El pelo de Sansón

El otro día, en nuestro post “Las mejor peinadas y las más despeinadas” hablábamos de pelo y peinados de las actrices de telenovela, así que ahora nos toca hablar de ellos, aunque en este caso cuando nos refiramos a “peinados” no nos refereriremos a si están peinados de acuerdo con la época en la que la novela transcurre, sino si nos gustan o no sus cortes de pelo.

En general, salvo en las novelas de los años 50 (del siglo XX), los peinados de los varones no se suelen ajustar tanto a la época, más que nada porque hay épocas históricas en las que los peinados de los hombres vistos con ojos de ahora son, por decirlo suavemente, poco masculinos. Véanse si no los peinados de los siglos XVII y XViii, con melenas de “pajecillo” (que todavía pueden pasar) o con pelucas y ricitos empolvados. El caso es que, como en las novelas, en las de época, se trata de hacer una reconstrucción histórica pero también son historias de amor, mientras que a las mujeres las visten y las peinan acorde con la moda del momento (aunque muchas veces se mezclan los estilos y las modas) a los hombres los suelen dejar más en paz con el propósito de que nos sigan pareciendo guapos y atractivos a las espectadoras. Aún así, hay también hay mucha tela que cortar en cuanto a cómo los caracterizan.

El caso es que los protagonistas de telenovela tienen que tener pelo como requisito indispensable, pero no todos los pelos son lo mismo ni muchísimo menos. Si hablamos de pelo-pelo, indiferentemente de cómo van peinados, los mejores pelos son los de Pablo Echarri, con cualquier peinado, y también el de Víctor Mallarino. Otros pelos bonitos aunque menos abundantes, son los de nuestro Facundo Arana, que es como de príncipe de cuento y también el de Guy Ecker en “Café” y en “La Mentira”, ya que el pobre Guy es el de los que sufre transformaciones capilares horrorosas. El pelo de Eduardo Palomo en “Corazón Salvaje” no se sabe si era atractivo por el propio pelo y su longitud, o porque fuera un pelo precioso, o porque a Juan del Diablo no le faltaba de nada, pero estaba guapísimo. Es verdad que lo tenía brillante pero en las novelas siguientes, tanto en Huracán, como en Ramona (pintado de negro y pasado por la plancha), aunque seguía siendo incluso más largo e igual de brillante, ya no tenía ese poder de atracción que tenía en Juan del Diablo.

En general, el pelo largo de los héroes de novela tiene un toque así como “salvajón” y primitivo que tiene su gracia, pero no a todos les sienta bien. Hay actores que están mucho más guapos con pelo largo, aunque tengan un pelo normal y corriente, como por ejemplo Osvaldo Laport, al que el pelo largo favorece muchísimo ya que le tapa las orejas, o las greñas de Mario Cimarro, que aunque está mucho mejor en “Pasión de Gavilanes” que en “El Cuerpo del Deseo”, en ambas está infinítamente más favorecido que en todas sus novelas anteriores, como por ejemplo en “Gata Salvaje” que debía pasarse media vida con el secador metiéndose las puntas hacia dentro.

Hay otros actores en los que el pelo largo es de forma tan visible fruto de las extensiones, que tienen un efecto hipnótico de lo más perturbador, ya que acabas fijándote en la dichosa pelambrera y no pones atención al argumento. Un caso fatídico es el de Arturo Peniche en “Alborada”, mecáchis con el pelucón, con esas puntas hacia afuera, que la peluca parecía un barquito de papiroflexia. El mismo Fernando Colunga, también en “Alborada” llevaba unas extensiones que se le quedaban tiesas a la primera de cambio, y como encima las escenas de amor eran tan cursis, cada vez que se inclinaba a darle un beso a Lucero, se salía la cara de cámara y sólo se le veía los mechones del cuello tiesos como alambres. Por lo que he visto, a Sebastián Rulli, protagonista de la nueva novela de Carla Estrada le ha puesto la peluca el mismo peluquero.

Claro que Fernando Colunga no sólo ha sido desafortunado con su pelo en “Alborada” (la parte de arriba sí que le está bien, la melenilla es la que está que parece tallada), en “Amor Real” el peinado sí le sentaba bien, pero llevaba como dos kilos de gomina. Si tenemos en cuenta que en el resto de sus novelas también lleva el pelo pegado con miles de sustancias pegajosas, laca y demás aditivos, no es de extrañar que parezca que el pobre tiene esa cabeza un poco gorda. Fíjense que, aunque sí que está proporcionada con su cuerpo, tiene la cabeza el doble de grande que sus compañeros de reparto, por no hablar de sus compañeras….

