La costeña y el cachaco – Canal RCN (2003)

RESUMEN

Sofía y Antonio no pueden ser más diferentes entre sí, sin embargo, el destino se empeña en unirlos en diferentes situaciones y lugares cuando ambos llegan a vivir a la ciudad caribeña de Santa Marta, ella como propietaria de un restaurante y él como un alto ejecutivo de una multinacional.

Sofía, de clase media, administradora hotelera nacida en la ciudad costera de Barranquilla, y con todas las características propias de su cultura: escandalosa, rumbera, descomplicada, con un excelente sentido del humor y amante del ballenato. Él, de clase alta, nacido en la fría Bogotá, ingeniero de petróleos, estricto, programado, silencioso, introvertido y amante de la música clásica.

Sus encuentros, o mejor desencuentros, empiezan la noche en que el Cachaco es atormentado por el alto volumen de la música proveniente del apartamento de su vecina, una Costeña a la que poco le importa que él esté intentando adaptarse a su nueva vida.

Lo que empieza como una simple discusión de vecinos se convierte después casi en costumbre, pues en una ciudad pequeña es imposible no encontrarse en el supermercado, en el restaurante, en el cine o en la playa….¿y en la oficina?

Pero esta historia de amor no será solo de dos, sino de cuatro, pues tanto Antonio como Sofía tienen que ver con alguien, él con una mujer con la que guarda mucha similitud en su forma de vida y gustos, y ella con un coterráneo parrandero, machista y muy, muy celoso que no piensa dejarse arrebatar a su mujer por un Cachaco desabrido.
Fuente: RCTV.net

NUESTROS COMENTARIOS

Una preciosa historia de amor, como a las que nos tiene acostumbradas Mónica Agudelo autora de la reciente La Hija del mariachi. En artículos anteriores hicimos una lista de las cosas que nos gustaban de las telenovelas, y de esa lista esta novela cumple casi las 25 premisas que dábamos.

La historia de La costeña y el cachaco, es una historia de amor, y la trama central es la pasión, la atracción sexual, el embrujo que recibe Antonio por parte de Sofía. Esta es una caribeña “asquerosamente” guapa, que actriz más atráctiva, con una cara angelical y un cuerpo de aúpa. Antonio nada más verla se embruja en el más sentido sexual de la palabra. Lo que ellos tienen al principio es pasión pura … Antonio no ha visto en la vida una mujer de esas y es normal que sienta unos deseos tremendos de estar con ella. El amor vendrá después.

La novela comienza con Antonio Andrade un ingeniero que llega a Santa Marta como gerente de un terminal de petróleo, el es antipático, serio con toda su vida cree él bajo control. Sofía es una relaciones públicas a la que acaban de despedir y esta buscando trabajo y eso la lleva a Conatrol el gerente Ignacio López le promete un puesto en el departamento de ayuda a la comunidad, pero cuando va a que le confirmen Antonio Andrade ha sustituido al antiguo gerente y el dice que verá que pueda hacer pero que su hoja vida aunque es buena no es para un terminal de gasolina. En la desesperación de Sofía por obtener el trabajo aprovecha la coyuntura de llevar a su Antonio a su casa y se convierten en un viaje de Santa Marta a Barranquilla totalmente accidentado donde Antonio no puede sucumbir a los encantos de Sofía y acaban besándose y no sabiendo muy bien porque se atraen tanto. A partir de aquí la historia se irá perfilando en aclarar sus sentimientos y descubrir si se quieren, se aman o se odian.

Sofía es la que reconoce antes que nadie que le gusta Antonio y que lo ama. El evidentemente no puede negar que le gusta la costeña, pero le cuesta más asimilarlo. En muchos pasajes de la telenovela Simón (el mejor amigo de la costeña) le recuerda a Sofía que hasta que Antonio llegará a Santa Marta este tenía su vida controlada, sabía lo que debía hacer pero cuando conoce a Sofía se le descontrola, y hasta el momento le sucede lo que nunca le había ocurrido: no saber que hacer con su vida ni como manejarla. Reconocer eso por parte de Antonio pues le cuesta la novela entera y por eso sufre y no veas como sufre porque no sabe como volver a controlar su vida y más cuando empieza a descubrir que ama con locura a Sofía. Tanto como para dejar su vida tranquila y acomodada por un futuro “que ya se verá”.

