“Protect the boss” (Protege al jefe) – SBS (2011)

RESUMEN

No Eun Seol es una chica con muchas dificultades para encontrar un trabajo digno debido a su pasado como pandillera, aunque ahora se ha regenerado. Finalmente consigue un trabajo en una gran empresa como secretaria del hijo del presidente, Cha Ji heon, inmaduro e infantil.

NUESTRO COMENTARIO

Una novela normalita, lo que es un desperdicio de unos actores buenísimos y unos personajes más que pasables.

No Eun Sol es una chica con un expediente y curriculum mediocre porque en el colegio se dedicó a hacer el gamberro y a meterse en todo tipo de peleas, pero lista y cargada de sentido de común. Desesperada, en una entrevista de trabajo a la la han llamado para hacer bulto, les lee la cartilla a los entrevistadores, con lo que consigue llamar la atención de uno de ellos, Cha Moo Won (Jeejong), sobrino del presidente de la compañía, que decide contratarla a ver si es capaz de aguantar a su inaguantable primo, el hijísimo, que no da más que problemas y que no da una y que se llama Cha Ji Heon (Ji Sung).

Cha Ji Heon es un desastre en parte porque es infantil e inmaduro a más no poder y en parte porque tiene agorafobia, lo que intenta disimular haciendo el tonto. O sea, prefiere que piensen que no tiene ningún tipo de interés en el trabajo (que en parte es verdad) a que sepan lo que le pasa. No Eun Sol lo descubre y decide ayudarle y protegerle y él se convierte en uno de esos jefes plastas que no la deja vivir ni un minuto, como Hugh Grant en esa película que hizo con Sandra Bullock, “Amor con Preaviso”. Dentro de la empresa hay varias luchas de poder, porque la cuñada del presidente y padre de Ji Heon está constantemente haciéndole faenas para socavar su poder, ya que quiere favorecer a su propio hijo, Cha Moo Won, por otra parte infinítamente más capaz, inteligente y maduro que Ji Heon. La cosa se complica cuando, cada uno a su modo, los dos primos se enamoran de No Eun Sol y empiezan a pelearse por ella.

Entre faenas familiares, peleas, trampas y zancadillas transcurre todo el argumento, hasta el final feliz.

Esta novela tiene bastantes cosas buenísimas y pocas cosas malas que, sin embargo, se cargan el efecto final.

Empezando por las buenas, todos los actores son buenos y están estupendos, empezando por Ji Sung que está perfecto en su papel cómico, ya que domina el lenguaje de la comicidad, tanto con el movimiento corporal como con el ritmo del diálogo. Está fantástico. Choi Kang Hee a la que había visto de protagonista en “My Sweet Seoul” y en un papel brevísimo en “Thank You“, también está estupenda, porque sin perder comicidad, es el contrapeso sensato de los desbarres de Hi Jeon, al que aguanta porque está decidida a lo que sea por tener un buen trabajo, pero también porque él le inspira ternura, que no sabe distinguir si es ternura de mujer o de madre, sin por ello perder la cordura ni dejar de darse cuenta de que Ji Heon es un plasta y un pelmazo. No Eun Sol es una chica que no digo que no pueda ser coreana, pero no pega de coreana de drama. O sea, es como una chica de verdad, que sin ser grosera en ningún momento, dice lo que piensa y tiene conciencia de aquello a lo que tiene derecho, aunque también sea consciente que saber que tienes derecho a algo y que lo consigas no va necesariamente unido.

Alrededor de los dos protagonistas hay otra retahíla de personajes, empezando por el Presidente Cha, presidente de la compañía y padre de Ji Heon, más burro que un arado, pero tierno y sentimental, que no puede entender a su hijo, pero le quiere a morir y le defiende como un león, como sabe, o sea, como un elefante en una cacharrería. La relación padre e hijo es graciosísima aunque al principio no lo parezca, porque el padre forra al hijo a gorrazos a la primera de cambio, pero no parece que el hijo le tenga al padre ningún miedo y le habla con normalidad y frescura y el hijo le lee la cartilla cuando hace falta o cuando le parece. Ji Heon sabe que su padre es un perro ladrador. El Presidente Cha no comprende a su hijo, y desde luego no es el hijo que le hubiera gustado tener, pero le quiere tanto, tanto, y se le nota tanto que le quiere, que al final acepta las cosas como son.

