“Swallow the Sun” – SBS (2009)

RESUMEN

La historia se enfoca en un grupo de 4 hombres jóvenes que toman un proyecto para hacer progresar a Seogwipo, Jeju, en un intento por convertirlo en una ciudad internacional. El drama cuenta la historia de sus desafíos, ambiciones y amor.

NUESTRO COMENTARIO.

Menudo rollo. “Swallow the Sun ” es el juego de las venganzas del mismo modo que el “juego de las cocinitas” o de los “cacharritos” cuando yo era pequeña. Algo que es pero no es, eso que dicen los niños de ¿jugamos a que yo hacía esto o lo otro? que es como que se hace algo pero que no se hace. Con este planteamiento, confieso que aguanté como una leona hasta el capítulo 12 de los 25 y luego lo he visto todo con el avance rápido.

“Swallow the Sun” se considera la continuación del drama “All In” protagonizado por Lee Byung Hun, pero es una segunda parte “sui generis” porque es verdad que las dos transcurren en el mundo de los casinos de la Isla Jeju, que por cierto, no entiendo muy bien cómo se ha convertido la tal isla en el lugar predilecto de vacaciones de todo el mundo, porque da la impresión de tener un clima horrible. Supongo que comparado con el clima continental de Corea el tiempo en Jeju les debe parecer una maravilla, ya que aparentemente es mucho más cálido (ellas van en manga corta), pero en todo el tiempo de la novela no se ve que salga el sol ni un solo día y cuando no está lloviendo es que hace un viento huracanado. O sea, ideal para pasar unos días en la playa.

Pero a lo que íbamos, aunque es verdad que la historia transcurre en el mismo ambiente, una mezcla entre Las Vegas y Jeju, y que algunos de los planteamientos que vemos son idénticos, para empezar el hecho de que los dos protagonistas acaben de guardaespaldas de semi-mafiosos, que los dos protagonistas tienen unos amigos de la infancia que son unos tontainas y que la hija del dueño del casino de la competencia esté enamorada del hijo del dueño del otro casino, lo más parecido es que en las dos han contratado a los mismos actores, no para hacer de los mismos personajes unos años después, sino, sorprendentemente, para hacer otros papeles. O sea, en “Swallow the Sun” vemos a un montón de actores que salían en “All In” haciendo aquí de otros, empezando por Ji Sung, que en “All In” hacía de hijo semi-malo del dueño mafioso de un casino, papel que ahora hace Lee Han, pero que aquí hace el papel protagonista. No me hagan mucho caso, pero creo que hay al menos otros 3 actores a los que recuerdo haber visto en la “All In” original.

En el primer capítulo nos cuentan que hace unos años, muchos, en Corea tuvieron la idea de construir sus infraestructuras con los trabajos forzados de los presos de las cárceles. A la isla de Jeju llega un contingente de presos, bajo la vigilancia de un militar sádico que no sólo les hace trabajar sino que les pega unas palizas de aúpa. Uno de esos presos, Kim Il Hwan, se escapa y en su huída le ayuda una pescadora de ostras local, bastante mona, pero que no sé si porque se han equivocado en el casting porque es mayor para el papel o por qué, en vez de parecer inocente lo que parece es un poco retrasada mental. Hay un chaval del pueblo, que luego entra en la policía, que está enamorado de ella y que está representado por el actor que hacía de psiquiatra amigo de Park Shi Hoo en “Cheongdamdong Alice“. La pescadora y el preso se enamoran, o parece que se enamoran, se acuestan y luego a él le capturan y se separan. Cuando le capturan y le dan una paliza, otra, todo el mundo dice que es que el preso la había cogido de rehén, pero por los gritos que da ella es evidente que no la tenía a la fuerza. Más tarde, la pescadora descubre que está embarazada y su madre, para librarla del aprobio de estar embarazada y encima de un preso, la esconde y cuando el niño nace le deja en la puerta de un orfanato, pero el amigo poli lo ve todo. El niño abandonado, por supuesto, es Ji Sung, o Kim Jung Woo en la historia.

