The Princess’ Man (El hombre de la princesa) – KBS2 (2011)

RESUMEN

Lee Se Ryung es la hija del Gran Príncipe Suyang (el que luego se convertiría en el séptimo rey de la dinastía Joseon). A diferencia de las mujeres de su época, Lee Se Ryung tiene un carácter audaz e inquisitivo. Lee Se Ryung luego cae en un fatídico romance con el hijo del General Kim Jongseo, un enemigo jurado de su padre antes de su ascensión al trono. Una trágica historia de amor.

Resumen extraido de Wikia

NUESTRO COMENTARIO

Emocionante y llena de suspense y aventura a pesar de saber desde el principio que es una historia “trágica” (no estoy revelando nada, lo pone en la sinopsis). Menos mal que no me muerdo las uñas porque con esta novela habría acabado con muñones en vez de dedos. Una de esas historias que, en su vertiente de acción-intriga-misterio (en contraposición a la historia de amor), te tiene sentado en el borde del asiento y a veces te dan ganas de darte paseos delante de la pantalla como un león enjaulado. Buen ritmo, intriga…y una preciosísima historia de amor.

Como la mayoría de los dramas históricos coreanos (sageuks), visualmente es un placer por la ambientación, el vestuario y los colores. En los primeros 3 ó 4 capítulos la historia se desdobla y tenemos una “parte feliz” el conjunto de circunstancias que hacen que nuestros protagonistas, Se Ryung y Seung Yoo se conozcan y se enamoren, que se contrapone a una parte siniestra y progresivamente amenazante, la enfermedad del Rey Munjong, con ayuda de su principal consejero o ministro, Kim Yong Seo, que intenta evitar que su hermano Suyang, que conspira para hacerse con el trono, se deshaga de su joven hijo y heredero Danjong, tras su muerte, y las maniobras de Suyang y sus abyectos esbirros para justo lo contrario, hasta planear un golpe de Estado.

Se Ryung, hija queridísima de Suyang, es una chica inocente y buena, pero un poco “distinta” en el sentido de que quiere más, quiere saber más, quiere hacer más, quiere ser más libre, en definitiva, pero sin que ese sea un sentimiento totalmente formado en su cabeza, o sea, no es una chica que se rebele ni que sea amargada ni parezca que se siente oprimida. Sólo es una chica curiosa que quiere experimentar y ver y vivir. Seung Yoo, hijo pequeño de Kim Yong Seo es un profesor, estudioso, un intelectual, feliz, bueno, generoso y un poco inconsciente. Vive en su mundo, agraciado de la fortuna, entre el estudio, la juerga y sus dos amigos de la infancia, Jong, de familia noble pero arruinada, un viva la virgen, también bueno e inmaduro y Shin Myun, oficial de la guardia real. Al inicio de la historia, Suyang intenta que Kim Yong Seo acepte que los hijos de ambos, nuestros Se Ryung y Seong Yoo, se casen, con el propósito de, mediante el parentesco, neutralizar a su archi-enemigo Kim Jong Seo, absolutamente leal al Rey Munjong.

El Rey Munjong, sin embargo, enterado de las intenciones de Suyang, decide que Seong Yoo se case con su propia hija, la princesa Kyung Hye. Se da la circunstancia de que las primas Kyung Hye y Se Ryung son muy amigas, así que, enterada de que Seong Yoo va a ser uno de los maestros de Kyung Hye, Se Ryung, pensando que ella es la que se va a casar con Seong Yoo, le pide a su prima que la deje suplantarla y así echar un vistazo a su futuro esposo. La prima acepta y nuestros protagonistas se conocen. Luego se vuelven a encontrar, pero Seong Yoo sigue pensando que Se Ryung es Kyung Hye. Esta parte de la trama es encantadora, alegre, vivaz, de esas que según las ves te das cuenta de que tienes una sonrisa peremne en la cara, con escenas como la del columpio que, literalmente, y como ya he dicho en otro lugar, para chirigota de los lectores de esta página, te derriten en un charco de babas.

