Telenovelas ¿El fin de un formato?

En alguna ocasión hemos contado aquí que el origen de esta página fueron las conversaciones o diálogos entre dos amigas, hablando de un tema que nos interesaba a las dos. Con el tiempo, decidimos ampliar el círculo de la conversación y hacer en público lo que hasta entonces hacíamos en privado, pero para nosotras lo importante era lo que veíamos. Se trataba, entonces y ahora, de hablar sobre algo que nos gustaba ver, es decir, lo importante de la conversación no era la conversación misma, sino que a las dos nos gustaba ver telenovelas y más concretamente telenovelas latinoamericanas, que son un género en sí mismo distinto de la “soap opera” anglosajona, y como prolongación de esa actividad, hablar de ello.

A pesar de nuestra afición, siempre hemos sido conscientes de que la calidad media del género era francamente mala, pero las novelas que se salían de la media nos compensaban del resto de la morralla infumable que se emitía.

En los últimos tiempos notamos varias tendencias y síntomas, que no hacen presagiar nada bueno para la salud del género, cuya calidad decrece a pasos agigantados. Nos resulta progresivamente difícil encontrar, no ya un producto que nos entretenga, sino simplemente un producto que no nos saque de quicio ni nos parezca, en una palabra, un bodrio impresentable.

Esto es debido principalmente, aunque no es la única causa, a la calidad de los guiones. Por supuesto, seguimos hablando únicamente de las novelas latinas porque, le pese a quien le pese y se ofenda quien se ofenda, las novelas asiáticas, en cuando a su calidad general, juegan en otra liga mucho mejor. Están mejor escritas, mejor pensadas y mejor producidas.

En la actualidad, nos encontramos:

a) Telenovelas con guiones de una línea cuyo éxito se basa única y exclusivamente en el físico de los protagonistas. Digo protagonistas porque deliberadamente evito utilizar la palabra actores. Actores que no actúan y que sólo se pasean por la pantalla enseñando cacha con una ropa imposible recitando los diálogos como el que lee en voz alta la lista de la compra, gesticulando mucho y transmitiendo nada. Argumentos absurdos repetidos mil veces, vueltas y revueltas ridículas, actuaciones planas, diálogos idiotas. Estas novelas pueden ser, bien textos originales, las menos, o refritos, de refritos, de refritos…a los que les han lavado la cara desde el punto de vista de la producción, que ya no es casposa, pero con historias a las que nadie le ha dedicado ni medio segundo para que sean creíbles hoy en día y que ignoran las más elementales reglas de la lógica y del sentido común.

b) Telenovelas que son experimentos de mezclar la historia de amor con cualquier otro tema, lo que en principio podría estar bien como intento de actualizar o renovar el género pero en las que lo único que está claro es lo que estas novelas no son, no son ni serias ni cómicas ni historias de amor ni historias de misterio. Mezclas de elementos descoordinados y que no combinan bien, como si comiésemos arenques con merengue

El problema está en que los productores de telenovelas no parecen haberse dado cuenta de que, como pasa con la industria de la música, el modelo de negocio ha cambiado porque los hábitos de consumo de los espectadores han cambiado también. Ya nos hemos cansado de repetir algo que debería estar grabado a fuego en el código genético de quien se dedique a esto: Los espectadores de ahora ya no son un ganado estabulado al que cada día le echan su ración de pienso. El público de ahora elige qué, cuándo, cómo y dónde. Las telenovelas de ahora ya no sólo se consumen en el televisor y deberían estar pensando en otra forma de explotar el producto y ganar dinero que no se base en tener al espectador cautivo ante los anuncios de detergentes.

Y sin embargo, por un lado, los productores de telenovelas siguen empeñados en hacer estos productos “para la masa”, intentando encontrar la fórmula mágica que haga que una novela le guste al niño y la niña, la mamá y el papá, el abuelito y la abuelita, metiendo de todo en un mismo producto con la consecuencia de conseguir únicamente un guisote, mejunje o engrudo que no hay quien se trague.

De la misma forma, intentan hacer historias híbridas combinando elementos de misterio, por ejemplo, o policiacos, o haciendo experimentos de todo tipo con más o menos pretensiones pseudo intelectuales en un género que se caracteriza de alguna manera por ser un producto de programación un poco de “relleno” algo para rellenar las parrillas de televisión a un coste aceptable y sin quebrarse mucho la cabeza.

Y es ahí por lo que creemos que la telenovela, como formato de historia diaria de unos 120 capítulos debe iniciar su andadura hacia la desaparición. No tengo ni idea de si una simple historia de amor puede sostener hoy en día una producción de 120 capítulos o más, pero lo dudo, y de lo que estoy segura es que no hay misterio ni trama policiaca que aguante ese mismo número de capítulos diarios y seguidos sin hacerse tediosa, repetitiva y absurda…o sin que le metas tantos cambios que hagan que la historia se vuelva irreconocible. Ya no se necesitan guiones que se limiten a repetir las mismas escenas porque las telenovelas ya no son consumidas por las amas de casa mientras planchan o puede que algunas sí, pero desde luego, no todas, ni en todas las latitudes ni en todos los horarios.

Ya en la actualidad, y en el futuro todavía más, cada uno de nosotros elige qué producto quiere consumir o disfrutar en sus momentos de ocio, qué resultado quiere obtener, que experiencia quiere vivir con lo que ve. Unas veces se trata de productos y obras que hacen pensar y morderte las uñas, otras veces algo que te haga reír, o llorar, pensar y sentir. No dudo de que haya gente a la que le gusten los productos multiusos, pero también hay mucha gente, entre la que me cuento, a la que no y a la que no le hace falta que un único programa sea como esas navajas suizas que incluyen desde un destornillador hasta un mondadientes, pasando por un cortaúñas y un sacacorchos.

Con independencia de que nos gusten las telenovelas híbridas o no, supongo que la idea nos parecería más tolerable si el producto fuera bueno, pero normalmente no lo es principalmente porque el género de misterio o suspense no nos parece adecuado para un formato de telenovela de 120 capítulos. Si comparamos las telenovelas latinas con las series norteamericanas del mismo tema, vemos que las producciones de más éxito no tienen más de 13 o 14 capítulos por temporada, como mucho 20, lo que permite que los guionistas se estrujen las meninges y cuiden los detalles, mientras que en las producciones diarias los guionistas necesitan trabajar a destajo para seguir alimentando a la fiera. Las tramas de suspense son incompatibles con la producción de material chapucero que mantenga entretenida a la masa durante tiempos tan largos.