Kim Jung Woo vive, o mejor dicho, malvive, con trabajos de medio pelo que consisten básicamente en timos y estafas de segunda hasta que un día rescata a un mafioso de ser secuestrado. El mafioso, que se llama Jang Min Ho, le acoge bajo su ala y le coloca para vigilar a su hijo con el que se lleva a matar. El hijo se llama Jang Tae Hyuk.

Jang Tae Hyuk está enamorado de una chica, que estudia música y que malvive con sopotocientos trabajos. A pesar de no tener un chavo y de que Tae Hyuk sea rico, la chica, que se llama Lee Soo Hyun, ni le mira a la cara, así que Tae Hyuk, que solo es marginalmene agradable, manda a Jung Woo a que averigüe todo de ella, y resulta que, mira qué cosas, Soo Hyun es la niña de quien Jung Woo estaba enamorado cuando era pequeño pero jamás le dijo nada porque ella era la nieta de un rico y él un huérfano. Cuando vuelven a coincidir, es evidente que a Soo Hyun, que no recuerda a Jung Woo, éste le cae muuuuy bien.

Un día, en una pelea, Tae Hyuk le pega un puñetazo a un amigo que, al caerse para atrás, se golpea la cabeza y se mata. Ante esta circunsntacia, el papá mafioso le dice a Jung Woo que si acepta decir que él es que ha empujado al muerto y va a la cárcel en lugar de Tae Hyuk, tendrá el futuro asegurado. Jung Woo acepta y Tae Hyuk, a pesar de que odia a su padre y le parece un mafioso, cuanso de trata de salvar el culo, acepta también. El padre ayuda a Jung Woo en el sentido de que le paga el abogado, pero luego decide lavarse las manos porque ya no le necesita. En honor de la verdad, Tae Hyuk intenta que su padre cumpla con la palabra dada y ayude a Jung Woo, pero cuando el padre anuncia que no lo va a hacer, se marcha igualmente a estudiar al extranjero, véase Las Vegas donde también estudia Soo Hyun.

El día que le detienen, Jung Woo descubre dos cosas, que el jefe de policía que siempre se ha interesado por él (el antiguo enamorado de su madre) sabe quién era su madre y su padre. Luego en la cárcel, descubre más cosas de su padre, que era una mala persona, que era un delincuente y un asesino…y todo los demás descubrimos algo que antes sospechábamos, que Jang Min Ho, el mafioso padre de Tae Hyuk, es su padre. Por supuesto, cuando sale de la cárcel, Min Ho hace lo que prometió que iba a hacer, dejarle tirado.

Por un conjunto de circunstancias tontas, Jung Woo es sospechoso de otro asesinato (encargado por su padre) y tiene que huir, algo que hace con sus dos amigos tontorros, y acaba en Las Vegas porque un tío al que había salvado la vida, un mercenario llamado Jackson, le ayuda. Jackson está interpretado por Yoo Oh Sung, que es el actor que hacía de malo en “Faith” que aquí es el protagonista de una de las historias secundarias en la que él, que es un tío listísimo, tiene una novia hija de un rico coreano, que era bailarina y que ahora no se sabe por qué es bailarina de strip tease en Las Vegas. La historia del amor atormentado de estos dos no tendría excesiva gracia, ya que no tiene ni pies ni cabeza y porque la actriz es de una sosería aplastante, pero en este drama Yoo Oh Sung está atractivo y magnético. Al principio, cuando me pareció que el actor, que es feo, estaba bueno, empecé a pensar que era consecuencia de mi mente progresivamente calenturienta que ya me hace perder la perspectiva con los actores de los dramas asiáticos, hasta que una amiga mía que nuna ha estado enferma de esta dolencia y que pasaba por delante de mi televisor comentó como si tal cosa que el tío estaba bueno, así que pude respirar tranquila: ya no era solo yo.