Como contrapunto, la amenaza y el complot se desarrollan e intensifican poco a poco, rodeando a nuestros protagonistas, que viven tan ajenos a lo que les espera. En una de las vueltas de tuerca de la presión, Suyang consigue que no sea Seong Yoo quien se case con la princesa Kyung Hye, sino que le sustituye por un marido mucho menos peligroso (por las connotaciones del parentesco con Kim Yong Seo), y ese hombre termina siendo Jong, y el peligro aumenta, y la tension aumenta hasta el climax del golpe de Estado de Suyang y los suyos, que de un plumazo se cargan a todos sus enemigos, amigos y familia…excepto a nuestro Seung Yoo, porque Se Ryung, que se entera de la conspiración, hace de todo para evitar que le maten. En esta semi-guerra civil, el trio de amigos queda dividido en dos, Seung Yoo y Jong, ahora marido de la Princesa, en un lado, y Shin Myun, hijo de uno de los conspiradores y consejeros de Suyang, en otro.

En los días que siguen al golpe, Suyang y los suyos siguen matando a diestro y siniestro, eliminando a toda oposición, y Seung Yoo, desesperado, herido y solo, se encuentra varias veces al borde de la muerte hasta que le capturan. A punto de ser ejecutado, Se Ryung le lanza un órdago a su padre, amenazando con suicidarse si su padre sigue asesinando gente inocente, y Suyang finge aceptar y, en vez de decapitar a Seong Yoo, le condena a una cárcel en una isla, pero con la intención de hundir el barco y deshacerse de él caiga quien caiga. Pero Seung Yoo, sobrevive, y vuelve a la capital intentando vengarse a toda costa de Suyang. Para entonces, Suyang ha seguido matando a todo el que se le opone hasta el punto de que su joven sobrino, y ahora rey, Dajong, abdica en él, para evitar que siga matando.

Mientras tanto, Se Ryung contempla horrorizada lo que está pasando, resistiendo como puede, intentando convencer a su padre como puede, sobreviviendo como puede después de la muerte de su amado, ya que ella cree que él no ha sobrevivido y, como él averiguó quién era ella justo antes de morir, cree que se murió odiándola. Como piensa que su padre cumplió su promesa de salvar de la decapitación a Seong Yoo (sin saber que luego ordenó que le mataran en el trayecto a la isla), acepta casarse con Shin Myun, que está enamorado desde antes de ella (y es una de las razones que hicieron que venciera su resistencia a traicionar a su amigo), aunque ella le aborrece y le desprecia precisamente por haber sido desleal.

Lo que sigue es el relato de las diversas conspiraciones y atentados intentando matar a Suyang y reinstaurar a Dajong en el trono, y la difícil relación que se establece de nuevo entre nuestros protagonistas, que se quieren a morir pero a los que unas circunstancias horribles les separan, ya que ella es la hija del que mandó matar al padre de él (y a él mismo) y él intenta a toda costa matar al padre de ella. Hay que señalar que, aunque a priori no supiéramos nada de la historia de Corea (cosa que a los coreanos no les pasa, o sea, ellos ya sabían qué paso al final con el Príncipe Suyang y su golpe de Estado), basta una simple búsqueda para saber que, por mucho que lo intentaran, nunca mataron a Suyang, y éste siguió siendo rey. O sea, durante todo el tiempo sabemos que todos los intentos estaban destinados a fracasar y que lo uno que nos quedaba a los espectadores era saber quién iba a caer en el camino. ¡Por diós qué nervios!

Entre la primera parte feliz y la segunda, que en realidad son las 3/4 partes finales de la novela, el carácter de Seung Yoo cambia, y de un chico despreocupado, generoso y feliz, pasa a ser un personaje sombrío, violento, desconfiado, taciturno y furioso, con arranques de una cólera fria, que a veces le hacen actuar de forma irracionalmente arriesgada. Hay una canción de la legión española que se llama “El novio de la muerte” que dice:

Soy un hombre a quien la suerte
hirió con zarpa de fiera;
soy un novio de la muerte
que va a unirse en lazo fuerte
con tal leal compañera.

