“The Birth of the Rich” (Birth of a rich man) – KBS2 (2010)

RESUMEN

El drama cuenta la historia de un hombre, Choi Suk Bong, que cree que él es en realidad el hijo de un padre rico y heredero de un grupo chaebol. Conoce a Lee Shin Mi, que es en realidad un heredera chaebol que tendrá como meta controlar la compañía. Sin embargo ella es diferente del resto de “ricas herederas” e insiste en valerse por sí misma pagando sus comidas, disfrutando del café de máquina o usando maquillaje en muestras en vez de comprarlo. Su padre, chapado a la antigua, es de los que creen que la mujer tiene que quedarse en casa, por lo que su hija se propone hacerle ver que está equivocado.

Resumen extraído de Wiki Drama.

NUESTRO COMENTARIO

Un tostón de novela, con unos personajes que seguro que sobre el papel daban bastante juego pero que en la realidad se quedan en nada, sobre todo porque, como también pasa con otras cosas en este drama, a los guionistas de repente se les olvida de qué va el cuento y, en vez de ir hacia atrás y averiguarlo, se inventan otra cosa, casi siempre sin cerrar la anterior, cuando no es que hacen desaparecer el conflicto o incluso a algunos personajes que de repente no vuelven a aparecer más. El criterio para hacer desaparecer a esos personajes es desconocido para mí cuando, además, esta novela está superpoblada de tramas de relleno y personajes superfluos, cosa rara en una novela coreana donde no suele haber muchas subtramas.

En realidad, esta novela es un tipo en sí misma de las novelas tostón, porque no es de esas novelas leeeentas en las que si la protagonista se va andando desde Seúl a Busán nos ponen todo el trayecto de la tía andando, sino que es una novela en la que, aunque al igual que en las otras no pasa nada o pasa tan poco que se podría contar en un capítulo (lo que cuentan, porque se dejan un montón de cosas sin explicar debidamente), no da esa impresión, porque en los tostones originales (parece que hablo de los caramelos Werther) suele ocurrir que estiran ese argumento de una línea (siendo generosos, dos) y lo hacen durar 20 capítulos, en este drama lo que hacen es contarte 20 veces lo mismo lo que da una falsa sensación de dinamismo (y me ha salido un pareado), pero no se dejen engañar porque también es igualmente un tostón, no del género “rollo macabeo” sino del tipo “se repite como el ajo”.

En un principio, vemos a un chico que es botones de un hotel pero que es listísimo y que ha ido hasta a la universidad, que se llama Choi Suk Bong (el actor es Ji Hyun Woo, el prota de “Queen InHyun’s Man”). Trabaja de botones porque está intentando encontrar a su padre del que únicamente sabe que es rico y que le dejó a su madre un medallón que no sabemos por qué él sabe que es único, porque parece un medallón como de pipera. Luego sí que es único, pero es por una razón que no es discernible a la vista, y es que está hecho de molibdeno. El padre tuvo una aventura de una noche on la madre y luego le dejó un teléfono que ella perdió y ni siquiera sabe cómo se llamaba el sujeto. Suk Bong quiere encontrar a su padre a toda costa, pero da toda la impresión de que quiere encontrar a su padre no porque sea su padre, sino porque es rico.

El hotel es de un señor muy rico, Lee Jung Hun, que es el presidente de un conglomerado de empresas y que tiene una hija, Lee Shin Mi (la actriz es Lee Bo Young,la protagonista de “Queen of the Game“), que es la directora y con la que no se lleva nada bien porque el padre estaba tan ocupado con sus negocios que no llegó a estar presente cuando murió su esposa y madre de la niña, lo que ya era lo suficientemente malo sin necesidad de que lo agravara en el funeral diciéndole a su hija que para él la empresa era también importante, dando a entender que la empresa era tan importante para él como el hecho de que su esposa se estuviera muriendo. Un prodigio de sensibilidad el señor. La hija y el padre no se peléan, más que nada porque la hija es emocionalmente distante y ha decidido que, después de lo de su madre, no va a dejar que nadie más se le acerque. Aunque lo parezca por la descripción, Shin Mi no es una chica amargada ni antipática, sino que da la impresión de que, como ha crecido sola, no maneja, y ni siquiera reconoce, las emociones. Una analfabeta emocional que dice las cosas tal como las piensa y que ni siquiera se da cuenta si sus palabras hieren a los demás o no. Shin Mi tiene otra característica y es que es una tacaña de libro. Aunque es riquísima, no malgasta ni un won y siempre compra los más barato y aprovecha cada oferta dispoible. Esta característica, que tiene cierta gracia, es de las cosas que luego se les olvida a los guionistas.

