Locas de atar

Otro clásico de las telenovelas són las villanas. Normalmente son un especimen de mujer que como no tiene nada que hacer, normalmente no trabajan, se entretienen en mortificar a todo el mundo y en concreto a la protagonista porque como habréis adivinado la villana de turno también esta enamorada del galán. Y no sólo está enamorda sino que cree que es de su propiedad y se pone de los nervios si alguien se le acerca.

Dentro de las villanas, las podemos encontrar de varios tipos: de las que matan callando, las perversas-asesinas y también unas que me divierten mucho que són las histéricas tirando a locas de remate. Nada de lo que hacen tiene sentido alguno, se la pasan gritando y sacando espumarajos por la boca, que pienso que las pobres actrices deben acabar hechas polvos de interpretar a esos personajes. Villanas de este tipo encontramo en casi todas las telenovelas venezolanas. Éstas acostumbran a ser unas maleducadas, engreídas, no les gustan los niños, ni nadie , su mujer amiga es medio boba y manipulan a todo el mundo, vamos parecidas a la bruja del cuento. En Juana, la virgen la esposa de Mauricio era de ese tipo, una arrognate que se la pasba gritando a todo el mundo. En Gata Salvaje, Eva (Carolina Astrid Herrera) tambien cumplía estas características, no hizó ningún dialogo sin chillar.

Dentro de esta subcategoria de villanas una de mims preferidas es Rosario, la mujer de Nano. Me tenía sorprendida lo histérica que llegaba a ser, estaba bastante desequilibrada y se la pasaba gritando, tirando cosas e intentando reconquistar a Nano. Creo que nadie la aguantaba y al final la pobre acaba como el rosario de la aurora.

Yo creo que el principal motivo que estas villanas se desequilibren es que no tienen nada que hacer en todo el día, se la pasan encerradas en la habitación, y cuando salen tampoco tienen mucha actividad sino van de visita o de compras. Desde aquí reivindico que a las villanas histéricas se les busque una ocupación, porque estar pensando todo el día como mortificar a su marido no creo que sea bueno para la salud.

Y ahora vuestras opiniones

Fill out my online form.

Comments

  1. Samba dice:

    Cmo no quiero defraudar a Gaviota y sus acusaciones de que estoy obsesionada con Arana (cosa que no voy a negar) voy a seguir a lo mio y como ejemplo de loca de atar o se me ocurre otro mejor que Ana Guerrico, y estoy por desafiar a quien se me ponga delante porque las malas de Padre Coraje son de nota: No se si es peor la loca de Ana o la tonta de su madre. Lo siento por Nora Carpena pero desde que la ví en esta novela se me cayo a los pies, ahora cada vez que la veo tengo en mente a la tonta y afectada de la Sra Guerrico, personaje que por alguna extraña razón la Carpena borda…..

    Para muestra de la mala leche que se gasta Ana Guerrico, la faena que le hace a su hermana para conseguir que su marido la pille “in fraganti” con el otro. Con hemanas así no se necesitan enemigos……

    http://www.youtube.com/watch?v=42QpN8ndIGs

    Aunque tengo que decir que a mi este tipo de malas locas de atar no me gustan porque no son nada racionales, a mi me gustán las malas que no lo són. Malas que son normales, que defienden sus derechos o que tienen opiniones diferentes, y tampoco me sirven las malas que se comportan como unas autenticas fieras unicamente porque se enamoran locamente ( y nunca mejor dicho) del galán, esas tampoco me sirven y además me parecen no solo locas, sino también ridiculas. Propongo malas de carne y hueso, más creibles. Pensaré en alguna y en cuanto se me ocurra os la pongo.

  2. Alejandra dice:

    Hola Tesoretes!

    Yo sigo con la mía, Aimee……….esa es “la mala”, por definición, claro está para mi.

    Lo que tengo claro, es que en este personaje entran todos los adjetivos de la mala: egoista, egocéntrica, envidiosa, dañina, peligrosa, desagradable, molesta, fastidiosa, traviesa… ella piensa en ella primero y luego sigue pensando, claro está, en ella.

    Además de todo, no podemos olvidar a su hermana, Mónica, que es todo lo contrario, es buena, bondadosa, cariñosa, amable, amorosa……y por ello, creo se acentua aún más su maldad. Bueno, esto es una opinión.

