Tristes por la muerte de Mónica Agudelo

Hay tardes de domingo que me las pasó pegada al ordenador, y justo hoy estaba en otros quehaceres. Miré el correo desde el móvil y vi una nota de prensa de RCN que no preste atención, y si se la presté a un comentario que dejásteis en el post de La mujer de Judas donde pone que había muerto Mónica Agudelo. Me quede fría, y me embargó una gran tristeza. Enseguida me conecté y ya ví las noticias de tan triste suceso.

Llamé a Marta para darle la noticia, y le pasó igual que a mi nos quedamos sin palabras, extrañas de sentir tanta tristeza por alguién a quien ni siquiera conocíamos, o tal vez si que la llegamos a conocer a través de sus telenovelas. Casualmente de nuestras últimas conversaciones habíamos comentado que si se tardaba en volver a deleitarnos con su pluma, pues desconocíamos de su enfermedad.

Como os decimos aunque no la conociéramos y no supiéramos nada de ella como persona, cuando hay un escritor o artista que es capaz de representar o transmitir los sentimientos de esa forma acabas sintiendo una proximidad y una cercanía como si esos sentimientos fueran tuyos. Y eso es lo que Mónica Agudelo nos transmitía y que ya plasmamos en un artículo de porque nos gustaba tanto.

Agudelo participó como libretista en telenovelas y series como Señora Isabel, Amor Sincero, Hombres, Eternamente Manuela, Sangre de lobos, La maldición del paraíso, Sueños y espejos, pero son tres grandes títulos los que firma com libretista y que consiguen lanzarla como una de las que mejor han sabido plasmar los sentimientos en una historia de amor y plasmarnos unos personajes que quedan en nuestra retina: La hija del Mariachi, La madre y La costeña y el cachaco,

Este tipo de noticias siempre afectan y más en personas jóvenes pero en este caso el género de la telenovela se queda sin una de las mejores escritoras de los últimos años. Noticia fatidica si la unimos a otras relacionadas con la pérdida de rumbo de la telenovela. Si ya llevamos un tiempo un poco desorientados en encontrar una telenovela que consiga lo que está escritora nos ha sabido transmitir, hoy nos sentimos un poquito huérfanos.

Desde aquí nuestro más sentido pésame a su familia, amigos y compañeros de trabajo.

Y para acabar reproduzco las últimas frases del artículo precioso que escribió Marta de porque nos gustaba tanto que define en pocas palabras sus telenovelas

Es como si en las telenovelas de Mónica Agudelo, en vez de existir un mundo paralelo, existiera el mundo real, pero más bonito, con más amor, más diversión y más gracia.

Mónica, estes donde estés, nunca te olvidaremos !!!!

Fill out my online form.

Comments

  1. Pilucha dice:

    ….pues….¡¡yo tb me he kedado fria!!…no sabía k estaba enferma y estaba esperando una nueva telenovela suya (creo k fué akí donde leí k estaba en “ello”)pues para mí,junto con Fernando Gaytan,es la mejor escritora de telenovelas…..siempre es una pena cuando alguien se va y más aun cuando ese “alguien” era “conocido”y admirado……yo tb me uno ese “sentido pésame” para su familia,amigos y compañeros
    …un besazo,Monica!!….te echaré de menos!!

  2. La muerte es inexorable para todos los seres vivos, empezamos a morir desde el mismo instante en que abrimos los ojos a la vida, hay quienes asumen esta transición con gallardía y entereza, sobre todo cuando una enfermedad letal nos acorta el camino, pero la mayoría de nosotros lo hacemos con temor al desconocer a ciencia cierta que pasara después y por eso evadimos hablar del tema o nos refugiamos en nuestras creencias religiosas, nunca nos preparamos para ese momento que tarde o temprano ha de llegar…

    En la eternidad, Mónica Agudelo, Bernardo Romero y Mauricio Miranda deben estar tertuliando de lo lindo, satisfechos de saber que su valioso legado sirvió para construir lo que hoy es considerada la meca latina de la televisión, desde arriba inspiraran a las nuevas generaciones de libretistas. ¡Paz en la tumba de la señora Mónica Agudelo!.

