Michel Brown, un gaucho que juega a policía

La forma de ser de los colombianos, sus paisajes, su comida y la calidad de sus novelas, son sólo algunas de las razones por las cuales Michel Brown, un actor argentino que vino tan sólo por 4 meses a este país, decidió quedarse y deleitar a los televidentes con las interpretaciones de cada uno de sus personajes.

En esta ocasión, este polifacético actor se enfrentó a un nuevo reto: darle vida a Manuel Martínez, un ex militar que se convierte en uno de los más destacados agentes de operaciones encubiertas, en La Mariposa, una producción que por su historia y por su alto contenido de acción, cautivó de inmediato a Brown.

Aunque orgulloso por sus anteriores interpretaciones, reconoce que hace tiempo esperaba a Martínez, pues es un personaje cargado de adrenalina, que maneja la acción necesaria para divertirse como un niño.

Cautivado con la historia, enamorado de su personaje e impresionado por la dirección de dos grandes del mundo de la televisión, Michel Brown habla de su protagonismo en ‘La Mariposa’, de lo bien que la ha pasado en las grabaciones de esta serie y del porqué no se quiere ir de Colombia.

En sus palabras, ¿Quién es Manuel Martínez?
Manuel Martínez es un personaje maravilloso porque se desdobla en momentos, es un agente oficial pero en momentos es como una especie de gigoló. Él es un hombre que trabajó muchos años para la DEA, pero luego de un accidente en donde matan a su mujer y a su hija, decide salirse de ese mundo. Pero un día lo llama el Capitán con el que trabajó durante muchos años y le dice que hay un caso sobre un lavado de activos y que cree que la persona adecuada para resolver el caso es él. Lo convencen, se mete en todo esto nuevamente, organiza una operación y como agente encubierto se hace pasar por Amaury Martínez, un hombre que sirve como enlace entre las autoridades y los lavadores de dinero.

¿Había soñado con este personaje alguna vez?
Sí, estaba esperando a Martínez. Tenía muchas ganas de darle vida a un personaje que manejara mucha acción. Así que cuando me llamaron a hablarme del proyecto de una dije que sí porque me parecía muy chévere. Esta es la primera vez que interpreto un personaje que maneja tanta adrenalina, tanta acción y por eso me lo estoy gozando al máximo, me divierto como un enano jugando a ser el policía todos los días.

¿Cómo ha sido la experiencia de grabar en Estados Unidos y en Colombia?
Las escenas que se grabaron en Estados Unidos fueron maravillosas porque de verdad uno se come el cuento de ser un agente DEA. El hecho de estar trabajando con gringos de verdad, con carros de allá, con el armamento de ellos, te metes en la película totalmente. Las grabaciones en Colombia también fueron muy buenas porque acá tienen gente experimentada para hacer las escenas de peleas, disparos y las maromas en los carros, no tienen nada que envidiarle a los gringos.

Teniendo en cuenta que es la primera vez que su personaje maneja tanta acción, ¿cómo le han parecido estas escenas?
Esto es increíble porque siento que estamos haciendo una serie de acción con todos los juguetes. Desde mi punto de vista, creo que es lo más real que se ha logrado en Latinoamérica como serie de acción.

¿Cómo ha sido la preparación para el manejo de armas?
Hubo un entrenamiento previo con gente especializada en este tema, porque acá toca de repente manejar una moto de alto cilindraje y al mismo tiempo disparar con la otra mano, entonces para ellos tuvimos entrenamientos con gente de la Policía, Además tuve la oportunidad de conocer a un hombre que trabajó en la DEA, me junté con él y me contó un poco sobre la manera como se comporta un agente encubierto. Todas estas enseñanzas han sido maravillosas porque a eso se le suma todo lo que uno aprende como persona.

¿Cómo hacer para manejar la adrenalina del personaje? Es decir, que todo lo que le suceda Martínez, no le afecte a Brown?
Es un poco complicado, porque uno termina agotado, muerto, de verdad uno le pone toda la ficha a cada una de las escenas en donde la acción es constante. Pero creo que ahí es donde uno debe esforzarse más, para evitar que el personaje se apodere de uno. Aunque debo reconocer que esa descarga de adrenalina fuerte es lo que me gusta.