Pues nuestro Seung Yoo se convierte en eso, pero en coreano. Pero he aquí que vuelve a encontrarse con Se Ryung y ella le quiere tanto, tanto, que poco a poco le trae “del otro lado”.

En el desarrollo de esta historia, Suyang es un hombre dominado por la ambición de poder, algo que le consume y que hasta a él mismo le hace preguntarse el porqué. Suyang es maquiavélico, cruel y manipulador, pero no cometen el error de mostrárnoslo como un hombre inhumano. Suyang es muy humano (incluso en su ambición) y es un cariñoso y tierno padre con sus hijos, sobre todo con Se Ryung, a la que quiere casi por encima de todo (el problema está en la dimensión de ese “casi”). Aunque es verdad que no cometen el error de presentarle como un monstruo, por razones del interés de la historia sí que cargan las tintas sobre la supuesta maldad de Suyang y su bando, porque, para empezar, no creo que aquella fuera la primera ni la última vez que un usurpador se hiciera con el trono en la historia del mundo, y dentro de la lógica de la usurpación entra lo de cargarte o cepillarte a todos tus opositores. O sea, una cosa va junto con la otra y no hay usurpación sin matanza y en eso Suyang, salvo que de verdad en la historia se le fuera la mano y fuera un episodio más sangriento de lo habitual, aquello debía estar a la orden del día. De la misma forma, según nuestro bando “bueno” conspira para matar a Suyang y los van capturando, Suyang los mata, o mejor dicho, los condena y los ejecuta, lo que entra dentro de lo lógico y lo natural y no entiendo muy bien qué es lo que nuestros buenos esperaban que pasara. Especialmente en la ejecución de uno de los personajes más tiernos, me toca un poco las narices, porque es que el chico era un conspirador de pacotilla, o sea, le cazan de puro tonto.

Por otra parte, ya que no se pone la historia en su contexto (no se puede juzgar la Historia, con mayúscula, con los parámetros de lo que moralmente es aceptable hoy en día), pues que también saquen de contexto el hecho de que los “buenos” eran fieles a un rey que, de forma manifiesta y evidente, no estaba preparado para gobernar, una criatura sin conocimientos y sin fuerza de carácter. O sea, si nos muestran que Suyang era malo con los parámetros de hoy en día, pues que se plantéen de alguna manera, con los ojos de hoy en día quizá fuera más conveniente que gobernara el que hoy en día nos parecería más lógico que lo hiciera, el mejor preparado. Y si el derecho del chaval a gobernar no se discute en esta historia porque aquello era “un derecho divino” según los parámetros de entonces, pues a lo mejor nos podrían haber mostrado algún indicio de que Suyang tenía algún motivo más para querer mangonear que no fuera rodearse de sus amigotes que jugaban al parchís con las cabezas de los opositores. Algo que por lo que parece fue así, ya que Suyang (el rey Sejo) fue un buen administrador y un buen rey, sea lo sea lo que quiera decir eso de ser “un buen rey”, que no lo tengo yo muy claro.

Otra cosa que me ha hecho pensar es quién me provocaba más tristeza, si Seung Yoo y su desgracia, la pérdida de su padre, tan querido, de su familia, de sus amigos, de su inocencia y de su fe en la bondad de la gente (algo que hace llorar a su maestro), o Se Ryung. Qué es peor, perder a un padre perfecto o darte cuenta de que tu padre, al que crees perfecto, es un monstruo ambicioso y despiadado, y que estás sola, porque nadie de tu entorno, nadie de los que tú quieres, comprende qué es lo que ves tú de malo en esta historia. Y la verdad es que no lo sé, no sé qué es más doloroso (sin perjuicio de que ante la pérdida de la muerte admito que el resto de las disquisiciones son monsergas). Es decir, de forma objetiva no lo sé, pero en este drama ella me da más pena que él, quizá porque su batalla interior es mayor, la lucha entre lo que crees que es justo y tu familia, mientras que para Seung Yoo el asunto está clarísimo y él es monolítico en su convicción. Ante la misma pregunta, sin embargo, Shin Myun no duda, y elige la familia sobre los principios y esa es precisamente su condena.