En Las Vegas, Jung Woo se vuelve a encontrar con Soo Hyun, y aquí es todavía más evidente que a Soo Hyun le gusta Jung Woo. Jung Woo y sus amigos se colocan, ayudados por Jackson, como guardaespaldas de un rey africano exiliado, como si haber sido un gamberro en una isla de chichinabo fuera preparación suficiente para formar parte de la seguridad privada de un rico, pero aquí tienen a los tres “jejuanos” manejando armas de repetición, y pistolas y con una puntería de tiradores de élite. Hago como que me lo creo porque Ji Sung está guapo con el traje negro. Soo Hyun, por su parte, está haciendo las pruebas para entrar a trabajar como escenógrafa en el Circo del Sol, tema que utilizan para ponernos sopotocientas escenas del Circo del Sol como relleno (no es que sean feas, todo lo contrario, pero son relleno) y que cogen con los pelos al argumento para que Tae Hyuk quiera llevar el espectáculo a Jeju y así llevarse a Soo Hyun con él.

Cuando Tae Hyuk ve que Soo Hyun le gusta Jung Woo, le monta el pollo a Jung Woo, diciendo que la chica es suya y que ni la mire, aunque ella no es que no le haga caso, es que le para los pies a cada momento, o sea Soo Hyun no es una chica que sufre con paciencia los arrebatos de posesividad de Tae Hyuk, ese tipo de heroínas que te saca de quicio, sino que ella le dice una y otra vez que no, que no y que noooooo.

Por otra razón tonta, Jung Woo decide meterse en un lío de rescatar al hijo del rey africano que está en manos de unos rebeldes en Africa, y allí se va toda la panda, Jung Woo, sus amigos y Jackson, como mercenarios a Africa en un conjunto de escenas que solo sirven para meter acción, absurda en el conjunto del argumento, pero acción, y para marcarse un viajecito a Africa. Allí Jung Woo se encuentra con Soo Hyun y ella se le declara y él le dice que también la quiere como se adora a la Virgen de la Macarena. Aún así, le promete que volverá, pero se mete en un lío tremebundo y parece que le matan…fundido en negro…hasta dos escenas más tarde que vemos que no, y que es que todos vuelven a Jeju, donde transcurre el resto de la novela. En Jeju nos encontramos a:

– Soo Hyun, trabajando para el Circo del Sol
– Tae Hyuk, que sigue pensando que como él quiere a Soo Hyun tiene algún derecho sobre ella. Tae Hyuk trabaja para su padre, en la construcción de otro casino…otro complejo megalómano con hotel y 3.000 habitaciones. Un horror.
– Jung Woo, Jackson y sus amigos.
– El policía enamorado de la madre de Jung Woo, que a estas alturas ya ha averiguado que Min Ho es el padre de Jung Woo
– La bailarina de strip-tease antigua novia de Jackson que está en Jeju porque su padre la secuestró en Las Vegas para separarla de Jackson pero que todavía le ama
– El antiguo compañero y ahora enemigo de Min Ho, con su hija (la que hacía de mala en Cheongdamdong Alice) que son dueños de otro casino.
– Un lugarteniente de Min Ho que parece que es bueno, luego malo y luego no se sabe.

El mismo día que vuelve, el policía le cuenta a Jung Woo que Min Ho es su padre, y aquí a Jung Woo le salta el click de Famóbil y decide emprender una vengaza sin piedad contra Min Ho, no porque Min Ho sea un mafioso violento ligeramente p’allá, sino por “haberle estropeado la vida a su madre”, algo que todos sabemos que no es verdad y sabemos que, además, Min Ho sigue enamorado de la pescadora de ostras (la tontuna en las mujeres ya saben que tiene una atracción fatal para los hombres).

La venganza ya es un lío de esos corporativos coreanos en las que se venden acciones, se compran acciones, se pagan políticos, se descubren políticos, se gana financiación que se pierde con la misma facilidad. En un principio, todos creen que es Jung Woo se ha vuelto malo, porque no les dice ni a sus amigos qué es lo que está haciendo, pero luego sus amigos descubren que se está vengando (no sé cómo lo descubren, porque esa parte cayó víctima del avance rápido). También con Soo Hyun al principio le dice que no la quiere y que lo que dijo en Africa sobre que la quería que mejor que lo olvide, porque le pescó en un momento tonto, pero luego ella descubre que sí que la ama pero que no puede estar con ella hasta que él logre su venganza, en la que ya incluye a Tae Hyuk, supongo que por plasta (tampoco sé por qué…el avance rápido de nuevo).