Tanto Sofía como Antonio tienen pareja. Sofía es la novia de José Luis aunque esta relación sea un poco especial , llevan muchos años y José Luis le ha sido infiel miles de veces aunque el diga que esas mujeres no son importantes. José Luis es un personaje curioso porque dudas toda la novela si quiere o no a Sofía, más bien se cree que es de su propiedad. Resulta curioso porque Sofía es una chica que hace todo lo que quiere, viste como quiere y vive con dos amigos en una ciudad a 90 kilómetros de él y para José Luis no es un problema hasta que aparece “el cachaco” y entonces se da cuenta que Sofía puede dejarlo, y es entonces cuando empiezan los celos, más bien enfermizos y surrealistas. Da la nota celosa, interpretado magistralmente por Gustavo Angarita en momentos quizás un poco repetitivo su comportamiento primitivo y troglodita pero en el fondo siempre creyó que Sofía jamás la abandonaría.

Por el lado de Antonio, está Maria Elvira tambien una regia interpretación de Geraldine Zivic que es la oposición a Sofía en todo, es pintora y todo lo hace sin dejar cabos sueltos, es perfeccionista y busca una vida tranquila y feliz al lado de un apersona con cargo y dinero. Tiene una vida bajo control. Maria Elvira desconcierta un poco, porque hay veces que dudas si sabe lo que quiere, si quiere a Antonio o al ideal que ella ha creado. Se la pasa toda la novela sufriendo bastante mal la distancia y el amor que dice tener por Antonio.

Antonio le oculta a Sofía que esta comprometido, no es capaz de decírselo porque no soporta que Sofía se aleje de él y no sabe como cortar con María Elvira porque cree que lo correcto es casarse con ella, es lo que debe hacer pero no es lo que quiere. Los secretos y mentiras son perdonables entre Sofía y Antonio y eso hace que la historia se sostenga y que no pasen cosas de esas imperdonables y no se aguante por ningún lado.

El “combo” de sencundarios es auténtico. Todos los personajes cumplen con su rol a la perfección sin sacar protagonismo a nadie, teniendo personalidad propia y en ocasiones muchos de ellos no tienen ni siquiera una trama en toda la novela. Creo que esta forma de darle vida a los personajes secundarios es muy buena porque de esta manera no se construyen historias paralelas con la historia de los protagonistas ya eso da a pie a que haya competición entre las dos historias, y se trata que se complementen sin dejar de cuidar la historia principal que es la que relamente nos interesa.

Muchos de los personajes secundarios tienen vida propia, hay veces que olvidas si son actores, por ejemplo “el trío de enfermos” Luciano, Robe y Vetto son fantásticos, son los encargados del apunte cómico, sin ser ridículos, y de hacerla la vida imposible a Antonio porque este a su llegada ha sido antipático con ellos y les ha rechazado el “trago” en varias ocasiones”,e ntonces se dedican a cantarle toda las noches vallenato, música que odia. Es tan real ese trío de amigos que al final de olvidas que estan actuando parece como si te encontraras a tus amigos de parranda. Brutal la escena que amanecen “enguayabados” y Antonio se venga con cantos gregorianos a toda mecha.