Otro personaje trágico a más no poder es la Princesa Kyung Hye, dios mío, pobrecilla, qué impotencia, qué soledad, qué desgraciada y qué poca felicidad le toca. Para ella (y para muchas otras) qué desgracia ser mujer, qué desgracia no poder elegir sobre tu vida y tu destino. Kyung Hye es fuerte donde su hermano es débil, es lista y ve clarísimo lo que se cuece a su alrededor, pero no puede hacer nada…nada, porque las mujeres no pintaban nada, ni podían decidir nada. La actriz llora tanto y tan bien, que te parte el alma.

LO MEJOR

Como muchos dramas coreanos, la historia de amor está plagada de detalles de esos que te dejan muerta. En este drama el amor que Se Ryung siente por Seung Yoo es inquebrantable, pero a diferencia de otros está basado en algo sólido, por un lado, comparten los principios y las convicciones sobre lo que está bien y lo que está mal. O sea, Se Ryung sigue los mismos fines que Seung Yoo no porque le ame, sino que le ama porque comparte sus principios (a diferencia, por ejemplo, de la Reina, la madre de Se Ryung, que sigue a su marido haga lo que haga porque es su marido, aunque también le quiera). Por otra parte, y de forma muy sutil, nos enseñan que, no es sólo que compartan los valores, es que él es un hombre que no sólo acepta que ella sea como es, sino que la quiere por ser como es. Seung Yoo se siente encantado al verla querer ser libre e incluso le promete que cuando se casen (cuando él crée todavía que ella es Kyung Hye) la ayudará a desarrollar esa parte de sí misma, montar a caballo, volar. Seung Yoo se enamora de Se Ryung cuando la ve volando como un pájaro en ese columpio, no quiere que ella sea su sombra, y no le importa ser él también la sombra de ella. Cuando van huyendo y se paran, incluso se lo dice expresamente, “tú conmigo siempre podrás decir lo que quieras, y ser como quieras, y yo por mi parte tampoco nunca te mentiré”.

Seguro que esperan que diga que una de las cosas mejores es Park Shi Hoo, porque ya saben de qué pie cojeo, pero va a ser que no, porque en esta novela, aunque Park Shi Hoo está igual que en todas las ocasiones en que le he visto, no está mejor que el resto. Sin embargo, debo decir que sí que ha superado incluso mis (altísimas) espectativas. En los dos dramas en los que le he visto hacer hasta ahora como protagonista, “Queen of Reversals” y “Prosecutor Princess“, Park Shi Hoo hace el mismo tipo de papel, (aunque sea un tipo de papel que a mí me encanta), un chico de esos impertinentes, descarados y deslenguados y un poco borde (o un mucho) con la chica al principio, uno de esos personajes masculinos cuya aparente frialdad oculta algún tipo de daños emocional. En esta novela, sin embargo, el papel es totalmente distinto y lo desempeña de forma igualmente eficaz. Como ya he dicho, entre la primera parte y la segunda hay un cambio radical en el personaje, pero lo difícil, a mi juicio de aficionada que no sabe nada sobre las técnicas de actuación, empieza luego, cuando de ese personaje despiadado, furioso y frio, tiene que ir evolucionando leeentamente hasta volver a sentir algo, hasta volver a ser dueño de sí mismo. Ya he comentado en otro sitio que hay una escena que me gustó mucho en la que Seung Yoo secuestra a Se Ryung y empieza a discutir con ella y a gritarle, pero ella no se defiende porque piensa que él tiene razón de estar así. En un momento está tan furioso porque preferiría que ella se resistiera para poder descargar su furia, que la agarra y grita. No dice nada, sólo grita. Creo que es un reflejo auténtico y realista de alguien intentando liberarse de la pura frustración.