El Presidente Cha y su cuñada Shin Sook Hee están en pelea constante, porque se conocen desde siempre y fueron amigos antes que cuñados, y no pueden parar de discutir como si tuvieran tres años. Lo que pasa es que cuando los que se pelean son adultos las zancadillas que se ponen el uno al otro son de adultos, metiendo entre medias a los dos hijos, Ji Heon y Moo Won, que da la impresión de que fueron muy cercanos de pequeños, pero que debido a las peleas paternas se han separado de alguna manera…para volver a acercarse durante la historia. Ji Heon es un inútil y Moo Won es casi perfecto, pero cada uno tiene sus propios motivos para que el otro le cargue. Ji Heon se pelea con Moo Won por ser tan perfectito y tan obediente y cariñoso con su madre. Moo Won no aguanta a Ji Heon porque es tan desastre que todo el mundo se pone de su lado para protegerle y le perdona todas las meteduras de pata, y le parece una injusticia que uno consiga más haciéndolo todo mal que el que lo hace todo bien a base de esfuerzo. Fuera de la comicidad esas corrientes subterráneas de las familias se presentan con realismo y con una mirada afectuosa y benévola.

El último personaje digno de resaltar en el conjunto de personajes simpáticos, es Seo Na Yoon, una chica de buena familia, amiga de siempre de los dos primos, y que ha tonteado con los dos. Al principio pensé que Na Yoon iba a ser la petarda de turno, teniendo en cuenta que era la misma actriz que hacía el papel de amiga odiosa en “Personal Taste“, pero luego resulta que no, que Na Yoon es una chica buenísima, educada por su madre para ser una princesita de cuento, y que como consecuencia de eso está más sola que la una, porque no tiene ni una amiga. Cuando conoce a No Eun Sol y a su compañera de piso Myun Ran (una chica que quiere ser luchadora de lucha libre, curiosamente el papel que hacía en “Alone in Love” y que no sé si es que es luchadora de verdad o que siempre la ponen en esas porque es gorda), a pesar de ser una de esas amistades aparentemente imposibles sobre el papel, se pega a ellas como un perrillo y las tres se convierten en las mejores amigas, de esas a las que les cuentas tus historias y te aguantan cuando te pones pesada y lloras.

Como telón de fondo nos cuentan en tono cómico el guarreo de las maniobras de las grandes empresas (y de los ricos en general) y la cantidad de artimañas para defraudar a Hacienda y ahorrarse aunque sea una mísera peseta (ahora un céntimo de euro). A causa de eso los presidentes de las compañías se pasan la vida en los papeles, pidiendo perdón al público de la manera más hipócrita haciéndose los arrepentidos en sillas de ruedas para demostrar lo quebrantados que están (supongo que es una parodia de algo que de alguna manera pasa en la realidad) y siendo condenados a servicios a la comunidad.

Sobre esa trama ligera los personajes van y vienen hasta que No Eun Sol acaba con Cha Ji Heon y Seo Na Yoon acaba con Cha Moo Won.

¿Y qué tiene de malo? Para empezar, Ji Heon. Puede que Ji Heon sea graciosísimo, que lo es, pero es tan, tan, infantil, inmaduro y plasta que del capítulo 1 al 14 no llegué a, no ya a entender sino a aceptar, que No Eun Sol prefiera a Ji Heon antes que a Moo Won. Porque no sólo es que Moo Won sea una monada físicamente y que el personaje sea bueno, honrado, listo y trabajador pero con un toque de desvalimiento que impide que sea estomagante, sino que, aunque Ji Sung también tiene un punto de monada, le disfrazan de mamarracho con un corte de pelo que parece un monje de la Edad Media al que solo le falta la tonsura. Ni esa voz tan maravillosa que tiene el actor le salva de ser un alfeñique. También está en que no se deciden a decirnos qué cuernos le pasa a Ji Heon. Ya estaría bien que fuera solo la agorafobia, o que fuera que es que no tiene interés en la empresa, que de verdad no tiene. Pero lo de la falta de interés se compensaría si Ji Heon tuviera de verdad interés en algo que no fuera jugar con los clicks de famóbil, o su equivalente coreano. Ji Heon sabe lo que no le gusta, pero ha llegado a los treinta y tantos sin saber qué es lo que le gusta, y sin saber si le gusta algo, y oigan para esa edad esa inmadurez es un poco cargante, aunque él mismo sepa que es inmaduro y aunque Ji Heon sea tan decente y tan tierno. Intentan disculpar a Ji Heon diciendo que es que él no estaba destinado a ser “el heredero” porque tenía un hermano mayor que se mató, pero la idea se desarrolla poco y mal.

