Personajes de “Los Únicos”

DESCRIPCIÓN DE PERSONAJES:

AXEL (Nicolás Cabré): Luego de morir, Axel irá al cielo. Ahí se encontrará con Dios (Pinti), que hará un repaso de su vida, y verificarán que Axel ha desaprovechado su don, que ha sido egoísta y poco solidario. Por esa razón, deciden enviarlo de nuevo a su vida terrenal, y como castigo, le conferirán un nuevo don: híper sensibilidad. A partir de su milagrosa resurrección, Axel seguirá conservando su don de irrompible, pero además empezará a notar, paulatinamente, señales de sensibilidad para con los demás. También, en algunas ocasiones, escuchará que alguien está en problemas, o sufriendo, y no podrá evitar oírlo, hasta enloquecerlo, y llevarlo a intervenir y resolver el problema del otro. Consolidará su relación con Sofía (Suárez).

RUBEN (Nicolás Vázquez): El don de Ruben luego de la explosión mutará; además de piel de elefante, ahora podrá atravesar objetos. Comenzará a notar que puede atravesar superficies duras como madera, paredes, etc. Dentro de la brigada será el segundo al mando luego de Soraya (Fontán). Se enamorará de Mía (Attias) apenas la conozca, y también de Dolores (Accardi) cuando llegue a la brigada.

MIA (Emilia Attias): Cuando era una niña, Mía descubrió que tenía un don: la pirokinesis, la capacidad de prender fuego solo con el pensamiento. Su madre empezó a enseñarle cómo manejarlo, cómo cuidarlo, y además, lo más impotante: cómo ocultarlos. Un día, Dreyfus (Gianola), fascinado al descubrir el don de la joven, secuestra a su madre y obliga a Mía a trabajar para él. Pero Mía no es una chica dócil ni sumisa, y apenas Dreyfus le encargue una misión delictiva ella se negará a hacerlo. Entonces el villano comprenderá que deberá domarla, y así comenzará Mía en la historia: Axel la encontrará cuando ella esté siendo víctima de las técnicas de ablande de Dreyfus. Ella es de corazón noble y encontrará en Los Únicos un lugar de pertenencia. Por esa razón estará debatida entre su lealtad a ellos y la extorsión que pende sobre ella.

MORO (Marco Antonio Caponi): Moro es el hijo de una argentina y de un inglés. Sus padres eran agentes Únicos, y él también tiene su don: anular y absorber los dones de los demás. Esta extraordinaria capacidad le valió una exitosísima carrera en Los Únicos Londres. Tiene un elevadísimo nivel económico, y es un tipo extrovertido, con gran sentido el humor, muy elegante, y amante de las cosas buenas. Admirado por todos, y amado por todas. Tuvo y tiene a todas las mujeres que siempre quiso, salvo una: Sofía (Suárez). La conoció cuando ella vivía en Londres y apenas la vio, se fascinó con ella y se hicieron íntimos amigos. Él supo que ella viajaría a Argentina y le prometió visitarla en algún momento. Moro ingresará a la historia cuando sea enviado por su agencia a la central de la Argentina, donde se reencontrará con Sofía.

SOFÍA (María Eugenia Suárez): Tras la explosión, Sofía notará que se convirtió en un imán, atrayendo todo tipo de objetos pequeños de metal. Luego la atracción a los metales irá creciendo y atraerá objetos cada vez más importantes. Sin embargo, algo más ocurrirá, su pierna y su ojo biónicos pasarán a ser parte de su organismo, producto del químico de la explosión, llevándola a ser toda ella biónica, a desarrollar habilidades como pegar grandes saltos, o fuerza, etc; además de la manipulación de metales. Luego de sufrir y alegrarse por la muerte y resurrección de Axel, intentará consolidar su relación con él.