Simón, el italiano, es el mejor amigo de Sofía es otro secundario vital en la novela es la conciencia de Sofía porque esta a veces, bien la mayoría de la veces la pierde del todo. Simón aunque parezca un borracho vividor es un fiel amigo, que esta para todo y que quiere a Sofía, tal como es amigo de sus amigos. No es habitual ver que la protagonista tenga como mejor amigo un chico, y es un recurso que debería darse más porque no es nada raro, aunque en la película ochentera “Cuando Harry encontró a Sally” nos hicieran creer que no era verdad que mujer y hombre no podían ser amigos. ¿Y porque no? En este caso se da y por doble partida porque Sofía vive con Simón y Luciano en el mismo apartamento .. Hay una bonita escena en la que Sebastián le cuenta a Antonio que eso es posible y no pasa nada porque Sofía tiene las cosas muy claras no le importa lo que diga la gente … Sofía es una superviviente y eso hace que sea una heroína diferente a las que estamos acostumbrados.

Sofía, es un aunténtico desastre, pero es un desastre positivo, yo diría que como cualquier mujer. Es lista, trabajadora, familiar, amiga de sus amigos, aprende rápido pero tambien tiene la virtud de meterse en problemas sin darse cuenta. En ocasiones es despistada, cree que todo le saldrá bien y no siempre se da. Eso es lo que la hace una chica normal y encantadora a la vez que se atreve con todo aunque no siempre le salga bien. Es un personaje totalmente humano. Quizás pueda resultar ingenuo pero no lo es, simplemente no planifica su vida al dedillo piensa hacer algo y lo hace y puede que no salga bien; tampoco es un personaje bobalicón o torpe más bien es un poco “viva la vida” lo que la hace entrañable y encantadora. Sofía es todo corazón, aunque a veces haga cosas irracionales como contarle a José Luis que se acostó con Antonio, realmente si hubiera pensado un poquito no lo hubiera hecho. Pero quien no ha hecho por amor alguna vez algo irracional.

Otros secundarios divinos son Sebastián, el mejor amigo de Antonio que es un loco parrandero pero que también es un gran amigo, los personajes de Conatrol destacando Marina y Rafa Padilla. De este último destacar la nota homosexual de la novela muy bien llevada porque enfrentan el tema de una forma muy natural y poniendo sobre la mesa cuestiones como si el homosexual tiene que estar diciéndolo, por ahí y tenga que salir del armario por obligación. En la novela hay tres personajes homosexuales y cada uno de ellos asume su sexualidad de forma diferente. Rafa Padilla es el asistente personal de Antonio Andrade y el guión aprovecha esa oportunidad para que haya una atracción de Rafa por su jefe, aunque solo sea por admiración y respeto y que Rafa sepa que nunca vaya a suceder nada. Creemos que cada vez los personajes homosexuales de las novelas estan cada vez más bien escritos y ya no son “locas” o personajes sumamente amanerados para darle toques cómicos a la historia. Rafa Padilla es un ingeniero y trabaja en Conatrol, es una persona seria, respetada por todos … y encajaría en el tipo “nadie no diria”.

La mamá y el tío de Sofía tambien son dos personajes entrañables. El tío Vicente quiere dar la nota seria a la alocada familia de Sofía pero en el fondo es una persona muy sabia que ha sabido disfrutar de la vida y que ama a su familia con locura.

La historia de amor se complementa con la historia policial del contrabando de gasolina, otra vez encontramos una denuncia social en telenovela, bastante bien llevado sin hacerse pesado pero con la suficiente intriga para que nos tenga en tensión. La historia del contrabandista Pedro Arango se ve bastante previsible como será su desenlace a lo mejor porque hay similitudes con otras telenovelas como Café con aroma de mujer, será que todo lo acabo relacionando pero en esta hay muchos guiños, pero la maraña de contratos y firmas de Sofia con Pedro Arango y gerente se prevé que será para tener una cabeza de turco a la que culpar. En esta ocasión sin tener conscuencias penitenciarias.