Es decir, si el guión está bien escrito, la mezcla de suspense con la “tensión sexual no resuelta” propia de la novela de amor, se aguanta perfectamente si la producción dura incluso hasta 50 o 60 capítulos, pero no más. Una producción de entre 20 y 50 capítulos puede sostener el interés del espectador y transcurrir al ritmo adecuado para mantenerte interesado. En 50 capítulos, o bien el espectador ya sabe qué pasa, aunque los personajes no lo sepan todavía, y se pregunta con impaciencia cuándo se van a enterar esos zoquetes o bien ya estás harto de que te den pistas y estás deseando ver ya un poco de acción.

Si la novela es de amor, que para las redactoras de esta página son la únicas que constituyen un género único, ya que las híbridas compiten con las series en cuanto a temática y desarrollo (compiten en peores condiciones, como ya hemos dicho más arriba), más de lo mismo. Hoy en día se aguanta un conflicto que mantenga separados a nuestros protagonistas durante, como máximo 50 o 60 capítulos. Si están separados más tiempo, la tensión decae y si la razón de la separación se hace lo suficientemente grave como para que se mantenga más tiempo, ya no es creíble que las parejas vuelvan a lo mismo, después de hacerse mutuamente cosas imperdonables, como si tal cosa y como si aquí no hubiera pasado nada. Por dios bendito, ¿cuántas mujeres conocen que perdonen que sus maridos o novios las engañen y dejen embarazada a otra chica, además de a ellas mismas pero elija a la otra para casarse? Y si esas mujeres existen, ¿es ese el tipo de heroínas que las mujeres toman como modelo con el que se sienten identificadas?

Sabemos perfectamente que calidad no es sinónimo de éxito. Si sólo lo que tuviera calidad tuviera éxito no habrían triunfado “Gata Salvaje” o “Prisionera”, paradigmas de lo peor de lo peor en el mundo telenovelero. También sabemos que no es que éstas producciones malísimas sean así de malas de forma deliberada, aunque creemos que sí hay una cierta y desidia y desprecio del espectador de telenovela lo que genera que se considere que no nos merecemos algo mejor.

Como ya hemos dicho alguna vez en esta página, también entendemos que para muchos en el sector, la televisión es, una y exclusivamente un negocio. Con esta perspectiva, lo que sí está claro es que cada vez hay menos productos que triunfan y muchos más productos que fracasan estrepitosamente. ¿No habrá llegado ya el momento de replantearse qué se puede hacer con este género? Los aficionados a las telenovelas somos unos de los más fieles del mundo y aún así proliferan los comentarios de aficionados desencantados que están hartos de lo que se produce y que, como en mi caso, han desertado hacia otros lares, de momento de forma definitiva. ¿Se pueden permitir los productores de telenovelas que esta desafección aumente hasta un punto de no retorno?

Fill out my online form.

Comments

  1. ruidoblanco86 dice:

    Difícil dar un comentario de este artículo. Tal vez porque cada vez me desaniman más las novelas que he intentado seguir. En Argentina no hay ninguna actual que me satisfaga o me mantenga interesada. Había comenzado con El elegido pero me desilusionó la trama, apenas si la salvan los actores. Cuando me sonreís es tan tan…ya ni sé qué es pero tampoco me gusta. Creo que la última novela que me entusiasmó fue Caín y Abel y un poco menos, Contra las cuerdas. No he podido seguir Esperanza en Chile porque es un horario imposible para mí pero vi unos resúmenes que me gustaron, sobre todo porque está Ingrid Cruz Toro pero yo con las chilenas no soy imparcial. De los trailers me gustó Su nombre es Joaquín, creo que será interesante la temática pero en ese horario ellos descuidan un poco la historia de amor. Esperanza por lo que vi es más clásica y rescatan actores que yo hace mucho no veía. No sé si sabes Diana C. pero en Su nombre…trabajará Perez-Bannen, hará de investigador de una secta que se involucra sentimentalmente con una acólita. Estoy recuperando las ganas y el entusiasmo con 8º mandamiento pero en esta me ha encantado el tratamiento que hacen de la política y los medios masivos de comunicación pero incluyendo historias de amor, ojala no me decepcione. Otra cosa ¿Alguien sabe cómo va La mariposa en Chile? ¿Está buena?

  2. MarthaH ,totalmente de acuerdo el genero que tantas alegrias no dio en su dia hoy en dia solo nos produce en muchos casos verguenza ajena .Gracias que estan las asiaticas que si no ,que aburrida estaria.
    Ahora me dicen de seguir una historia de mas 100 cap y me da una flojera , ojala ese se arregle y volvamos a disfrutar de ellas como antes.

  3. Claro que no, que a uds les hayan dejado de gustar es otra cosa.

    Lamento decirles que hoy en dia el genero esta mas vivo que nunca, con cadenas estadounidenses entrandole a la produccion como univision, telemundo, mtv, nickelodeon. ya hasta los chilenos volvieron a producir y estan haciendo lo que los colombianos hacian en los 90s espero y no se estanquen cmo estos ultimos.

  4. Si antes podia ver una novela de mas de 200 capitulos pero ya no. Ahora escogo las que yo quiero ver. Las novelas que veo ahora mas son las de corea y estan bien producidas aunque si hay algunas que no son tan buenas.

  5. Si hay buenas telenovelas, o mejor si hay buenas producciones.. Así que no vengas con cuentos raros. Que tu ahora estes obsesionada con novelas asiaticas y ahora te pongas ciega, es tu problema.

    Buenas producciones que he visto este año, solo hay que saber buscar y que gustarte.
    Sino que cuando ustedes ven una historia diferente, un formato diferente, entonces critican porqué no es un culebron y a la historia de amor le encuentran todo tipo de peros y lo uno y lo otro porqué no es un culebron. Entonces cuando ven un culebron de televisa que es lo que dcien gustarle tambien lo critican.
    Mas bien decidete y deja la BIPOLARIDAD!!

    Los unicos que hacen porqueria tras porqueria son Televisa que siguen en las mismas, por supuesto en todos lados las hay tambien, pero no pasan los limites como ellos.

  6. Interesante artículo y respetable opinión… tengo algunas opiniones encontradas, pero, concuerdo con Ruidoblanco… cada vez hay telenovelas que me desilusionan facilmente. Por el momento, sigo “La Fuerza del Destino” (es la única que verdaderamente veo), porque es entretenida y me la recomendaron en un foro, pero, por lo demás, veo una telenovela y a las semanas… ya me cansa verla. No me dan ganas de seguirla. Quizás, sea por eso que Ruidoblanco y yo preferimos escribir nuestras propias novelas, ¿Verdad? Aunque a veces no nos queden bien.

