Debuta “Escobar, el patrón del mal”

Juana Uribe, Vicepresidenta de Canal de Caracol Televisión y Camilo Cano, nieto del recordado Fidel Cano fundador de El Espectador, decidieron llevar a la pantalla una serie sin precedentes, que muestra la escalofriante historia de Pablo Escobar, el narcotraficante que afectó a Colombia con sus acciones violentas enmarcadas en miles de asesinatos, secuestros y atentados. Escobar, el patrón del mal, se estrena muy pronto por Caracol Televisión.

“Muchos de los que sufrimos el terrorismo de la década de 1980 y principios de 1990 estamos vivos de milagro. En mi caso, él secuestró a mi mamá (Maruja Pachón) y mató a mi tío (el candidato presidencial Luis Carlos Galán) y en el caso de Camilo Cano, asesinó a Guillermo, su papá, director de El Espectador y puso una bomba que destruyó las instalaciones del periódico”, afirmó Juana Uribe, y añadió que esta es la historia de Pablo Escobar contada con un profundo respeto hacia sus víctimas y a quienes lo combatieron y se opusieron a su poder destructor. “Queremos contar esta serie con la capacidad de ver la historia con distancia e ilustrarla de la manera correcta”.

Así llega esta producción al horario estelar de la noche de Caracol Televisión, es una versión libre del libro La parábola de Pablo, mostrando la vida nunca antes contada del capo, en la que se revela su infancia, adolescencia y el camino que lo hizo el narcotraficante más temible de finales del siglo pasado, un hombre que tomó la violencia como su forma de vida y desestabilizó a Colombia convirtiéndose en el criminal más buscado del mundo en su momento.

Protagonizada por Andrés Parra, Angie Cepeda, Christian Tappan, Nicolás Montero, Ernesto Benjumea y Vicky Hernández, esta producción es catalogada como una de las más costosas del país porque cada capítulo está narrado como una película. Carlos Moreno y Laura Mora, son los directores de una nómina de lujo para darle vida a políticos, narcotraficantes y aquellos que rodearon al hombre que utilizó su poder para dominar a todos los estratos de la sociedad.

“Escobar ha sido uno de los personajes más estudiados por la psiquiatría en el mundo. En las universidades lo analizan como un antisocial, agresivo y sádico. Ese fue mi referente clínico para interpretarlo porque tenía cosas tan aterradoras, como disfrutar su paternidad y a la vez torturar a alguien sin sentir ningún remordimiento. Se le atañen casi 4 mil homicidios directos”, afirmó Parra, quien se dedicó por meses a documentarse y a grabar la voz del criminal para acercarse a su timbre particular, y así ser contundente en la actuación.

En cuanto a los guiones, el libretista Juan Camilo Ferrand, comentó que la idea de hacer esta historia nació en 2009. En principio creó un mapa de ruta, teniendo como base la vida de Escobar, pero manteniendo el énfasis en sus víctimas, “en especial en tres grandes hombres que son coprotagonistas de la serie: Guillermo Cano, Rodrigo Lara y Luis Carlos Galán”, comentó. “Al estar basada en acontecimientos reales, es muy doloroso no solo para los familiares, amigos y conocidos de las víctimas, sino para el resto de los colombianos, porque es un tema que tocó profundas fibras de nuestra realidad. Cada capítulo, además de ser un drama de ficción tiene una carga histórica importante”, agregó.

En esta producción se tuvo un cuidado muy especial en la elección del casting. Un caso concreto fue el de Nicolás Montero, quien por su experiencia y capacidad actoral fue elegido para darle vida a Luis Carlos Galán. “Es uno de esos personajes que te marcan, es sin duda una gran responsabilidad. Pero es un gusto a la hora de la investigación, comprobar ¡Que sí hay colombianos que no sucumbieron a la corrupción! Galán no claudicó. Infortunadamente pagó con su vida, pero a su vez fue admirado por toda Colombia. No tiendo a ser nacionalista, pero él es de esas personas que uno agradece que hayan existido”, comentó emocionado Montero.

Escobar, el patrón del mal no es una serie más sobre narcotráfico. “Es un retrato pegado a la realidad de la mejor manera posible”, aseguró Ferrand. “No define a la Colombia actual ni a sus habitantes, sino a una que documenta un país, sus dirigentes, sus héroes y sus enemigos, en un punto específico del pasado. Propone cuestionamientos, despierta preguntas e inquietudes, refresca y clarifica la memoria, y desmitifica la imagen equivocada de Robin Hood y de héroe que tiene, para darle la dimensión de delincuente que fue”, complementó.

Grabada 100% en exteriores con óptica de cine, la serie cuenta con 1300 actores y cerca de 450 locaciones en Bogotá, los Llanos Orientales, Medellín, la Costa Atlántica y Miami.

Fill out my online form.

Comments

  1. Ayanda dice:

    sera una gran telenovela!! un gran elenco de actores si señor!

Speak Your Mind