Nueva identidad de Juliana en Vidas robadas

pic32757

La dieron por muerta, pero Juliana (Sofía Elliot) aún respira. El
calvario en que se convirtió su vida desde que fue capturada por una red
de trata de personas, renueva su martirio.
La nueva escenografía para su suplicio es un tranquilo pueblo detenido en
algún lugar, un punto cruzado por las coordenadas de un destino que
vuelve a ser incierto para la hija de Rosario (Soledad Silveyra). Allí
trabaja ayudando en la casa donde vive Vilma (Pochi Ducasse), la madre
del comisario.
Sus días transcurren entre limpiar la cocina y cuidar a esta anciana que
se niega a reconocer a la joven que todos los días le da de comer y le
suministra su medicación.
Para todos en el poblado, Juliana es Laurita, pero ella necesita volver a
ser Juliana Miguez para recuperar la vida que le robaron.

Fill out my online form.

Speak Your Mind