“Lovers in Prague” (Amantes en Praga) – SBS (2005)

350loversinprague

RESUMEN

Choi Sang-hyun es un detective de la policía de Seúl que va a Praga en busca de su novia Hye-joo, , estudiante de piano en esa ciudad y que terminó con él por teléfono. Allí encuentra a Yoon Jae-Hee, hija de un ficticio

Presidente de Corea del Sur, que es diplomática en la embajada coreana en Praga. En el pasado, Jae-Hee fue novia de Ji Youn-woo, hijo de un prominente hombre de negocios, que la dejó 5 años atrás desapareciendo sin ninguna explicación y sin dejar rastro.

Cuando Sang-hyun conoce a Jae-Hee en Praga se producen una serie de malentendidos, pero progresivamente ambos se ayudan y se vuelven amigos. Cuando regresan a Corea, el amor florece entre ambos pero sus anteriores relaciones y el estatus social tan distinto los pone a prueba

NUESTRO COMENTARIO

Esta novela es un tostón. Es un tostón porque las situaciones se alargan volviendo una y otra vez sobre lo mismo, porque apenas pasa nada y lo que pasa y separa a los protagonistas capítulo tras capítulo es una de esas cosas escasamente comprensibles para nosotros y porque le sobran al menos 4 capítulos.

Los protagonistas se conocen en Praga para dar ocasión de que nos enseñen unas postales preciosas de esa ciudad, pero la idea escasamente tiene justificación salvo por el hecho de que Sang-Hyun se encuentre allí como pez fuera del agua y necesite el auxilio de Jae-Hee. Allí los dos se ayudan mutuamente, Jae-Hee ayuda a Sang-Hyun en la búsqueda de su novia perdida y él la ayuda a ella con una apuesta de correr un maratón que supuestamente se corre por parejas, apuesta que la chica ha hecho con una sujeta japonesa de un nivel de grosería, arrogancia y estupidez poco creíbles fuera de la ficción (¿a ustedes les parece que una persona puede ponerse a soltar groserías sobre los nacionales de un país justo con la hija del Presidente de ese país?). Por supuesto, Sang-Hyun y Jae-Hee ganan la apuesta y ya se apuntan maneras de una cierta atracción entre los dos.

Sang-Hyun encuentra a su novia, que por razones que no queremos desvelar le manda a paseo y sorpresivamente, tras cinco años de desaparición, aparece el antiguo novio de Jae-Hee, dispuesto a continuar la relación donde la dejaron, algo tan sorprendente como su reaparición porque da la impresión de que a los guionistas les parece que, como en el tango, cinco años no son nada y, como en la novela “Lawyers of the Great Republic of Korea” basta con que uno reaparezca y pida disculpas para que el otro te vuelva a querer, también como en el bolero, “vuélveme a querer, no me castigues”, pero claro, eso sólo pasa en los boleros.

Meses después, ya los dos en Seúl, se vuelven a encontrar por casualidad (aunque los dos se siguen recordando mutuamente) y aunque Sang-Hyun se resiste por muchas razones (porque todavía no se ha recuperado de decepción y porque, aunque él no sabe que ella es la hija del Presidente, se da cuenta de que ella es de una clase social mucho más alta que la suya), Jae-Hee emprende una campaña de acoso y derribo de Sang-Hyun hasta que él cede y reconoce sus sentimientos. Luego él se entera de que ella es la hija del Presidente y vuelta a empezar, y luego interviene por ahí el antiguo novio de ella Ji Young-woo, que en realidad está todo el tiempo ahí sufriendo que te sufriré reclamando no se sabe qué sin que los espectadores entendamos mucho. Es decir, los espectadores, o más concretamente, esta espectadora, entiende perfectamente que sufra y la razón por la que sufre (aunque a mí particularmente eso de sufrir durante nada más y nada menos que cinco años sin intentar o bien poner remedio o seguir con tu vida me parece enfermizo), pero lo que no entendemos es lo que decíamos antes: a) Cómo se le había pasado por la imaginación que ella le iba a esperar cuando simplemente había desaparecido sin decir nada y b) qué derechos cree que tiene sobre ella para someterla a ese tercer grado.

También la ex-novia de Sang-hyun está por ahí entorpeciendo, y ese sí que es un personaje incomprensible que no se sabe por qué llora tanto ni a quién quiere ni por qué. Eso sí, es bien guapa.