Un caso paradigmático por tratarse de un actor con un hermoso pelo que parece que lo lleva cortado con unas tijeras de podar es el de Juan Darthés. ¡qué mal peinado va siempre el pobre! Parece siempre que se acaba de levantar, con cada pelo por un lado, lo que los norteamericanos llaman “bed head”. En “Culpable de este amor” lleva siempre las patillas cada una por un lado, pero es que en “Se dice amor” lleva una cabeza que parece una fregona, o el proverbial nido de monas. Otro que necesita un estilista.

Pelo espeso también lo tiene Marcelo Cezán, que ni siquiera se le tranparenta la cabeza, pero le crece como la lana. En “María Rosa”, al principio de la novela lleva el pelo bastante corto y está más que guapo, pero según le crece se producen dos efectos preocupantes: por un lado, el pelo por si mismo se le abre como con raya al medio en la cabeza, y por otro el pelo del cogote le sale tieso como el de un puercoespín, o sea como si tuviera púas perpendiculares al cuero cabelludo. Aún así, el chico está guapo siempre que se deje el pelo de su castaño natural, porque en la primera novela que hizo en Méjico, “Acapulco Cuerpo y Alma” llevaba el pelo largo y teñido de rubio de forma que casi parecía Carlos Jesús, el profeta de Ratikulín. ¡Marcelito hijo, no te lo tiñas!

Entre los pelos feos, pero que no estorban, están el de Christian Meier y el de Fernando Carrillo, aunque haya kilómetros y océanos de distancia entre la apostura de uno y la del otro.

Para terminar, no podemos dejar de mencionar a los absolutos reyes de la laca: Luis José Santander y César Évora. En ambos casos, los sujetos intentan disimular la escasez capilar con una cantidad exorbitante de almidón, que no sólo les deja la cabeza que parece algodón de azucar, sino que le confiere al pelo un brillo sospechosísimo, como el de los dientes de Tony Curtis.

Fill out my online form.

Comments

  1. gaviota dice:

    Yo entre los que le lucen los pelos, tenemos a Sebastián Rulli que en Rubí se les fue la mano con el rubio, que yo creo que se les cayó un bote de agua oxigenada. Y en Contra el viento y marea se les fue el moreno que seguro era betún de los zapatos. Que horror!!!

    En 099 central, ahora no me acuerdo del nombre, estaba ese policia que llevaba esa coleta, con una pinta de rastra que creo allí había algún microhabitat para que investiguen los biologos.

    Tal como decia mi compi, yo con Cimarro no puedo y cuando llevaba el pelo a lo principe valiente era de espanto. Otro que tambien lleva un corte de pelo tipo cortinilla es Ariel Lopez Padilla, que no le queda nada bien, pero repite bastante el look.

    Uno que me gustaba mucho es el de Felipe Braun (ariel en machos) que aunque no siempre lo lleva larguito le quedaba super mono.

    Y ahora no se me ocurren más.

  2. maggiebee dice:

    A ver si paro de reirme con la descripción de Juan Darthés y su mata de pelo, podré entonces aportar mi granito de arena. ¡menuda ocurrencia eso de ¿nido de monas? jejeje

    A mi por regla general me gustan los mechicolitos, me parece lo más sexy que me pueda encontrar. Con lo cual el Rubio que en vez de ser ARGENTino tenía que ser AUREntino me hace cosquillas en el bajo vientre, igual que Victor Mallarino y Eduardo Palomo, o trasladandonos a Europa el Conde Frabrizzio Ristori y hombre, que no se me quede en el tintero (que menudos mesecillos llevo desde que vi Robin Hood), Richard Armitage como Guy of Gisbourne; menudo subidón de hormonas más parecido a una adolecente boba por Benjamín Rojas…. espectacular!

    No me gustan para nada con pelo corto ni Facu ni Palomo, pierden todo lo que ganan con los pelitos a lo pirata, en los demás pelos no me suelo fijar, generalmente es la mirada la que me hipnotiza.

  3. TEMA LOS PELOS DE ELLOS: Los pelos masculinos casi nos pueden dar que hablar más que los femeninos.

    Echarri va desde el pelo corto en Resistiré, a la media melena en Montecristo, haciendo gala de uno de los mejores pelos de la telenovela actual. Único punto negro: las extensiones que le pusieron para rodar algunas escenas y la cabecera de la novela y que son como diría mi abuela “para echarle a los perros”.