  3. Maria José H. dice:

    Me he enterado por Maggie Bee. Qué pena. Me ocurre como a ti, Diana, que me siento triste por alguien a quien no conozco pero que me ha hecho pasar muy buenos momentos y me ha enseñado cosas lindas de su país. Yo también esperaba un nuevo guion de Mónica, pero su muerte ha sido demasiado pronto -como siempre se presenta- porque le quedaban capítulos por vivir y por crear.

  4. Jorge Gonzalez dice:

    Ha muerto una de las grandes de la Televisión Colombiana y Latinoamericana, por encima de muchas otras. Una libretista que nos llevo a sentir emociones y sensaciones a través de diálogos fuertes y contundentes. Una mujer que enaltecio el titulo de Telenovela. Como olvidar Sangre de Lobos, La Maldición del Paraiso, Señora Isabel – Mirada de Mujer,Hombres, La Madre, Brujeres, La Costeña y el Cachaco, y por ultimo su ultima gran obra ” La Hija del Mariachi “.
    Paz en la tumba de Monica Agudelo, y ojala su legado se mantenga vivo por el futuro de la Telenovela Latinoamericana.

  5. LaNena dice:

    Me sumo a esta tristeza por perder a una gran hacedora de historias de amor
    LorenA

  6. Que triste cuando personas tan valiosas mueren, se siente un enorme vacío y una tristeza incontrolable, pero es la ley de la vida y ante eso nada podemos hacer mas que resignarnos y agradece todo lo bueno que nos han dejado….por eso, quiero agradecer de todo corazón a Mónica Agudelo por regalarnos preciosas novelas, por sacarnos por un rato de la dura realidad y hacernos soñar con sus historias, en pocas palabras, por haber contribuido a que mi vida fuera un poco más feliz.

    Descanse en paz Mónica Agudelo, nunca la olvidaremos!!!

  7. Que lindo es sentirse identificado, y que alguien por fin entienda lo que sientes. Asi me siento leyendo el articulo y los comentarios. Sin duda una gran perdida para el genero, y para los fieles seguidores de sus historias.
    Monica Agudelo Tenorio, QEPD.

  8. Fernanda dice:

    Me encanto “La hija del mariachi” y sus otras colaboraciones con el tambien fallecido Bernardo Romero Pereiro. Lamento la perdida de esta talentosa libretista, pero su nombre me recordo un comentario en “Yo soy Betty La Fea”, cuando Don Armando mencionaba a una chismosa llamada “Monica Agudelo”.

    No se si es una referencia a la escritora por alguna diferencia con Fernando Gaytan en su momento o fue un chiste detras de camara???

  9. cristina dice:

    que fuerte justo hace dias empeze a ver las hija del mariachi impresionante novela y decia ojala monica haga mas novelas asi se va una gran escritora ojala aparezca alguien que se le parezca aunque sea un poco qepd

  10. evelia dice:

    Que triste noticia.

  11. María Luisa dice:

    Esta noticia fue inesperada para mí y para todos, ignoraba también que ella estuviera enferma, para mi es una perdida muy triste y lamentable. Lo que nos queda es agradecer lo que nos dejó, hermosas historias que nos hicieron reír, llorar, enamorarnos, divertirnos y olvidarnos por un momento de nuestros problemas. No la conocimos personalmente, pero a través de sus historias se volvió cercana, como me emocione con la historia de amor de Rosario y Emiliano, como me enternecí con el amor y el sacrificio de La Madre, como me reí con el grupo de costeños y el sufrimiento del pobre cachaco. Sólo pedir a su familia que encuentre resignación y nosotros valorar y recordar a esta mujer talentosa que formo parte de la época de oro (para mi) de la historia de la telenovela en Colombia, y me atrevo a decir de Latinoamérica, de los últimos tiempos. Descanse en Paz Mónica Agudelo.

