Las heroínas desvalidas

Los seguidor@s de telenovelas sabemos que hay un subgenero que seria el tipo cenicienta, que es la niña pobre, huérfana y desemparada que siempre acaba casandose con el rico. Pero dentro del subgenero de las cenicientas tenemos a las que sufren algun “percance” o incapacidad que todavía hace que les tengamos más lastima.

Esta el caso de las ciegas, estan las heroinas Topacio ( protagonizada por Grecia Colmenares) y el refrito mexicano de Esmeralda protagonizada por Leticia Calderón. Lo que más me sorprende de los papeles de ciego es que tengan que sobreactuarlo tanto. Ya sabemos que la actriz ve, pero podrían actuar de una forma más normal. Ya que está la ciega que se le cae el mundo y cuando anda va con las manos por delante igual que un sonambulo, o tenemos a Esmeralda que se iba por la montaña sin problemas, ni bastón llevaba por cierto iba dando unos tumbos que parecía una campana. En el tipo de las que no necesitan a nadie tambien encontramos Trinidad Ayala en La Tormenta que tambien se recorría todoeEl llano colombiano sin bastón ni perro lazarillo.

Y como habreis adivinado todas las ciegas, de telenovela, todas las visitan “el médico” milagrero que conoce la forma y operación para que vuelvan a ver.

Otra categoria son las mudas, si, si las mudas que no sordo-mudas, porque todas oyen pero no hablan. Normalmente por algún trauma infantil que hace que hayan perdido el habla. En este tipo tenemos a la Camila de Nano, que el pobre Nano se buscaba todas las artimañas posibles para que hacerse entender. Tambien tenemos su refrito Te amaré en silencio con Eduardo Yáñez. Ejemplos de mudos que no hablan pero si oyen, son divertidos porque muchas veces les hablan por la espalda y los otros les responden en su lenguaje, el más divertido que he visto es el que sale en El Zorro, que en la época del pum habla lenguaje de signos y todo el mundo le entiende. Ah! Se me olvidadaba al final tambien hablan

Siguiendo con las enfermedades, tenemos las paralíticas. Esta categoría afecta más bien a las malas, que utilizan al galán de turno haciendoles creer que por su culpa no pueden andar y así lo tienen pillado de pies y manos, como en Luz María. Estas no acaban andando porque ya lo hacen.

Otro tópico son las madres enfermas que acostumbran a estarlo del corazón, las medicinas son muy caras y les queda poco de vida aunque todas acaban la novela.

Y ahora os toca vuestro turno para completar la lista de patologías.

Fill out my online form.

Comments

  1. Barbarita dice:

    Bueno, eso de que Camila la de Nano se buscaba artimañas es un decir, porque lo único que tenía que hacer es escribir en un acuerdo, que a veces pensaban que eran lerdos, intentando entenderse por señas, cuando los dos sabían leer y escribir. Claro que, mientras Camila era muda era más soportable, porque cuando empieza a hablar y con el va y ven de sí me quedo con Nano, no ahora le rechazo por a saber cual sandez, la chica se convierte en una pelmaza. Si no fuera por Gus, que en Nano está archiexpléndido…

  2. Lupe Sino dice:

    ¿Y qué me decís en cuanto a desvalimiento, aunque no tenía ninguna minusvalía, Claudia Ramírez en Te sigo amando? En esa novela Sergio Goiry le hacía de todo, y ella seguí allí, sufre que te sufre de la forma más tonta…

  3. Leonardo M. Kelly dice:

    Hablando de Claudia Ramirez, ella estuvo de invidente en la exquisita “Los Parientes Pobres” y para mi es su mejor actuación de toda su carrera.

  4. alejandra dice:

    noo y que me dicen de esas protagonistas que le pasan de todo….quedan ciegas, vuelven a ver, pierden la memoria, las meten a la carcel siendo inocentes, tienen mil accidentes y nunca les pasan nada pero eso si la creen muerta y pierden la memoria aah!! pero no olvidemos que siempre la o lo encuentra un medico que se enamora perdidamente de el o ella

  5. habia una novela de Andres Garcia creo con Mayra Alejandra donde a esta le ocurria de todo: ciega, boba, etc. Bah, no recuerdo bien.

    De estas que nombraste Nano fue la única que valia un poco la pena. A de más hablar con señas tiene más valor que hacerse la ciega. No se si un sordomundo entenderia mucho las señas de Camila, pero bueno. Para mi la actriz hacia el papel muy dignamente, lástima que después cuando habla no tenga una voz muy bonita que digamos, vamos que estaba más mona calladita!

Speak Your Mind