Me encantan los personajes secundarios, desde Ja Bong, el fiel escudero de Myun, hasta las gisaeng, pasando por Jo Seok Jo, las doncellas, Kim Jong Seo, el amoroso padre de Seung Yoo, el hermano de Se Ryung, la madre de Se Ryung, tan sensata y práctica, el pobre rey niño Dajong, hasta incluso los ministros de Suyang, que los odio a todos sin excepción…Como siempre, la niña que hace de sobrina de Seung Yoo, Ah Kang, es monísima y sobre todo riquísima, aunque a él no parezca importarle mucho dejarla tirada.

Me gusta hasta el final, o mejor dicho, no es que me guste, es que para mí tiene toda la lógica del mundo, desde todos los puntos de vista. CUIDADO, SPOILER. He leído todo tipo de críticas sobre el final, ya que por un lado, aparentemente sin ton ni son, dejan a Seung Yoo ciego, y por otro lado, permiten que el Suyan se libere un poco de su culpa al saber que su hija no está muerta. Lo que yo interpreto es que la razón de que Seung Yoo quede ciego no es para justificar que no siga con su venganza, sino para que, de alguna manera pueda vivir feliz y sin sentir culpa él a su vez, culpa por haber sobrevivido. Al perder la vista, Seung Yoo pierde en la lucha contra Suyang algo muy importante, aunque no sea la vida, una pérdida de la suficiente entidad como para equilibrar esa sensación de que se ha librado de la desgracia mientras que todos los suyos cayeron en el camino. Esa culpa, y esa sensación de deberles algo a sus muertos, es lo que le hace ir solo a encontrarse con Suyang en el templo, y al quedarse ciego paga de alguna manera su deuda. Por la parte de Suyang, interpreto que lo que quieren es que veamos que también él ha cambiado como consecuencia del sufrimiento y el remordimiento que le provocan sus acciones pasadas, y nos lo muestran porque, cuando ve a su enemigo, por el que sentía tal odio que estaba dispuesto a todo para acabar con él, reacciona diciéndole a su mujer que hizo bien al salvarlos. Con la edad, con el sufrimiento, con el remordimiento, Suyang se ha ablandado, y está más dispuesto a ponerse en el lugar del otro. FIN DEL SPOILER.

LO PEOR

Creo que no se muestran debidamente las dudas de Shin Myun antes de “pasarse al lado oscuro”. Luego sí, luego sí se le ve qué sufre, pero no se justifica bien qué le lleva a decidirse, y decidirse tan deprisa, a traicionar a sus amigos. Es cierto que ve cómo Kim Jong Seo amenaza a su padre si sigue conspirando contra el Rey, pero vamos, es que la amenaza estaba más que justificada. Deberían haber puesto a Myun por lo menos discutiendo con su padre, en vez de aceptar sin rechistar que haga las guarradas que la hace a su amigo, que casi le cuestan la vida. De la misma manera, en el momento en que el padre de Myun toma la decisión, los espectadores no vemos tan claro que no participar en el complot de Suyang sea un peligro inminente para la familia Shin. El padre de Shin Myun le dice que es que se tiene que casar con la Se Ryung (no es que Myun see oponga al tema, todo lo contrario) porque Suyang no es de fiar, lo que no está claro en absoluto es qué obligaba al padre de Myun a subirse a ese carro, salvo su propia ambición, cuando podría haber permanecido neutral. Myun debería haber sido un poco más crítico con su padre antes de aceptar matar a todos los que él quería, sobre todo a juzgar por lo atormentado que vive y cómo recuerda los únicas personas con las que era feliz.

ALERTA DE SPOILER. Al contrario que todo el mundo, me da pena la muerte de Myun, aunque no tenía otra salida que morirse. En el último momento vuelve a ser el que era, haciéndole bromas a Seung Yoo y recordando el tiempo pasado. Myun sufre tanto que desea la muerte (de ahí su comentario de que se va con Jong). En ese último instante, los dos hombres vuelven a ser amigos. Seung Yoo intenta salvar a Myun, pero también Myun intenta salvar a Seung Yoo y lo último que dice es que huya. FIN DEL SPOILER.