  12. Maggie Bee k-drama chuaeo, mul ah soh? dice:

    Una pérdida enorme. Una mujer que supo hacer el género digno. Como dijo en la RCN ayer Fernando Gaitán, “era magistral escribiendo diálogos” y creando cosas bonitas y creíbles. Me da tristeza que no haya terminado La ley del amor, y espero que su hermano y colaborador logre hacerlo bien, porque si no, sería mucho más dura la ausencia.

  13. Maggie Bee k-drama chuaeo, mul ah soh? dice:

    Artistas recordaron su legado
    En Twitter, las palabras para elogiar su creatividad no se hicieron esperar.

    Una de ellas fue la actriz Margarita Rosa de Francisco, quien protagonizó varias de sus propuestas. “Mónica Agudelo,enorme libretista, gracias por las hermosas palabras que nos dejaste a través de personajes inolvidables, gracias por mi María Luisa (personaje protagónico)”.

    Lo propio trinó la actriz Nórida Rodríguez: “buen viaje y eternas gracias a Mónica Agudelo por haberme regalado uno de los mejores personajes de mi carrera” y que recordó con el video de uno de los capítulos en los que interpretó a Graciela González, también en La Madre.

    La directora de la sección de entretenimiento del Canal Caracol, Diva Jessurum, exaltó, en la misma red social, su genialidad. “La TV colombiana te debe mucho. Dios te acompaña en este nuevo camino”, expresó.

    Mark Tacher Oficial: Triste me entero que esta mañana se fue una de las personas que de alguna manera cambió completamente mi vida… #miradademujer #hombres y #lahijadelmariachi. Di-s debe estar difrutando mucho de ti y tu locura. Te quiero y siempre te llevaré en mi memoria.
    Hoy las plumas derraman su tinta y nosotros nuestros recuerdos sobre sueños cumplidos y momentos imaginativos. Grande eres, grande nos hiciste, Grande tu lugar en el mundo. Gracias por tantas vidas, creadora de universos memorables.

  14. Maggie Bee k-drama chuaeo, mul ah soh? dice:

    y ahí está Nicolás Montero, quien creo que fue un constante en sus historias…

  15. Diana C dice:

    Muchas gracias Maggie por ponernos las reacciones de la gente que trabajo con ella

  16. mayte s dice:

    El sentimiento que tengo en este momento es que se me ha ido alguien muy querido de la familia, gracias a Monica Agudelo por tan grandes y gratos momentos que he pasado disfrutando de sus trabajos. Hoy los seguidores de las buenas novelas nos hemos quedado un poco huérfanos.

  17. LaNena dice:

    gracias Maggie:)
    LorenA

  18. Yo me enteré por este artículo y en cuanto lo leí me quedé en shock. Me afectó mucho porque, además, se supone que estaba preparando una nueva telenovela que yo esperaba con muchas ganas después haber comprobado de lo mucho que era capaz esta maga de la televisión.

    Mónica Agudelo me ha dado mucho. Habrá quien no entienda el pesar de nosotros sus espectadores, que, sí, no la conocíamos, pero estamos eternamente agradecidos con ella por regalarnos momentos que cambiaron nuestras vidas y nos hicieron felices cuando quizá pasábamos por momentos duros.

    Yo fui verdaderamente feliz viendo La Hija del Mariachi y La Costeña y el Cachaco y esa felicidad se la debo a ella. Fue una mujer que supo hacer realidad algo increíblemente cercano a mi ideal de televisión pues tenía una forma de entender la ficción que, con certeza, ha sido una de las razones por las cuales hoy estoy estudiando la carrera de Comunicación Audiovisual.

    Gracias por hacernos soñar, Mónica. Aunque ya no estés con nosotros, tus obras te hacen inmortal.

  19. María Luisa dice:

    Maggie gracias por los enlaces sobre todo con el video, muy lindo y emotivos.