    Saludos,

    Renzo

  7. Maggie Bee k-drama chuaeo, mul ah soh? dice:

    Que la industria no está metida en este tinglado por amor al arte, eso está más que comprobado; los únicos que estamos aquí por amor al arte, somos los que consumimos el género, y que es a nosotros a los que se nos menosprecia, vapulea e insulta con la metodología que se sigue últimamente, también.

    A la industria le está costando despertarse a la realidad de que internet se coló en nuestras vidas y modificó la manera en que los consumidores pues eso, consumimos. Valga la redundancia. Si es cierto que aún hay un buen segmento del público que no tiene acceso a ello, y se tienen que apañar con lo que “les echen” pero esos casos terminarán por desaparecer en un tiempo no muy remoto también. Y llegará un momento en que ya despiertos, les toque cambiar.

    Desde que empecé a adentrarme en la variante Coreano-Japonesa del género, empecé a comprender lo que tienen de inteligente.

    Para empezar tienen dos opciones, un drama diario de media hora de duración que suele estar al aire unos 100 capítulos (Que no se suelen subtitular con lo cual entrarle a palo seco y entender es más difícil pero a grandes rasgos tocan los mismos palos que la telenovela latinoamericana) y los dramas que van dos días a la semana que suelen rondar una media de 16/20 capítulos y que duran hora y diez más o menos. Con lo cual a la semana tienes algo menos de dos horas y media de una historia (Si se juntan los capítulos emitidos en una semana en Colombia de la Pola, o de Café o de…. no van a dar ni de cerca dos horas y media de ficción con esa manía que tienen de emitir capítulos de 15/16 minutos)

    Estos dramas de pocos capítulos están al aire dos o tres meses, de vez en cuando tienen extensiones pero no suele ser el caso; entonces tienes la certeza que empiezan y terminan y no se desvirtúan….(cosa que no pasa por ejemplo en España, que si la tira resuelve su franja, empieza un templar la cuerda hasta que por desidia se rompe) Me parece que esta forma, aparte de no aburrir con morralla de relleno, (que todas las novelas latinoamericanas tienen) rota mucho a los planteles de actores (que tampoco sufren exclusividad de cadenas de televisión como pasa en Méjico) y terminan con un producto que no insulta la inteligencia del espectador.

    Además estos dramas están tan imbricados dentro de la sociedad, que si tienen éxito, se cuelan en otros ámbitos y suelen usarlos a la hora de crear anuncios, ya sea para vender neveras o televisores o lo que sea (Eso todavía no lo vi en ningún otro lado) Lo que si vi y me enseñaron en otros lados es que mejor no te amañes mucho con una historia, que si no llega a las expectativas de la cadena de turno, le dan carpetazo y a otra cosa mariposa- con una falta de respeto hacia todo el mundo, al equipo que está sacando adelante el proyecto, al que le atrapó la historia (las trampas del amor, Cain y Abel, y Secretos de familia fueron las últimas que me hicieron eso)

    Por tanto, llevas razón, Marta, de la manera que el mundo se mueve ahora, ya les está haciendo falta reinventarse un poquito, si no quieren que lleguen otros y les coman el “mandao”

  8. Yo creo que SI es el fin ( hace añales que no veo nada decente. Me quede en 2004/ 2005 con mi VIUDA DE LA MAFIA y SALVAME MARÍA ( hablo de telenovelas
    Series me quedo en 1997 con LA MUJER DEL PRESIDENTE( y gracias a internet porque en España nO puedo elegir
    que tengo ahora( en España,…,ficciones adaptadas a un publico muy concreto que vive en usa y donde se empeñan en mexicanizar TODO. Producciones con mucha pompa y boato( se nota que el dinero les sobra) ficciones que trancurren en lugares imaginarios con sus machos man de turno, heroinas tontas( eso si a la ultima moda mas hortera y pintadas como puertas)
    Colombia cada dia se parece mas a telemundo con tanto remake recargado ( vease esa ultima remake de ”las Juanas” ahora dicen que van a refritar la de Primera Dama( Chilena
    Argentina le ha dado por logias, elegidos, asesinos en serie,sexo( donde las escenas de amor, no son de AMOR sino de sexo( vease a la Gaetani en Herederos de una venganza) lo siento pero no aguanto tanta ordinariez y mal gustó durante tropecientos capitulos
    Venezuela con sus aciertos y sus menos( actualmente no me gusta porque tod@s parecen ir al mismo cirujano plastico pero Venezuela siempre ha arriesgado me quito el sombero ya desde Ángeliva Pecado y La Mujer de Judas( que tengo pendiente)
    ahora en TVColombia estan pasando La Viuda de la mafia y Verano en Venecia( osea una menda tendria sessión DOBLE de mi detective aguerrido amado miooo ABEL RODRIGUEZ) y nada NO PUEDO ELEGIR porque esas cadenas y esas ficciones NO LLEGAN A España. a la fuerza tengo que tragarme esa mezcla de NADA que es telemundo & telvisa made in usa, pues nO ya me obstine! y sigo con mis clasicos de siempre.
    lo ultimo que vi es GUAJIRA( dicen que la novela no tuvo éxito pero para mi si porque busco sea diferente y original me encantó porque toco un lado de la vida que muchas novelas evitan.
    resumiendo sigo con mis novelas de antaño que es televisión bien hecha que cuentan historias muy cercanas de vecinos, de padres, hijos, de jefes de justicia y verdades a medias, de personajes que sufren y quieren, ademas tienen la sabiduria del suspenso que juega al drama y se enamora del melodrama!

  9. Particularmente yo, hace tiempo que busco una novela
    que me emocione, para poder seguirla con asiduidad, como he hecho anteriormente, dado que me gusta este género, y
    que he podido acceder a él a través de internet, porque
    los horarios de tv coinciden con los de trabajo. Estoy de
    acuerdo con el artículo en cuanto al vacío de ideas de la
    mayoría de las novelas que se están poniendo actualmente
    en el mercado, sobre todo por las productoras mejicanas
    actuales, que sólo plantean “refritos” y versiones de otros
    exitos acaecidos en otros países, al igual que las nuevas cadenas de USA, que tampoco apuestan por la definición de contenidos interesantes, más preocupadas de la forma que del fondo. Eso no quiere decir que novelas mejicanas no estén entre las mejores del género, pero no son novelas recientes. Yo las últimas novelas que he visto son colombianas y argentinas, algunas recomendadas por vosotras, pero llevo un tiempo que no encuentro nada que pueda emocionarme al respecto. No se cuál es el futuro
    de las telenovelas, porque cada vez es más dificil “engancharse” con alguna de ellas, pero pasa por una toma de conciencia del sector basado, como decís, en acortar el producto y darle mayor calidad y diversidad de soportes para que el espectador pueda acceder a él de la forma más cómoda. Saludos.

