“Venezuela es una telenovela”, un libro que no te puedes perder

Vzla es una telenovela.jpg

Acabamos de terminar de leer el libro “Venezuela es una telenovela”, de la Doctora Carolina Acosta-Alzuru, que además de ser profesora en la Universidad de Georgia en los EEUU, mantiene un blog interesantísimo sobre temas relacionados con las telenovelas latino-americanas. Si alguno está interesado en las telenovelas más allá de disfrutarlas como simple espectador, os recomendamos que lo sigáis regularmente.

Fruto de las investigaciones de la autora sobre el tema, reciéntemente se ha publicado el libro “Venezuela es una telenovela”, (Carolina Acosta-Alzuru. Editorial Alfa, 2007) un estudio profundo sobre la telenovela venezolana “Cosita Rica”, una telenovela que traspasó los límites de la ficción hasta integrarse en la realidad cotidiana de los venezolanos durante un periodo clave para la historia de su democracia. Aunque se trata de un estudio serio, realizado siguiendo los procedimientos académicos más rigurosos que escapan a nuestro conocimiento, el libro es de fácil lectura para cualquiera, y es tan interesante todo lo que revela no sólo sobre esa telenovela en particular, sino sobre los procesos de creación y producción de este género televisivo que cuando lo terminas te quedas con ganas de “más”. Los productores deberían estudiar la manera de hacer estudios de este tipo de cada una de sus telenovelas porque estos estudios ayudan a entenderlas mejor.

El estudio profundiza en la relación cultura-televisión-público, sin que el orden de la cita indique relación causa-efecto, es decir, el libro no trata únicamente de cómo la televisión influye en la cultura popular, sino cómo la televisión “es” parte de la cultura popular y cómo interaccionan unos elementos con otros. De esta forma, aprovecha para indagar sobre la percepción del público de ciertos mensajes del autor sobre aspectos que definen culturalmente a los venezolanos, el machismo, las madres adolescentes, y otros elementos, que si bien en el libro se predican únicamente de los venezolanos, son universales, razón por la que la que el libro es interesante para cualquiera, venezolano o no.

Igualmente, se plantean con rigor otros temas que a veces han sido objeto de discusión en esta página, como por ejemplo si la telenovela puede evolucionar desde un género de puro entretenimiento a un género que aporte algo más, con mayores elementos de reflexión, un género más realista sin por ello perder la esencia que lo ha hecho sobrevivir y mantenerse en el interés de millones de espectadores de todas las razas, culturas y credos. O también sobre la posibilidad o conveniencia de lograr un equilibro entre la exigencia (que ya es casi una obsesión) con la belleza física de los protagonistas o actores de telenovelas y el requisito de tengan talento, que además de bellos “transmitan”; o la eterna discusión entre la tendencia a la “globalización” y la búsqueda de la neutralidad cultural de las telenovelas y el peligro de la pérdida de los elementos que “engachan” al público al televisor. En este último tema ya sabéis que nuestra opinión es que culturalmente “globalización” debería significar el conocimiento y aceptación de lo distinto, no la homogeneización en la mediocridad, pero sigamos con el libro.

Un tema particularmente interesante que se toca en el libro de refilón es la percepción que el público tiene, tenemos, sobre lo que es creíble o no en una telenovela, como elemento que hace disminuir nuestra apreciación de una obra en particular y el porqué de repente demandamos realismo en un género que, casi por definición, es truculento, melodramático y fantasioso; por qué estamos dispuestos a creernos unas cosas increíbles pero no nos creemos otras igualmente irreales, o incluso calificamos como increíbles cosas que sí han ocurrido u ocurren en la realidad. Como ejemplo se cita que uno de los elementos de la telenovela Cosita Rica que el público percibió como un cuento chino fue una parte de la trama en la que unos “niños de la calle” (huérfanos sin hogar) salen de la delincuencia y de la pobreza a través de la música y su incorporación a una orquesta, cuando el Sistema de Orquestas Juvenil e Infantil de Venezuela, que enseña música a 250.000 niños y jóvenes de sectores populares en todo el país y cuenta con 125 orquestas, lleva ya funcionando más de 30 años. (Ver un artículo reciente sobre este programa en El País Semanal).

Una de las dudas que se nos plantearon durante la lectura es cómo influye el público en una telenovela que ya está terminada. Como se explica claramente en la obra, mientras la telenovela se está produciendo el rating se vigila y el guión se adapta en la medida de lo posible para compensar los altibajos de interés en tramas necesariamente largas. ¿Por qué, entonces, si mientras una novela se produce no se tira la toalla y se intentan mil y una fórmulas para que el interés no decaiga pero cuando la novela se exporta los programadores no tienen paciencia? Uno de los problemas que tenemos los espectadores de países “importadores” de novelas, es que si te enganchas a una telenovela y la cadena en cuestión estima que no tiene suficiente rating, la quita y se queda tan ancho, dejándonos a los seguidores con un palmo de narices. Este comportamiento no sólo demuestra una falta de respeto al espectador, sino también una absoluta ignorancia del producto que están comprando, porque los argumentos “río” son una característica esencial del género, y ningún río fluye a la misma velocidad durante todo su cauce. Este comportamiento desconsiderado y cateto está haciendo que la audiencia huya en masa hacia soportes o plataformas diferentes, como por ejemplo Internet, donde el gusto del espectador es rey y no estamos sometidos a los caprichos de nadie, pero con esto están matando a la gallina de los huevos de oro si no espabilan, primero porque hará que la exportación de novelas una vez emitidas en el país de origen sea imposible y porque en Internet los capítulos no tienen publicidad. Pérdida por partida doble.

