Avenida Brasil – TV Globo (2012)

Avenida Brasil

SINOPSIS

Siendo niña, Rita sufrió en manos de su inescrupulosa madrastra Carminha quien, con la ayuda de su amante Max, se encargó de que su marido Genésio perdiese todo lo que tenía. Abandonada por Carminha en un vertedero, al cuidado del asqueroso Nilson, Rita se refugió en cada de la excéntrica Lucinda, donde conoció a Batata, su gran amor. Pero el destino hizo que Rita y Batata se separasen cuando una pareja argentina la adopta, se la llevan a su país y ella pasa a llamarse Nina.

El jugador de fútbol carioca Jorge Araújo, más conocido como Tufão, residente del barrio carioca del Divino, está pasando por una buena fase luego de vivir en el extranjero, y está a punto de casarse con el amor de su vida, la apasionada y divertida peluquera Monalisa. Este matrimonio no le hace ninguna gracia a Mauricy, la madre del jugador, que vive a trancas y barrancas con su marido, y padre de Tufão, Leleco.

El día de la final del campeonato carioca, después de una brillante victoria, Tufão acaba atropellando accidentalmente, en la Avenida Brasil, a Genésio. Al darle Socorro, sólo consigue escuchar del moribundo el nombre de la esposa de éste: Carmen Lúcia Moreira de Araújo. Sintiendose culpable por el accidente, Tufão va en busca de la viuda fingiendo ser un viejo amigo del fallecido y ofreciendo toda la ayuda necesaria, ya que es un hombre rico. En cuanto la maliciosa Carminha descubre que el jugador es el culpable de la muerte de su marido, ve la oportunidad de su vida ante sus ojos. Con la ayuda de Max consigue separar a la peluquera del jugador y se casa con Tufão. Con una vida de lujo, y con Max a su lado (él se casa con la hermana de Tufão), Carminha vuelve a sus raíces en el basurero atrás de Lucinda. Conocidas del pasado, Carminha está decidida a llevarse al hijo que abandonó siendo bebé, Batanta, para criarlo junto a Tufão.

Doce años después, Batata, ahora llamado Jorginho, es un joven prometedor jugador de fútbol, enamorado de la bella Débora pero atormentado por el sentimiento de rabia que siente por su madre. Rita, ahora conocida como Nina, por su parte, se convirtió en una excelente chef de cocina. Los años pasaron, pero ella nunca se olvidó de la herida profunda que Carminha dejó en su vida, regresando a Brasil para vengarse. Nina entra a trabajar como empleada domestica en la casa de la ex madrastra, quien no la reconoce. Poco a poco se encargará de destruirle la vida a su patrona.

Fuente: teledramaturgia.com.br

NUESTROS COMENTARIOS

No es exageración decir que Avenida Brasil es la mejor telenovela que he visto este año y una de las mejores que he visto en mi vida.

La historia principal es una trama de venganza bien folletinesca pero desarrollada de una manera muy atractiva. El arquetipo de la madrastra malvada tiene más de una vuelta de tuerca porque, casi al final de la telenovela, nos enteramos de porqué Carminha es como es y porque, aunque haga mil y una ruindades, nos cae bien. A Adriana Esteves le deberían dar todos los premios posibles por su interpretación de Carminha. Su personaje tiene tantos matices que me cuesta definirlo. Por un lado es ambiciosa e interesada y no se detiene ante nada para conseguir lo que quiere (o lo que ella cree que merece) pero también alguien muy jodido por la vida. Tampoco es una hipócrita exactamente, más bien una cínica aunque creo que nos cae bien por las verdades que suele soltar por la boca (esas cosas que muchos pensamos pero muy pocos nos atrevemos a decir en voz alta). Carminha es un personaje de gran desparpajo y no una de esas villanas ociosas “sin oficio ni beneficio” de otras novelas inferiores a ésta. Nina, interpretada por Débora Falabella, tampoco se queda atrás. Regresa de Argentina sedienta de venganza y hará todo lo que esté en su mano para destruirle la vida a Carminha. Debo reconocer que cuando Carminha supo quién era Nina la novela perdió un poco de interés para mí. En esos capítulos Nina estaba chantajeando a Carminha, amenazándola con mostrarle a Tufão unas fotos de Carminha con su amante Max. En esos capítulos parecía que las dos eran villanas y eso no me gustó demasiado. Es decir, me parece muy interesante que Nina también tenga matices y no sea una buena boba pero en esta parte de la novela casi se les va la mano.