  10. @ruidoblanco Si se lo que se cuece en Chile, de hecho tengo en draft un artículo que pone lo que viene de Chile y ahi esta porque he ido publicando cosas por encima y ahora no tiene mucho sentido publicarlo cuando ya cosas empezaron

    Se que Perez-Brannen actua en su nombre es Joaquin, supongo que algo veré, si algun dia mi dia tiene 28 horas jajajaja. No ya sacare tiempito. Ruidoblanco te debo el comentario de El hombre de tu vida

  11. Estoy de acuerdo en que las telenovelas han empeorado en los últimos años pero yo sigo encontrando historias que me gustan.

    En lo que si estoy de acuerdo es en el excesivo número de capítulos que tienen. Cada vez me da más pereza ver telenovelas largas aunque al final las termino viendo.

  12. Yo estoy igual… de lo nuevo no consigo ver nada que me enganche.
    Tanto que las novelas que veo son todas viejas.
    ¿Que pasa? ¿tan difícil es hacer una historia de amor en condiciones?
    Puede que el problema sea como dice MartaH, las novelas son eternas, ponen a modelos en vez de actores, y no innovan nada…
    Vale, no hay mucho margen de maniobra en la dinámica chico conoce chica y que siempre el desarrollo de la novela es el mismo.
    Pero mie… si la historia es buena nos la tragamos desde el principio al final, aunque el patrón nos lo sepamos de memoria.
    Y bueno ya ni hablar de la famosa química de los “actores”, yo he visto congeladores donde hace menos frío.
    Parece ser que la crisis global toca todos los palos.
    Imaginación!!! guiones buenos!!! actores de verdad!!! Con estas tres cosas nada mas, se pueden hacer maravillas aunque el decorado sea de cartón piedra. De que me sirve ver paisajes espectaculares y cuerpazos si me falta lo demás!!! Para eso me pongo documentales de viajes o miro fotos de modelos.

  13. Estoy totalmente de acuerdo contigo,Martha H. Yo veia novelas de 120 caps. y mas desde pequeña hasta hace un tiempo;pero al pasar el tiempo, tengo mas responsabilidades en la vida, y el tiempo de ocio no es el mismo de la adolescencia,por esto y mas he dejado de ver telenovelas latinas.Principalmente por que las historias no me atrapan como hacian antes y las historias son inveroscimiles y muyyy largas.Comencé hace unos meses a ver “Cuando me enamoro” (para volver a lo latino) y les confieso ke me gustó ,pero luego de unos dos meses, me cansé de ke los conflictos los alarguen tanto y dejé de un porrazo dejé de verla.Tambien la novela colombiana “A mano limpia”es buenisima y la historia super diferente y bien real,pero al ver x internet ke tiene mas de 170 caps. por poco me da un “bioco”, y me pregunté, Seré capaz de terminar semejante longaniza?,lo dudo en realidad ,pero trataré.La verdad es que el género está en decadencia, y tristemente somos menos los que exigimos calidad,buenos actores e historias; y las productoras solo producen para la masa poco exigente, por eso muchas de las historias son tan mediocres en todo.

    Saludos…!

  14. a proposito, veo que en este foro, hay mucha gente de España. Para ustedes, ¿Que es un macarra? La verdad, esa palabra la escuché de una persona de Cataluña y pensé que quería decir “guapo” (porque solo habla de hombres guapos), pero, cuando me explicó quería decir otra cosa.

    Saludos,

    Renzo

  15. yicomaga21 dice:

    Las telenovelas siempre han sido de mis afectos, crecí viendo una y otra y otra historia, algunas buenas, otras no tanto y una unos verdaderos bodrios, pero no había querido hacer la reflexión de por qué antes tenia una historia que seguía cada noche a como diera lugar y ahora no tengo una historia que me haga correr para llegar a las 8:00 pm para no perderme un segundo, hoy llegó la hora. Desafortunadamente la respuesta es fácil y sin tener que dedicar mucho tiempo para obtenerla, las telenovelas de hoy no son interesantes, son repetitivas, insulsas y con unos protagonistas que no pasan del almanaque del año pasado. En los últimos 5 años han roto este ciclo algunas excepciones, pero la tendencia arroya…por eso comparto la opinión que se está acercando el final de este formato que siempre ha representado a Latinoamérica, se debe hacer un alto en el camino por parte de los realizadores y concientizarse de la calidad de las historias que nos cuentan o estaremos diciéndole ¡adiós Sra. Telenovela!… Está opinión la hago al hacer conciencia y eso que yo contrario a algunas no he buscado en las historias asiáticas una opción, quiero prender una velita para iluminar mi esperanza que se de el cambio esperado, así se vea muy lejano está opción, ya que con la incursión de las cadenas Norteamérica en está industria televisiva solo percibo afán por contar historias y obtener ganancias, y nada de calidad y búsqueda de verdaderos éxitos.

  16. @Renzo: te dejo la definición de la RAE que lo explica muy bien. (la verdad no pensé que estaría XD):

    macarra.

    (Del cat. macarró, y este del fr. maquereau).

    1. adj. Dicho de una persona: Agresiva, achulada. U. t. c. s.

    2. adj. Vulgar, de mal gusto. Apl. a pers., u. t. c. s.

    3. m. rufián (‖ hombre que trafica con mujeres públicas).

    Es decir, que cuando llaman a alguien macarra no le están diciendo ningún piropo. Se puede ser guapo y macarra, pero no guapo para ser macarra.
    Normalmente solemos decir “tiene pinta de macarra”, eso significa que viste así en plan hortera y chulesco, lo que pasa es que lleva el agravante despectivo de delincuente de barrios bajos por el aspecto que luce.
    En cuanto a “es un macarra” eso significaría que es una persona achulada, agresiva y además “tiene pinta de macarra” y en muchos casos esos “macarras” son delincuentes de verdad.

    Por cierto, ¿cuando preguntas que es para nosotros un macarra?¿te refieres a todos o solo a los españoles? es que yo creo que solo la usamos en España…
    Y ya en broma a mí siempre “macarra” me recuerda a macarrón XD y sí lo sé no tiene nada que ver, pero no puedo evitarlo, oigo macarra y pienso en macarrones XD.

  17. @Renzo, ‘macarra’ es una término muy arraigado en toda España que se refiere a una persona que trata a los demás con rudeza, con agresividad y/o con insolencia, y hace las cosas con poca elegancia. Por ejemplo, cuando empiezas a soltar improperios, te pueden decir ‘¡Pero qué macarra estás hecha, compórtate como una señorita!’, o incluso cuando vas vestida de manera hortera puedes oír un ‘¡Quítate esa ropa, que pareces una macarra!’.