Lamento la muerte de casi todos los que mueren, pero hay un personajes que habría querido muerto y que se escapa, el secretario de Suyang, que no tengo ni idea de cómo se llama. El que controla a los espías y aconseja a Suyang siempre las acciones más viles. Ojalá se le hubieran cargado.

La penúltima escena me hubiera gustado más si en vez de la doncella Yeo Ri, hubiera estado la cuñada.

Aunque sea una contradicción, cuando va vestido de negro, a pesar de estar guapísimo, Park Shi Hoo está demasiado perfecto y con cada pelo en su sitio. Demasiado recolocadito. A veces parece un muñeco. Sin embargo, cuando ya le guarrean un poco y le dejan un poco de barba y bigote…sustituyan las palabras por un hipoaullido… De las babas, ya no sé si soy una persona o un caracol…

CALIFICACIÓN

De la novela en general, un 8,5
De lo que me ha gustado a mí, un 8,5

REPARTO

Moon Chae Won como Lee Se Ryung
Park Shi Hoo como Kim Seung Yoo
Song Jong Ho como Shin Myun
Hong Soo Hyun como Princesa Kyung Hye
Lee Soon Jae como Kim Jong Seo (padre de Seung Yoo)
Kim Young Chul como Príncipe Suyang (último Rey Sejo)
Lee Min Woo como Jung Jong
Uhm Hyo Sup como Lee Gae
Lee Joo Suk como Príncipe Ahn Pyeong
Heo Jung Kyu como Kim Seung Kyoo (hermano de Seung Yoo)
Ga Deuk Hi como Esposa del señor de Ryoo
Kim Yoo Bin como Kim Ah Kang (sobrina de Seung Yoo)
Kim Seo Ra como la Lady Yoon, Reina, madre de Se Ryung
Yoo Ha Joon como Im Woon
Jung Dong Hwan como Rey Munjong
No Tae Yup como Rey Dajong (hijo de Munjong y hermano de Kyung Hye)
Minji como Yeo Ri (doncella de Se Ryung)
Ban So Young como Eun Geum (doncella de la princesa Kyung Hye)
Seo Hye Jin como Lee Se Jung (hermana de Se Ryung)
Kwon Hyun Sang como Lee Soong (hermano de Se Ryung, príncipe heredero)
Lee Hyo Jung como Shin Sook Joo (padre de Shin Myun y ministro de Suyang)
Lee Dae Yeon como Kwon Ram (uno de los ministros de Suyang)
Lee Hee Do como Han Myung Hwa
Yoon Seung Won como On Nyeong Goon
Kwon Tae Won como Min Sin
Kim Ik Tae como Jo Geuk Kwan
Kim Young Bae como Jeon Gyoon
Lee Hee Do como Han Myung Hwa
Kim Roe Ha como Jo Seok Joo (amigo de Seung Yoo)
Yoon Jong Hwa como Jeon No Geol
Choi Moo Sung como Ham Gwi
Jung Geun como Mak Son
Lee El como Mae Hyang
Hong Il Kwon como el Principe Geum Sung
Choo So Young como Cho Hee
Choi Han Bit como Moo Young
Lee Seul Bi como So Aeng
Seo Hye Jin como Se Jeong
Lee Hyo Jung como Sin Sook Joo
Jung Jin como Chil Gap

Fill out my online form.

Comments

  1. Este hombre no puede ser mas perfecto esta buenisimooo es buen actor ,nos hace llorar reir ,estos videos demuestra que seria un ejemplar padre y ahora tambien baila bien Dios es demasiado bello <3

  2. Si es que este chico no se conforma solo con actuar, tiene también que cantar y bailar OMG Y ese baile con el sombrero, y ese movimiento de pecho (babas y más babas)

    Aquí otro más para que no se nos olvide su cara

  3. Me encanta todo lo que tenga que ver con Park Shi Hoo, gracias chicas!

  4. yoogal dice:

    Park Shi Hoo recogiendo su premio por su actuación en The Princess’ Man

  5. yoogal dice:

    Moon Chae Won mejor actriz por The Princess’ Man

  6. mag 마리아 dice:

    Gracias Yoo! Que bien que haya ganado. Pensé que había ganado el de Brain, o eran otros premios? Estos no tienen limitado el premio del discurso no?

