La importancia del físico en las telenovelas

LilianaMelendez

Leemos una entrevista muy entretenida a la actriz venezolana Liliana Meléndez (Cosita Rica) que actualmente actúa en Torrente en el personaje de empleada doméstica. Liliana es una actriz de rostro simpático y agradable, diríamos que bastante resultona, pero es gordita. ¿Algún problema? En principio ninguno pero en la mayoría de las telenovelas los actores gorditos acaban haciendo papeles cómicos o si los hacen dramáticos no son los protagonistas principales. A la pregunta de por qué los gorditos en la televisión venezolana aunque salgan no les dan personajes importantes. Ella dijo hay mucho prejuicio sobre la apariencia y más en un país tan consumista.

No es sorpresa para nadie decir que nuestra sociedad le da una importancia excesiva al culto al cuerpo, no es para más que en estas semanas construimos a los actores y actrices más guapos. De hecho en los países de cultura latina el culto a la belleza y lo que la mujer gasta en los cuidados para su cuerpo es considetable. Es por eso que Venezuela y Colombia son los paises que han dado más reinas de belleza. Los concursos de misses son seguidos por miles de persona atentos de cual será la mujer más guapa que represente a su país por un año. Y ese afán de prosperar a través únicamente del físico es el tema que trata precisamente la novela-serie “Sin tetas no hay paraíso”.

Y esa importancia de la apariencia física a se ve también en otras telenovelas:

– Casi siempre las protagonistas son espectaculares, son bellisimas con cuerpos de escándalo (con cirugía o no) y en pocas ocasiones representan a la mujer media, que todas más o menos tenemos nuestras cosillas.

– El estereotipo de mujer bella que proponen, sobre todo en las telenovelas venezolanas, es bastante agresivo. Las actrices acostumbran a vestir semi-desnudas con vestidos minúsculos, transparencias, y pantalones incomodisimos que si se utilizaran en la vida diaria, por ejemplo, para ir a trabajar de esa guisa, nos despedirían.

– En muchas ocasiones los productores apuestan porque estas actrices ex reina de belleza protagonicen las telenovelas algunas con mucho éxito y demostrando ser buenas actrices como Kathy Saenz (Pura Sangre) y otras con menor suerte como Norkys batista (Mi gorda bella)

– Pocas veces los productores apuestan por poner personas “normales” para protagonizar telenovelas presentando siempre modelos de Barbie y Ken ideales. Ya sabemos que el físico y la presencia son importantes y, aunque nos gusta ver a nuestros actrices y actores bien vestidos y guapos, eso no quita que la protagonista pueda ser ancha de caderas, con labios finitos o con un pecho de 90 na’ más.

– Aunque en casi todas las telenovelas hay actores que salen de la estética comercial pocas veces se atreven a darles historias importantes. Normalmente el gordito acaba con la gordita, el feito con la feita.

Lo que no se entiende es por qué no se aprovecha que en muchas ocasiones la temática de la telenovela requiera precisamente que el personaje no sea un cuerpo 10. ¿Alguién se cree que todas las chicas humildes tipo cenicienta son bellísimas, van peinadas de peluquería y los trapitos humildes que lleva le quedan que ni pintados, a parte de lucir un busto tieso de escándalo?. ¿No sería mejor caracterizar al personaje de una forma más normal y acorde con la sociedad?. Igualmente cada vez que quieren caracterizar al personaje para afearlo se pasan en la caracterización dejándolo poco natural y digna de una persona de la edad media que no tenía espejos. Como ejemplo Juliana en La mujer en el espejo que era de espanto la caracterización de la dentadura y el postizo.

Enlazándolo con el tema de los gorditos por qué para Mi gorda bella no contrataron una actriz que tuviera unos kilitos de más. Pero no, tuvimos que soportar a Natalia Streignard con un disfraz horroroso vestida y peinada por el enemigo para luego ajustar la trama a un cambio de metabolismo y que la niña luciera palmito toda la telenovela. Bueno si al final de la telenovela vuelve a ser gordita pero el tema es que la actriz que lo encarnaba no era gordita.

La tónica general es más bien esta en casi todos los paises, en México aunque hay actrices más bien resultonas siempre nos han vendido una belleza poco mexicana, hay pocas actrices con rasgos aztecas y se importa mucha actriz con rasgos europeos como Ana Layevska, Michelle Vieth, Ingrid Marth o Maya Mishalska.