    El término, de hecho, hace referencia a los típicos hombres que suelen vestir chupas de cuero (chaquetas de cuero) y que van por la vida como Kenickie, el rubio amigo de Danny Zuko en la película Grease xDD

    Bueno, espero haberte sido de ayuda =)

  18. Novelas asiáticas: No me gusta para nada la gente asiática, así que mejor ni hablaré nada.

    Series gringas: No sé dónde ven tanta calidad. “Glee” es más estúpida que cualquier bodrio miamero. Las noveluchas de CW igual no son el gran hallazgo del año. Y 70% de lo demás, puro bodrio de vampiros, zombies, demonios, espíritus… Yo abomino a tanto ocultismo que nada tiene que ver con el género humano.

    Que a uno le resulte aburrido ver tanta telenovela, es natural. Pero, definitivamente, la telenovela latinoamericana no se va a morir mientras este mundo esté de pie, simplemente porque es el mejor reflejo de la idiosincrasia de cada país y de todo el continente. Yo prefiero mil veces algo anticuado, cliché, refriteado y etc., pero creíble, entrañable como “La que no podía amar” que verdaderos insultos gringos a la inteligencia de cualquiera como “The walking dead”, con los cuales nadie que sea “subdesarrollado”, pero con un mínimo de inteligencia, puede identificarse.

    Y por si habla de refritos, Hombre de hierro, Pitufos, El planeta de los simios, Yogi Bear, Hawaii Five-0, 90210 ¿qué son?

  19. @Marta, En cuánto a las venezolanas de Martin Hahn que nombraste, ahorita me ví el final de “La Viuda Joven” y resulta que [SPOILER]el gran asesino queda libre mientras todos creen que están seguros ya que sus cómplices están muertos, y el estúpido del policía que dejó al criminoso libre es promovido[/FIN DEL SPOILER]. ¿Cuando una seriecita iba a reflejar tan bien, con tanto impacto (TODA VENEZUELA habla del gran final de ayer en Twitter) y sin dejar de ser melodrama, la incompetencia de las autoridades venezolanas con la violencia y, por consecuencia, con todos los problemas sociales cada vez peores en Venezuela, bajo el (des)gobierno del payaso, Hugo Chávez?

    NUNCA.

  20. P.D.: No odio a los asiáticos, pero me parecen MUY aburridos.

  21. Hola Danilo, yo no hablo de que se acabe la telenovela como género, sino el formato de 120 capítulos o más. Creo que habría que hacer telenovelas más cortas y cuidando más el guión.

  22. Hola Marta- estoy 100% contigo. Yo eh sido un fiel telenovelero desde pequeno y ahora por primera vez no veo telenovelas. La ultima que vi fue La Reina del Sur. Esa fue una telenovela buenisima y corta. Hoy en dia ya casi no ay tiempo ni interes de seguir una telenovela por mas de 60 capitulos. Ya aburren cuando entran a la mitad. Los productores tienen que despertar.. Ay que hacer novelas mas cortas, con temas mas actuales y no repitir lo mismo actores. Y mucho menos poner a actores que ya pasaron 40 anos en papeles de jovenes. La internet esta cambiando la forma de ver televison. Y creo que deben de hacer web novelas cortas como de 30 capitulos con temas mas actuales de hoy en dia. Y darle la oportunidad a nuevos escritores.
    Esta pasando lo mismo con las soap operas americanas. Despues de Enero 2012 solo van a quedar 4 novelas americanas al aire. Cuando en los 80 habian mas de 12. Este mes una soap opera que lleva mas de 41 anos sale de aire. Y soy un fanatico de los soap operas pero tambien las dejer de ver porque son muy atrasados en los temas.
    Y de las novelas que eh leido que vienen para el 2012 nada suena interesante.. So por lo visto no vere ninguna novela por un buen tiempo

  23. Hola, gracias por sus explicaciones sobre la palabra “macarra”, en realidad, primera vez que escucho esa palabra, por eso, me llamó la atención. A mi también me viene a la mente la palabra “macarrón” (jejejeje). 🙂 🙂

    Saludos,

    Renzo

  24. Para mi esta bien que mezclan varios elementos. Ficciones de 120 capitulos solo con una historia de amor o con una historia de misterio es imposible que sea buena. Lo que pasa es que no todas saben mezclar bien estos elementos y les salen cosas completamente absurdas como La Reina del Sur o Mas sabe el diablo. Pero tambien hay casos como La viuda de la mafia, Por que diablos, Montecristo o El ultimo matrimonio feliz que han sabido hacerlo. Y en Colombia generalmente saben hacerlo. Lo que pasa es que la pareja protagonica cada dia es la que menos presencia tiene en sus producciones. En parte eso se debe a que por decadas se han dedicado solo a este tipo de historias y ya son saturadas. Mientras hayan producciones de peso como las que nombre o otras como El Cartel, Los Caballeros las prefieren brutas, Amar y Temer, La Pola o A mano limpia a mi poco me importa si se pueden llamar telenovelas o no. Son excelentes y eso es lo que cuenta mas!

  25. Mariana de Torres dice:

    Cuando tengo tiempo veo los primeros capítulos de las novelas que creo me van a interesar, si me interesa, las busco en la internet o las bajo de algún foro… no me apetece ver novelas de más de 100 capítulos.

    La única novela que he visto completa y más de una vez es La Hija del Mariachi y cada vez que la veo encuentro algo que me perdí anteriormente. Aunque es una novela de la chica pobre y el niño rico, la música, el amor y la amistad son lo que hace esta historia atractiva.

    Las novelas de Televisa son muy predecibles y casi siempre usan los mismos actores, muchos de ellos sobreactúan y aceptan hacer papeles que no concuerdan con su edad en la historia.

    A pesar de todo, prefiero ver una historia latina que una asiática ya que me identifico más con mis raíces.

  26. Estoy totalmente de acuerdo con el artículo, la verdad no sé qué tienen las telenovelas de ahora que todas me parecen aburridas, desde La Hija del Mariachi que no encuentro ninguna que me enganche y eso que he intentado ver una que otra, pero es que les hace falta el encanto de antaño, pero afortunadamente me topé con los dramas asiáticos y desde entonces no puedo dejar de verlos, se han convertido en mi nueva adicción y es que hacen unas historias tan, pero tan bonitas estos asiáticos, especialmente los coreanos, por eso yo digo lo mismo que Maggie Bee: ¡¡¡K-DRAMA CHUAEO Y SARANGHEO!!!

    Muy buen artículo Marta, me encanta cuando escribes tus reflexiones.