  7. mag 마리아 dice:

    El premio no, el tiempo! como estoy.

  8. yoogal dice:

    Mag, que se te ha subido el champán a la cabeza jeje El de Brain ganó el premio gordo, lo puse en el coment de Lie to me.

  9. yoogal dice:

    Premio también a la mejor pareja

  10. yoogal dice:

    Baek Ji Young cantando el OST en la gala

  11. yoogal dice:

    Bueno, pues terminé el drama, en inglés porque no me iba a esperar tanto para poder acabarlo. Me encantó, aunque ya vista la mitad me encantaba pero ahora que lo vi entero pues pasa a ser uno de mis preferidos. Luego tendré que ir para atrás cuando salgan los subs en español porque hay diálogos que me perdía.

    Estoy de acuerdo con algunos comentarios que dicen que la prota es una de las mejores protas de dramas coreanos.

    Sobre el final, pues también me gustó a pesar de ese pequeño detalle que lo hace un poco agridulce pero creo que no había de otra para que terminara totalmente bien. Quizás yo no le hubiese dejado saber al rey que aún seguían vivos a pesar de que el hombre se nota que sufrió mucho durante esos años, pero por su culpa sufrieron muchísimas más personas y se merecía todo ese castigo y mucho más.

    Para terminar, otra de las canciones del OST que aparece ya casi por la mitad o más del drama que también me encantó

  12. yoogal dice:

    Y os dejo un par de escenas eliminadas que sí aparecen en el Dvd

  13. yoogal dice:

  14. yoogal dice:

    Park Shi Hoo mostrando una foto que se hizo con la Moon al final del drama

  15. María Luisa dice:

    Yoo me alegra que a ti también como a mí, te haya gustado TPM, es que es una de mis historias favoritas. Gracias por los videos, sobre todo con los especiales del DVD.

  16. Recordando

  17. MARTA H. dice:

    Preciosísimos los vídeos. Gracias Yoo, lo que tú no encuentres…

  18. MartaH/Maggie Chonmal dice:

    Gracias a Maggie (¡Gracias Maggie!) ya tenemos escaneadas todas las fotos del material adicional que venía adjunto a la edición “Director’s Cut” de “The Princess Man”, ese librito que os dije que tenía unas fotos estupendas de todos los protagonistas y un calendario (103 fotos en total)

    El/La que las quiera que conteste por este mismo medio y os enviaremos el enlace al correo electrónico que nos indiquéis. No hace falta que pongáis la dirección de correo en el cuerpo del mensaje, sino en el espacio que hay donde ponéis vuestro nombre o nick, que no se publica.

    Estamos intentando que un alma caritativa que hemos encontrado por ahí nos traduzca los textos, pero no garantizamos el éxito de nuestras gestiones.

    ¡Os vais a “jartar” de fotos!

  19. Favor de enviarmelas a mi también, ahora es cuando estoy viendo tan maravilloso drama y estoy fascinada.
    Me gusta tanto que alterno los episodios con las lecturas de estos comentarios, al igual que el tema principal (que maravillosamente redactas MartaH) me encantan todos los demás.
    Que gran página!
    Gracias!