Desde el primer momento, Sang-hyun rechaza, o mejor dicho, se resiste a Jae-hee porque percibe las diferencias sociales y culturales entre ellos y entendemos que en una sociedad altamente jerarquizada como la coreana, eso es un obstáculo casi insalvable, aunque Jae-hee no sea la típica chica, sino con una mentalidad mucho más moderna e igualitaria, algo que ella muestra no sólo con Sang-hyun, sino también con sus guardaespaldas y con el resto de los policías, (y porque su mejor amigo y paño de lágrimas es un chico). Lo que es absolutamente artificial a nuestros ojos (aunque admito que pueda no serlo para ellos) es el conflicto de esas deudas morales que se establecen entre los personajes. Supuestamente Jae-hee está en deuda con Young-woo porque sacrificó su amor para que su padre (el de él) no hundiera la carrera política dell padre de ella. Desde nuestro punto de vista, una deuda de gratitud por algo así puede que exista, pero en ningún caso es lo suficientemente fuerte como para que te plantees que no puedes ser feliz y casarte con tu novio sino que te tienes que casar con el que se sacrificó por ti. Un lío.

Aunque la novela sea plúmbea, tiene varios elementos francamente buenos. El primero es el personaje femenino, interpretado por la actriz Jun Do Yeon, que ganó un premio en Cannes (no por esta novela, claro) , y que tiene una de esas sonrisas absolutamente encantadoras y contagiosas. Yoon Jae-Hee es, hasta el momento, el personaje femenino que más me ha gustado de los que he visto hasta ahora. Una chica simpática, no gritona ni estirada ni histérica, lista, preparada y culta, nada gazmoña. Sang-Hyun también es un personaje notable, aunque se perciba menos la diferencia porque en los dramas coreanos los personajes masculinos suelen ser más profundos y complejos que los femeninos. Sang-hyun es sarcástico, lúcido y con un sentido del humor absolutamente retorcido e irónico. Lo mejor de lo mejor de la novela son los diálogos entre los dos protagonistas de la novela, porque se gastan bromas, no de las de escupir, sino con frases rápidas en un toma y daca, en una competición de ingenio, nunca hiriente. En algún momento Jae-hee intenta ser una novia coreana normal, de esas que hablan como si tuvieran dos años, y él directamente se rie en su cara.

La historia se complica porque el padre de Young-woo es un hombre de negocios importantísimo, pero en realidad lo que vemos es que es un mafioso que conspira contra el Presidente. El actor que hace de padre (Jung Dong Hwan ) está en todos los sitios porque también era el padre adoptivo de la protagonista de One Fine Day . Aquí hace un papel caricaturesco de lo malo y despiadado que es. Uno de esos malos que levanta una ceja de pura maldad, como si fuera un Fu-Manchú con traje. Francamente, para Fu-Manchú a mí me gusta más el original, ese de las uñas larguísimas.

LO MEJOR

Como casi siempre en las novelas coreanas, aunque el argumento sea una pesadez y con una línea argumental que no supera la línea (que en este caso lo es), los personajes suelen estar bien escritos y adquieren entidad ante nuestros ojos, con lo que te entretiene verlos como viven, aunque lo que veamos sea una vida cotidiana. Incluso el personaje de Young-woo, que no tiene ni pies ni cabeza, se deja ver y le compadeces por tanto como sufre, ayudado porque está interpretado por Kim Min Joon, al que vimos (y nos encantó) en “Damo”.

Sin embargo, como hemos dicho antes, lo mejor es la relación entre la pareja protagonista y sus diálogos, verdaderamente ingeniosos y divertidos.

LO PEOR

El personaje incomprensible de Kim Hye-joo y una minitrama que aparece por ahí de una niña, hija adoptiva de una diplomática de no se sabe qué país (la madre habla en francés, la niña ladra en coreano y en inglés) que busca a su madre biológica que la abandonó. Es increíble que esa trama no se haya caído en el montaje de la novela porque ni aporta nada ni viene a cuento.