Por otra parte, preferiría que nos enseñaran que Moo Won, un personaje estupendo interpretado por el cantante Hero (Kim Jejoon), del grupo YJY (el mismo grupo en el que canta Micky Yoochun el de “Sungkyunkwan Scandal”) , que hace gracia porque eligen a la representación de lo “super cool” para un papel de un chico muy listo pero que no sabe pelear (hay una pelea entre los dos primos carcajeante de lo inútiles que son los dos) y que se cae redondo si se bebe una cerveza, se queda con Na Yoon porque está enamoradísimo de ella y no lo que nos enseñan, que es que siente ternura por ella. A pesar de lo bien que me cae Na Yoon, él se merecía una compañera mejor que le comprendiera.

Cuando llegué al capítulo 14, me enfadé de la injusticia con Moo Won y pensé en abandonar, pero por la necesidad de escribir en este blog seguí adelante y, salvado precisamente el capítulo 14, que se me atragantó, los capítulos 15 a 18 vuelven a ser tiernos y se agradece que Ji Heon deje de hacer el tonto y se convierta en un hombre, un hombre peculiar pero un hombre, así que si les pasa lo que a mí, aguanten un poco sigan adelante porque en los últimos capítulos la relación Ji Heon y Eun Sol se equilibra y hay varias escenas supertiernas entre Ji Heon y su padre y entre Ji Heon y Moo Won.

LO MEJOR

Me encanta Ji Sung haciendo de Ji Heon, aunque el personaje me cargue y de Eun Sol me gustan tanto la interpretación como el personaje, pero lo que más me gusta son las relaciones que se establecen entre los personajes al margen de la historia de amor, entre Ji Heon y su padre, entre el Presidente Cha y No Eun Sol, entre las amigas y entre los dos primos, que tienen unas escenas juntos monísimas.

LO PEOR

Lo mejor es a la vez lo peor, porque me interesan tanto el resto de las relaciones que me gustan mucho más esas escenas que las de amor, algo que no es necesariamente malo, pero como se trata de una historia de amor es como la relación esa de 80/20, mientras que la historia es 80% historia de amor y 20% otras cosas a mí lo que me interesa es justo ese 20%.

CALIFICACIÓN

De la novela y de lo que me ha gustado a mí un 6.

REPARTO

Choi Kang Hee como No Eun Seol
Ji Sung como Cha Ji Heon
Kim Jaejoong (Hero) como Cha Moo Won
Wang Ji Hye como Seo Na Yoon
Jang Ah Young como Yang Ha Young
Park Young Kyu como Presidente Cha
Cha Hwa Yun como Shin Sook Hee
Kim Young Ok como señora Song
Ha Jae Sook como Lee Myung Ran
Jung Kyu Soo como No Bong Man
Kim Hyung Bum como Secretario Kim
Kim Ha Kyoon como Park Sang Moo
Lee Hee Jin
Kim Chung
Kim Seung Wook (김승욱)
Ahn Nae Sang Aparición Especial
Super Kid (슈퍼키드) Aparición Especial
Brave Girls Aparición Especial

Fill out my online form.

Comments

  1. yoogal dice:

    Sí, tendría sus razones pero los métodos que usaba eran un poco bestias. Cualquiera que se le cruzara en el camino se lo cargaba ya sea familia o unos pobre niños. Encima abdica en el tercer hijo (a saber qué pasó con los otros dos) pero él sigue mandando como le da la gana.