KEIRA (Brenda Asnicar): Keira es una buena chica, pero su historia familiar y los duelos no realizados en su infancia, le dispararon cierto resentimiento, convirtiéndose en una jóven frívola, ácida, irónica, autosuficiente. Para ella la imagen y la belleza lo son todo. No se apega a las relaciones. Después de la explosión, su don mutará en telepatía, la lectura de los pensamientos. Vivirá un amor pasional con Cristiano (Amadeo), sin saber al principio que él es integrante de la brigada enemiga. Sin embargo con Ciro (D´Alessandro) experimentará el verdadero amor. Este sentimiento la asustará y le provocará que lo rechace a pesar de sus deseos.

FORTUNA (Marcelo Mazzarello): La entrada a la brigada de Fortuna estará dada a partir de la relación personal que tendrá con Soraya (Fontán). Ella encontrará una excusa para tener a Fortuna junto a ella: ordenanza. Fortuna será el que se ocupe de los pequeños arreglos de plomería, gas, electricidad, la limpieza, la cocina. Sin embargo, también Fortuna tendrá un don: nos enteraremos este año que fue un eximio bailarín de folklore, precisamente de malambo con boleadoras. Después de la explosión, descubrirá que adquirió un particular don para manejar las boleadoras que será un aliado útil en algunos operativos.

SORAYA (Claudia Fontán): Quedará a cargo de la brigada. Ella, a la luz de la experiencia de Monterrey (André), impondrá reglas distintas, totalmente opuestas. Para Soraya la frialdad emocional de su ex jefe tuvo más desventajas que ventajas, por eso en la nueva gestión ella permitirá el amor. Tendrá una relación con Fortuna (Mazzarello), pero sin querer ningún compromiso serio con él.

BORJA (Elías Viñoles): Borja es hijo de dos agentes “Únicos” españoles que fueron asesinados por Dreyfus (Gianola). Luego de la masacre, Dreyfus encontró al bebé en su cuna y se lo llevó, pues estaba convencido de que tendría habilidades únicas. En efecto, Borja tiene la habilidad de tele-transportarse a lugares, vistos con anterioridad y a los que desea regresar. Tiene una relación difícil, de amor odio con Dreyfus, que para él es su padre pero a la vez es su jefe. Es egoísta, interesado, malhumorado, agresivo, muy competitivo. Y, sobre todo, vengativo. Se enamorará de Francesca (Macarena Paz).

ELVIS LLANO (Nicolás Scarpino): A los 10 años enfermó de poliomelitis y quedó paralítico. Confinado a una silla de ruedas se dedicó a pasar largas horas frente a la computadora. Así fue como se convirtió en un nerd resentido, y un genio de la informática. Es amante del cómic y de las sagas de superhéroes, pero especialmente admirador de los villanos. Tiene un desdén y rechazo por el héroe, por lo políticamente correcto. Y odia sobre todo a las mujeres. Siendo ya un experto en computación comenzó a trabajar desde su casa para empresas, en desarrollo de software. Pero le daba más placer efectuar estafas cibernéticas, porque le gusta hacer sufrir. Dreyfus lo reclutó de inmediato al comprobar su historial delictivo. Desde entonces maneja todo el soporte cibernético de la organización de Dreyfus.

DREYFUS (Fabián Gianola): Dreyfus tuvo acceso a un Oráculo que le vaticinó que moriría a mano de Los Únicos, y por esa razón quiere exterminarlos. Luego, el Oráculo le dará un nuevo vaticinio: Los Únicos encontrarán los 7 cristales (un dispositivo muy poderoso que confieren al que los posea un poder absoluto, convirtiéndolo en una especie de “Dios”), algo que Dreyfus ha buscado toda su vida, y por esa razón cambiará de estrategia. Decidirá dejarlos encontrar los cristales, para luego sí, arrebatárselos y matarlos. Para hacer esto, montará un plan de infiltración: abrirá un bar en el que los miembros de su brigada Anti-Únicos serán los empleados. El objetivo es atraer a Los Únicos a su bar, que su gente tienda lazos con los enemigos, infiltrarse poco a poco para conocer sus movimientos. Por esta razón, los miembros de su brigada, cuando entran en acción, van cubiertos con máscaras. Este bar será la fachada. Detrás de ella, se ubicará la central de los Anti-Únicos.