“Venezuela es una telenovela” incluye también algunas reflexiones sobre si al “público” le gustan más las telenovelas rosas, puro melodrama, o está demandando telenovelas con una relación más cercana con la realidad y más o menos la respuesta a esto es que…no se sabe. Y en nuestra opinión es imposible que se sepa, porque no existe un “público” sino muchos “públicos”.

Cuando el mundo ya ha despertando a la realidad de la segmentación de los mercados, y a nuevos modelos económicos de distribución de productos (The long tail) que pueden ser tan rentables como la producción en masa, cuando hace ya tiempo que en los EEUU (los que llevan la voz cantante en el sector audiovisual) las mejores series van dirigidas a públicos diferentes (¿o es que nos creemos que el mismo “público” ve “Entre Fantasmas” y “Nip Tuck”?) y han renunciado al sueño de las enormes audiencia viendo el mismo programa, a cambio de la mayor sensibilidad de los espectadores a determinada publicidad, a los espectadores de telenovelas nos siguen metiendo a todos en el mismo saco, sea la que sea nuestra edad, nacionalidad, sexo, nivel cultural… Por lo menos en España, todos los espectadores de telenovelas somos considerados marujas de mediana edad y dedicadas a las labores domésticas…y así nos tememos que no vamos a ninguna parte. No se puede luchar contra la corriente y en vez de aspirar a esas audiencias millonarias se deberían elaborar productos diversos, como la gente, y eso no tiene por qué suponer una merma de los ingresos si la publicidad y el producto van dirigidas al mismo segmento de población. ¿o es que por gustarnos las telenovelas lo único que vamos a comprar es detergente, aunque sea el que lava más blanco? (por cierto, ¿cuál será?)

Nuestra intención es incluir más información sobre los temas de este estudio en nuestro comentario de la telenovela Cosita Rica que publicaremos en breve, por lo que no queremos extendernos más aquí. Una última recomendación para los que estén interesados en leer este libro y en ver la telenovela. Si sois de los que queréis que las telenovelas os sorprendan y no deseais saber lo que va a pasar, esperad a ver la telenovela antes de leer el libro. Pero si sois de los que no os importa saberlo, leedlo antes, porque el libro incluye numerosísimas “claves” para entender lo que esta pasando, el significado y la intención del autor, con lo que el visionado de la telenovela se convierte en una experiencia única.

Fill out my online form.

Comments

  1. What country every outlet is used, an outline for every outlet with footage, and a transparent understanding for each
    country.

  2. Nearly everyone has preferences on the subject of their jewelry
    and for those who get them gold after they actually
    like silver they might by no means put on it. That implies that
    you should have wasted a lot of money on a gift that
    they do not like.

  3. Spend the time and do the analysis to search out one thing that you will really take pleasure in for
    many years to return. Ready for the appropriate piece to come back
    along will make you very pleased when you finally get it.

  4. 5-6 hours, I normally write articles between 1600 and 2000 words which then takes
    me app.

  5. Belle Bijoux is a British brand offering very high quality pieces of jewellery sourced from the Danon family in Israel.

  6. Joma Jewellery Black Silk Kiko Friendship Bracelet for you to get pleasure from wearing everyday!

  7. And, no matter how scrawny or even pudgy the individuals have been from waist up, their legs have been all as if carved from
    marble or wood – scoops and scallops all over the place.
    The newest development for sporting bracelets is to wear many at one time.

  8. The exploration begins here.

  9. The purity of gold jewelry mostly worn is available
    in a wide range of ranges; 24k having the best quantity of gold,
    and 10k having the least.

  10. Extremely tactile with 2 beautiful silver hearts on a chunky hyperlinks type bracelet.

  11. Create a solution of heat water and a few drops
    of dish-washing liquid and use it to soak your gold pieces.
    Scrubbing the piece with a smooth toothbrush can assist to remove any particulates which may
    be stuck to the jewelry. Cleansing your jewelry can hold it wanting new for years.

  12. Nevertheless, although I can write these within thirty minutes or an hour, I might
    never submit them at that stage.

  13. exactly I became looking for!

  14. The beads had been about one millimetre long.

  15. The copper increases the hardness of the alloy,
    making it tougher to bend and It is also slows down the rate of oxidation which create Tarnish look.

  16. Danon Jewellery has been hand crafted by the Danon household of their factories’ located in Israel from the mid 70’s.

  17. From skincare to shade, every product-we make is rooted in our customized for Worry and
    every Skin-Type.

  18. Hi SweetiePie, it was three am here when I left the
    final comment here, then I went to sleep.

  19. The Paula Research Workforce is dedicated to splitting
    beauty myths and assisting you resolve your worries that are skincare with investigation -reinforced pro advice—so you will have the facts you
    have to take one’s skin’s best possible treatment.

  20. Normal skin-tightening facial mask is your free skin to
    tense up quickly.

  21. Overall: In summary this is actually the monitor I’d recommend if your budget is around $200.

  22. I enjoy what you guys tend to be up too. This sort of clever work and exposure!
    Keep up the terrific works guys I’ve included you
    guys to blogroll.

  23. Sua tais como você aprender minha mente! Você aparecem saber muito sobre isso,
    como você escreveu o livro nele ou algo assim. me sinto que você pôde
    fazer com alguns % para vigor a mensagem casa um pouco
    , porém invés de que, isto é maravilhoso blogue.
    A grande ler. Eu vou definitivamente estar de volta.

Speak Your Mind