    Como se suele decir “todo vale en el amor y la guerra”, y Aimee, hace todo lo posible, todo lo que está en su mano para recuperar a Juan. Aunque esto sea a costa de hacer daño a todo el que se ponga por delante, ella piensa en ella, y no se preocupa por lo que sienten o dejan de sentir las personas que están a su lado. Tiene un objetivo, una meta y lucha con todas sus armas por ella.

    Todo es relativo en la vida…….y depende del cristal con que se mira.

    Para acabar, deciros, que la mala, en este caso, Aimee, para mi borda el papel. Y aunque soy profana en la materia y probablemente me equivoque no se de muchas tnv en las que haya participado.

    Besitos

  3. gaviota dice:

    Si, si Samba, tu di lo que quieras pero lo tuyo es obsesión o si no pensaremos que es la única novela que has visto.

    Como ejemplo de malos normales, yo creo que estan los personajes de Café, la mujer de Sebastián no era mala sólo luchaba por lo suyo. Y Lucrecia quizás era ambiciosa pero no se l apasaba maquianndo a quien iban a matar.

  4. Caro_BA dice:

    Hola a todas!!!

    Creo que todas tenemos alguna obsesión por alguna telenovela en particular jaja. Actualmente yo tengo la mía, como todos saben “Esas Mujeres”.

    Antes q

  5. Caro_BA dice:

    Oops se envío sólo el anterior comentario!!

    Esta sería la parte 2:

    Las villanas que más me gustan son las sagaces, inteligentes y bipolares. Las clásicas que hacen múltiples maldades y nadie se da cuenta. Son manipuladoras, convincentes y siempre quedan como víctimas (hasta que al final se descubre todo). El objeto de su obsesión es el protagonista masculino, al cual aman irracional e incondicionalmente. Las locas histéricas me cansan, prefiero a las que semejan ser “normales”, como diría Samba.

    La mala de “Essas Mulheres” se llama Adelaide (aunque también hay uno peor que ella, el diabólico tío Lemos). En esta escena el galán es herido y por x motivos es llevado a casa de Adelaide. Sus familiares van a buscarlo para sacarlo de aquel lugar, pero la víbora ponzoñosa termina convenciendo a todos que es mejor dejarlo un día más porque teme por su salud. Sonará raro, pero hay actitudes de Adelaide que me causan risa, es muy bruja!!! jejeje

    http://www.youtube.com/watch?v=BU6HoJfwcdo

    Besos!!

  6. sumarfi dice:

    estoy de acuerdo con gaviota. En las obras de Gaitán los malos son personas luchando por lo suyo, un poco más egoistas, egocentricos o ambiciosos pero no están locos de atar.En Betty, Marcela tampoco es una mala odiosa.

    En donde hay locas de atar es en Lucecita (Luz Maria. Primero la mujer de Gustavo que se pasaba de loca fingirndo que estaba inválida y despues Mirta con su obsesión`por Gustavo llegando al extremo de secuestrarlo.

    Ah, y en La Mentira, el papelón de Virginia…. aggg, odiosos ese tipo de papeles

  7. maggiebee dice:

    Bueno, yo llego tarde pero es que se me ajetreó la vida como si me la hubieran metido en cocktelera para hacer un daikirí de mango…. Yo desgloso el término bajo tres epígrafes. Las malas malísimas hijas del infierno salen de las febriles plumas de escritores tipo Delia Fallo y Kiko Olivieri, y poco aportan a unas historias que de todas formas tampoco es que den demasiado de si, ya que estos cuentos se barajan siempre por sota caballo y rey.

    Luego valoro en segundo término a las desquiciadas/os o mentalmente alteradas/os que suelen poblar las novelas procedentes del hemisferio austral, (ha de ser por algo que el ratio psiquiatras/población en Argentina es bastante alto ;-)) Estas dan a la historia un añadido valor de suspense que se agradece mucho para mantenerte las uñas cortitas y sin ir a la manicura así demasiado. Acá si me esplayo y doy ejemplos, (el epígrafe anterior la verdad es que me suele dar urticaria entonces mejor ni me acuerdo) La Rosario de Nano que ya mencionaron, el jefe de la novia de Pablito Echarri en Resistiré, no me acuerdo como se llamaba pero el actor es Fabian Vena, si no estoy mal. El primo guapísimo de Facu en Muñeca Brava, el hermano sicario de Facu en 099Central, la hija del doctor marica en Padre Coraje, bueno la verdad es que en Padre coraje ¿había alguno cuerdo? jeje La amante del tío de Facu en Yago…….. a todos les bailan más de dos tejas en la azotea.