RAMÓN (Christián Sancho): Luego de la explosión comenzará a humanizarse, esa será su mutación. Paulatinamente, comenzará a sentir emociones humanas y luego le empezarán a gustar las diversiones de la juventud. Se le dará por el lado de los vicios (el juego, la bebida, la noche, las mujeres, etc). También se enamorará; de todas, alternadamente. Comenzará a tener una disfunción entre lo mecánico y lo humano. Conflictos que por momentos, lo volverán peligroso. Pasará por una serie de estadíos: vagancia, rebeldía, obsesión. Cuando las emociones humanas lo abrumen, no querrá ser humano, sino reseteado.

CIRO (Victorio D´Alessandro): Su dones son la piel de elefante y ser irrompible, pero tras la explosión adquirirá tambien el don de la invisibilidad. Es atrevido, alegre, verborrágico. Sus años en Brasil le dieron un carácter festivo, desprejuiciado, y muy pasional. Para las misiones, le gusta hacer personajes, acentos, y no se toma las cosas demasiado en serio. Es un “Don Juan”. No es que no se enamora, sino que se enamora de todas. Por eso, cuando se encuentre con una mujer –Keira (Asnicar)- que no sucumba ante sus encantos, cambiará por completo. Sin embargo, será otro importante acontecimiento el que marcará esta nueva etapa de su vida: se enterará que, cuando sus padres desparecieron escalando en Los Alpes, su mamá estaba embarazada de mellizos. Ahora se encauzará en la búsqueda de sus hermanos.

LUCAS (Juan Manuel Guilera): Seguirá teniendo el don de la fuerza pero, tras la mutación por la explosión pasará también a tener el don de la telekinesis (moverá objetos con la mente). Lucas es un muchacho de pocas palabras, algo solitario, retraído e incluso algo hosco. Su timidez se traduce en parquedad. Muchas veces resulta malhumorado, rebelde, enojadizo. Lo que Lucas no sabe es que él es uno de los mellizos que la madre de Ciro llevaba en el vientre antes de desaparecer. Y, si bien, sabe que tenía un hermano mellizo que desapareció, desconoce que también tiene un hermano mayor: Ciro (D´Alessandro). Aunque al comienzo se sentirá atraído por Sofía (Suárez) – motivo de tirantez con Axel– se enamorará de Francesca (Paz), la atractiva hija de Ruben; esta situación le traerá inconvenientes con el padre de la joven.

FRANCISCO (Darío Lopilato): “Pancho” es hijo de Dreyfus y de una Única. Dreyfus se relacionó con una mujer Única para así poder tener un hijo que tuviera dones. Pero, con el paso de los años, Pancho no presentaba ninguna habilidad especial. Y, por esa razón, Dreyfus abandonó al pequeño. Pancho se crió solo y desarrolló el don de la supervivencia cotidiana: “la viveza criolla”. Vivió en la calle y de la calle. Al crecer, aumentó el resentimiento contra su padre y sus deseos de formar parte de la brigada que aquel odiaba: Los Únicos. Pero, como no tiene dones, para ser aceptado montará un simulacro y así logrará ser reclutado por Soraya.

Dolores (Gimena Accardi): La mamá de Dolores fue muy amiga de Soraya (Fontán) en la adolescencia, convirtiéndose en una segunda madre para la niña. Ya adulta, Dolores, luego de que su madre vaya presa y de sufrir un desencanto amoroso, vuelve a encontrarse con Soraya, quien la lleva a trabajar a la Central. En realidad, Dolores no tiene nada que hacer ahí, es torpe, indecisa, no tiene don ni habilidad alguna. Pero Soraya la quiere ahí, para contenerla, y que Dolores pueda rehacer su vida. Al ver a Ruben, se enamorá a primera vista. Es muy sensible y tiene una particular inclinación a llorar por cualquier motivo.

CRISTIANO (Benjamin Amadeo): Cuando era niño, su padre le reveló una particular condición que lo distinguía del resto, pero que lo hizo vivir atormentado y aislado. Al enterarse de sus misteriosas habilidades, Dreyfus lo recluta y así es como Cristiano encuentra, por fin, un grupo de pertenencia. Si bien las mujeres le despiertan un fuerte impulso sexual, es incapaz de sentir amor por ellas. Hasta que conoce a Keira (Asnicar) y no puede manejar lo que le pasa con ella. Pero, ninguno de los dos sabe que están en bandos opuestos.

