Iván López encarna a un nuevo presidente en el Hospital Santa María

clip_image001

La labor de custodiar un amor terminó, ahora salvar vidas es su misión. La interpretación de un médico residente que con su prepotencia, soberbia y algunas ayudas extras se ganará muchos enemigos es el nuevo reto al que se enfrenta Iván López en la segunda temporada de A corazón abierto.

La noticia de pertenecer al elenco de la serie, la recibió cuando aún grababa Amor en Custodia y aunque lo sorprendió, la aceptó como un desafío que enriquecería aún más su profesión.

Este bogotano apasionado por la salsa, de pocas palabras y enamorado de la actuación desde los quince años, asegura que la magia de su profesión radica en aprenderle a los veteranos en este oficio, quienes cada día enseñan más.

Y aunque incursionó en las facetas de presentador y de estudiante de mercadeo y publicidad, fue en este oficio donde encontró su verdadero plan de vida.

Ya lleva interpretando a Rafael casi cinco meses, al principio fue difícil porque siempre hay que quitarse cositas del personaje anterior como la forma de hablar, de mirar y todos esos ademanes. También hay un valor agregado que ayuda mucho y es que Rafael es totalmente diferente a Camacho.

Fill out my online form.

Speak Your Mind