Las telenovelas sujetas a los gustos de la audiencia

Qué bonito era cuando no había guerra de audiencias. Las telenovelas tenían su principio y su fin, y aunque seguramente había cambios no creo que fuera como ahora que todo esta sujeto a lo que la audiencia dice. No creo que la audiencia deba tener tanto peso. Es imposible que llueva a gusto de todos.

No creo lógico que una novela con un argumento para unos 120 capítulos la alarguemos 60 capítulos más, cuando ya todo esta resuelto y no tenemos nada que contar ( vease “Pasión de Gavilanes” que una vez resuelto el gran secreto de los hermanos Reyes nos quedamos sin novela). Para alargar la novela ha de haber alguna trama lógica que nos desencadene a un buen final.

Otro problema que estan generando las audiencias, y más cuando la novela se graba al ritmo que se emite, es que el villano caiga mejor que la protagonista ( mirad la nota en Univison sobre “Mundo de fieras“). O la historia de los protagonistas no interese y te guste más otra satelite. Entonces los guionistas dan más salsa a los secundarios esfumadonse la trama inicial. Sinceramente creo que lo que se debe hacer en ese momento si ves que la protagonista no gusta es intentar refozarla no dar cancha a la villana. Se esta perdiendo el norte.

La trama es simple principio, nudo y desenlace. Chico conoce a chica, se cuece todo a fuego lento; algun secreto chisquilloso lo trastoca hasta que el amor puede con todo. Y no hay más, es lo que nos gusta y es lo que triunfa. Los experimentos con gaseosa.

Y ya para acabar con el tema de las audiencias otro problema añadido es lo que sucede en España que como la novela no alcance la cuota de share esperada a los quince días fuera. Con lo cual la lista de telenovelas sin acabar de emitir cada vez es mas larga. O incluso verlas cortadas para acabarlas antes y poner otra. Señores directores de programación, no todas telenovelas que se emitan tendran un exito descomunal como Betty la fea o Pasión de gavilanes. El éxito es un misterio si la idea es llegar a todo el mundo. Pero si se contentan con el publico seguidor y aficionado a las telenovelas en España este si es fiel y siempre que haya una telenovela ( más o menos con sentido) intentara seguirla. No tiene que estar en horario de primetime, eso nos da igual, ya nos las arreglaremos para verla. Otro problema es que mucho de lo que se produce sea un bodrio o lo bueno no se emita.

Fill out my online form.