lo necesita. Me ha dado que pensar mucho en como reacciona ante los dos problemas en los que se meten sus hijos. Su hijo deja emabarazada a su novia adolescente. Hugo reacciona bien, que le vamos hacer. Ya esta hecho y hay que ser responsable de sus actos y que los ayudara en todo lo que este de su mano. Ante el problema de Ana que lo descubre ya casi al final su reacción es más contradictoria, quiere con locura a su hija, a Ezequiel y le ha cogido cariño a Lili, y por muy afable que haya sido siempre no puede creer que su hija haya roto una familia, se siente culpable en que su hija actúe en contra de los valores que él le ha enseñado. Sabemos que Hugo puede entender que Ana y Ezequiel se hayan enamorado pero se escuda en los viejos valores. Hugo prefiere respaldarse en el sentido de llevar una vida tranquila sin remordimientos es evitar problemas mayores como los que Ezequiel y Ana estan dispuestos a vivir y por tanto ella debería haberse retirado a tiempo. Por eso mismo el renuncia a Beba. Como si fuera tan fácil !

Los mafiosos me encantan todos. Es que parece que en vez actores hayan ido a gravar a una barriada de poca monta con mafiosos que juegan a ser Los Sopranos trapicheando en negocios de cuarta. Sarmiento hasta me cae bien, con su código moral, con su astucia para enredar a jóvenes pero que si estas con el te da su vida, aunque el precio sea alto. Me ha fascinado su mujer. Comentario a parte que bien se conservan casi todas las actrices argentinas de mediana edad que con un trapillo que se pongan no veas lo que lucen. Me ha encantado Beba toda una Carmela Soprano a la argentina. Encantadora. Nievas y Graziana tambien sobreviven a este mundo casposo y tal como cuestan la historia pues nos ponemos de su parte a ratos. Graziana a diferencia de Beba hace oidos sordos de lo que su marido hace puesto que nadie es tonto para saber que un taller de mecánica no genera tantos ingresos. Cuando se consigue una estabilidad económica es dificil renunciar a ella, las preguntas empiezan hacerse sobretodo Graziana cuando ya los problemas no son economicos sino mucho más graves.

La historia mafiosa se cuece muy a fuego lento en este caso se agradece pues se va hilando con la historia amorosa principal y otras más secundarias pero que tambien de alguna forma son importantes.

Para acabar no me puedo dejar dos personajes que dan la nota cómica pero no menos importantes. Romina y Muyenó. Como me he reído con estos dos. Romina es la mejor amiga de Ana, a ratos insoportable, histriónica, como una cabra pero la mejor amiga que una puede tener y no veas lo que se hace querer. Me encanta cuando se enfadan por nada, y le retrae a Ana que nunca le hace caso si la una no puede vivir sin la otra. Liberal, moderna y a la vez una romántica empedernida. Su historia con Muyenó es de lo más lindo, divertida, da la nota desenfada a la novela. Genial sus historietas sexuales que se imaginan para que cada día sea algo nuevo.

LO MEJOR

Conseguir que una historia sencilla sin pretensiones con fondo mafioso nos haga pensar. Personajes de carne y hueso que nos recuerdan a historias familiares, a situaciones en las que nos podemos identificar. Que dudan, que se cuestionan, que luchan en un ambiente viciado y que saben que no locambiaran pero que dentro de lo más ruín han acomodado para hacerse un lugar. Personajes que sufren, personajes que aman.

Todas las actuaciones me han fascinado. Enamorada de Rodrigo de la Serna, ya algunas lectoras me han recomendado que mire otras novelas suyas porque me van a encantar. Es simplemente magistral. Quizás Max Ghione para mi es el más sobreactuado pero su personaje evoluciona de una forma que me encanta que le perdono las caritas.

Me ha encantado la banda sonora, preciosa la canción de entrada de la novela. Lo mismo con el vestuario, siendo que es de lo más sencillo pues los personajes son de barriada. Se agradece mucho cuando el vestuario se repite. Nunca he entendido porque en las telenovelas de pobre huerfanita como las Marías de Talhía la prota nunca repite vestuario !!!!

Sólo son 60 capítulos. Que se saborean la mar de bien.

LO PEOR

Quizás el final sin flojear ni chirriar puede dejarte un poco desplomado. Me refiero a salir con algo cómodo y poco arriesgado que tal como ha ido la historia no hubiera desentonado un final abierto o diferente.

La cadena quinqui de Sarmiento … genial para darle el look … pero ufff!

VALORACIÓN: 8’5

ELENCO

Ezequiel (Rodrigo De la Serna)
Ana (Soledad Fandiño)
Luciano (Maximiliano Ghione)
Hugo (Roberto Carnaghi)
Beba (Mimí Ardú)
Sarmiento (Mario Alarcón)
Lili (Manuela Pal)
Romina (Paola Barrientos)
Toro (Alberto Ajaka)
Josefina (Florencia Miller)
Nievas (Osmar Nuñez)
Graziana (María Ucedo)
Jorge (Nicolás Condito)
Muyenó (Martín Pavlosky)
Mora (Dana Basso)
Racu (Hernán Giménez)
La Turca (Damián Canducci)
Sabrina (Dolores Sarmiento)
Juanjo (Sergio Podeley)

Fill out my online form.

Comments

  1. Maria dice:

    Coincido en todo, también me parecio que Lili merecía terminar de otra manera, y que el final en si fue lo más flojo de la novela.
    Me encanto Paola Barrienos, sta chica esta consolidadose como actriz de humo.
    De cuerdo también en cuanto a Soledad, de la que no esperaba nada, y me sorprendio para bien.
    En cuano a Rodrigo, el siempre logra impregnarle cierta dulzura a casi tdos sus personaje.

  2. Diana en el canalinternacional de rtve están dando Obsesión una telenovela española del 2005, la viste, que te parecio?

  3. ruidoblanco86 dice:

    Esta novela fue una de las últimas novelas argentinas que miré con gusto después del maltrato que sufrió Caín y Abel y que lógicamente terminamos pagando sus seguidores. Me enganchó bastante y lo único que no perdoné en su momento fue el final de Lili, me pareció injusto, ella pudo tener un final más digno. Me encantó la frescura y el compromiso que tenía con la vida Ana ya que consiguieron alejarla de esa prepotencia y divismo que tienen los personajes principales femeninos de las novelas argentinas que a mí, siendo argentina, me molestan bastante. Para que me entiendan cito a los personajes de Romina Gaetani y Paola Krum en sus últimas novelas. Para mí, ser heroína no es mirar con suficiencia y superioridad a sus antagonistas como las acostumbran a hacer en mis país las protas, cosa que no depende de ellas sino de los escritores claro. Ezequiel era un perdedor nato pero lo que me gustaba de él es que a pesar de su pesimismo,su voluntad de vivir lo volvían optimista casi sin quererlo él. Para mí representó tan bien a la gente común que imposible no entenderlo. Y los demás personajes excelentes, todos y cada uno. La música de entrada era un cover de un tema interpretado por Caifanes, un gran grupo mexicano. Gracias por acordarte siempre de las telenovelas argentinas.

  4. Hola Diana

    Sólo quería decirte que me he encontrado con esta web y tus artículos de casualidad y me ha encantado cómo escribes y cuentas tu punto de vista. Genial! Además me he reído un buen rato con algunas críticas! Enhorabuena por tu trabajo!

    Gracias!
    Un saludo

Speak Your Mind