Avenida Brasil no es una telenovela rosa pero hay varias historias de amor, quizás la más importante sea la de Nina y Jorginho que es casi de cuento de hadas porque los dos se conocen cuando niños en el basurero siendo Rita y Batata. La historia de amor que más me emocionó a mí no fue ésa sino la de Tufão y Monalisa, dos personajes muy tiernos interpretados por Murilo Benício y Heloísa Perissé. La que más me divirtió no la puedo desvelar porque no ocurre hasta casi el final pero sólo les digo que se fijen en el personaje de Suelen, una muchachita con muy poca vergüenza que fue muy popular en Brasil, que va por ahí la cosa.

Los personajes del vertedero, sobre todo Lucinda (Vera Holtz) y Nilo (José de Abreu), no desaparecen cuando termina la primera fase y siguen muy presentes hasta el final. Lucinda es como una madre para muchos niños que acaban en el basurero y así la consideran Nina y Jorginho. Lo que une a Lucinda al borracho asqueroso de Nilo es un oscuro pasado que los atormenta a ambos. Estos dos personajes son claves para entender la historia pero como no se nos desvela esto hasta los últimos capítulos no lo puedo comentar porque les robaría de algo muy emocionante y sorprendente.

Esta telenovela tiene muchas sorpresas, giros inesperados y unos ganchos que sólo tienen los mejores melodramas. Créanme que no les estaría haciendo ningún favor si les contara todos los giros dramáticos. Lo que sí puedo hacer es contarles un poco más sobre los personajes principales.

Como ya dije, Tufão es un personaje muy tierno. Una buena persona con un gran corazón lo que lo hace la víctima perfecta para que Carminha se aproveche de él como lo había hecho de su anterior marido Genésio (Tony Ramos en una participación especial). También es una persona muy familiar, tanto así que en la mansión viven con él y Carminha sus padres Leleco y Mauricy, su hermana Ivana y su esposo Max (amante de Carminha) y, naturalmente los hijos, Ágatha y Jorginho. Éste último es hijo biológico de Carminha aunque cuando lo adoptan ni Tufão ni el niño lo saben. Carminha, evidentemente, sí conoce la verdad. Las sirvientas, Janaina y Zezé, a las que se une Nina cuando entra de cocinera, no tienen desperdicio. La lujosa mansión (una oda al mal gusto) está situada en el suburbio O Divino de Río de Janeiro. Este barrio popular está lleno de personajes y de historias tanto divertidas como dramáticas y muy apegadas a la vida cotidiana la mayoría de ellas. En el barrio Monalisa, la ex de Tufão, tiene una peluquería, y Diógenes una tienda de ropa y un club de fútbol. Todas las tramas que surgen de ahí complementan a la principal al crear un universo en el que los personajes interactúan y unas tramas se conectan con otras. Todo con un toque populachero pero bien entretenido. Por ejemplo, la relación de Monalisa con Silas que llega a tener un punto muy folletinesco cuando él finge ser un enfermo terminal para que ella se case con él, o las conquistas amorosas de Suelen con futbolistas, por ejemplo.

Lejos de allí, en la exclusiva Zona Sur de la ciudad, viven otros personajes mucho menos atractivos con unas tramas más tenuemente relacionadas con la principal. Ahí habita Cadinho quien mantiene varios hogares distintos al estar casado con tres mujeres (ellas no saben que comparten marido). Para mí, esta trama es totalmente de relleno lo cual no quiere decir que tuviera sus momentos entretenidos pero no merece la pena entrar en detalles aquí.

