Valeria y Maximiliano .- Televisa (1991)

RESUMEN

La familia Landero, D. Miguel y Doña Blanca, y sus tres hijas, Dulce, Valeria y Susana, forman parte de la buena sociedad y disfrutan de una muy buena situación económica, principalmente debido a su trabajo, ya que D. Miguel es dueño de una casa de Bolsa; donde también empieza a trabajar Valeria, una vez terminados sus estudios universitarios, y Dña Blanca es médico y dueña de una clínica. Valeria es una chica inteligente, resuelta, valiente y bastante obstinada. Dulce, su hermana mayor, tiene un carácter mucho más apacible, acostumbrada a vivir entre algodones debido a que sufre una enfermedad renal crónica.

Al comienzo de la novela, Valeria espera ansiosa la vuelta a Méjico de Patricio, un amigo de la familia, del que ella está perdidamente enamorada y que cree que la corresponde. Patricio ha anunciado que vuelve a la ciudad y quiere hablar con D. Miguel para algo muy importante, que Valeria imagina que será la petición de su mano. Sin embargo, se lleva la sorpresa de averiguar que Patricio y Dulce han estado manteniendo una relación en secreto y que con quien Patricio quiere casarse es con Dulce, cosa que Valeria no está dispuesta a aceptar sin más

Junto con Patricio, viene su amigo Maximiliano, un poderos y rico hombre de negocios, dueño de un holding, con mucho éxito con las mujeres. Desde su primer encuentro, los fuertes caracteres de Maximiliano y Valeria chocan. Maximiliano se siente fuertemente atraido por la personalidad de Valeria, pero se resiste a que la chica le domine como al resto de los hombres. Valeria, sin embargo, siente por Maximiliano una fuerte antipatía, primero, porque Maximiliano es el único hombre que se resiste a sus artimañas y también porque nunca se deja engañar por ella.

En la casa de Bolsa trabaja Román, un empleado muy ambicioso que se enamora de Valeria, y que ante el rechazo de la chica, urde un fraude para quedarse con el dinero de los clientes de la agencia, haciendo que D. Miguel y su socio, D. Julio, aparezcan como culpables. La familia Landero se arruina y D. Miguel es llevado a la cárcel. Desde el principio, Valeria se niega a darse por vencida, tanto respecto a la situación de la familia como con el matrimonio de su hermana Dulce con Patricio, que intenta impedir por todos los medios, pero sin éxito. Además de la desgracia económica, otro tipo de desgracia cae sobre los Landero, cuando su madre se contagia de Sida mientras manipula los análisis de un enfermo.

Con el fin de ayudar a su familia, Valeria recurre a todos los medios que conoce, vende todo lo que tienen y trata de encontrar un trabajo,pero no lo consigue debido a la mala fama de la familia. Dándose cuenta de que el pretendiente de su hermana Susana, Salvador un hombre débil pero dueño de un importante negocio, se siente atraído por ella, diréctamente se casa con él, haciendo que abandone a Susana y se hace cargo de sus negocios. Susana, celosa y despechada, cae en las garras de Román, que disfruta de su fortuna porque no ha sido posible probar que él tuviera nada que ver en el fraude de la casa de Bolsa. Valeria, casada con Salvador, al que no quiere pero aprecia, sigue empeñada en su amor por Patricio, ahora casada con Dulce, que tiene cada vez una salud más delicada.

Mientras tanto, Maximiliano observa todas estas maniobras de Valeria, entre atraido y divertido por lo manipuladora que es, y poco a poco ambos empiezan a comprenderse mejor y admirarse.

En una pelea que se produce en el negocio de Salvador, éste muere asesinado. Maximiliano acude en ayuda de Valeria, que por fin cede y se casan. Su matrimonio, sin embargo, está lleno de malos entendidos, porque cada uno deconfía del amor del otro ya que, debido a su orgullo, ninguno de los dos quiere reconocer que está enamorado del otro. Sus conflictos aumentan ayudados por los malos manejos de Susana, que se dedica a alimentar las dudas de Maximiliano.