Calificación , la telenovela 6 y los protagonistas 7

REPARTO

Jun Do Yeon es Yoon Jae-hee
Kim Joo Hyuk es Choi Sang-hyun
Kim Min Joon es Ji Young-woo
Yoon Se Ah es Kim Hye-joo
Lee Jung Kil es Yoon Jung-han
Jung Dong Hwan es Ji Kyung-hwan
Yoon Young Joon es Suh Yoon-kyu
Kim Seung Ok es Hwang Dal-ho
Kim Na Woon es Shin Kwang-ja
Andy es Ji Seung-woo
Jang Geun Suk es Yoon Gun-hee
Kwak Ji Min es Jung Yeon-soo
Ha Jung Woo es Ahn Dong-nam
Park Jae Min es la señora Young

Fill out my online form.

Comments

  1. mmmm veo que esta novela tiene un argumento bastante trillado, eso de que el novio (o novia) se va sin decir nada, ya lo he visto muchas veces y como que ya empieza a cansar, y por lo demás que cuentan ustedes, la perspectiva no es muy buena…sin embargo, eso de que la protagonista y el protagonista son buenos personajes, me ha animado a verla, además de que acabo de detectar que aparece mi chico sonrisa Jang Geuk Suk, al cual adoro, así que de pronto le de una revisión aunque de antemano sepa que no me voy a encontrar con nada bueno jijiji

    ¡¡muchas gracias por el comentario!! no se desanimen y sigan comentando este tipo de novelas, no solo coreanas, si no también japonesas y taiwanesas, que aunque muchas carecen de un guión sólido, siempre se les puede sacar algo interesante y de vez en cuando puede aparecer algo realmente bueno.

    Saludos!!

  2. Mil gracias por este nuevo comentario, espero que no decaiga su interés por los dramas coreanos, la verdad es que sí. Lástima que no hayan encontrado alguna que sea de su agrado. Pero estoy segura que alguna hay que sea buena. Por mi parte yo no salgo de estos dramas aunque algunas cosas ya sean repetitivas, es que como ustedes dicen, los personajes adquieren vida ante nuestros ojos. En cuanto a este drama, me preocupa el guión, pero si los protas, en especial la chica, son así como dicen, pues vale la pena, porque en he visto algunas en las que la prota es un desastre y deseo ver alguna en donde la chica sea un poco más fuerte nada ridicula.

    Gracias nuevamente y los seguire leyendo.

  3. He visto demasiados dramas coreanos, la mayoria muy buenos, sobre todo los mas modernos. Actualmente estoy terminando de ver Coffee House.
    A la redaccion, pueden encontrar muchas dramas subtitulados en viikii.net
    Gracias por su post!

  4. margarita21 dice:

    Que aparece Jang Geuk Suk??????
    Me la voy a ver para ver que tal

    Redaccion gracias por sus comentarios

  5. Jang Geuk Suk?? Me enamoré de ese niño en Beethoven Virus, hacía un papel estupendo. Acabo de terminar Capital Scandal, para mi bastante buena, estuve enganchada desde el principio aunque a lo mejor a MartaH le parezca un tostón. Deseo que encuentre pronto una de su gusto con la que se emocione y nos deleite luego con el comentario.

  6. Margarita21 y Yoogal:
    Sí, al parecer en esta novela sale Jang Geun Suk, imagino que bastante más jovencito porque la novela tiene sus años, pero no importa, siempre será un placer ver a este hermoso jovencito, tan talentoso….aaayyysss Beethoven Virus, es uno de mis dorama favoritos, aunque no tenga nada de romance a mi me parece que la historia es muy bonita, de las mejores que he visto.

    Capital Scandal ya la tengo descargada y seguro que pronto la veo, he leído muchos comentarios buenos y por eso se me ha despertado la curiosisdad por verla

    Saludos!!

  7. Hola! me encanta que estéis comentando novelas coreanas, pq yo tb he recurrido a ellas últimamente. Tras haber visto Full House, y siguiéndole la pista a Rain, q le adoro, me he visto A love to kill (la estoy acabando), y bueno, es q comparándola con Full House es una novela mucho más oscura, por así decirlo, melancólica, no aburrida pero sí un poco lenta por momentos. No obstante, tiene momentazos. A ver si os animáis a verla y la comentáis, q siempre me gusta leer vuestra opinión pq coincidís conmigo a menudo, a veces pienso “yo no lo hubiera dicho mejor” jeje. Un saludo.

Speak Your Mind