Aunque ésta es la tónica general ,tanto en las chicas como los chicos, también es verdad que encontramos telenovelas que han hecho caso al casting y han escogido actores de acuerdo con las características del personaje:

– Daniela Alvarado en Juana la virgen, daba en el clavo con su personaje era una adolescente en un cuerpo de adolescente y no tuvieron que disfrazar a nadie de veintitantos con coletitas. Esta actriz demuestra que no hace falta medir 1’80 para triunfar, con su estatura media y con un cuerpo más o menos en la media tirando ha rellenito ha protagonizado bastantes telenovelas bordando el personaje.

– En Ciudad bendita, se demostró que poner un actor que no cumple con los cánones de belleza comerciales resulta y más si el actor era el perfecto para el personaje un cantante poco agraciado con una bonita voz. Roque Valero no es feo tiene una nariz característica pero que puede resultar atractivo para muchas. La temática estilo Cyrano Bergerac también la encontramos en Demasiada belleza telenovela peruana en la que si se destaca el problema de la nariz y protagonizada por Omar García. Otras telenovelas donde el actor no es muy agraciado pero es el protagonista es en Pedro el escamoso protagonizada por Miguel Varoni que en otras telenovelas lo hemos visto de galán (Te voy a enseñar a querer), aunque en el caso de Pedro, se trata de un personaje cómico.

– Y para finalizar me dejé Betty la fea, que creo que es la más representantiva y nos da la conclusión al artículo. Realmente es la primera que se atrevio con un personaje feo como protagonista de la historia. Aunque la caracterización tenía su tela, fue atrevida en el planteamiento y como la transformación del personaje fue acorde con las inseguridades y miedos de Betty. Además Ana Maria Orozco la actriz no es una actriz fea pero si muy atractiva que cuando se caraterizó todo el mundo la vio guapísima. Como ya escribimos en el comentario de la telenovela, Betty se escuda en una máscara que la ayuda a vivir en un mundo vacio y donde la estética es demasiado importante y es cuando vence éstos que consigue sacara su belleza interior al exterior. Destacar que en la telenovela el cuartel de las feas eran actrices que en conjunto cada uno tenía su atractivo aunque Hugo Lombardi pensará lo contrario.

Como hemos visto hay telenovelas que se atreven a cambiar la imagen del protagonista, sugerimos que a la hora de elegir los actores y actrices se piense más en el tipo de personaje y que actor podría encarnarlo. Con eso no quiero decir que no nos guste ver a actores y actrices guapas, pero teniendo en cuenta que belleza física y atractivo no van necesariamente unidos, podrían sacar partido a actores y actrices no tan bellos pero que pueden representar grandes personajes y haciéndonos olvidar sus kilitos de más o su nariz aguileña. Lo expuesto sería mejor que elegir a la estrella de la cadena y tenerla que caracterizar tan solo porque su contrato dice que es actriz, ex reina de belleza, en exclusiva y tiene un palmito de órdago.

Fill out my online form.

Comments

  1. Maggie Bee dice:

    En lo que leía la entrada mientras disfruto de mi primer café matutino, me acordé de una historia que me llegó no ha mucho rato que para mi es el acto más flagrante de menosprecio ante una persona y dentro de este medio. Resulta que en un reality de esos que pululan a lo largo y ancho del mundo ganó una gordita el concurso por su voz, vamos la Rosa de España pero en Colombia.

    A esta mujer cuyo nombre se me escapa; al poco de ganar tal concurso la contrataron para cantar los temas de “arrebato de pajarracos”, pero como ni de broma llegaba al stándar que marcaba el cánon de cuerpos cañón……. ella cantaba y Zharick León movía la bemba coloráa. Eso si, medio desnuda y con dos tipejas encaramadas en la barra de un bar con el culo al aire me imagino que en sana intención de desviar la atención del televidente de lo pésima actriz que resulta la cartagenera. ¡Qué niña pa’ sacarme de quicio! Es que aun no le perdono que ¡no me dejara disfrutar de Victor Mallarino en Dora la celadora! Estas muchachitas que por tener una barriguita planita de envidia y un pelo bien cuidado, solo se preocupan de que estos salgan bien en cámara, me salen sobrando. Igual me pasa con Natalia Betancourt, creo que se llama la que hizo de Rosa María en “la guerra de las Rosas”, que desesperación de mujer….la magnífica actuación de Cathy Siachoque y de Aura Elena Prada se diluyó entre tanta mamarrachada.

