Bienes Raíces – Once TV (2010)

RESUMEN

Mª Carmen y Rebeca, dos amigas totalmente distintas una de la otra deciden abrir una agencia inmobiliaria donde alquilan y venden todo tipo de espacios. Mª Carmen es muy tradicional, con la familia perfecta, aparentemente, y Rebeca es una mujer recién divorciada sin hijos. Ambas se involucran profundamente con las historias de sus clientes y, sin saber cómo, ellas transforman sus propias vidas.

Cada capítulo nos cuenta la historia de un cliente mientras vemos avanzar la historia de las dos protagonistas.

Resumen extraído de Wikipedia.

NUESTRO COMENTARIO

Tanto mi compañera Diana como yo vimos esta serie hace ya varios meses. Desde entonces, hemos hablado varias veces de escribir sobre ella, porque nos encantó, pero nos resistíamos un poco a abrir demasiado el ámbito de interés de esta página, dedicada en principio a las telenovelas, porque si no se puede convertir en una locura. Al final, hace poco Diana abrió un poco el foco de la página y aunque Todotnv se seguirá dedicando mayoritariamente a telenovelas, cuando haya algo que nos interese particularmente, o no nos interese pero nos llame la atención, o simple y llánamente, cuando nos apetezca, escribiremos también sobre series.

“MC-Bienes Raíces” es una serie que, para empezar, nos muestra un México moderno, mucho más real que el México un poco teatral que solemos ver en las telenovelas de Televisa. En cualquier caso, anticipándonos a las críticas de lectores mexicanos, no estamos diciendo que el país sea realmente como nos lo muestran en esta serie, ya que hasta donde nosotros sabemos la sociedad mexicana es variada y muy compleja por lo que no se puede mostrar la realidad total ni en una serie ni en cinco mil series. Lo que queremos decir es que muestra una parte de la realidad mexicana, la realidad de una clase media (mejor que acomodada) urbana, que no es la que suelen mostrar en las series de ficción que se exportan desde allí.

Rebeca y Mª Carmen son mujeres que trabajan y que llevan una vida normal (aunque el nivel de vida que tienen no es muy normal que digamos, a juzgar por sus casas), y siendo más específicas, Mª Carmen lleva una vida mucho más “normal” que Rebeca. Mª Carmen está casada y tiene dos hijos, y como muchas otras, dejó su carrera a medias para casarse y criar a sus hijos, pero ahora, con los hijos ya en el colegio, empieza a trabajar con Rebeca y el trabajo, el contacto con el mundo fuera de su hogar, le abren nuevos horizontes que le hacen plantearse si le gusta la vida que lleva.

En el caso de Rebeca, la serie no nos explica claramente cuál es su origen ni su pasado. Sólo sabemos que de alguna forma Rebeca tiene algún problema emocional que hace que tienda a establecer con los hombres relaciones únicamente sexuales, sin dar lugar a ningún otro tipo de intimidad. Sí sabemos de Rebeca, o creemos saber, que estaba casada con Arturo, que se quedó embarazada, que Arturo quiso que abortara y que como consecuencia de ese aborto, ya no puede tener hijos, circunstancia que les hizo romper y que todavía condiciona la relación entre los dos.

Mª Carmen y Rebeca tienen una agencia inmobiliaria con la filosofía de encontrar el mejor inmueble para cada cliente y el mejor cliente para cada inmueble, por lo que en la primera entrevista les plantean a los clientes un cuestionario sobre cuáles son sus gustos, sus intenciones, con la idea de averiguar qué es lo que quieren, que no siempre coincide con lo que dicen. Eso les hace establecer con sus clientes una relación más personal y menos profesional. La historia de cada cliente es el eje central de cada capítulo, y a su alrededor se nos va mostrando la historia de Mª Carmen y Rebeca, lo que les está pasando y su evolución.

Lo curioso de esta serie es que, para ser una serie de 11 o 12 capítulos, hacen una estupenda construcción de los personajes de las dos mujeres, lo que permite al espectador (más a las espectadoras) comprenderlas y ponerse absolutamente en su lugar. A veces no hace falta que te expliquen qué les pasa ni que sienten, porque la identificación se plantea en un plano bastante íntimo y femenino.

Con independencia de los cuentos centrales, también interesantes, lo que te mantiene pendiente de ellas es eso, que las comprendes. Comprendes sus inquietudes, comprendes su confusión, comprendes por qué a veces se comportan de forma errática, contradictoria y hasta injusta. No queremos decir que esta serie te plantee problemas vitales de dimensiones épicas, sino encrucijadas de las de todos los días, problemas cotidianos, de los que le pueden pasar a cualquiera, pero que sin embargo se cuentan de forma amena, sin llegar a que esto sea una “serie de autor” de esas en las que el director se recrea en ver cómo caen las gotas de los grifos.