  20. Maggie Bee k-drama chuaeo, mul ah soh? dice:

    A ver si logro encontrar el homenaje que le hizo Fernando Gaitan con tantos actores el 15 de septiembre.

  21. Tania Azevedo dice:

    :( pobre era muy joven una mujer muy creativa y que escriba bellos personajes :(

  22. Catdiego dice:

    Pues a todos aquellos que han admirado el trabajo de esta libretista, acabo de darme cuenta que han subido varios capitulos de una serie -serie, porque era semanal- que se llama “Hombres” en Youtube. Una serie que, entre otras cosas, tiene el atractivo de tener varios de los actores mas reconocidos de esa generacion: Margarita Rosa, Alejandra Borrero, Nicolas Montero, Luis Fernando Hoyos, Luis Mesa y Katherine Velez, entre otros. Ojala la disfruten!

  23. Danilo dice:

    Que en paz descanse! De referir que su nombre fue TT en Twitter Colombia este domingo.

  24. carolina dice:
  25. Rebeca dice:

    R.I.P. Mónica,tremenda escritora.

  26. mayte s dice:

    Gracias Catdiego, y también gracias a Maggie Bee por los enlaces.

  27. Susana C dice:

    Hola soy colombiana y me gustaría que leyeran el articulo Adiós a Mónica Agudelo,por FELIPE AGUDELO TENORIO, pueden encontrarlo en http://www.kienyke.com/2012/01/31/adios-a-monica-agudelo/.

    Adiós a Mónica Agudelo
    por FELIPE AGUDELO TENORIO

    BOGOTÁ, ENERO 30 de 2012

    Palabras por Monín

    Si eso fuera posible, créanme, cambiaría de lugar con ella, estaría dispuesto a dar mi vida entera por no estar parado aquí, por no tener que decir hoy estas palabras. Daría lo que fuera por no haber tenido que pronunciarlas jamás.

    Pero también es verdad que daría mi vida por decirlas, porque las digo solamente por una razón, porque he tenido la inmensa suerte y el infinito privilegio de ser el hermano de Mónica Agudelo y es ese regalo de la vida el que me ha traído hasta aquí.

    Todos los presentes saben de sobra que cualquier cosa que yo pueda decir de ella no es una exageración de parte mía.

    Mónica se ganó desde muy pequeña todos los dones y cada una de las virtudes humanas que una persona puede y debe alcanzar a su paso por esta vida. Eso la hacía alguien realmente especial, un ser de calidad extraordinaria.

    Sé muy bien que cada una de las personas que conoció, sin excepción, recibieron gracias a ese contacto amoroso con ella ese algo que solo ella era capaz de transmitir y que daba sin aparente dificultad y, sobre todo, con extrema generosidad y era el que transformaba a cada persona que estaba frente a ella en la mejor versión de sí misma. Por eso todos nos sentíamos tan a gusto con ella, de ahí su magnetismo, ese encanto personal al que nadie se podía resistir. Pues a pesar del peso de su inteligencia, todo en ella brotaba del corazón. Y vaya corazón que tenía. Mónica tuvo la gracia de mejorar la vida de los demás y de hacernos mejores. Su sola presencia bastaba para hacer mejor el mundo que le toco vivir. Y eso, esa negativa decidida a colaborar de cualquier forma con el mal, era parte fundamental de la alta y exigente ética personal que se impuso para llevar su vida de principio a fin.

    Su aguda inteligencia, su negro sentido del humor, el espectáculo de su talento y su impresionante capacidad de ser humana ante cualquiera y en cualquier situación, las puso siempre al servicio de su invencible vocación amorosa. Era como una reina Midas, pero una que cuanto tocaba lo convertía en sonrisa, en amor.