  27. De acuerdo con el articulo y con la mayoria de comentarios, no hay nada que hacer, cada vez me resulta mas dificil engancharme con una telenovela nueva. Para mi la respuesta esta en los hibridos, es la unica manera de sostener una novala por 100-120 capitulos. Si bien es cierto que se sale del genero clasico si puede llegar a ser un buen producto cuando esta bien echa. Con este pensamiento empeze a ver El Elegido y me gusto lo bien cuidado que estaban ciertos aspectos. Pero todos esos detalles tan bien cuidados poco a poco fueron perdiendo atractivo al desarrollarse la historia. La trama de misterio se vino a bajo y lo unico que me sigue gustando es la trama de amor y esos es mas gracias a los protagonistas que a la trama en si.

  28. Las novelas asiaticas son super X prefiero una tlnovela latina. Pero parece que si ahora hay una crisis grave pero bueno Televisa este año vendio como pan caliente a sus producciones estelares como TDA gracias a Maite,William y Victoria Ruffo y ahora a su fracaso estelar DOS HOGARES todo x su elenco Anahi, Goiry, Ponce y laura leon.
    Aun asi Televisa siue siendo la lider en exportacion cosa que no Globo, rcn podran superar y ni si quiera a la basura de Telemundo.

  29. ruidoblanco86 dice:

    En tu artículo, Marta has dicho muchas cosas con las que coincido y entendí que hablabas de las novelas largas, entre paréntesis, me encantan cuando ustedes escriben tropocientos capítulos, por eso dije que cada vez me atrae menos una novela de más de 60 capítulos. También reconozco que muchas veces no se logran híbridos perfectos y quedan en nada. jamás dijiste que la novela en sí fuera a acabarse. Otra cosa, las empresas siguen vendiendo sus productos. Alguien aquí dice, muy acertadamente que ya no somos adolescentes que disponíamos del tiempo del mundo para verla en novela. Coincido con esta reflexión porque es lo que me ha pasado a mí. Siempre fantaseé con ser independiente para ver horas y horas las telenovelas que yo quisiera. Jamás cumplí ese deseo, las responsabilidades ha aumentado. Renzo, gracias por mencionarme pero no coincido contigo ya que vos escribís muy bien, tus diálogos y situaciones son muy bien logrado. Sabés que admiro tu entusiasmo y constancia. Diana C, vas a lograr que me emocione. No sabes lo importante que ha sido para mí ver que me respondiste, gracias, de todo corazón. Valoro lo que hacen aquí y sé que no te alcanzan las horas, aún así, cumples y cumplen siempre. Espero paciente y ansiosamente el comentario de El hombre…Otra cosa, reitero que los comentarios en facebook son acertadísimos.

  30. María Luisa dice:

    @Marta, hace rato que las producciones latinas no me gustan, que ya hasta cambie de continente. Las que más o menos sigo viendo, cuando puedo y no tengo otra cosa que ver, son las novelas colombianas, (pero no la de narcos) creo que son los únicos que no me molesta la forma en que actúan. Estoy de acuerdo con todos los aspectos que mencionaste, sobre todo con la parte en la que dices que ponen a actuar a personas más por su físico que por su capacidad. Sería genial que hicieran novelas cortas, a lo mejor siendo las novelas cortas pueden hacer buenas historias, a veces con historias simples y sin mucha complicación se pueden hacer historias fantásticas.

    Yo me declaro fan incondicional de las novelas asiáticas y no estoy ciega, simplemente cambie de gustos, no porque haya personas que no les guste lo que a mí me gusta, me voy a enojar y decir que están ciegas o bipolares. Si les gustan las latinas, pues qué bueno, son sus gustos y nadie los puede cambiar. Tampoco digo que en Corea hagan sólo producciones excelentes, como en todo, hay cosas buenas y cosas malas.

  31. referente al tema asiatico coincido totalmente con Danilo y Mariana. no me siento identificada para nada y a mi personalmente me deprimen
    referente al numero de capis que debe tener una telenovela( si el tema es bueno( vease mi VIuda de la mafa, Nano,.Corazón Salveje( 1993), Cafe con aroma de mujer, Salvame Maria, Maria de nadie( esa tiene 200 y se hizo corta) ,Estrellita mis, Leonela,Ángel de la guarda, Rauzán,Amor Sagrado,.. etc, etc, etc,… que vi los capitulos sin pestañear para mi cuantos mas capis tengan MEJOR!
    claro siempre hablo de TELENovela de antes porque la telenovela ”actual” murió para mi.cada vez las cuentan peor

  32. Yo no creo que murio. En este momento hay de todo. Hay un A mano limpia, hay un Cielo Rojo, hay un Bajo el alma, hay un Secretario, hay un Octavo Mandamiento, proximamente habra una Tres Milagros. Por el Elegido estoy de acuerdo, ya se puso aburrida. Cada una de estas producciones cumple con lo que promete. A mano limpia, El octavo mandamiento y Bajo el alma tratan muy bien todos los complejos que tocan, el Secretario hace reir y tiene una buena pareja, Cielo rojo es un melodrama tradicional muy bien llevado y Tres Milagros promete mucho.

  33. Gracias, y disculpen los demas la molestia, pero, me llama la atención el comentario de Ruidoblanco porque que yo sepa, nunca te vi comentando mis foronovelas, ¿Que foronovelas has leido?

    Saludos,

    Renzo

  34. ruidoblanco86 dice:

    Renzo leí, hace mucho, y por una recomendación de esta página que hablaba del fenómeno de las webnovelas En un bazar, y también comencé Yo de tí, tú de él…o algo así. Me hacía reír tus diálogos como por ejemplo cuando Altair le tira el balde de agua sucia a José estando en la casa de Imanol. Descubrí que eras el autor de En un bazar hace poco-
    .

  35. yo he dejado de ver telenovelas hispanoparlantes, salvo excepciones como por ejemplo el Laberinto de Alicia, que es la unica que estoy siguiendo. Y es porque no me gusta lo que esta pasando. Estoy aburrida de los remakes, estoy aburrida de ver a actores ya viejos haciendo de jovencitos cuando hace mucho que pasaron los 40, estoy aburrida de los malos guiones y de que la mayoria de las telenovelas se reduzcan a un malo-un bueno, estoy harta de soportar a los malos actores y su cada vez peor pronunciacion…

    No estoy contra el genero de las telenovelas, estoy contra lo que se le esta haciendo actualmente. Estoy aburrida de que varias de ellas se reduzcan a sacarse la camisa o seudosexo. Hace mucho que no veo una telenovela bien escrita, bien interpretada, bien dirigida, hace mucho tiempo

  36. Bueno, la de “Yo de tí, tú de él, y él de mí” fue escrita en colaboración de otras autoras, Deianne y Nefertiti… es una foronovela divertida, pero, claro, como la escribí con otras personas, pues, llevo mejores recuerdos de la que escribí en solitario.