No podemos olvidarnos de otro tema latente en toda la novela que es el contraste de culturas. Sofía y Antonio se aman porque son totalmente opuestos. La telenovela contrapone en todo momento a dos realidades de la sociedad colombiana que son los de interior (el cachaco de la capital Bogotá) y los de la costa (la costeña, en este caso una barranquillera). Contrapone la megápolis con una ciudad más humilde o provinciana. Ese aspecto permite al guión criticar los tópicos y prejuicios que siempre se crean entorno a sociedades o culturas que se desconocen. Suponemos que para los colombianos ese aspecto se aprecia mucho más y lo comprenden a la perfección más que los que somos extranjeros. El tema cultural no solo se plantea desde un punto de vista de ciudades sino a través de la música ( el vallenato esta presente en toda la novela), del ron, de las mujeres y como no de la comida que en la telenovela también es un ingrediente importante ya que Sofía pone un restaurante.

Otro tema que nos gustaría hablar es la escenas de tensión no resuelta se palpa al segundo que se inicia la telenovela y que en todo momento se va resolviendo bastante bien. Un recurso que nos pareció muy lindo es que en las situaciones cuando ellos dos todavía están comprometidos y aun así se siguen viendo e intentando ser amigos, los abrazos y achuchones que se dan, porque no pueden besarse ni dar rienda suelta a su pasión. No recuerdo una telenovela donde se abracen tanto. No veáis los abrazos que le da Antonio a Sofía (normalmente es el que se los da porque no puede resistirse a esa mujer)

Otro aspecto que nos gusta de la novela es que los protagonistas se sigan viendo aunque sea en la parte del guión que deben estar separados. Este aspecto es brillante, Sofía y Antonio se ven durante casi toda la novela, a parte de cuando cada uno de ellas viaja de aquí para allá ( que eso es una constate, no sabía yo que volar de Bogotá a Santa marta fuera tan barato porque se la pasan día si tambien yendo y viniendo) Pero no hay las típicas escenas que estan separados como cincuenta capitulos sin verse ni saber de nada de nada el uno del otro. En las escenas que estan distanciados por sus compromisos afectivos respectivos se alternan las peleas con la idea de ser amigos que es cuando hay esas escenas de abrazos de las que hablábamos que todavía nos ponen más nerviosos porque es para gritarle a la pantalla ( ahora, ahora, tírate ala piscina ahora !!!!) Cardíaco. Recomendable la peleita del ascensor arriba y abajo discutiendo.

LO MEJOR: la historia de amor, recomendable si os gustan las historia bien contadas, con muchos besos, escenas dulces y tiernas, que se dicen cosas muy bonitas salpicadas con un poquito de humor. y muy buen ritmo. Todo eso sumado el ambiente costeño de tranquilidad hacen la historia más cálida.

La frase típica que Sofía le dice a Antonio cuando quiere decirle “que no le quedo más remedio “… el “Aha y” y Antonio le contesta “aha que?”, es genial al final la acabas diciendo tú … Los amigos de Sofía Simon, Luciano, Robe y Vetto simplemenente geniales divertidos y con mucho humor y dejan buen sabor de boca.

La interpretación de ellos tambien es muy buena. Destacaría quizás más a Jorge Enrique Abello, consigue dejar atras el personaje de Don Aramndo de Betty la fea, aunque al principio de la novela pueda parecer similar no lo es para nada, Don Armando era un neurótico y Antonio es infeliz y antipático es diferente.
Amada Rosa Perez es una actriz bellisima, el papel le va como anillo al dedo aunque a lo mejor el hecho de tener muchas escenas corales no podamos ver grandes interpretaciones pero el personaje va calando y cuando hay escenas de poner puntos sobre las ies o de sufrir lo supera con creces.
Otros personajes muy bien interpretados y creibles son el de Ricardo Segura ( Nicolás Montero) y Pedro Arango (Luis Fernando García) villanos poco habituales. Segura es un trepa quiere sacar a Antonio del medio porque se ha encaprichado con su novia, y en ocasiones ayuda a Antonio solo por conseguir su trofeo. Nos puede resultar antipático pero en el fondo esta enamorado de María Elvira.
La interpretación de Pedro Arango también es destacable, no es fácil interpretar a un contrabandista que consigue enredar a todo el mundo y que caiga bien, en todo momento sabemos que es el malo pero la apariencia es de una persona afable. Antonio es el único que descubre desde que lo ve que es un hampón.

