Entrevista a Mónica Lopera, protagonista de “En los tacones de Eva”

Isabella.jpg

Mónica Lopera, actriz que se dió a conocer en “Fracisco el matemático”, y despues de trabajar en otras producciones colombianas vuelve a las telenovelas con esta nueva producción de RCN Colombia “En los tacones de Eva“. Mónica ha sido entrevistada por RCN Colombia la cual os presentamos para todos nuestros lectores. Esperemos que os guste.

¿Quién es el personaje que interpreta En Los tacones de Eva?

Es Isabella Nieto; tiene un hijo de diez años. Estudió hotelería y turismo y en eso trabaja. Es madre soltera y le fue muy mal con el papá del niño. Tuvo una experiencia bastante traumática y no volvió a darse la oportunidad con los hombres. Conoce a Juan Camilo Caballero y pasa de todo. Adora a su hijo, lucha por él, es una mamá berraca que trabaja; y vive con sus papás.

¿Cómo es la relación con los padres luego de quedar embarazada tan joven?

Su papá es un hombre que la juzga muy duro, para él, se tiró su vida. Entonces es una lucha todos los días para demostrarle a su papá, con dulzura y trabajo, que ella es una madre como tantas en este país que va a salir adelante, que puede hacerlo sola sin ayuda de nadie.

Usted lo ha dicho, Isabella es una mujer como tantas de Colombia, ¿cómo es interpretarla sabiendo que hay muchos elementos de ella que se alejan de su vida?

Ha sido un reto enorme, porque por un lado soy más joven que el personaje, y además es mamá y yo no lo soy. Ha sido muy bonito porque ella es dulce, divertida, tierna, tiene mil faceteas, mil momentos, un ser humano muy completo.

¿Cómo construye a Isabella?

Yo tengo una relación muy estrecha con mi mamá, somos muy amigas. Ella fue mamá joven, y creo que esto ha sido fundamental para este personaje, porque yo tengo muy claro cómo es nuestra relación, y eso ha enriquecido todos los momentos con mi hijo en la novela. Es una persona que antes que mamá, es como una hermana, pero también es una mamá preocupada, protectora, compinche, amiga; juegan, se divierten, muchas veces es más chiquita que el hijo, ha sido como crecer juntos, es una amiga y hermana que crece con el niño.

Dentro del elenco se encuentra talento de mucha trayectoria, ¿cómo se ha sentido con el equipo de trabajo de la novela?

He contado con el gran talento y apoyo de un excelente director, Juan Camilo Pinzón, quien ha sido una guía fundamental. Tengo la fortuna de estar con un elenco maravilloso y trabajar con Jorge Enrique ha sido súper enriquecedor y muy bonito. Él me ha tranquilizado, me ha dado fuerza, y quienes interpretan a mis papás, Vicky Hernández y Jairo Camargo han sido un apoyo enorme.

¿Qué opina de aquellas que, sin pensarlo, terminan con una responsabilidad enorme como la de un hijo?

Es una responsabilidad muy grande y un regalo de Dios en la vida de cualquier mujer. Pienso que hay edades, y qué bueno es un hijo en el momento en el que se esté preparado, y que se pueda tener un hombre al lado, una pareja maravillosa con la cual construir un hogar. Pero si no, hay que asumirlo, sacarlo adelante, luchar por todos los medios y entregar todo, porque como mamá, a cualquier edad, es una lucha y un aprendizaje diario.

Y usted, ¿Cuándo quiere tener un hijo?

Ni lo pienso, no sé, por lo pronto no, porque creo que me falta todavía para ser mamá.

¿Qué sabe del turismo, profesión de Isabella?

Realmente, no mucho. Sólo sé que me encanta viajar, y qué delicia tener esa posibilidad. Pero he estado investigando y conociendo los lugares en donde se desarrolla la novela. Es un universo muy bonito y me encanta.

¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar con Jorge Enrique?

Ha sido un compañero maravilloso, es lo más bonito que me ha pasado en esta novela. Es muy profesional, entregado, respetuoso, disciplinado, así que ha sido un compañero único, que me ha ayudado, me ha generado tranquilidad, confianza en escena, nos hemos vuelto muy buenos amigos, y eso es lo más importante.

¿Y fuera del set?

Hay una relación increíble, y creo que eso en pantalla se ve; también porque hay una compenetración, una amistad y un respeto por el otro. Para mí ha sido muy importante.

Su personaje terminará involucrándose, además de Juan Camilo, con Juan Sáyago y con Eva, ¿le gustaría encontrar a una Eva en su vida?

Sí, qué delicia una Eva en la vida. Pienso que todos deberíamos ser un poco esa Eva, con nosotros mismos y con los demás. Tener un poco esa sensibilidad humana. Entre amigos, en las relaciones de pareja, a mí me encantaría tener un novio como Eva, todo como Eva, con esa sensibilidad de los dos sexos en uno solo.

¿Qué opina de los hombres machistas?

El machismo me parece el mayor obstáculo para todo en la vida. Para el progreso como persona y para las relaciones. Eso impide crecer y ver más allá. Creo que cuando nos quitamos esas vendas de los ojos podemos realmente ser felices y tener relaciones placenteras para compartir con los demás, porque la diferencia entre hombres y mujeres no existe, es algo que nos hemos inventado nosotros.

¿Alguna vez le ha tocado un hombre machista?

Si.

¿Cómo fue la experiencia?

Es difícil para muchos hombres entender este trabajo, porque te da mucha independencia y yo la tengo desde muy chiquita. El hecho, por ejemplo, de tener un poco más de plata que el otro ya se vuelve algo difícil. A veces uno le revuelca el piso a la otra persona.

¿Qué hacer con un machista?

Mostrarle que con eso no se llegará a ningún lado. Que si realmente no entiende que somos iguales, y que tenemos las mismas oportunidades de trabajo; y también en el amor para enamorarnos y conquistarnos; si realmente el otro no entiende eso, realmente no va a avanzar en ninguna relación. Hacer entender eso y dejarlo muy claro desde el principio. Porque realmente todos tenemos las mismas oportunidades. Así que si nos mostramos tal cual somos, el hombre machista saldrá corriendo o aprenderá.

¿Y cuál es su opinión, de esos hombres que hacen lo que sea por conquistar a una mujer, hasta el punto de cambiar su identidad, como el caso de Juan Camilo?

A mí me parece que la conquista es muy rica mientras se tenga claro a quién se quiere y por quién se va a luchar. Pero desde el principio se debe saber hacer bien las cosas. Juan Camilo asume ese cambio porque comete una serie de errores y todos nos podemos equivocar. Para él es una lección de vida.

Fill out my online form.