BRUNO (Rodrigo Noya): Luego de la explosión, su inteligencia superior mutará y ahora será un hacker inalámbrico, es decir, con sólo posar sus manos en una computadora, podrá acceder a ella. Siempre que tenga una computadora u objeto electrónico cerca, el podrá meterse en la red y acceder a casi cualquier cosa. Pero, como cualquier ordenador, su debilidad serán los virus informáticos, quienes lo afectarán igual que a una PC. Cansado de ser el “nerd” de la brigada, Bruno se rebelará, querrá integrarse, ser un adolescente más y acercarse a las mujeres.

MELANIA (Marina Belatti): La exposición al químico también produjo en ella un cambio, despertó un curioso don: la innumerable acumulación de datos prevenientes de los magazines de divulgación científica a los que es adepta. Esta información, al parecer inútil, ayudará a resolver muchas de las situaciones a las que deberán enfrentarse “Los Únicos”. Al principio será tomada en la brigada para la limpieza, luego quedará como secretaria de Soraya.

MARCO (Chino Darín): Marco, de alguna manera, es otro “hijo” de Dreyfus. Fue un bebé de probeta, procreado a partir de óvulos robados a una Única. Nació en un laboratorio. Durante años, Dreyfus espero con impaciencia que el don se manifestara en el niño… pero esto nunca sucedió. Dreyfus no se resigna a que Marco no tenga ningún don y, periódicamente, lo somete a varios estudios médicos, esperando que el don se manifieste. Marco es híperkinético, lo moviliza el deseo, no se apega a nada ni a nadie, le encanta el vértigo y el peligro. Además, suele mantener varias relaciones en paralelo. Es muy apegado a Uma (Celine Reymond) pero, como no son hermanos de sangre, habrá una atracción latente hacia ella.

FRANCESCA (Macarena Paz): Francesca es la hija de Ruben (Vázquez), de 6 años. Pero, tras la explosión, el químico afectará la hormona del crecimiento de la niña y, cuando Ruben vuelva a verla, su hija será una adolescente de 19 años, bellísima y muy bien desarrollada. Francesca es una niña en el cuerpo de una mujer. Además, como el químico afectó al crecimiento pronto descubrirán que desarrolló otro don: la regeneración celular. Ahora, Francesca deberá abandonar su vida: deberá abandonar el colegio y a sus amistades. Por otra parte, la regeneración celular sumada a su piel de foca, la han convertido en una Única y, paulatinamente, se irá integrando a la brigada. Solo Soraya sabrá que la niña, ahora mujer es la hija de Ruben. Francesca tendrá actitudes de niña pero, a los ojos de los demás, esto será sólo inocencia, dulzura, candidez. Todo esto logrará conmover a Lucas (Guilera), el más huraño y malhumorado del grupo. También el pérfido Borja (Viñoles) se obsesionará con Francesca.

UMA (Celine Reymond): Uma fue criada en Rusia por sus abuelos. Su abuela le enseñó el arte de ser una espía. A Uma la atraía ese mundo. Comenzó clases de artes marciales, manejos de armas, destrezas varias. Todo lo relacionado con el espionaje, pero a la vieja usanza. Tiene una habilidad fuera de lo normal para el combate, de allí su don: agilidad y destreza. Luego de que sus abuelos fueran acribillados, Uma, enfurecida, decide buscar venganza, y Dreyfus aparece afirmando que puede ayudarla a dar con los culpables: Los Únicos. Uma creyó en el villano, y llega a Buenos Aires para formar parte de las filas de Dreyfus, esperando el momento de poder vengar a los asesinos de su familia. Uma es un arma letal, fría, obsesiva y arisca con los hombres. Estará siempre pegada a Marco (Chino Darín) y también se sentirá atríada por Pancho (Lopilato).

Fill out my online form.

Speak Your Mind