    Luego estan los antagonistas que no es que sean malos, sino gente abocada a cuidar sus intereses,aún a costa de reventarle la existencia al prójimo; vamos 3/4 de lo mismo que ya dijeron. De esta categoría me quedó marcada la actuación que hizo la actriz Delfina Guido en Candela, como también la de Florinda Lemaitre, madre e hija abocadas en no permitir que la relación de la pareja protagonísta saliera a flote.

    Igual, son un condimento necesario que en su justa medida le da buena sazón al guiso……

  8. Barbarita dice:

    Pues a mi Rosario la mujer de Nano, aunque me cansaba me hacía mucha gracia, con esos sombreros que se ponía para parecer una viuda de Falcon Crest después de que le hubiera puesto a Nano una bomba en la moto. Se pasaba la vida gritando ¡¡¡atorranta!!! que es un insulto argentino que aquí no usamos y que está muy bien y es muy expresivo.

    Otra mala que empieza bien, pero que acaba en la insensatez más absoluta era Caterine Siachoque como Deborah, en “Te Voy a Enseñar a Querer”.

    En general, las malas suelen ser más histéricas que los malos. Para malo-malo, Alejandro Tomassi en El Manantial o Mauricio (Fabián Vena) en “Resistiré”. De los malos más graciosos, Luis Luque como Franco Ledesma en “099 Central”. Y de los más omnipresentes y asustantes Alberto Estrella en “Alguna vez Tendremos alas”.

    Mala-loca de remate, Cintia Klitbo en “La Dueña”, más o menos tan loca como Ana Guerrico, pero sin ataques místicos y menos apariencia de normalidad. Porque lo peor de la Guerrico es que nadie asumía que estaba como una cabra, aunque si la comparaban con Norita, se quedaba corta. Nora Ponce era una loca-mala sobrehumana.

    Creo que una de las malas que ha hecho época en las telenovelas era la protagonista de “Cuna de Lobos” de Televisa, que salía con un parche en un ojo, con aspecto mucho más siniestro que el que le han puesto a César Evora en “Mundo de Fieras” para hacer de hermano gemelo de sí mismo.

    En general, lo malo de los malos es que muchas veces no tienen ningún motivo para serlo, o sea, están igual de mal construidos que los buenos, porque en general, no existe gente mala de una pieza, la gente es mala (si es que está cuerda) porque tiene algo que ganar, pero si no…

  9. gaviota dice:

    Epsero maggibee que tu ajetreo no ha sido nada grave, y bienvenidas a todas. Pues la verdad que me olvidé de mencionar a Nora que creo que se lleva la medalla de oro a la más loca de todas. Vamos como una p… regadera. Estaba fatal la chica, hasta guardaba la cabeza de su amante. Por Dio, por cierto su problema sólo era Lautaro ¿verdad?.

    POr cierto ya que mencione la telenovela nano, la actriz que daba vida a Nora, también salía en Nano, era la hija de Silvio y llamba a Nano “aquaman” … que cosas

  10. Hay muchas malas, muy bien interpretadas según m i opinión, por ejem. Viviana Gibelli en “El país de las mujeres”, Cinthia en “La dueña”, Ana Colchero en “Corazón Salvaje”, Silvia de Dios en “Café”, la mala de “La mentira” que ahora no reuerdo su nombre.

    Y luego hay malas a las que hay que cortarles el cuello para que no cojeen, ejem. Lupita Ferrer, en cualquier papel, o Laura Zapata en lo mismo.

  11. Ana Guerrico fue la villana más insufrible que recuerdo haber visto, una mente totalmente retorcida. Pero Carpena borda el papel de madre sufrida, y no entiendo porque la critican tanto.

    Rosario de Nano es infinitamente recordada, pero ella tenia un problema mental, era bulimica y estaba para compartir celda en el psiquiatrico con Nora Ponce.

    A mi me agradan las villanas recentidas como Mónica en Maria Emilia Querida, que era un personaje que estaba perfectamente cuerdo.

Speak Your Mind