Cuando llega al hotel, como Shin Mi es: a) la dueña b) muy exigente y c) una tacaña, nadie quiere ser asignado para dar servicio a su habitación, pero Suk Bong acepta (a cambio de una gratificación). Por supuesto, Shin Mi y Suk Bong no hacen más que pelearse, y aunque Suk Bong le salva la vida a la chica, ella se niega a darle dinero porque le considera un chupóptero y un aprovechado, cosa que Suk Bong no es (de momento, solo con ella, con los demás no sabemos).

De repente, se sacan de la manga un cáncer de Suk Bong y como parece que la sanidad coreana es lo que va a llegar a ser la española si la siguen privatizando, le dicen que si no se le aplica un tratamiento que cuesta 100.000 dólares, sólo tiene el 50% de posibilidades de salvarse, y aquí tenemos a Suk Bong haciendo tratos con Shin Mi para que le dé el dinero, pero como no le dice que lo que tiene es un cáncer de mama (porque le da vergüenza), ella no le cree y se pasan la vida regateando, hasta que al final ella le da el dinero a cambio de un servicio y una ayuda que él le presta. Tratamiento del cáncer terminado y a otra cosa mariposa, del tema no se vuelve a hablar.

A todo esto, a Shin Mi la persigue otro chico Cha Woon Suk, que también es hijo de otro rico, (éste un poco menos rico). Al principio creemos que Woon Suk (el actor es el segundo en discordia de “One Fine Day“) está de verdad enamorado de Shin Mi, aunque ella no le haga el menor caso, menos que cero en caso, bajo cero, pero luego resulta que no, porque también creíamos que Woon Suk era bueno, pero no es tan bueno, aunque tampoco sea muy malo.

Como última en discordia tenemos a Bu Tae Hee, que es una chica aunque tenga el mismo nombre que el personaje de Joo Won en “Ojakgyo Brother’s” y que es hija de otro rico muy rico pero que no es tan fino como los otros, un rico un poco pesetero y ordinario. Bu Tae Hee es la enemiga acérrima de Shin Mi y se pasa la vida intentando hacerle faenas. La actriz es la misma que protagoniza “Wild Romance”

Y entre todas estas familias, los Lee, los Cha y los Bu, está el secreto del nacimiento de Choi Suk Bong, y vamos de un lado a otro hasta averiguar quién es quién y por qué hizo qué.

Por supuesto, Choi Suk Bong pasa de ser un mercenario que busca a su padre por dinero a ser un chico que busca a su padre por eso de los coreanos de la necesidad de tener una familia, pero una familia de esas que figuran en los papeles, porque en el terreno afectivo Suk Bong ya tiene una, la de Kang Woo y su familia (aunque la madre sea un sieso), que le quieren a morir y que durante su problema con el cáncer no le dejan solo ni un momento. Pero bueno, Suk Bong tiene que penar por su padre, y aunque sea un poco ridículo que un hombre de esa edad busqué a su papá como Marco (el de “De los apeninos a los Andes”) buscaba a su mamá, el caso es que le busca desesperadamente como en la película esa de Madonna (Buscando a Susan Desesperadamente), que era tan castaña como esta novela.

Además de la trama de la búsqueda, nos encaloman alguna cosa más superflua a más no poder, a saber: a) la historia de amor del mayordomo de los Lee con la secretaria de Tae Hee. b) los personajes esos rarísimos del que quiere invertir en metales raros y su hijo, que es un cantante famoso (el actor, no el personaje), hijo que de repente desaparece. c) La historia de la niña que está en los servicios sociales porque su padre la ha dejado allí porque le persiguen unos prestamistas, que no aporta nada de nada d) alguna escena que otra que no se sabe a qué viene como esa en la que Lee Shin Mi y luego Bu Tae Hee van a un adivino. d) la historia esa de que el colgante esté hecho de molibdeno que es una cosa enrevesadísima para contar que es que hay bastante de dinero en juego en eso de la búsqueda del dichoso padre, que no sé por qué lo tienen que hacer tan difícil cuando era fácil de adivinar que si de repente aparece un heredero de algo y de alguien que nadie esperaba puede ser un problema para los que tenían el dinero hasta el momento. Además de estar hecho de molibdeno resulta que es que no sólo hay un colgante sino que hay todo tipo de joyas, hechas iguales aunque no sabemos para qué las hicieron, o al menos yo no me llego a enterar.

Suk Bong y Shin Mi se enamoran, sin ton ni son y sin ninguna emoción, y la única gracia es que el actor protagonista tiene una sonrisa monisima y parece que se lo pasa en grande, aunque parece ser que no fue así porque según me contaron, en una entrevista reciente Ji Hyun Woo contó que, antes de la novela de la reina InHyun, en el resto de sus dramas le habían obligado a hacerlos porque él no quería. Para sacarle rendimiento al chico, que también es cantante, le hacen cantar bastante canciones y tocar la guitarra, también de relleno porque no viene nada a cuento.