    Por ejemplo, me alegra que te haya gustado “En un Bazar”, esa es una de mis foronovelas favoritas de las que escribí en soltitario y que puedes disfrutar en mi portal.

    bueno, creo que nos estamos desviando del tema, así que mejor, la continuamos en mi portal. 🙂 🙂

    Renzo

  37. Hola a tod@s,
    Navegando en la red he venido a parar a acá (x cierto, interesante artículo).
    Quiero ser guionista y uno de los géneros que más me gusta es el de la telenovela.
    Necesito guiones que me sirvan como ejemplo en mi cruzada. En internet sólo es posible ver y bajar las telenovelas en vídeo pero ni rastro de un guión escrito.
    Si alguién sabe cómo puedo conseguir algunos libretos se lo agradecería muxísimoooo.
    Vivo en Barcelona, España.

    merci!!

  38. A pesar de que el género pasa por una gran crisis(especilamente en la mas grande productora de estas, Televisa);no he perdido la esperanza en el y poco a poco iré terminando las telenovelas latinas que comencé a ver y que a pesar de sufrir del clásico “120 caps. o mas” , valen la pena por su contenido , actores (química y naturalidad al actuar)y sobre todo historia original y a veces realista.Se las recomiendo a tod@s aqui,son verdaderos ejemplos de que todavia hay esperanza.

    Bajo el alma (méxico),A mano limpia (colombia)y una de hace unos añitos Montecristo (argentina).No se arrepentiran.

    Saludos…!!

  39. @Yaisa ¡Madre mía, eres mi álter ego! Ö Yo también me llamo Yaiza, también soy española (de Bilbao) y también quiero ser guionista de telenovelas, ¿no es genial? =D

    Y, por si fuera poco, también muero por tener un guión de telenovela escrito. Lo más cerca que he estado de uno es en una foto que subió a Twitter el actor Arap Bethke, aquel que interpretó al capataz Antonio en ‘Doña Bárbara’ y que ahora está en ‘El Octavo Mandamiento’. En la imagen aparecen dos hojas de su guión y se puede vislumbrar más o menos su estructura, pero vamos, forzando mucho la vista. Pero guión como tal, qué va, no he podido conseguir. =/

  40. es un analisi perfecta..una buena novela no mas de 90 capitulos…ce nececita esplorar tema nuevas.. amor ok..pero punto con mujer pobre jouven , virgin y tonta ! se puede ablar de histora con protagonica, mujer feo o gorda ( betty la fea mi gorda bella) , mujer mas grande de progatonico o que tiene handicap …ablar a si de tema importante como handicap, en esto momento su you tube miro 2 veja novele colombiane..ladron de corazon y por ques diablos, el tema de este novelas es enteressante estan diferenzia de eta y cultural

  41. Imaginación!!! guiones buenos!!! actores de verdad!!!

  42. ryoga_hibiki dice:

    En rigor el título del artículo plantea un interrogante correcto: no está hablando del fin del género de la telenovela, sino del formato de 120 capítulos (que, por cierto, no sé de dónde salió). Me gusta el análisis que se hace acá, porque ya es hora de que los guionistas y ejecutivos se den cuenta de que tienen un público cada vez más exigente y variado. Se pueden hacer producciones más cortas, más concretas, que mantengan el interés constante en la trama y en los personajes sin que se caiga en momentos tediosos (lo que en mi país ocurre cuando las señoras dicen que “la novela se puso mamona (cansona)”).

    Como latinoamericano y colombiano, he visto un número moderado de telenovelas: además de algunas nacionales, la mayoría han sido mexicanas y una que otra de Miami (mucho antes de que Telemundo y la otrora programadora colombiana RTI se aliaran; poco me gustan las venezolanas y por desgracia las brasileñas no han tenido éxito acá); y por supuesto, he visto novelas buenas, malas y mediocres.

    Hasta finales de los 90, cuando el entonces sistema mixto de la TV colombiana (el Estado era el dueño único de los canales y empresas privadas licitaban [concursaban] y alquilaban espacios según lo que ofrecieran o lo que el Estado determinara) fue reemplazado por el actual duopolio de los canales privados Caracol TV y RCN TV, la “limitante” de dos o tres novelas diarias por canal, de capítulos de media hora, además de otro número similar de dramatizados (series semanales), con los igualmente limitados recursos de entonces, hizo que los guionistas y las programadoras se preocuparan por crear producciones con cierta calidad, sin importar si iban a exportarse o no, sin pretender complacer audiencias ajenas (las que, sin embargo, se acercaron a las producciones colombianas como alternativas a los desgastados esquemas de sus similares mexicanas y venezolanas) y con mucha mayor variedad en cuanto a los subgéneros que se manejaban (no todas las novelas colombianas son ‘chistositas’).

    Desde que Caracol TV y RCN TV pasaron de programadoras a canales muchos colombianos hemos notado, a pesar de la mejor producción (la forma), una baja sensible en la calidad, si bien ha habido unos cuantos buenos productos (Betty, la fea fue el primer éxito de los recién creados canales privados). Pero lo que sin duda hirió la telenovela colombiana fue la alianza (necesaria para la supervivencia de RTI) con Telemundo, que impuso modos ajenos aun cuando muchas de sus producciones son reencauches de telenovelas viejas de RTI, empresa con una amplísima experiencia (fue de las primeras compañías televisivas colombianas en exportar a Europa), además de la invasión de actores extranjeros (unos buenos, otros no tanto). Por desgracia, como es lo más ‘rentable’ y el público colombiano se ha vuelto impredecible, siguen produciéndose y exportándose. Se ha ido perdiendo así la ‘identidad’ de la telenovela colombiana, considerada ‘realista’ y ‘costumbrista’.

    Ahora hay cuatro o más novelas nacionales diarias (x 2 canales = 8 ó 10 producciones al mismo tiempo), con variable calidad. Prácticamente no hay series semanales y las pocas que se diseñan para ser así se emiten no obstante de lunes a viernes. Y debido a la libertad que ahora tienen los canales de manejar sus parrillas de programación, una novela puede desaparecer repentinamente, ser enviada al horario de la tarde o a la medianoche sin (casi) previo aviso, porque lo que más importa no es el público sino lo que diga Ibope (la obsesión por aplastar al rival).