    Otra cosa que más tenía que ir en el post del machismo pero que sirve igual aquí en este, es lo sumisa que puede llegar a ser la mujer por tener su ratico de gloria en la tele gracias a que tiene un cuerpo 10 (o 20 dependiendo de cuantas cirugías tenga encima). Estaba yo viendo un programa cotidiano de la RCN donde un hombre fondón y medio calvo al que llaman “Jotica” presenta durante un buen rato junto a dos “mamacitas” (¡argh!) De repente las cámaras se acercan y empiezan a tomar primeros planos de los TRASEROS de las dos señoritas, y ellas encantadas se giran, se contonean. ¡Menudo bochorno! Ya no es solo que las cataloguen como “mamacitas” lo que yo encuentro peyorativo pero que las exhiban como vacas en feria de ganado ¡que asco! Máxime cuando no hacen lo idem con el “jotica” de las narices.

    Y es que este mundo se mueve por estereotipos y la que nace o se esculpe bonita tiene ya todo en bandeja servido, y eso funciona hasta para conseguir trabajo de dependienta en unos grandes almacenes.

  2. Barbarita dice:

    Lo peor es que, en vez de avanzar en la dirección de que las mujeres sean cada vez menos “cosificadas” (convertidas en cosas, en objetos de carne) lo que avanza es la cosificación masculina, en las novelas y en la vida.

    En la vida, porque ya no sólo las mujeres estamos obsesionadas con nuestro peso, con nuestros pelos (me refiero al vello corporal, no al cabello), y con nuestras medidas, sino que los chicos jóvenes han entrado en el mismo juego, se depilan las cejas, el pecho, las piernas…Está bien que la gente se cuide y se mantenga en forma, pero parece que lo único que nos hace ir al gimnasio es estar más guapos y no estar más sanos…

    En las telenovelas, idem. Hay mamacitas, pero también se ha creado la figura del papacito. A la imagen de la chica pobre de solemnidad y perfectamente pintada, peinada y con una talla 120 de pecho se ha unido la del galán que enseña el pecho a la menor ocasión, y no enseña más porque en muchas novelas hay un equilibrio inestable entre el morbo y el pudor conventual. Es verdad que en muchas novelas tienen al público con el alma en vilo esperando que a alguna actriz femenina se le explote una de las prótesis de silicona, pero en otras lo que nos tiene pendientes de la pantalla es que a Cimarro, por ejemplo, se le caiga la toalla. ¿Cuántas duchas se habrá dado el chico entre “Pasión de Gavilanes” y “el Cuerpo del Deseo”? ¿nadie les ha hablado a los de Telemundo sobre el calentamiento global y la sequía? A mi me encanta que Cimarro enseñe todo lo que tiene, pero el tema del derroche de agua me tiene frita…aunque esa es otra historia.

    Otro que ya es que no sale de la ducha es Facundo Arana. Si yo fuera él me negaría a hacer una escenita de ducha más, sobre todo porque, a diferencia de Cimarro, Facu tiene mucho más que ofrecer como actor.

    O sea, puede que como mujer me guste mirar el físico de esos tíos que están tan buenos, pero fráncamente, en las telenovelas no puedo dejar de pensar que esas escenas son en muchas ocasiones un recurso barato para atraer la atención incitando las más bajas pasiones y que así no prestemos atención a otras deficiencias del producto y a las carencias del guión.

  3. Fernando dice:

    supongo que se ha equivocado con “sobre todo en un pais tan comunista” ya que como todos sabemos, la belleza externa es algo que “profundizaron” los yankys y no los comunistas… Digamos, exactamente lo contrario…

  4. carmen dice:

    Buenos dias a todos!

    De acuerdo con todas y cada una de las opiniones,

    pero la que mas da en el clavo es la de Fernando

    porque es verdad que desde siempre los americanos

    han sido adictos a las mujeres flacas y que fueron

    los inventores de la discriminacion contra las

    “llenitas” en muchisimas areas hasta el extremo

    de negarles empleo, mientras que en Cuba(comunis-

    ta) como todos saben, las mas gustadas y buscadas

    siempre fueron las que tenian su “masita”, lo que

    cambio para los cubanos cuando llegaron al “norte

    revuelto y brutal” donde prefieren pagar por un

    gimnasio o una cirugia estetica por sus mujeres

    antes de comprar una casa o ahorrar dinero para la

    educacion de sus hijos.

    El punto triste que ha traido la estupidez e igno-

    rancia de estos americanos es que como todo aqui,

    se ha llegado al extremo llamado”anorexia” a la

    que han llegado infinidad de mujeres y que al fi-

    nal las ha llevado a la tumba.