Avenida Brasil tiene mucha emoción, lo que nos remete a los mejores thrillers de Hollywood. Eso sin dejar de ser un melodrama excelente en que sentimos empatía con los personajes y nos involucramos tanto en la historia que cuando acaba la echamos de menos.

Una excelente telenovela del escritor João Emanuel Carneiro, autor de El color del pecado, Cobras y lagartos y La favorita. Espero que Carneiro nos siga ofreciendo historias maravillosas como éstas por muchos años porque nos hacen falta mientras en otros países sigan abusando tanto del “remake”, muchas veces de historias que ni en su primera versión eran la gran cosa.

LO MEJOR

Difícil escoger sólo una cosa. Diré que el libreto es excelente, las actuaciones de primera y la dirección y la realización inmejorables. Destaco la interpretación de Adriana Esteves una vez más aunque todo el elenco está muy bien.

LO PEOR

La historia de Cadinho y sus tres mujeres que a mí me venía sobrando bastante.

VALORACIÓN:

9

ELENCO

Débora Falabella – Nina García Hernández (Rita Fonseca de Sousa)
Adriana Esteves – Carmen Lúcia “Carminha” Moreira de Araújo
Murilo Benício – Jorge “Tufão” Araújo
Cauã Reymond – Jorge “Jorginho”de Sousa Araújo / Cristiano “Batata” Moreira
Nathalia Dill – Débora Magalhães Queirós
Marcello Novaes – Maxwell “Max” Oliveira
Eliane Giardini – Mauricy Araújo
Marcos Caruso – Leleco Araújo
Ísis Valverde – Suelen
Vera Holtz – Lucinda
José de Abreu – Nilo
Heloísa Perissé – Monalisa Barbosa
Alexandre Borges – Carlos Eduardo “Cadinho” / “Dudu” de Sousa Queirós
Débora Bloch – Vêronica Magalhães
Camila Morgado – Noêmia Buarque
Carolina Ferraz – Alexia Bragança
Leticia Isnard – Ivana Araújo
Ailton Graça – Paulo Silas
Fabíula Nascimento – Olenka Cabral
Otávio Augusto – Diógenes
Paula Burlamaqui – Dolores Neiva
Thiago Martins – Leandro
Juliano Cazarré – Adauto
Débora Nascimento – Tessália
Bruno Gissoni – Iran Brabosa
Bianca Comparato – Betânia de Almeida
Ana Karolina Lannes – Ágatha Moreira Araújo
Josee Loreto – Darkson
Ronny Kriwat – Tomás Buarque
Luana Martau – Beverly
Daniel Rocha Azevedo – Roni
Cacau Protásio – Zezé
Cláudia Missura – Janaína
Carol Abras – Begônia García
Jean Pierre Noher – Martín García
Bruna Griphao – Paloma Bragança
Patrícia de Jesus – Jéssica
Emiliano D’Ávila – Lúcio
André Luiz Miranda – Valentim
Felipe Abib – Jimmy Bastos
Marecella Valente – Renata
Murilo Elbas – Branco
João Pedro Carvalho – Jerônimo
Tony Ramos – Genésio Fonseca Souza
Mel Maia – Rita Fonseca de Sousa (niña)
Bernardo Simões – Batata (niño)
Juca de Oliveira – Santiago

Fill out my online form.

Comments

  1. La están dando en cuatro, y ahora también en divinity. Pero a de más la dan en dual!! cosa que me parece fenomenal!! yo desde luego que la estoy viendo en v. o. Primera vez que tenemos una novela brasileña en dual!! Esto es un privilegio!! :D

    • ¿Subtitulada tambien? No es que me queje del doblaje, la verdad que está bastante bien. Pero oye, así hasta aprovecho a ver si somos capaces de aprender algo de portugués XD.

      • sii! también esta subtitulada para sordos, y así se puede aprovechar para verla en v. o. si no entiendes mucho portugues. Por lo menos en mi tv si se pueden poner los subtitulos! :D

Speak Your Mind