De hasta aquí al final, ya no sigo, porque hablar de ello me parece tan aburrido como verlo. Sólo decirles que al final al final, Jung Woo descubre lo que todos, incluido el policía, ya sabíamos, que la razón por la que se estaba vengando no era verdad, que su madre sí quería a su padre y que su padre es, realmente y sin lugar a dudas, una malísima persona, pero que el mayor pecado que Jung Woo le achaca, precisamente ese, no lo había cometido.

LO MEJOR

No sé qué decir, me ha parecido aburridísima y supongo que no me dejarán que utilice la viejísima fórmula de decir que lo mejor es que Ji Sung es muy mono y que además aquí está acompañado de Jackson, el personaje, que como personaje es más atractivo todavía. El viejo truco de recurrir a lo superficial.

Quizá lo único pasable sera el carácter de Soo Hyun, no porque ella sea un personaje de esos que te hipnotizan, sino porque Soo Hyun es una chica normal, normal, para cualquier sitio del mundo. Y en este conjunto de personajes a medio cocer destaca bastante.

Supongo que es bueno que se hayan gastado dinero en los exteriores y en Africa, pero desde mi punto de vista se lo podían haber ahorrado.

LO PEOR

Si empiezo no acabo. Fuera del aburrimiento que me provoca, lo que es un pecado venial, lo peor es que el argumento es absurdo porque hacen que Jung Woo se vengue de una tontería (no puede ser que te ponga en pie de guerra la defensa del honor de una mujer a la que no conociste, por mucho que fuera tu madre) porque por eso de la obediencia debida tienen que hacer que al final perdone a su padre, como padre, con independencia de que el padre fuera un monstruo asqueroso, algo que por otra parte nosotros solo vemos a medias, o sea, no nos presentan la maldad del padre en todo su esplendor, sino que nos la enseñan a medias y el resto nos lo cuentan, lo que no es lo mismo.

La historia de amor entre Jung Woo y Soo Hyun es sooooosa, aunque no sé qué me esperaba teniendo en cuenta eso que he contado arriba del amor contemplativo con que Jung Woo amaba a Soo Hyun. Lo del amor contemplativo puede estar muy bien para las novelas de caballería, pero para una historia moderna, el que sea ella la que tiene que estar abrazándole y él dejándose abrazar con los brazos caídos contribuye a la tibieza general del argumento. Bueno, en realidad se acuestan varias veces, pero da igual, la sensación que da es que él tiene todo el tiempo los brazos caídos dejándose abrazar.

Para rematar la faena, teniendo en cuenta que no hay entre los dos protagonistas ninguna circunstancia que les separe, el final con un verso de una isla solitaria de no sé qué me deja perpleja ¿pero dónde demonios está Soo Hyun?¿Está en Las Vegas?¿Está en Jeju?¿Por qué habla de las islas? Claro que, siendo sincera, me da igual, pero es por saberlo.

REPARTO

Ji Sung – Kim Jung Woo
Yeo Jin-goo – Kim Jung Woo (niño)
Sung Yu-ri – Lee Soo Hyun
Lee Young Yoo – Lee Soo Hyun (niña)
Jun Kwang-ryul as Jang Min Ho
So Yi-hyun – Yoo Mi Ran
Lee Wan – Jang Tae Hyuk
Han Ji Yun – Han Sun Young
Yoo Oh-sung – Jeuk Seun Ri / Jackson
Jin Goo – Kim Il Hwan
Kim Jung Tae – Han Suk Tae
Ma Dong-seok – Lee Kang Rae
Kim Sae Rom – Ha Sang Mi
Jo Sang Kyu – Jo Chi Gook
Yun Woo Hyun Jin – Amy
Choi Ran – Choi In Sook
Lee Jae Yong as Hyun Ki Sang
Park Kwang Hyun – Ki Sang (joven)
Kim Yong-gun – Yoo Kang Hyun
Yeo Ho Min – Jang Se Dol
Im Jung-eun – Ahn Mi Yeon
Go Doo Shim – Mi Yeon’s mother
Hong Seok-chun – Jimmy
Kim Byung Se as Tony
Jung Ho Bin – Baek Sil Jang
Moon Chang Gil as Moon Sung Chul
Ahn Nae-sang – Lee Soo Chang
Kim Roe-ha
Son Hyun-joo
Shim Eun-jin

Fill out my online form.