Una tragedia inesperada les hará al fin recapacitar sobre sus verdaderos sentimientos y alcanzar la felicidad.

NUESTROS COMENTARIOS

Una versión moderna de “Lo que el viento se llevó”, con Leticia Calderón en el papel de Valeria-Escarlata, Juan Ferrara en el papel de Maximiliano-Rhett, Butler, Celicilia Gabriela en el papel de Dulce – Melania y Arturo Peniche en el papel de Patricio- Ashley Wilkes.

Leticia Calderón una actriz muy guapa, a la que, debido a su belleza le adjudican muchos papeles de heroína blandorra (Vease Esmeralda), está muy bien en el papel de heroína fuerte a la que no se le pone nada por delante, y Juan Ferrara está inmejorable en el papel del cínico Maximiliano, en nuestra opinión el último buen papel que ha hecho en una telenovela, ya que posteriormente ha protagonizado unos bodrios insoportables, con la única excepción de “La antorcha encendida”.

Aunque si se mirase ahora el atrezzo y el vestuario son muy exagerados, debido a la moda de la época, la verdad es que vista en su día, el vestuario era bonito, Leticia Calderón estaba muy guapa y bien vestida, y se transmitía bastante bien el ambiente de lujo en el que vivían todos, particularmente Maximiliano, que disponía de helicóptero y avión privado, además de un yate.

A diferencia de los ricos que tradicionalmente salen en las novelas, los Landero no son unos ricos ociosos, ni tampoco lo es Maximiliano. Aunque son de buena familia, su dinero proviene del trabajo, con el detalle sobresaliente de que Dña Blanca, expléndida Rosita Arenas, es un médico famoso y reconocido, sin dejar de ser una excelente madre y esposa.

LO MEJOR:

Es una novela en la que pasan muchísimas cosas, en distintas etapas. Introducen varios temas de importancia social, como la posibilidad de cualquier persona de contraer el Sida, cuando en los años 90 la enfermedad todavía llevaba aparejada la consideración de ser un “malviviente”; o también la crítica a los comportamientos de algunos sectores sociales más privilegiados, que aprovechan las riquezas de un país para luego llevarse los capitales al extranjero.

Los diálogos son chispeantes y las discusiones entre Maximiliano y Valeria son muy divertidas.

LO PEOR

Se echa en falta un poco más de profundidad en los personajes, de los que no se vé ni la más mínima introspección. Falta un poco de pasión entre Valeria y Maximiliano, y apenas se sabe lo que sienten ni lo que piensan, ni se sabe qué mueve a Valeria a hacer determinadas cosas. La novela es una pura acción, con algunos momentos muy dramáticos, en los que los protagonistas apenas intervienen.

Con todo, lo peor es cómo termina, porque después de unos hechos tragiquísimos, prácticamente cierran el telón, sin más explicaciones, en una serie de escenas sin pies ni cabeza.

REPARTO

Leticia Calderón .- Valeria Landero

Juan Ferrara .- Maximiliano Riva

Arturo Peniche .- Patricio del Val

Cecilia Gabriela .- Dulce Landero

Rosa Arenas .- Blanca Landero

Ana Colchero .- Susana Landero

Carlos Bracho .- Miguel Landero

Marco Muñoz .- Román de la Fuente

Magda Guzmán .- Eugenia Landero

Gina Romand .- Mercedes Ramos

Claudio Obregón .- Ernesto Ramos

Rubén Rojo .- Julio Souberville

Jorge Salinas .-Damián Souberville

Magda Karina .-Lidia

Hugo Acosta .-Alberto

Luis Uribe.- Comandante Nava

Daniela Durán.- Angélica

Pepe Kuke .- Salvador

Odiseo Bichir

Israel Jaitovich

Fill out my online form.

Comments

  1. karlim dice:

    Me encanto esa novela, ojalà la repitan