    En cuanto a las del genero femenino haciendo lo

    que sea para ser artistas(cualquier medio)famosas

    y conocidas, podemos citar las modelos y presen-

    tadoras colombianas, primero se gastan la plata

    en silicona y cirugias antes que ir al dentista,

    y es cierto que salen en TV constantemente, el

    publico las conoce, van a eventos donde se pueden

    codear con los politicos, honestos o dishonestos,

    y MUY IMPORTANTE, agarran un ACTOR, lo malo de

    todo esto es que las lucen como pareja, a veces

    como novias, pero muy pocas veces como esposas,

    porque por muy babosos que se vuelvan al ver las

    pechugas y los traseros tapados por un hilito, la

    realidad es que pasan mas de mano en mano(por no

    especificar mas) que empanizando croquetas.

    Ahora, en cuanto a las feas y gordas siendo hecha-

    das practicamente a un lado en los medios artis-

    ticos, de quien es la culpa,quienes las contratan,

    o ellas mismas lo hacen y eligen sus personajes,

    las novelas en que les gustaria aparecer, etc.

    pues no son otros que los que llevan la batuta

    verdad?, entonces, por que no caerles encima a

    ellos y buscar una solucion al problema en lugar

    de darse pena por si mismas.

    En resumen, discriminacion y machismo van al mismo

    compas.

  5. Hace algunos años me acuerdo que comenté con una amiga, que sólo en la ópera se ven protagonistas gordos. Y mi amiga me hizo ver un pequeño detalle,me dijo, “la ópera se oye, se siente, pero normalmente estamos con los ojos cerrados” lo cual es cierto, yo por lo menos así lo hago.

    Reconozcamos que cuando una gran mayoría de televidentes, se sientan a ver una novela, quieren evadirse de la realidad, y buscan algo que ellos nunca tendrán, belleza, dinero, un marido super, o una mujer super.

    Con los años vas aprendiendo y vas valorando más los trabajos y los detalles, saboreando las buenas interpretaciones, y es cuando disfrutas de un trabajo bien hecho, y no te cansas de verlo. Pero reconozcamos a nuestro pesar, una gran mayoría, (y no hay mas que leer comentarios, que suelen aparecer en estos mismos artículos)

    no se fijan en el trabajo, sino en la apariencia, y ahí está el problema, los actores y actrices, deben pasar más tiempo en gimnasios, que en escuelas de interpretación, más tiempo en clínicas que escogiendo un buen guión…

    No quieren ver una buena obra, quieren ver cuando se le cae la toalla, a tal o cual actor.

    Es triste pero a raiz de publicar Todotnv. una nueva novela venezolana basada en una novela de Rómulo Gallegos, “la trepadora”, quise ver de que iba, puesto que Gallegos, me parece un magnífico escritor, vale, lo más publicitado era el desnudo de la protagonista en el primer capítulo. Reconozco que después de eso me costará ver algún capítulo.

    A Daniela Alvarado, una de las críticas que le suelen hacer, no es que sea mala actriz, porque sería mentira, es que no está lo suficientemente esquelética.

    Con esto tampoco quiero decir que esté de acuerdo con que pasemos al lado contrario, y de criticar la anorexia, pasemos a favorecer la obesidad mórbida, pero sí, con que sería mucho mejor, que hubiera más papeles protagónicos, donde los actores y actrices fueran gente más normal.

    Si hacen una novela de feos, como Betty, la exageran tanto que la convierten en un esperpento, y claro, cuando cambia, cambia hasta la risa, o es que Betty se reía igual de fea que de guapa. Ya no digamos los otros ejemplos de la monstrua del espejo o de la gorda bella.

    En fin, de cualquier modo no nos vendría mal, que alguien de los responsables de la cadenas televisivas, tuviera más cabeza y menos hormonas revueltas, así las novelas irían indudablemente por un camino mejor.

  6. yokonko dice:

    Siento mucho contradecir a quien eescribió el artículo, pero NO es cierto que Betty la fea haya sido la primera novela en arriesgarse por un personaje protagónico feo; el éxito mundial de Gaytán, si bien destaca por la calidad de sus diálogos, no parte de su pretendida originalidad. Nos olvidamos de “Alcanzar una Estrella” ( Televisa 1990) cuando el personaje principal, una estudiante muy fea, soñaba con alcanzar a su caantante favorito; sus compañeras la llamaban ” marciana” por lo fea que era. El papel fue interpretado por Mariana Garza, el galán era Eduardo Capetillo. Pero esta fea tampoco precedió solita a Betty: En 1991 Venevisión apostó a la historia de una fea que sería un éxito rotundo; se trataba de la telenovela “INÉS DUARTE, SECRETARIA” y trataba la temática de una secretaria muy fea, sin gracia alguna, sumisa,servil, enamorada de un jefe déspota y desconsiderado.. ¿Les suena parecido?…¿han escuchado alguna vez la misma historia? seguro que si, pero ocho años después de Inés Duarte. No sería lícito presumir que Inés viajó al futuro y se inspiró en la Betty de gaytán. Inés Duarte, fue encarnada magistralmente por la extraordinaria actriz AMANDA GUTIÉRREZ, el jefe amargado fue interpretado por el reconocido actor VÍCTOR CÁMARA.. y se me escapan otras producciones con protagonista fea, La Italianita por ejemplo, la primera versión de María Mercedes, producida en venezuela en los años 70, con Marina Baura, quien tenía que soportar una joroba, porque su personaje era un monstruo… años después a la estilizada thalía sólo la obligaban a tener un aspecto descuidado. Así que Betty la fea, no es la primera fea de la televisión.

