Su nombre es Joaquín : primeras impresiones

350joaquin

Quien viera El señor de la querencia y le gustó le recomiendo Su nombre es Joaquín. La historia es muy parecida, en estructura, forma de contar y eje de un personaje monstruoso podríamos decir que trasladan a la época actual un personaje que es un monstruo y se cree por encima del bien y del mal para hacer con su entorno lo que le plazca, en este caso en vez de un cacique se traslada la historia al líder de una secta.

Joaquín Arellano no me produce tanto terror como lo hacía Echenique, Rudoplhy le da un toque muy realista a la historia puesto que a ojos de todo el mundo el líder es un seductor, sabe convencer a la gente y luego sabe sacar su peor versión en la intimidad. Aún así creo que el personaje que más me impactó como líder de una secta fue el de Fabio Ruabiano en Kadabra que ese era realmente monstruoso y daba un miedo nada más aparecer en la pantalla, que con el personaje de Joaquín consigo verlo desde la distancia como mera espectadora y así soportar mejor la crudeza de la historia que en este caso emula a El señor de la querencia.

Los temas que se tratan son duros, destacaría el tema de las sectas que sin darnos discursos morales sólo ver como Joaquín tiene dominada a su comunidad y como sus fieles seguidores le siguen y se dejan manipular y pierden su propia personalidad deja el debate sobre la mesa. Otro tema también tratado de forma directa sin doble moral es el aborto. La manera que se aborda sobretodo el personaje de Sonia Arce me recuerda mucho al libro de John Irving “Príncipes de Maine, reyes de Nueva Inglaterra” que luego adaptaron guión cinematografiado la película protagonizada por Michael Caine; Las normas de la casa de la sidra. Es muy parecido como se plantea.

La historia como ya os digo se cuenta de forma parecida que en El señor de la querencia, donde ningún personaje incluso los buenos son tiernas palomitas, todos ocultan alguna cosa que a ojos del espectador será este quién a su manera de entender las cosas los excuse o los condene. Los personajes son todos ricos en matices, a los malos los condenas sin piedad y a los buenos pues intentas entederlos. Los secretos también ocurre como la historia ya referente, no he dicho todavía que el escritor es el mismo, Víctor Carrasco, hay algunos que el público puede adivinar y otros no te los imaginas para nada.

En Aquí mando yo destacaba la versatilidad que le veo a los actores chilenos que nos valen para un roto que para un descosido. En Su nombre es Joaquín pasa lo mismo, aunque hay actores que si repiten papel o ya estamos acostumbrados a verlos en papeles similares como Mauricio Pesutic, Alejandra Fosalba o Matías Oviedo, en cambio hay otros actores que hacen papeles muy diferentes a los vistos en otras teleseries. Otra cosa que se añade a esta versatilidad es la capacidad que tienen de conseguir que un capítulo sea igual de impactante a un capítulo de serie semanal, pero en este caso son capítulos diarios con lo cual escribir para sorprender todos los días lo veo un ejercicio admirable. No es habitual puesto que hasta el momento casi siempre gozábamos de novelas quilométricas donde las situaciones se repiten y los diálogos son insulsos y no aportan nada.

En el blog sobre teleseries chilenas, que los que seáis asiduos a estos os recomiendo que sigáis, comentaba que en la serie no hay amor, y es verdad aquí historias de amor bonito por el momento ninguna, pero si hay historias de amor enfermizo, obsesivo que ya vemos que de la pluma de Carrasco le sabe sacar mucho partido.

Me he visto seis capítulos sin pestañear, ( hay 10 ya emitidos), y me produce la misma sensación que cuando vi las desventuras de José Luis Echenique por lo tanto la voy a seguir. Os podría contar mucho más de cada uno de los personajes, pero quizás lo aproveche para ir hablando de la serie durante su emisión, para tener más material que comentar en la página. Me dejo muchas cosas en el tintero como las actuaciones de dos de los protagonsitas Francisco Pérez- Brannen, que como sabeis que estoy enamorada de él y por lo tanto seré poco objetiva y tampoco diré nada para no desvelar secretos, y otro personaje clave de la historia es Magdalena pero que tampoco diré nada para que los que decidáis empezarla descubráis por vosotros mismos los secretos.

Eso sí también tengo claro que va a quedar poca gente viva al final de la novela, la curiosidad será quien sobrevive.

Fill out my online form.

Comments

  1. Bueno, como muchas ando que no se bien que ver y me había decantado por volver a Chile con Aquí mando yo, después de leer el post del otro día.
    Con este está claro que me quedaré por allí algún tiempo. Todavía me acuerdo de lo impactada que me dejó El señor de la Querencia y, por lo que cuentas, ésta tampoco me dejará indiferente.
    Me apeteciía algo ligerito, pero si anda Pérez-Banen por ahí (también es mi debilidad, ¡¡como me gusta!!), empezaré por Joaquín.
    Ya lo dije en el post anterior, cuando Televisa termine con Colombia, tirará para Chile, aunque por ahí ya anda Telemundo. ¡¡Que triste la falta de ideas de los supuetamente “grandes”!!. Mejor se dejaran de pagar el gimn a los musculitos y los cirujanos a las plastificadas y se gastaran el dinero en buenos libretistas.
    Gracias y saludos
    Mayte

  2. Anónimo dice:

    Las novelas chilenas son bastante buenas, y a propósito… podrían hacer un comentario acerca de la telenovela chilena “Esperanza”, ya que es la primera novela chilenas de las tardes y quisiera saber su opinión sobre ella.

    desde ya gracias por su tiempo.

  3. vasilia dice:

    cuando empece a ver Su nombre es Joaquin no sabia por donde iban a ir los tiros. Pero me ha gustado, sobre todo mi amado Alvarito Rudolphy, por dios que tipo tan buen actor, lo que le pongan lo hace bien (galan, asesino, mesero cantante, policia, millonario, pobre, campesino…), y ahora me ha encantado lo manipulador que es, y como ha creado un personaje complejo de un guru de secta. No era lo que me esperaba.

    Pensaba darle una oportunidad a la Doña, porque adoro a la Quintrala, pero me aburrio tanto desnudo, prefiero mas Su nombre es Joaquin, aunque espero que le den un final decente, en eso fallan todavia las telenovelas chilenas nocturnas.

  4. Roxana dice:

    Hola, a mi me gusto mucho “Su nombre es Joaquin”, sobretodo la actuación de Alvaro Rudolphy….aunque hay que reconocer que es una teleserie fuerte, muy fuerte y como decís al inicio, pocos personajes, logran sobrevivir.

Speak Your Mind