El nombre de la rosa

¿Qué tiene un nombre? Lo que llamamos rosa
sería tan fragante con cualquier otro nombre.
Si Romeo no se llamase Romeo,
conservaría su propia perfección
(Romeo y Julieta – William Shakespeare)

¿Se han fijado en que siempre que alguien pretende reirse de las telenovelas se inventa personajes con nombres compuestos y rebuscados? Justiniano Arturo, Gustavo Rodolfo, José Rigoberto, juá juá. Siendo sinceros, los nombres compuestos con combinaciones imposibles eran corrientes en las telenovelas del pasado, dándose además la circunstancia de que a esos personajes con nombres dificilísimos de pronunciar sin tomar aliento, nunca nadie les aplica un nombre familiar, mucho más corto, como nos ocurre al resto de los mortales. Así todas las Marías, María Mercedes, María Guadalupe, María Fernanda, María Elena, María Supercalifragilisticoespialidoso son siempre llamadas así con todas las letras, nunca Mari, o María, o Nanda o Lupe, o cualquier otro acortamiento del patronímico que sea un poco más breve y más práctico. Como tampoco los José Antonios o José Armandos son simplementes “Joses” o “Josés”. ¡qué gasto de saliva!

Mientras que en los nombres de las mujeres siempre se acepta un mayor margen de rebuscamiento y rimbombancia (Esmeralda, varias Perlas, Topacio, Rubí, Rosalinda, Rosaura, Reinas, Emperatrices y otras hierbas…), son los nombres de los personajes masculinos los que han sido objeto de mofa y befa a lo largo y ancho de este mundo, con la única excepción, suponemos, que en las casas de los inventores de esas mezclas.

Recientemente, hemos hablado de dos personajes que hicieron escuela, Carlos Daniel (La Usurpadora) y Luis Alfredo (Cristal), pero también nos encontramos bonitos ejemplos en “La Gata Salvaje” y Luis Mario, ¿Y el sobrino de Luis Mario no se llamaba algo parecido a Iván Anselmo?. También es rebuscado el ya mencionado José Armando de “Esmeralda” (además el “contrincante” se llamaba Alvaro, un nombre precioso).

No estamos hablando de nombres que son raros a propósito, elegidos para recalcar algún aspecto del personaje o de la novela, como John Kennedy Perales, Kenny, en “Angel de la Guarda”, o los nombres de los personajes de “Cosita Rica”, Sacrificios, María Suspiro, Cacique, Concordia, Patria Mía…sino de esos nombres pretenciosos, que con la acumulación de nombres nos intentan transmitir que esos personajes son de clase alta, como si por ser ricos tuvieran que tener también más nombres y más infrecuentes que el resto de los mortales.

Los colombianos son modélicos y sus personajes tienen nombres normales (Rosario, Fernando, Carolina, Diana, Sofía, Virginia, Antonio, Leticia, Lucía…). En el caso de las novelas argentinas, el problema está en que allí se siguen utilizando nombres que en España están absolutamente en desuso, como Facundo y Bautista, pero al menos son nombres simples. En las telenovelas colombianas además, ya hemos visto en más de una ocasión que se ríen de lo mismo que nosotros en este artículo. ¿Se acuerdan de la escena en que Rosario y Emiliano se ríen de los nombre que quería ponerle a su hija el yerno de Sigifredo en “La Hija del Mariachi“?

Los nuevos tiempos, sin embargo, han traído consigo un abandono paulatino de esos nombre pretendidamente románticos y “gustavoadolfescos”…que han sido sustituidos por una plaga mucho peor, nombre importados de series de niños pijos de los EEUU (los hijos de Brad Pitt, Madonna o Gwyneth Paltrow), o motes archi-ñoños, ñoños a la enésima potencia, que con nuestros apellidos latinos chirrían como una uña pasada por una pizarra. ¿Ejemplos de nombres directamente de caerse? Pues por ejemplo, el personaje de Dylan Moret, ese que anuncia en la nueva novela de Pedro Damián, “Verano de Amor” (claro que el nombre verdadero del muchacho es también de darte un desmallo, Brandon Peniche…¡ay su madre, Brandon!, tiene delito), o el de la protagonista de “Cuidado con Angel”, que se llama nada más y nada menos que algo así como Mari Chui (seguro que lleva alguna “y” griega por ahí, los nombres de ahora es que tienen muchas “ys” por todas partes, cuando menos te lo esperas).