Ya hemos nombrado a la mamá de Sofía, metiche, divertida, alocada pero que quiere a su familia con locura y que cuando tiene que hablar serio sabe hacerlo. Lo mismo con el tío Vicente.

LO PEOR: Por lo que atañe a la trama, hay un par de giros que pueden bajar un poco la calidad de la novela. El primero cuando Sofía debe hacerse pasar por la asistente personal de Antonio, enredo que permite luego explicar la doble relación de ella con la empresa de petroleo con el contrato de arrendamiento del restaurante propiedad de Pedro Arango. Recurso que no creo hubiera sido necesario ya que esa suplantación se ve un poco forzada y surrealista y llega al punto clímax cuando Antonio le sopla todo lo que tiene que hacer por teléfono. Un poco fantasma.

No me parece adecuado tampoco cuando Antonio se casa con María Elvira por cumplir la promesa que le hace a su padre. Tal como se desarrolla la novela hasta ese momento y quedando 40 capítulos pues no se si había la necesidad, más bien es para darle un cachete a los guionistas. Les perdonamos porque Antonio sigue viendo a la Costeña y vuelve otra vez las escenas de miradas, abrazos y tensión resuelta para volvernos a poner cardíacos. Se resuelve bastante bien porque todo acaba como empezó.

El trío amoroso de Sebastián, Natalia y Titina. Sebastián es un personaje esencial y muy bueno pero Natalia es una pesada que se la pasa enredando con Maria Elvira que mira por encima del hombro que no sabemos que hace Sebatián con ella. Completa el trio Titina que encarna lo que todo el mundo cree tiene que ser una mujer costeña, aunque estña totalmente loca y desquiciada, es el contrapundo a Sofía. Titina no le pega nada, nadita a Sebastián.

El vestuario de Antonio al inicio de la novela, sobretodo cuando esta en Santa Mara, horrorosos los pantalones que lleva … que espanto, luego que se vuelve un poco más costeño va mejorando. Igualmente lo repeinadito que va que no le pega nada, mucho mejor cuando se le suelta la melena.

Los papás de Antonio también son muy antipáticos y le sacan ritmo a la novela.

ELENCO

Jorge Enrique Abello (Antonio Andrade)
Amada Rosa Pérez (Sofía Granados)
Maribel Abello (Laura de Arango)
Marcela Agudelo (Martha)
Gustavo Angarita Jr. (José Luis Ibarra)
Luis Eduardo Arango (Rafael Padilla)
Ernesto Benjumea (Sebastián Morales)
Humberto Dorado (Vicente Granados)
Luis Fernando García (Pedro Arango)
Luisa Fernanda Giraldo (Myriam de López)
Javier Gnecco (Eduardo Andrade)
Carmenza Gómez (Mercedes de Granados)
Maria I. Henao (Mariana Andrade)
Stephania Borge (Titina)
Alejandro Martínez (Luciano)
Nicolás Montero (Ricardo Segura)
Rafael Martínez (David)
Jennifer Steffens (Marina)
Vetto Gálvez (Vetto)
Mario Duarte (Marcello)
Javier Gnecco (Eduardo Andrade)
Pedro Palacio (Kike)
Tatiana Renteria (Natalia)
Indhira Serrano (María José)
Diego Trujillo (Simón)
Geraldine Zivic (Maria Elvira de Narváez)

Fill out my online form.

Comments

  1. Hola yo noy mucho de novelas pero después de ver LHDM ya no hay otra que la pueda superar para mi, pero también vi la primera semana de La Vecina y me percaté que fue escrita por Mónica Agudelo y averiguando fue que estaba basada en La Costeña y el Cachaco así que veré la versió colombiana porque la vecina esta aburrida. Saludos desde México

Speak Your Mind