LO MEJOR

Lo mejor de este drama, con muchísima diferencia, es algo que en el conjunto contribuye a que la novela sea mala, lo que es una paradoja. Lo mejor es el personaje de la chica mala Bu Tae Hee, que luego no es mala sino que no solo es una buenísima chica sino que es verdaderamente tronchante, tan divertida, enloquecida, absurda, extravagante y gesticulante que, como dirían en Latinoamérica, la actriz “se roba el show”, aunque en ocasiones canse ese griterío constante.

Bu Tae Hee es maleducada, gritona, colérica, infantil e insegura, pero luego resulta ser casi la mejor persona de la historia, y aunque al principio hacen que quiera quedarse con Woon Suk para darle en las narices a Shin Mi, con la que compite en todo, la verdad es que está enamorada de Woon Suk desde siempre y le defiende y le defendió en el pasado con uñas y dientes. Un amor tan enternecedor que, aunque en el principio no parecía haber ninguna posibilidad de que Woon Suk le mirase a la cara, al final no les queda más remedio que hacer que él se enamore de ella, porque no saben qué cosas le dice, qué cosas hace por él y cómo le quiere, al estilo Tae Hee, claro, que no puede por menos que hacerte sonreir. Si alguna vez se ponen a ver esta novela, véan únicamente sus escenas, que sí valen la pena.

Otra cosa buena es que en las peleas a puñetazo limpio tendrían que ver cómo luchan las dos chicas, no como supermujeres tipo “Iris“, sino a patadas y a tirones de pelo en una escena graciosísima. Ninguna de estas chicas es una dulce paloma. En el caso de Shin Mi, me gusta además que sea tan sensata y tan poco ñoña y que no haga ni un solo mohín aegyo.

Hay una subtrama que a mí sí me hace gracia que es la del romance de la secretaria de Shin Mi, Han So Young (la actriz que hacía de esposa del hermano mayor en “Family’s Honor“) y un gerente de la compañía que es un ser, pero que es bastante mono. No he logrado encontrar cómo se llama el actor.

LO PEOR

Las tramas de relleno, la historia tan falsamente enrevesada, el amor tan increible de Suk Bong por su padre. Entiendo que a uno le cueste reconocer que es hijo de, con perdón, un polvo, pero con lo que sabía Suk Bong de su padre lo normal habría sido que al reencontrarse al padre le sentara como un tiro lo del hijo perdido.

Que si no fuera por este blog no la habría terminado.

El final es malísimo, no porque acabe mal sino porque las perspectivas de vida para la pobre Shin Mi son más que negras, con un tío que la deja plantada en las citas, por mucho que se declare de forma espectacular (espectacularmente cursi, quiero decir).

REPARTO

Lee Bo Young como Lee Shin Mi
Ji Hyun Woo como Choi Suk Bong
Park Gun Tae como Choi Suk Bong (Joven)
Lee Si Young como Boo Tae Hee
Nam Goong Min como Choo Woon Suk
Shin Da Eun como Han So Jung
Jung Joo Eun como Secretaria Yoon
Yoon Joo Sang como Lee Joong Hun
Kim Eung Soo como Boo Kwi Ho
Park Young Ji como Choo Young Dal
Kim Dong Kyoon como el líder del equipo Yoo
Park Chul Min como el Capitan del hotel
Ok Ji Young como Bang Soo Jin
Sung Ji Roo como Woo Byung Do
Kim Ki Bang como Park Kang Woo
Park Min Ji como Kang Sook
Kim Mi Kyung como la madre de Kang Woo
Jung Han Yong como el padre de Kang Woo
Lee Han Wie como Teriah Park
Jang Tae Sung como el Botones del hotel
Lee Ji Hoon como Myung Moon Dae
Jang Yoo Joon como Woo Boong Uh (hijo de Byung Do)
Son Ho Young como Padre de Choi Suk Bong (Joven)
Lee Won Jong como Preofesor de matematicas de Suk Bong (cameo)
Choi Song Hyun como Madre de Suk Bong (cameo)
Jang Dong Hyuk (장동혁) como Jang Do Ryung

Fill out my online form.

Comments

  1. María Luisa dice:

    Zurín, felicitaciones, ahora ya tienes una opinión bien formada de este drama. Marta ya la había comentado, pásate por el post y comentamos más. Es cierto, se me había olvidado que la mamá cojeaba del mismo pie que la prota, pero fíjate que lo que me gusto más del drama fue ella precisamente, porque, muy descabezada la señora, pero era la primera suegra de drama coreano que estaba de parte de la nuera jajaja.

    Cuando me decida ver la de Can we get married, pues te cuento.

  2. Me voy pues al post de PK

Speak Your Mind