    Sin sorpresas para nadie, su vida toda resultó siendo un logro grande en todos los aspectos porque fue una mujer que vivió siempre como quiso, porque disfrutó intensamente de la vida, porque jamás hizo el mal, porque amó con un sentido innato de la libertad y porque siempre tuvo el convencimiento absoluto de que el regalo de la vida es para aprovecharlo, que pasar por aquí sólo se justifica si es para ser feliz y para hacer feliz. Pese a que tenía desde niña una honda conciencia de su fragilidad como humana y de su propia caducidad.

    Monín fue amada por todo aquél que se la encontró. Por ser la mejor siempre fue la preferida de todos. En la familia así ocurrió, ella es la hija, la hermana, la tía, la prima, la sobrina preferida por todos, es nuestro más grande amor y nuestro más sereno orgullo.

    Mónica supo construir una vida plena, una vida sin nada que lamentar, una que sólo seguía las altas pautas de su propia personalidad. Mónica era un corazón despierto, una luz que amaba.

    Y nació convencida de manera irrefutable en la superioridad de las mujeres, de ahí que su manera de defenderlas del mundo y de estar siempre de su lado fuera apenas una consecuencia natural de esa primera e íntima certeza.

    Pero Monín no sólo fue un ser humano estupendo en todos los órdenes sino una mujer que nació y vivió para escribir. Escribió como lo hizo porque leyó todo lo que estuvo a su alcance. Contó muchas historias porque empezó a inventárselas desde el instante mismo en que aprendió a hablar.

    Y porque creía ciegamente en la escritura. Entendió y padeció desde muy pronto el que la escritura fuera la constante y necesaria compañera para cruzar su vida, para soportarla.

    Mónica escribía como una forma de vivir, nunca la rebajó, jamás persiguió con ella nada distinto a los placeres y las torturas que procura el escribir. Y cómo escribió. Escribió durante años y años. Tuvo presente la escritura las veinticuatro horas del día. Nunca fue una escritora de escritorio, una profesional por horas…. Y escribió, literalmente, centenares de miles páginas. Y muchísimas de ellas maravillosas.

    Su impulso y su secreto para ser la escritora que fue estaban enraizados en su convencimiento de que la escritura sirve para comprender al hombre, para comprenderse a sí misma y para comunicar con el otro. Amaba las palabras, el poder que tienen de construir mundos, y a la vez estaba profundamente interesada en entender todo lo humano.

    Y también amó la imagen. El signo de estos tiempos. Fue una ardiente lectora, pero también una devoradora de películas y una televidente tenaz.

    Escribió decenas de historias para la televisión. Le encantaba la televisión, el potencial que tiene de llegarle a millones a pesar de ser un medio industrial. Fue feliz escribiendo para televisión. Y tuvo millones de televidentes en muchos países donde sus historias triunfaron a lo largo de muchos años.

    Por su calidad sin discusión, se ganó todos los premios, batió todos los ratings, recibió todos elogios, fue ensalzada por todos los críticos, fue admirada por todos sus colegas. Y todo ese reconocimiento lo recibió con alegría pero sin envanecerse, sin tomárselo demasiado en serio.

    Ella no escribía por fama u otras quimeras, escribía porque lo necesitaba para vivir, para respirar, para esperar el próximo mañana. Incluso, hablamos de la escritura y de la historia que estábamos haciendo hasta el último momento, hasta el último aliento. Se preocupaba mucho por sus historias porque nunca fue una satisfecha, porque siempre quiso hacerlo mejor. Y era tanto así, que muchas veces cuando yo u otros le elogiábamos sus páginas impecables, la veía dudar sinceramente

    Como lo dije, todo en ella provenía del corazón, a pesar de su racionalismo total oía los consejos del corazón.

    Todos saben que en sus historias se destacan sus magníficos diálogos y sus personajes distintos y profundos. Los pudo escribir porque ella oía con interés real al otro, fuera quien fuera, y porque ella misma era una conversadora impresionante, una que podía pasar días y días conversando sin parar de todos los temas. Todo el que tuvo esa suerte recordará que era un verdadero lujo hablar con ella, un hechizo del que nadie escapaba indemne.