    Desde hace unos años no veo mucha televisión y pocas producciones despiertan mi interés. Ahora mismo estoy viendo El secretario y la serie policial Infiltrados, lo que percibo como algo positivo en tanto alternativas al melodrama mal llamado clásico. No me gustaron las ‘narconovelas’, no por reparos morales ni por la “imagen” del país (creo que mal que bien reflejan una realidad), sino por la saturación que hicieron del subgénero. Antes de esas dos, vi Bermúdez, soportando el maltrato del canal que la emitía hacia sus televidentes; y sé de otras producciones como El último matrimonio feliz, La saga o Pecados capitales, que aunque no vi, sé que conservan un estándar mínimo de calidad. Percibo que países como Perú y Chile están pasando por un momento similar al que pasó Colombia en los 90.

    Sobre las series asiáticas, una alternativa válida (también consumo series estadounidenses y británicas, como muchos de ustedes), casi no he visto surcoreanas (que son las más melodramáticas) pero sí japonesas. Entiendo que el formato de miniserie (20 capítulos en el caso de las surcoreanas, 10 u 11 en el caso de las japonesas) es por una cuestión de costos (al igual que las cortísimas temporadas de las series británicas, 6 o 7 capítulos). Y así como hay mucha basura y mucha serie mediocre (la peor que he visto ha sido la decepcionante Sunao ni narenakute [Fuji TV, 2010; me aburrí en el capítulo 7], también he podido encontrar joyas como Karei naru ichizoku (“La gran familia”, TBS, 2007), Edison no haha (“La mamá de Edison”, TBS, 2008), la divertida Kimi wa petto (“Eres mi mascota”, TBS, 2003) o Second Virgin (“Virgen por segunda vez”, NHK, 2010).

  43. El q los ratings de las telenovelas de televisa en México no esten dado grandes resultados no significa fin del género.

  44. Estoy deacuerdo con varios puntos que se han dicho aqui las telenovelas tienen que evolucionar si quieren seguir siendo relevantes en este siglo XXI. Lo que pasa es que las novelas siguen repitiendo las mismas historias caducas que ya no son creibles en nuestros tiempos particularmente las novelas mexicanas, colombianas y venezolanas. Esas historias de la muchacha pobre que sale de su pueblo y se enamora de un rico, los hijos bastardos que quieren reclamar sus fortunas y tambien buscan venganza etc. Historias que se repiten una y otra vez y ya hartan. Tambien todo el mundo tiene que casarse y tener hijos para ser feliz, vivir en una mansion, viajar y demas ridiculeces. Como dice el comentario usualmente toman como 120 a 180 en desarrollar toda la novela y estiran como chicle si es un exito y asi la novela se estanca y empalaga uno pierde interes y ya ni le importa como acaba solo quiere que acabe de una vez. A mi las unicas novelas que aun me gustan y me entretienen son las brasileñas son las unicas que puedo disfrutar las venezolanas, mexicanas, colombianas, argentinas, latinas hechas en EEUU no me interesan para nada las detesto. No es que las de Brasil sean perfectas tambien las de Brasil han sufrido de esa decadencia y han perdido un poco del encanto pero siguen siendo las mejores de América Latina ya que han mantenido la calidad y hablan de temas mas afines a nuestra realidad. Lei de hecho que la Globo esta pensando en hacer novelas mas cortas, con menos actores y buscan nuevos autores todo para atraer la audiencia que han perdido esta decada pasada. Pienso que la telenovela no morira pq es algo que esta muy arraigado en nuestra cultura latina pero si pienso que se ira transformando para sobrevivir en este siglo.

  45. Yo ya me desilusioné hace tiempo. Desde que terminé la Hija del Mariachi sólo me pude enganchar con Ciega a Citas. Estaba claro que después de ver eso no iba a poder volver a las novelas tradicionales, por lo que las coreanas para mí han sido mi balsa de salvación. Desde que vi la primera hace ya un año no he podido volver a ver una latina, y lo he intentado,pero también ha coincidido con una mala época en novelas.
    Yo respeto que no os atraigan las asiáticas, pero si os atreveis a ver alguna, vereis que tienen más en común con vosotras de lo que decís.

  46. todo esta genial!!
    todo es nuevo! y con actores super genial!!

  47. Son etapas, y como bien decis en el post el género es muy dificil que sea bueno ya que aunque una telenovela tenga varios autores casi se empiezan a escribir unos pocos meses antes que se graben (exceptuando las brasileras que las escriben de principio a fin antes de grabarlas), y que el genero exija un capituilo diario, más un formato preestablecido de una minima de más de 100 capitulos tampoco ayuda…

    Tampoco creo que el genero este en su explendor por que los norteamericanos hagan telenovelas, ya que hace unos años un empresario tuvo un canla de cable en EE.UU de puras telenovelas hechas en EE.UU y fue un rotundo fracaso.

    Yo creo que el genero o el formato va a seguir como hasta ahora, ayornandose en algunos casos, incluyendo tramas más maduras, y en otros como Univisión o Televisa que en el fondo son lo mismo, persistiendo en lo rosa, aunque cada vez tenga menos adictos.

    Sobrelas asiaticas NO LAS SOPORTO.

    El formato tiene sus rachas igual tambien le esta pesando, Televisa no ha tenido ninguna novela verdaderamente exitosa este año, y no hay ninguna novela en toda Lainoamerica que se haya convertido en un gran exito que traspase las fronteras de su país al contrario cada vez se exportan menos novelas a paises extrangeros, exeptuando Televisa (y ya sabemos por que, el resto de paises practicamente no exporta nada ni siquiera a sus paises vecinos).
    Tal vez la solucion sea hacer novelas más cortas y más maduras, pero para eso los consumidores del genero y sobretodo nosotras las consumidoras tenempos que ser más exigentes, y no resignasrnos a decir que queres si es una telenovela…no exijamos que ese genero sea algo mejor.

  48. Excelente y preocupante articulo. Tienen toda larazón y los mas preocupante es que la industria que se cree madre del género como la mexicana, resultó ser mala madre porque está asesinando a la novela como género, con tanto frito y refrito. Conozco la industria desde dentro porque a eso me dedico (soy guionista de TV) y es muy triste y a veces insultante dar una idea original para un producto innovador y ver como te la rechazan porque no es muy comercial. Ser guionista es muy frustante a veces… en fin. Esperemos que no terminen de asesinar a la industria poruqe todos estan optando por las series o mas interesante aún por mini novelas que tienen muy pocos minutos de duración, me parece haber escuchado de una en la que iba a participar Angelica Vale y la pa iban a transmitir solo via youtube, cosa que me parece innovadora e interesante. Entré a esta página para solicitar información sobre novelas antiguas y ver si alguien podría decirme donde las puedo observar me interesan dos en particular: “Por estas Calles” y “Roque Santeiro” si alguien podria indicarme donde las encuentro me haria un gran favor. Gracias por los interesantes artículos, desde hoy seré asidua lectora.

Speak Your Mind