Comments

  1. jijij Te acuerdas que el otro día hablabamos de lo arcaicos que se veían los dramas de hace unos añitos…Esta es de esas, yo la descargué por Ji Sung, para que nos vamos a engañar, el tío tiene un no sé qué, que resulta una delicia verlo, pero es verdad, aquí poco se dejó ver. Me gusta mucho más componiéndole canciones a los calzones 😉

  2. MartaH dice:

    El caso es que se ven arcaicos sobre todo en los guiones,porque ahora son mucho mejores. En esto han seguido la dirección opuesta a las telenovelas latinas, cuyos guiones son ahora infinitamente peores que los de antes, y cuando digo antes no me refiero a hace mil años, sino a hace solo 5.

  3. Elena dice:

    Esta la comencé y los ojos no paraban de cerrarse gracias a ti la daré por terminada una menos que sopor .

  4. María Luisa dice:

    Gracias por este nuevo comentario Martanim, no sabes como me he reído, sobre todo por la parte donde hablas del malo de Faith, es lo único que me ha despertado la curiosidad, ver como este actor hace un personaje que lo hace ver atractivo, lo bueno es que saliste de dudas, no sólo tu lo viste “bueno” =) =)

    Sobre el drama, hace rato leí sobre ella, pero nunca me ha llamado la atención, ni siquiera por Ji Sung, que mejor lo veremos en Royal Family.

    Saludos.

  5. marta&joo jin mo mi amor saranhae yeobo dice:

    siento discrepar los guiones actuales para mi son peores y por desgracia siguen la misma trayectoria gringa latina, osease ,cursi y sin sentido me late que solo triunfa lo que gusta a la fanaticada.También veo que actualmente se les fue la mano con el botox
    Sobre el drama que comentan, Ji Sung no me mata, lo vi Save last dance y la verdad preferí a mi ”doctor Choi/ Bad Couple
    pero seguro cae en cualquier momento porque 2009 es un buen año
    Pero me morí cuando me enteré que este chico era el ”eterno novio” de mi Lee Bo Young/ Eun Seol / Queen of the game!

  6. Marta Hernández dice:

    Cuando Maggie y yo hablábamos de los guiones nos referimos a los guiones desde más o menos el 2005 o el 2006 hasta ahora (en este caso, Swallow the Sun no cumpliría la regla), que nos parecen mucho mejores que los de los años 90, con tanta leucemia y trasplantes y muertes y cegueras (Escalera al cielo y sus hermanas), que para mi gusto son convencionales y con personajes más chatos que los de ahora.

    Algunos dramas, los más “familiares” siguen estando llenos de suegras malignas e hijos perdidos, pero aún así a mí me parece que los personajes son más complejos. Por ejemplo, en tu novela preferida, Queen of the Game, es de las primeras en las que los dos protagonistas reconocen que no pueden soportar a sus padres, que son dos pendejos, aunque los quieran. En las novelas anteriores los protagonistas se limitaban a sufrir y soportar que sus padres les hicieran la vida de cuadritos sin una queja. Maggie y yo nos referíamos a eso, que ahora los personajes son más reales y es más fácil entenderlos…y soportarlos.

  7. Anónimo dice:

    Ah vale no lo había entendido estoy de acuerdo Escalera al cielo en mi caso fue la culpable que dejara los doramas por años aunque actualmente todavía persisten con enfermedades y cegueras e igualmente algunas son excesivamente etéreas y lánguidas.Pero bueno es cuestión de buscar cada quien lo que mas le gusta
    Los doramas familiares con 50 capitulos no puedo con ellos
    me gusta el tema familiar pero en la media justa ( como es el caso de mi Queen que hay una buena dosis de AMOR de pareja de por medio
    pero es verdad que hay doramas que parecen no ser de este mundo de lo bonitos que son! como es el caso de mi Queen of the game! saludos y gracias por el post aunque la pagina sigue mal buaaa

Speak Your Mind