    Y a pesar de todo prefería a la soledad. Le fascinaba estar sola. Se habitaba bien a sí misma. No soportaba los lazos. Por eso fue tan feliz en sus años de Santa Marta, en su casa, en su terraza. Allí su corazón se volvió samario. Amó su gente, sus músicas, su mar, su cielo, su Sierra y, sobre todo, su comida. Pasaba meses enteros encerrada, sola con sus libros, con sus discos, con sus películas, cómoda con ella misma, fumando frente al paisaje y luchando a muerte con sus libretos. Sus encierros eran el precio que a ella le cobraba la exigente diosa de la escritura. Pero aun así no se aislaba de la gente, porque ella vivía para y por el amor de los demás. Así que llamaba por teléfono y adoraba hacerlo. Muchos pasamos horas así con ella. Incluso cocinaba y comía sin dejar que uno colgara. Y si uno hacía las cuentas le salía más barato comprar un pasaje de avión e irse a visitarla. Ese aparato le gustaba, le permitía mantener vivo ese don que irradiaba de hacer especial a todos y de mantener el contacto. A pesar de que éramos un número muy grande los que la amábamos y los que la buscábamos. Literalmente no la cabía un amor más a su corazón.

    Su bondad y su dulzura eran impresionantes, su manera de no juzgar, de aceptar ciento por ciento y para siempre a los que amaba. Su generosidad no tenía límites. Supo siempre que rico sólo es el que da. Lo daba todo y se devolvía a dar un poco más.

    Su personalidad y sus talentos se desarrollaron en un ambiente favorable, sí, era una consentida de la suerte, sólo que ella eso lo supo aprovechar. Era una mujer de familia. Amaba a su familia. Todos los que estamos aquí lo sabemos. Nos amó a todos, nos mejoró a todos. Amó con toda su alma a nuestros padres. Fue infinitamente mejor que la mejor hermana que es posible tener para Pilar y para mí. Tuvo con Pili y conmigo una relación de amor indescriptible. Adoró a su sobrina, amó a Gala cuanto pudo y le dejó ese amor como un ejemplo altísimo. Para ella se inventó la palabra sobrihija. Pero la vida le dio al final el mejor regalo que su corazón podía tener, los últimos nueve años de su vida tuvo junto a ella a Sofía, su sobrina nieta, la última y más brillante joya de su inmenso corazón.

    Amó a todos sus amores. Amó a los hombres que pasaron por su vida. Amó a sus amigas. Amó a sus amigos. A sus grandes amigas y a sus grandes amigos. Amó a todas las personas que trabajaron para ella. Amó la vida que tuvo. Amó su oficio. Amó a todos sus colegas, a los otros libretistas, a los directores, a las actrices y a los actores, amó a sus maestros, amó a Bernardo, amó a sus productores y a la gente que trabaja en el medio. Siempre leal, sólo se sintió en su casa, entre su gente, en RCN.

    Monín es toda una lección de amor. Una confianza absoluta en el amor…El amor es la única antorcha que nos sirve para cruzar la oscuridad. El amor es más fuerte que la muerte. Los muertos jamás se van del todo de nuestro lado sino que se mudan a vivir adentro nuestro y cuando los necesitamos podemos a bajar a nuestro corazón a hablar con ellos. La falta de Monín será terrible, pero no admite nuestra queja. Haber podido estar con ella, haber podido tenerla exige de nosotros un agradecimiento total.

    A veces deseo que el cielo exista. Y si es así que tenga televisión. Pues ya habrán hablado con ella. Tengo una historia que contarles, les habrá dicho. Y, entonces, aunque no nos llegue esa noticia, podemos tener la seguridad de que desde ayer ha mejorado la calidad de la programación de entretenimiento de los cielos.

    Para finalizar estas palabras, leeré un breve y bello poema, al que le he hecho una adaptación circunstancial y aunque recoja un inevitable ánimo sombrío, puesto que Wystan Hugh Auden, el gran poeta inglés, lo escribió en una ocasión luctuosa, diferente a la mía, a raíz de la pérdida de su amado, pero que en su esencia me sirve para expresar el dolor que también siento.