    Por cierto, pregunta ¿qué pasó con la Reina (la que le mataron al papá por orden de Teyong) que nunca más volvió a salir. ¿Será que entre tanta conspiración me perdí algo?

  2. Pilucha dice:

    …Gracias,MartaH x un nuevo comentario….yo este drama lo estoy viendo poco a poco….es divertido pero ná más…….encuentro k el prota se luce como actor….¡¡menudo personaje loco k le ha tocado y lo hace perfecto!!……de lo demás pues pienso igual k vosotras…me gusta la relación de los personajes…padre-hijo,padre-abuela,padre-cuñada,las dos madres,los dos primos,abuela con todos,la loca antagonista con la prota y la amiga luchadora….en fín…k para pasar el rato está bien….¡¡te diviertes!!

    ….y bueno ahora…..despues de mi viaje me encontré la sorpresota de k acabaron los dos dramas de Park Shi Hoo….¡¡¡aleluyaaaaa!!!…..y como podeis imaginar estoy dandome un “gran festín”…..estoy con Princes Man…..voy despacito….relamiendome de gusto….disfrutando hasta del más mínimo detalle….rebobinando las veces k haga falta….y babeando a más no poderrrrr……jajaja….
    …x cierto,MartaH he leido en el otro post k ya tienes las fotos del pak k te trajeron de Korea….x fa,si no es mucha molestia me gustaría k me las mandaras….jajaja…..uffff…¡¡ya estoy deseando verlas!!

    ….la verdad es k me teneis sorprendida…..¡¡cómo os podeis aprender todos esos nombres infernales!!….cada vez k escribís uno me tengo k ir a google a buscar de kien estais hablando….jajaja….y es k fuera de unos pocos…¡¡¡no logro aprenderme los demás….todos me suenan a “chino”!!!jajaja….nunca mejor dicho

    ….del chico ese de los peinados mortales y pantalones insufribles pues….¡¡k no me gusta nada!!me pasa como a MartaH,creo k lo varonil “brilla x su ausencia” en él y a mí me gustan HOMBRES-HOMBRES jajaja

    …de los premios pues yo tan solo puedo opinar de Princes Man y de “The Greatest Love” y las dos me gustan mucho….cada una en su estilo….así k x mi ¡¡¡se repartirian los premios las dos y listo!!!jajaja

    …de las nuevas ya me ireis contando…y según digais me decidiré…pero sin prisas….¡¡k tengo mucho x ver!!

    …y me pasa con “The Crucible” lo mismo k a tí,MartaH,la tengo descargada…y en lista de espera x Gong Yoo…pero no me decido a verla….tiene k ser un día en k mi animo esté x las nubes y kizás así me decida….jajaja

    …y hablando de otra cosa,k no viene a cuento,pero k al hablar del “animo” me ha venido a la cabeza……es recomendaros una pelicula k ví ayer….se llama “Intocable” es francesa….no sé si la habeis visto o habeis oido hablar de ella……..a mí tan solo me dijeron k merecia la pena y k no me la podía perder y yo os digo lo mismo….¡¡id a verla en cuanto podais!! a mí me ha gustado muchísimo…

  3. 매기는 정말Maggie Chongmal dice:

    Sobre lo de la bestialidad de Teyón, pues si fue bestia, pero siempre se movió dentro de los parámetros de la época. Cayeron niños, porque lo normal era acabar hasta con el nido de la perra que perteneciera a su adversario político. Teniendo esclavos de todas las edades, lo lógico era que ellos sufrieran la misma suerte de su amo y señor. No les voy a contar cuando uno se da cuenta de que él lo que quiso fue dejarle el campo libre de maleza para que Seyón pudiera cultivar entre groserías el progreso como nación que envisionaba. Pero llega un momento en que eso queda explícito. Yoo, los otros dos hijos, y a juzgar porque Seyón era diabético y creo que terminó ciego, imagino que murieron a edades tempranas.

    Yo vi “The artist” y tengo esa de “Intocable” en lista de espera, porque si creo que merezca mucho la pena.