    Por lo demás, me fascina la actriz Daniela Alvarado, que protagonizó su más reciente novela ” Voltea pa que te Enamores” (VENEVISIÓN, 2006-2007) más rellenita que nunca, por no decir: gorda. Su novela arrasó en sintonía en Venezuela y actualemnte se transmite con éxito en varios países latinoamericanos.

  7. mayte dice:

    Yokonko tienes razón, y aun hay otra novela protagonizada por la magistral Amanda Gutierrez, y creo el papel masculino era de Daniel Alvarado, padre de Daniela, “La dueña”, donde Amanda hacía un papel bastante inspirado en El conde de Montecristo, y fue algo fabuloso.

  8. yokonko dice:

    Mayte, enhorabuena, porque es justo rescatar la memoria de grandes actrices y actores que en una época protagonizaron y hoy por hoy están relegados a papeles secundarios. En efecto, el protagonista de La Dueña era Daniel Alvarado, esa fue una gran historia de la pluma de José Ignacio Cabrujas. También recuerdo con nostalgia aquella novela protagonizada por Amanda Gutiérrez y Víctor Cámara que llevba por título: “Paraiso” y se caracterizaba por su fuerte dosis de humor, y personajes “diferentes”. Cabe mencionar al inovidable Nicolás Feo, antagonista de la novela, que hizo reir con sus “maldades”; el personaje fue encarnado por Mariano Alvarez (qepd).

    Por último se me olvidaba mencionar otra novela con personaje protagónico feo: Por Amarte Tanto (Venevisión-1993); en ella Viviana Gibelli interpretaba el papel de una fea reprimida por su familia.

  9. mayte dice:

    Exacto Yokonko, en la cual Jean Carlo Simancas, su pareja en aquel momento, decía en la novela que se parecía a la mezcla de un ratón y un congorocho, animal que tuve que buscar en el diccionario, pues no sabía de su existencia.

    Tienes toda la razón al recordar estas novelas, me paro a pensar y veo que antes por lo menos los papeles principales, los hacían generalmente buenos intérpretes, ahora por desgracia la mayoría son carne con ojos.

  10. Artemisa dice:

    La culpa no es del chancho, sino de quien le da el afrecho… es decir, la culpa no es de las productoras y los canales de televisión, sino que del público que se traga cualquier actuación basura sólo porque los protagonistas son bellos y jóvenes. ¿De qué otra forma se podría explicar sino el éxito de Gata Salvaje? Y eso sólo dar un ejemplo. Sin ir más lejos, en este mismo blog, donde el nivel de los comentarios es usualmente bueno, se pueden encontrar opiniones de personas que critican una novela, porque los protagonistas “son feos”. El público quiere carne y los productores le dan carne.

  11. el fisico es muy importante en los artistas mas en las protagonistas amanda siempre sera mi artista favorita por su talento y belleza a pesar de su edad pero astulmente esta gorda su cara es bella pero ese cuerpo escultural paso a la historia y es una verdadera lastima cundo uno admira a un artista uno siempre quisiera verlos bellos bellas mi sugerencia es que rebaje hay muchas dietas….

  12. Durreau dice:

    Sé que este post es super viejo, pero para el “inteligente” de fernando… donde rayos dice el artículo alguna referencia a “comunista”??? lo único que vi es esto:

    “y más en un país tan consumista. ”

    Así que ninguna alusión a comunistas o yankis se hace en este apartado… aunque creo recordar muy bien que en los sistemas totalitarios (tanto el comunismo como el nazi) con su chiste de la teoría del “hombre nuevo” siempre presentaban hombres y mujeres de apariencia delgada y apolínea, marginando a cualquiera que no encajara en ese estereotipo…

Speak Your Mind