Los personajes masculinos giran alrededor de las protagonistas, pero no por tener menor protagonismo son estereotipados. La serie dedica el tiempo suficiente como para saber por qué reaccionan como reaccionan y la confusión que sienten ante actitudes de “sus” mujeres que no comprenden. Sobre todo los personajes de Arturo y Víctor, y un poco menos el personaje de Pablo. En las relaciones hombre-mujer, la serie no simplifica los problemas de comunicación reduciéndolos a la frase hecha, sino que vemos a los personajes intentando entenderse, explicarse, hacer entender al otro lo que a veces es inexplicable, porque se no se trata de lo que pensamos sino de cómo nos sentimos.

El argumento tampoco cae en planteamientos maniqueos de presentar a las mujeres como las buenas (esas protagonistas heróicas, supermujeres del todo cargantes) y a los hombres como personas básicas, simples y egoístas. En esta serie, todo el mundo es normal, con sus razones y emociones que les hacen justificar sus decisiones, y a veces lamentarlas.

LO MEJOR

La producción y la fotografía son muy buenas, pero lo mejor es que te tiene pendiente de una historia y de los diálogos. Especialmente interesante es la relación entre Arturo y Rebeca, de amor no reconocido por ninguna de las dos partes en el que interfiere el rencor y el remordimiento, una historia en la que los dos se comportan como el perro del hortelano, porque intentan seguir con sus vidas pero hay algo que se lo impide, una especie de adherencia emocional que les hace buscarse y rechazarse al mismo tiempo. Rebeca se comporta con Arturo de una forma muy típica, le castiga y le tienta. Arturo tiene un comportamiento más masculino y más práctico, pero para él tampoco Rebeca es un capítulo cerrado. En realidad no sabemos si el comportamiento de Arturo es masculino del todo o es uno de esos “comportamientos masculinos inventados por las mujeres”, de alguna manera un comportamiento de cómo nos gustaría que un hombre fuera en vez de cómo realmente es.

Aunque la relación Arturo-Rebeca es de lo mejor, en otro plano la evolución vital de Mª Carmen es más completa y compleja que la de Rebeca. El lío y la indecisión de Mª Carmen son de lo más real de la novela. Esa sensación de que el tiempo pasa y uno no ha vivido, esas ganas de cambiar una vida en la que te anclan el amor irrenunciable a tus hijos y de alguna manera a tu marido, esas ganas de que en algún momento, la protagonista del cuento seas tú.

Otra cosa que nos gusta es que no les hace falta dar detalles innecesarios para que la construcción de los personajes sea completa. Apenas sabemos nada de ellos, por ejemplo no sabemos de qué se conocen Rebeca y Mª Carmen, pero los escritores se las arreglan para que sepamos lo necesario y que sin saber mucho de ellas, las conozcamos.

LO PEOR.

No entendemos por qué el personaje de Rebeca, una guapísima Gabriela de la Garza, tiene que ir siempre con peluca.

REPARTO

– Fabiana Perzabal como Maricarmen Ríos de Leyer: Tiene 35 años y esta felizmente casada desde muy joven y con una vida casi rosa.
– Gabriela de la Garza como Rebeca González: Tiene 37 años y es una mujer liberal, atractiva, divorciada y un tanto egocéntrica, con un pasado doloroso pero actualmente instalada en la frivolidad del sexo libre y el hedonismo del dinero.
– Ari Brickman como Víctor Leyer: Esposo de Maricarmen.
– Juan Ángel Esparza como Arturo: Ex-esposo de Rebeca.
– Eduardo Victoria como Pablo: Maestro de tesis de Maricarmen.
– Alejandra Zaid Zapien como Regina: Hija de Maricarmen y Victor.
– Andrés Torres Romo como Sebastián: Hijo de Maricarmen y Victor.
– Iliana Fox como Marcela: Novia de Arturo
– Mauricio Llera como Mario
– Maite Malverde como Elena
– Lourdes Sánchez como Cata

Fill out my online form.

Comments

  1. Vi la serie por algún artículo que leí en ésta página, además de que algunos programas hacían muy buenos comentarios de ella. Yo me imagino que Rebeca usa pelucas como una manera de esconderse, por el hecho de que no ha superado la pérdida de su bebé pero ante las personas que la rodean quiere hacerse pasar por la mujer más fuerte. A la que no entendí fue a Mary Carmen, si su esposo fuera un patán tal vez…, pero Victor no tenía ningún defecto!, o solo que haya sido ese el problema.

    La serie me gustó mucho, lástima que Gaby de la Garza no estará en la segunda temporada, pero igual ha sido una sorpresa muy grata.

  2. Megusto mucho esa serie la vi como dos veces y me gustaria que la volvieran a pasar x tv oNce!!!!!!!!!!!!Y QUE SIGUIERAN LAS MISMAS ARTISTAS Y LE PUSIERAN MAS MISTICISMO AL ASUNTO …..

  3. Ana Lorena (Mussgaga) dice:

    Alguien sabe donde puedo ver la serio online? Amo la serie y no la puedo encontrar :c

Speak Your Mind