    “The crucible” donde la descargaron, ¿De Asia Team?

  4. MartaH dice:

    Yo The Crucible la empecé a ver en streaming…y no la aguanté, de verdad, horrible.

    En cuanto al rey Taejong, o Teyón como le llama Maggie, que me encanta cómo españoliza la ortografía (¿y por qué no?), recordemos cómo estábamos en Europa en 1400 y lo poco que importaba la vida de nadie. Si no lo estoy entendiendo mal, por lo menos en Corea-Josún la discusión estaba entre aplicar o no aplicar en el gobierno las filosofías confucianas y lo de la raíz quiere decir que el poder del rey tenía que estaba basado en el consejo de los más capaces, que eran los que representaban al pueblo…en Europa no se habló de eso hasta más o menos la Declaración de los Derechos del Hombre y la Revolución Francesa, allá por 1789. O sea, para bestias, desde nuestro punto de vista actual…todos.

  5. 매기는 정말Maggie Chongmal dice:

    Ajá, pero los “más capaces” que dictaban la voluntad del rey, querían seguir siendo los mismos. Por eso todo el bololó de un alfabeto universal. No querían que cualquier hijo de vecino con dos dedos de frente pero sin sangre azul y rancio abolengo pudiera optar a puestos en dicho consejo sentándose a hacer el examen ese sobre el cual y bajo preceptos confusianos fundaron Chosún. Con lo cual la hipocresía es tan vieja como el mundo, y que va de la mano de la política, también. Por eso también creo yo, abdicó Teyón (Si, españolizo la ortografía porque en definitiva me gusta el español más que a un tonto un lápiz…y me pudre ver que siempre latinizan en inglés =0) estén traduciendo en cualquier otro idioma que use alfabeto latino)

  6. MartaH dice:

    A esa parte no he llegado todavía…

  7. Pilucha dice:

    …Maggie,yo decargué “The Crucible” en Asia-Team,en el apartado de Gong Yoo,en la zona de famosos….te digo esto xk no sé como estará nombrada en el apartado de cine ya k tiene tres nombres distintos..
    …yo tb he visto “the artist” y tb me gustó bastante….y aunke no tienen nada k ver…..”intocable”…..¡¡me ha gustado muchísimo más!!

    …en cuanto a lo k hablais de los reyes k se cargaban gente a diestro y siniestro pues x desgracia…..¡¡en todos lados “cuecen habas”!! y si tan solo damos una miradita a la Historia vemos k esto se repite en todos sitios del mundo…..y si no tan solo daros una vuelta x Africa…(en pleno siglo XXI)….y vereis k allí esto es el “pan nuestro de cada día”…….una pena pero es la pura y triste realidad

    …MartaH,ya recibí las fotos….¡¡muchas Gracias!!estan estupendas.

  8. María Luisa dice:

    Que interesante están sus comentarios sobre el Árbol, Marta y Maggie, yo la mar de entretenida leyéndolas.

    El ex rey Teyón a mi me daba miedo, es que era un monstruo que no le importaba llevarse a nadie por delante, fuera amigo o familiar, para obtener lo que quería, por eso digo que Suyang tuvo a quien salir, pero tengo que admitir que se movió conforme lo establecido en la época. Incluso, me dieron ganas de que los otros reyes hicieran lo mismo, pues entre los ministros de derecha e izquierda los tenían atados de manos y no podían hacer su real gana. Además Teyón demostró al final que le importaba su hijo, pues le encargo a uno de sus fieles que lo ayudara en todo lo que quisiera hacer.

    Sobre el alfabeto, al principio no entendía como era posible que por veintitantas letras se empezara a morir tanta gente, pero después lo dimensione en su justa medida, ya que con la lectura y la escritura viene el conocimiento y la sabiduría, y a los poderosos les toca las narices que los del pueblo, entiendan y exijan explicaciones de su proceder y que, pero todavía, accedan a puestos de poder. Amargas experiencias hemos tenido por educar al pueblo en mi país, que la situación del rey Seyong por implantar su alfabeto, son totalmente entendibles para mi.

    Saludos.

Speak Your Mind