En las “modernizaciones” de las telenovelas, o sea, en los refritos, también los nombres se han ido complicando progresivamente. Desaparecen las beatrices, las anas, las cristinas, las teresas, para ser sustituídas por las melissas, las vanessas, las lorenas (de esas hay cien mil), las sabrinas, zoés… Por lo menos, estos son nombres completos y no reducciones imposibles (chuchi, crichi, puchi…). Nos hemos ido al otro extremo, de nombres kilométricos a nombres que parecen un estornudo.

Fill out my online form.

Comments

  1. lo de los nombres made in usa pasa bastante, tengo una prima que se llama Brenda, no se como a su madre se le ocurrio semejante aberracion, porque encima con el apellido español no pega nada, mi hermana tiene un nombre compuesto Ana Maria, que tampoco es muy rimbombante aunque todos la llamamos Ana, luego tengo una amiga que se llama Maria Reyes, que tambien es tener mala leche, por cierto la tal Marichuy es Maria Jesus,pero supongo que para que no suene a monja le cambiaron el jesus por el chuy, en fin, para mi el nombre mas bonito de todos es Lucía, que preciosidad de nombre, tengo claro que si algun dia tengo una hija ese va a ser su nombre. Como siempre gracias por este articulo.

  2. ola me encanta este articulo solo que marichuy la llaman asi en la novela porque en realidad se llama Maria de Jesus.
    Ppor otra parte estoy deacuerdo con los nombres que s eponen ahora que vienes de EEUU.

    Un saludo desde España

  3. Maggie Bee dice:

    Jejejejeje Mi marido le saca billetes a la cantante o corista de un grupo dominicano “Aventura” cuyo nombre es Iloveny. Pronunciado así tal cual se escribe. Me da que a sus viejos les gustó la city y le chantaron eso a esa pobre.

  4. maggie bee lo que pasa que aqui en republica dominicana siempre nos gusta hacer combinaciones de nombres o nombres raros, ya casi no nos gustan los nombres comunes

  5. el primer nombre ridiculo que me vino a la mente fue GUSTAVO ADOLFO y me dio mucha risa cuando veo que casi lo colocan como verbo jajaja…

    en las novelas de mexico no solo pasa con el nombre extra largo, sino el uso de los apellidos con la preposicion DE para darle mas abolengo.
    LUIS FERNANDO DE LA FUENTE Y LOS MONTESINOS!
    algo asi es el apellido usado en EL NOMBRE DEL AMOR

    Como siempre los colombianos mas frescos y realistas.. creo que solo mexico y las novelas de miami siguen apostando por nombres ridiculos.

    en venezuela casi todos se llamaban LUIS… ahora a algunos escritores les da por colocarle un name que se identifique con su personalidad.

  6. Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea
    Danna Paola – Pablo Y Andrea

  7. Esto es para los guionistas. Aquí tienen una mina para poner nombres a los personajes:

    http://www.reunir.es/cosas/nombres/nombres.htm

    Y además, como suelen ser compuestos, la mezcla puede resultar explosiva.

  8. Irene Maciá dice:

    Pues esa costumbre la heredaron de sus padres los españoles, que somos nosotros. Por ejemplo, el hijo mayor de la Infanta Elena se llama Felipe Juan Froilán, y se apellida De Borbón, que también le da más abolengo. ¿Y qué me decís de Franco, cuyo nombre en el bautismo fue Francisco Paulino Hermenegildo Teódulo?
    Al menos los nombres compuestos de Latinoamérica quedan más bonitos que la tradición más que pesada que teníamos entonces en España. A mí personalmente me gusta Víctor Manuel (‘El Privilegio de Amar’, ‘Mar de Amor’).

Speak Your Mind