    El rubio Facundo no se queda atrás: también hace gala de un pelo que sabe es parte importante de su encanto y cuida en todo momento. El pelo de Arana no es tan bonito como el de Echarri, pero creo que Arana lo sabe utilizar mejor. Pero Facundo tampoco nació sabiendo y llevó el pelo corto y una triste coleta hasta que en “Yago…” descubrió que lo suyo era la melena al viento y desde entonces ha ido mejorando día a día.

    Otro que debe gran parte de su encanto al pelo fue Eduardo Palomo. El personaje de Juan del Diablo es arrebatador y ha pasado a la historia del género, seguramente como el mejor galán del mundo mundial. ¿Pero cuanto de este éxito se debe al pelo de Eduardo? . Estoy de acuerdo con lo dicho anteriormente sobre que Juan del Diablo es la suma de muchas cosas, pero la melena y el look en general es una de las más importantes.

    Cimarro también tuvo un antes y un después. Antes de “Pasión de Gavilanes” era el Príncipe de Bequelar, después, en “el Cuerpo del Deseo” esta desmesurado, en pelo, en esteroides, en pose y en todo . Solo como Juan Reyes está bien y que conste que hablo únicamente de su físico, más que de su melena y por supuesto ni menciono sus dotes interpretativas.

    Fernando Colunga en Amor Real es otro claro ejemplo de peinado ridículo, no solo acierta nuestra columnista sobre el tamaño de la cabeza de Colunga, el cual es cuanto menos, sospechoso, sino que además los caracolillos sobre la frente al estilo Estrellita Castro, no solo no favorecen a un hombretón tipo armario de tres puertas, sino que no hay nada más lejos que la imagen de machote mexicano que pretender dar.

    Otro personaje de Amor Real que siempre me sorprendió por su peluca, fue Yves que a veces se asemeja a Shirley Temple.

    Gavi, el personaje de 099 Central era el Mudo, que nunca supe porque se llamaba así porque el tío hablaba y bastante, el personaje lo interpretaba Iván Noble quien además que yo sepa lleva la coleta consigo a todas partes, es decir, que no era un efecto de peluquería y maquillaje, sino totalmente natural. Lo que sí es cierto es que es de lo más feo en pelo largo que yo recuerdo, no solo de telenovelas, sino del espectáculo en general.

    Y para el final voy a dejar a dos chicos de Machos: Uno de ellos ya lo ha nombrado Gaviota: Felipe Braun, el querido Ariel de Machos quien tiene un pelo precioso, al estilo Echarri , aunque no tan fuerte y abundante, pero en su beneficio decir que tiene un rizo que para si lo quisiera Pablo. Y el segundo es el personaje interpretado por Gonzalo Valenzuela, el sensible Adán Mercader, quien durante toda la telenovela luce una coletita en la que pagarías por poder enredar un dedito……….

  4. Estoy totalmente de acuerdo con Maggiebee, yo no puedo pensar en Eduardo Palomo si no es con su melena morocha.

    Gavi, como sabes, ahora mismo soy una experta en 099, el policia de la cola “rasta” es el mudo. Y en cambio de este, pienso lo contrario, creo que este muchacho ganaría con un corte de coleta.

    El rubio por supuesto su melena alborotada, y no me olvido de Gustavo Bermudez, que antes, ahora y ………siempre lo he visto con el mismo corte de pelo.

  5. 5Reina dice:

    Victor Mallarino tiene el pelo demasiado bello, aunque ahora tiene canitas, pero igual se le ve super lindo… Y el otro que me parece que tambien tiene un pelo bonito es Victor Hugo Cabrera “Hasta que la plata nos separe” (sobre todo me gusta el color) ñ.ñ

  6. wilian levy es uno que en unos años lo vamos a ver con poco pelo o con peluquin por que si se fijan bien el muchacho no tiene mucho pelo y se nota mucho mas en el centro de la cabeza…

  7. os aveis olvidado de comentar unos kuantos peinados, por ejemplo el engominado ke llevaba cristofer uckerman en la primera temporada de rebelde, ke no es feo ni raro, bsicamente no ai palabras para el, pro stan mejor los ricitos ke lleva en las siguiente temporada. el peinado de sebatian zurita en en nombre del amor tmbn sta bastante bn o el de cesar evora en abrazame muy fuerte, ke era la mar de sexi

  8. Cabellera la de Eduardo Palomo, enmarcaba muy bien sus lindos ojos verdes. Bello, guapo y talentoso. Su look corto, mediano o largo siempre se le veía muy bien (Color, textura y forma). A este actor lo hicieron con las manos, todo tiene bonito (ojos, cuerpo, cabello, manos).

Speak Your Mind