El momento “del cobertizo y la lluvia”

Hace un tiempo os hablábamos de las escenas románticas que utilizan las telenovelas para las escenas de amor de los protagonistas. En las categorías que os proponiamos hablabamos de las cabañas abandonadas.

Como forofa del genero no dejo de ver material, somos como esponjas absorbemos todo lo que cae en nuestras manos. Aunque creamos que ya está todo visto siempre hay escenas que nos sorprenden y nos encantan.

Así me ha ocurrido con la telenovela Cosita Rica, la cual estamos visionando porque nos servirá para unos reportajes que ya os presentaremos en su momento.

La cuestión es que me encontré con una escena que me gustó tanto que no he podido aguantarme y comentarla con todos vosotros. Como sabeis una de las cosas que más nos gusta es adivinar lo que va a pasar. Cuando llega el momento álgido en que los protagonistas van a tener que dar el paso y demostrar todo su amor, nos encanta adivinar que eso va a ocurrir.

Paula C y Diego son los protagonistas de Cosita Rica y después de todos los problemas que ellos tienen sólo tienen claro que se aman aunque su situación es tan complicada que no saben como poder estar juntos. Los protagonistas se van a pasar la tarde a la montaña, y los asaltan quedándose sin coche, la noche los atrapa y encuentran una cabaña abandonada, y … evidentemente adivinasteis. Lo más bonito de la escena es que Diego, es ahora la voz del guionista y le explica a Paula C que los guionistas de telenovelas tienen ese recurso que cuando quieren que hagan el amor por primera vez los ponen en un lugar solitario, llueve mucho y donde quedan solos aislados y allí todo puede pasar. Los guionistas le llaman el momento del cobertizo y la lluvia. Es una forma muy bonita que tiene Diego para decire a Paula C lo que va acontecer. Pero mejor disfrutarla vosotros mismos y la seguimos comentando.

No es la primera vez que los guionistas hablan de telenovelas en sus propios guiones. La mamá de Gaviota en Café le iba justificando lo que le pasaba de acuerdo con la telenovela que miraba en ese momento. El recurso es bonito y lo hace diferente la cual cosa se agradece, muchas veces estas esperando como agüita de mayo esas escenas y a veces son de lo más sosas e insulsas a parte de utilizar recursos repetitivos y lugares inhóspitos que no te ibas a meter ni queriendo

(por ejemplo el agua) y menos si quieres que ese momento sea único.

Fill out my online form.

Comments

  1. Yo tambien veo Cosita Rica y creo que no es la primera vez que Diego hace referencia a las tenenovelas en sus dialogos. Concretamente hay una escena con su padre, en el que Diego le dice que se va de viaje con Paula C, se ponga como se ponga, y el padre como ya es constumbre en él, le amenaza con desheredarle (este es el único argumento que conoce Nicomedes Lujan, cualquiera que sea el problema al que se enfrete siempre utiliza el mismo argumento). Entonces Diego creo que le contesta que si eso fuera una telenovela, se quedaría allí y renunciaria a su viaje, pero que como no lo és, no le importa y por eso se va.

    Sea como sea, la escena es bonita. Bonita y romántica pero poco creible porque una cabañada abandonada, en medio de la montaña tiene tanta mierda que hace poco apetecible el encuentro físico, como mucho te refugias para no mojarte, pero con el anhelo de que la lluvia cese de una vez para salir de ese lugar infecto. No entró en comentarios sobre la manta, porque sobran las palabras….Así que en esta tesitura no sé si prefiero las charcas o las cabañas.

    La escena de sexo me parece también con poca fuerza. Los actores no se “comprometen” suficiente y los besos algo flojillos. Mejor que besaran de verdad, por lo menos la escena ganaria en realismo, porque besar un labio en un momento que se supone de pasión no es para nada convincente. Aunque en la elección de tipo de beso y la estructura de la escena tiene más peso el director y seguramente el “ojo que todo lo controla” de la cadena de tv que los propios actores, que a fin cuentas, hacen lo que se les pide.

    Aún así creo que esta escena no es realmente representativa de la química que existe entre los actores, que en muchos otros momentos si que es plenamente evidente.

    Respecto a la madre de Gaviota en Café y su constante referencia a las novelas para explicar los acontecimientos de la vida cotidiana, siempre me parecio un recurso precioso, que por cierto y hasta llegar a esta telenovela nunca más habia vuelto a ver. Siempre me he preguntado si las novelas de que hablaba Carmenza en Café existieron de verdad. Sea como sea el recurso era tan bonito que casi no importa.

  2. Barbarita dice:

    ¿pero hay alguien que diga la palabra “rostro” en la frase “deja que mi boca se aprenda tu rostro de memoria” sin que se le caiga la cara de lo cursi que es? En mi tierra eso del “rostro” sólo se utiliza en las poesías y para decir finamente que alguien es un caradura, pero en una situación así, si alguien dice que yo tengo rostro en lugar de cara, me despiporro ahí mismo de risa.

    Por otra parte, no me extraña que en las novelas todas tengan embarazos no deseados, si siempre se acuestan unos con otros en los lugares más insospechados donde es imposible ir preparado…¿Los cobertizos tienen dispensadores de preservativos?

    Por último, como dice Samba, esos lugares tan cutres, por mucho que lo digan los guionistas de las telenovelas, no son nada románticos, sin contar con que, para quitarle a Paula C esos pantalones tan mojados y tan estrechos, Diego habrá tenido que usar un abrelatas…

  3. He leído solamente entre líneas y no he visto el video porque estoy viendo la novela ahora y no quiero saber todo antes de tiempo. Pero si es como la primera vez de Cacique y Verónica la verdad que no me gusto nada, y me pareció una escena de amor poco creíble.

Speak Your Mind