    DETENGAN LOS RELOJES

    Detengan los relojes y desconecten el teléfono,

    Denle un hueso jugoso al perro para que no ladre,

    Hagan callar los pianos, toquen los tambores con sordina,

    Saquen el ataúd y llamen a las plañideras.

    Que los aviones den vueltas en señal de luto

    Y escriban en el cielo “Ella ha muerto”,

    Pónganles crespones en el cuello a las palomas callejeras

    Y que agentes de tráfico lleven guantes negros de algodón.

    Ella era mi norte y mi sur, mi este y oeste,

    Mi semana de trabajo y descanso dominical,

    Mi día y mi noche, mi charla y música.

    Pensé que el amor era eterno: estaba equivocado.

    Ya no hacen falta las estrellas, quítenlas todas,

    Guarden la luna y desmonten el sol,

    Tiren el mar por un desagüe y talen los bosques,

    Porque ahora ya nada puede tener utilidad.

    He aprendido a no decir adiós sino hasta pronto. Así que hasta pronto dulcísima Monín, adorada hermana nuestra.

  28. Una belleza de articulo. Por las palabras de su hermano Se nota que eso que nos transmitio Agudelo a travez de su trabajo salia de un lugar totalmente genuino. Que lindo ser recordada asi, ojala todos pudieramos decir que vivimos la vida, no que meramente existimos en ella.

  29. Maggie Bee k-drama chuaeo, mul ah soh? dice:

    No encuentro el homenaje que le hizo Fernando Gaitan. Diana, ¿Los de la rcn de prensa, no te darán un link? Fue un programa que emitieron el 15 de septiembre, con gran parte de los actores de sus novelas.

  30. Diana C dice:

    Lo intento Maggie

    Y muchas gracias a todos por ir colgando todas estas muestras de afecto para compartir !!!

  31. María Luisa dice:

    Susana, gracias por compartir las hermosas palabras de Felipe Agudelo.

  32. Beatriz dice:

    Casi no puedo creerlo, justo llevaba un tiempo pensando cuando saldría a la luz el proyecto que mencionasteis hace unos meses de La ley del corazón que se enmarcaría en un despacho de abogados dedicado a los divorcios. Como otras personas han comentado, yo también fui muy feliz viendo “La hija del mariachi” y “La costeña y el cachaco” gracias a sus escenas llenas de amor, de humor, de risas o de lágrimas según lo necesitara la historia. Creo que se ha ido una de las mejores escritoras de telenovelas y yo personalmente echaré mucho de menos sus historias y su manera tan especial de presentarnos la realidad como se dice más arriba más bonita, más llena de amor y con más gracia. DESCANSE EN PAZ.

  33. lucilaexuperancia dice:

    Han sido muchas las veces que le he dado las gracias a Mónica por haber marcado un cambio en mi vida, y es que es así, no es nada exagerado decir que la hija del mariachi marcó mi vida, dejó una huella que afortunadamente tendremos para siempre. Siento mucho su muerte, tan joven y con tanta humanidad como desprendía, sin embargo la recordaremos siempre porque la hija del mariachi no es simplemente una telenovela buena, no es una historia bonita, es
    la mejor historia contada nunca, es una historia vivida, sentida, unos personajes adorados, entrañables, es tan nuestra que uno no quiere dejar de verla por temor a que los personajes sigan viviendo sin estar nosotros presentes, gracias a Mónica por habernos hecho disfrutar tanto tanto tanto

  34. LorenA dice:

    Así la recordaremos en sus grandiosas ficciones

  35. LorenA dice:

    hombres memorables resultado de la mente genial de una gran mujer
    http://www.youtube.com/watch?v=VRzpYwL_CYk&feature=colike
    Lagrimeo con cada capítulo
    LorenA

  36. LorenA dice:

Speak Your Mind