¿Cómo fue la relación con María Adelaida Puerta?
A María la conozco hace muchos años, vivimos juntos en New York, es adorable, es una gran actriz, y está haciendo un personaje muy bueno, completamente distinto a lo que hizo en ‘El Capo’ como La Perrys. Me parece chévere que la heroína esta vez sea una mujer.

Y la relación con los directores, ¿Cómo fue? ¿Ya había tenido la oportunidad de trabajar con Lilo Vilaplana y Ricardo Gabrielli?
Ya había trabajado con los dos y me la llevé increíble con ambos. Son directores completamente distintos, la tiene muy clara, trabajan de forma completamente diferente, pero hacen un excelente equipo. Los dos se metieron en la película y disfrutan lo que estamos haciendo. Además los dos tienen alma de niños, creo que hicimos un trabajo muy bueno.

Ya lleva 8 años en Colombia, ¿qué lo ha hecho quedarse en el país?
Es verdad. Vine por 4 meses a hacer una novela y me enamoré de Colombia, de su gente, de su forma de gozarse la vida, de ver que nada es un problema. Yo vengo de Argentina y allá somos muy quejosos, nos agarra una crisis y nos quejamos 10 años. Colombia ha tenido que lidiar con cosas muy tenaces y es un pueblo alegre con gente echada para delante. Además me gusta mucho su clima, sus paisajes, la comida y la gente definitivamente hizo que me quedara tanto tiempo.

¿Qué piensa de la llegada de tanto actor extranjero a este país?
Creo que tiene que ver con que Colombia se convirtió en un trampolín inmenso de la televisión. Lo que hacen hoy en Colombia se vende en el mundo entero, entonces necesitan caras de muchas partes. Además la calidad de las novelas colombianas son muy buenas, esa es otra de las razones por las que sigo acá. También pienso que Colombia tiene algo maravilloso para nosotros los actores y es que aquí no nos destrozan. He vivido en otros países en donde están esperando a que te tropieces para darte con un palo. Aquí la gente es muy tranquila en ese sentido.

¿Por qué los televidentes no se pueden perder ‘La Mariposa’?
Creo que por lo mismo que me pasó a mi cuando leí el guión. Porque no da respiro, no dejan de pasar cosas. La acción es creíble y la historia es maravillosa. Además está escrita por un periodista del Miami Herald y eso se nota.

Fuente: Canal RCN

Fill out my online form.

Comments

  1. mayte s dice:

    Interesante la entrevista, a mi la novela La Mariposa, me está gustando.

  2. Rebeca dice:

    Tan bello,Michel es muy buen actor,siempre buscando nuevos retos con suspersonajes.siempre será el eterno franco de ” Pasión de gavilanes”.

  3. rosana dice:

    es unik en sus papeles my bn actor y bn persona tkmmmmm

  4. Tremendo bombón, con clase y escelente actor. Así es. En Colombia amamos a los actores extranjeros que ya hacen parte de los nuestros. Bienvenidos sean, puesto que unidos a nuestro gran talento nacional, nos permiten disfrutar de historias tan maravillosas, recreadas en escenas tan creibles. Nosotros por el contrario, no decimos que gracias a Colombia tragan, y que si no fuera por Colombia, que les abrió la puerta, no serín conocidos y bla bla bla….comentarios de gente mal educada y fanática, incapaces de reconocer el talento ajeno!

  5. Anónimo dice:

    Muy hermoso, carismático y muy querido por los colombianos. La mariposa fue una muy buena producción!

  6. betzy dice:

    betzy dice.

    05 mayo 2012 a las 11.31 pm

    HOLA soy Guatemalteca,es muy guapo, talentoso bendiciones en su vida DIOS LO BENDIGA HOY Y SIEMPRE.

  7. vi...da dice:

    es muy buen actor k siga asi ….

  8. vivi... dice:

    es el mas guuaapo de todos.. espero que siga asi, le deseo toda la suerte del mundo besos……

  9. Pedro Rendon dice:

    Buen actor. Me gusto mucho en la Mariposa
    De acuerdo a lo que dice de la gente colombiana, son muy hospitalarios y de bunos modales. He ido a ese pais varias veces, y alli no te sientes extranjero.
    Saludos desde Ecuador

Speak Your Mind