  20. yoogal dice:

    Más videos por si no eran suficientes jeje

  21. yoogal dice:

  22. yoogal dice:

  23. yoogal dice:

  24. yoogal dice:

  25. yoogal dice:

    Hola chicas. La KBS World ha iniciado un ciclo de telenovelas coreanas en su página y de la primera que han hablado ha sido de “El hombre de la princesa”. Como me ha parecido interesante lo que ha dicho Daniela Joo, incluso ha recitado diálogos de la novela, os dejo el link para que lo escucheis (todo en español). Como no sé si funcionará el enlace directamente, os pongo éste, luego tenéis que pinchar en el dibujito del altavoz

    http://world.kbs.co.kr/spanish/program/program_movie.htm#

  26. Pilucha dice:

    …acabo de terminarla…..muy bonita y muy bien hecha y actuada…..me ha gustado mucho aunke no del todo….pero esto es xk a mi me gusta k “ganen los buenos”….no sé….¡¡serán manias mias!! pero en las peliculas…series…novelas(tanto escritas como actuadas)…..¡¡me gusta k gane y sea más listo el “bueno”!!…..para k gane el “malo”…¡¡ya tenemos suficiente con la vida real!! ¿no os parece? jajaja
    …fuera de esto,he de decir k es un gran drama….me ha encantado el personaje de la protagonista….¡¡k mujerrrr!! sabe lo k kiere y lucha x ello hasta el final….y Shiusito pues….¡¡k kereis k os diga!!…..¡¡k está como un queso!!…sale guapo no…..¡¡¡GUAPÍSIMO!!!….sobre todo cuando va vestido de ninja….uffffffffff…..jajaja
    …y sí…tienes razón,MartaH,la serie se puede dividir en dos partes….y yo me kedo con la primera,llena de luz y color….¡¡la disfruté una barbaridad!!…..la segunda no tanto,como ya he dicho….me ponia nerviosa y llena de rabia al ver tan tontos y simplones a los buenos y tan listísimos a los malos….¡¡¡si cuando los buenos “iban”…..los malos ya estaban de vuelta de todo!!!…ufffffffff…..he tardado más en verla xk me entraba tan mal humor k apagaba y cerraba el “chiringuito” y me ponia a hacer o ver otra cosa…jajaja….
    …en fínnn…k sí…k la recomiendo…k es un drama k hay k ver…k se disfruta mucho con los protas pero….¡¡tambien te tiras mucho de los pelos!! jajaja

  27. The Princess’ Man ganó el Golden Bird Prize en el Festival Internacional de Seúl 2012:

  28. esa es la novela mas mas ……………….. linda que me e visto en mi vida la verdad que las novelas koreanas son las mejores que hay … y esta ni decir es un drama hermoso unico y tiene un final con clase unico y el actor es un muñeco es preciososo … les deseo lo mejor por fa sigan asi haciend novelas tan bellas ….

  29. amaranta75 dice:

    Mi primer dorama histórico y lo amé !!!!!!!!!!!!!!

    La historia, la puesta en escena, el maravilloso OST, las actuaciones. El amor, las peleas, la intriga.
    Los prota. Park Shi Hoo, que gran actor, uno de mis favoritos. (espero pueda retomar su carrera.) Moon Chae Won, que bien lo hizo, me gustó más que en Innocent Man, donde no lo hizo nada mal.

    Mis personajes favoritos: Se Ryung, tan educada, con esa cara de inocente y tan fuerte, rebelde, justa y capaz de enfretar lo que sea por defender su amor y convicciones. Seung Yoo, a quién no considero guapo, pero me enamoró. Fuerte, valiente, justo, leal, enamorado, … Y la sobrina de Seung Yoo, tan bella, carismática y adorable. (Qué bien actuó esa chiquita !!!)

    Algo que me estrujó el alma. La amistad entre los chicos. Como se atreven a jugar así con mis sentimientos!!! La muerte de el Príncipe Consorte, fue totalmente innecesaria. Ese sacrifio me sobrecogió. Superó en mi corazón la amistad entre los F4 y por poco supera la de mis dos chicos rebeldes de School 2013. Y el Prefecto … nunca pude sentir antipatía por él. Traté y traté, pero no pude. Por él sufrí. Y sufrí tanto que quería traerlo a vivir conmigo para darle amor y consolarlo. Que pena por esos tres amigos.

    Sobre el final, me hubiera gustado que el Rey sufriera más. Y pienso que no había ninguna necesidad de que nuestro héroe quedara ciego. Pero ésto es Doramalandia.

Speak Your Mind