De todo y de nada

I Am What I Am – Gloria Gaynor

I am what I am
I am my own special creation
So come take a look
Give me the hook
Or the ovation
It’s my world
That I want to have a little pride on
My world
And it’s not a place I have to hide in
Life’s not worth a damn
Till I can say
I am what I am

I am what I am
I don’t want praise I don’t want pity
I bang my own drum
Some think it’s noise I think it’s pretty
And so what if I love each sparkle and each bangle
Why not see things from a different angle
Your life is a shame
Till you can shout out I am what I am
(…)

El otro día en un momento de una entrevista a un actor que actualmente protagoniza una serie (no una telenovela) en la televisión española, el entrevistado dijo que “él no veía la televisión”, no sé si añadió que sólo veía series americanas de esas de culto o eso me lo he inventado yo.

El caso es que hay muchos actores de televisión que declaran no ver nunca la televisión, como también hay muchos actores de telenovela, que presumen de no ver nunca telenovelas. Y eso me ha hecho pensar en muchas cosas, como los estereotipos, la imagen que queremos que los demás tengan de nosotros, la imagen que queremos tener sobre nosotros mismos y la gente verdaderamente auténtica.

Porque todos estos actores que no ven la televisión ¿qué ven? ¿por qué hay actores que siguen pegados al estereotipo de que lo bueno es el cine y la televisión es una basura?¿los actores no leen a los críticos americanos cuando dicen que la mejor ficción se está haciendo ahora en la televisión, que es la televisión la que tiene los mejores guionistas y los mejores papeles? ¿Es sólo a mi a la que le parece que hay muchas películas que, por mucho séptimo arte que sea, son tonterías absolutamente intranscendentes, historias que no tienen ni chicha ni limoná?

No se crean que me engaño, entre los actores hay tanto papanatismo como entre la gente en general. Después de todo, por mucho que nos gusten y por mucho que algunos crean que los actores son gente de otro planeta, los actores son “gente”. O sea, entre ellos se da la misma proporción de tontos de remate que entre los demás, y no por ser actores van a ser capaces de hacer análisis más certeros ni profundos de las obras de ficción, pero lo lo que yo me pregunto es cómo se llevará una vida en la que te ganes el sustento haciendo algo que consideras intelectualmente de segunda. ¿No deberían tener un poco más de orgullo por el trabajo que hacen?

Y en el caso de las telenovelas, este hecho todavía se da más frecuentemente porque, admitámoslo, muchas telenovelas, muchísimas, son malísimas y a veces hasta da vergüenza las cosas que hacen decir y hacer a los personajes. Carla Estrada suele decir que la telenovela, como género, no necesita defensa, pero en realidad sí que lo necesita, porque la proporción de morralla es tan elevada, los niveles de autoexigencia de algunas producciones son tan bajos, que es difícil defender que no todos los productos están un pequeñísimo escalón por encima de la telebasura. El otro día leía un libro: “Telenovela: industria y prácticas sociales”. En la parte final de este libro, la autora, Nora Mazzioti después de haber estudiado las características de la industria actual de la telenovela plantea un pregunta que no tiene respuesta de momento y que transcribo literalmente aquí porque comparto la preocupación: …“Podrá la telenovela mantener el equilibrio entre cultura y negocio?¿Seguirá diciéndonos algo, o se convertirá nada más que en un pretexto para vendernos un producto?¿Es posible que se transforme en un largo infomercial?

Me preocupa que en general, las historias estén relegadas, que sean obvias, que no creen un fuerte enganche, un lazo inalterable, y que eso no les importe a los productores porque la venden igual. Y me preocupa que las historias bien contadas, coherentes, maduras, no resulten infinitamente más atractivas para las audiencias.

(…)

No es que piense que la novela va a existir por siempre. Los géneros se transforman, y tal vez estemos en uno de los supremos momentos de inflexión, porque las posibilidades (y los riesgos) de que estalle en pedazos, que se vacíe de contenido, que no emocione más, que sea otra cosa, que se fabrique como un automóvil, etc., son muchos.

En muchas ocasiones, sobre todo con actores que me gustan, me pregunto si a ellos les gustarán las telenovelas que hacen, incluso cuando a mi me parecen buenas, quizá porque aunque sean buenas, el amor y la comedia romántica o el drama romántico son géneros que están devaluados. ¿le gustarán a Jorge Enrique Abello sus novelas? En otros casos estoy segura de que no, incluso a veces he sentido lástima de las cosas que les han hecho hacer. Cuando ví (o mejor dicho, ojeé) la telenovela “Mujer con pantalones”, protagonizada por Mark Tacher y Marlene de Andrade, no hacía más que pensar, pobre Mark, por diós qué diálogos, qué personaje, pobre, pobre Mark. Como yo también estoy llena de prejuicios, me pregunto mucho más a menudo si las novelas les gustan a sus protagonistas masculinos que si les gustan a sus protagonistas femeninas. Aunque me cueste admitirlo, siento que los papeles cursis son más admisibles para una mujer que para un hombre y utilizo el verbo sentir porque es algo que asumo inconscientemente. ¡Qué horror, mi cerebro acepta inconscientemente una asignación de roles que mi consciencia no admitiría nunca!.

Quizá también sea porque los papeles de mujer, incluso en el cine, suelen ser más sentimentales que los de hombre y por eso los roles femeninos supersentimentales y dramáticos de las telenovelas son sólo un grado o dos más que los que ves en otros géneros…pero esa explicación que se me acaba de ocurrir en este momento, como disculpa de mí misma. La realidad es que no me doy cuenta, pero lo que me inspira curiosidad es la relación de los actores con las telenovelas que protagonizan, no la relación de las actrices.

Pero la realidad es que, aunque sean una minoría, hay telenovelas buenísimas. ¿Se darán cuenta los actores de la diferencia entre una y otra? ¿No se dará cuenta, por ejemplo, Edgar Ramírez, de la diferencia entre su papel en “Cosita Rica” y cualquier papel de la telenovela ya citada, “Mujer con Pantalones”, o por poner un ejemplo de una telenovela bodrio a más no poder, “Se dice amor“? Entonces, ¿por qué caen en ese rechazo de la telenovela en su conjunto y les da por decir lo que comentábamos el otro día en un artículo “Dejo las telenovelas“?

Si dijeran, “Dejo las telenovelas” porque suponen un trabajo horroroso que no se paga con todo el dinero del mundo, porque hacer una telenovela supone dejar de vivir durante meses, porque mientras el sistema de producción no cambie, hacer una telenovela supone ser un esclavo del trabajo, porque es un desgaste inaceptable, me parecería bien. Incluso en estos momentos de crisis, cada vez menos gente quiere vivir para trabajar y todos aspiramos a trabajar para vivir. El otro día el actor Mathew Fox, el de “Perdidos” decía eso de la televisión, que cuando hace televisión pierde el control sobre su vida y por eso prefiere hacer cine, y es una postura razonable. Aunque sea cuestión de opciones personales, y por seguir con el mismo ejemplo, Edgar Ramírez ha participado en dos películas en Hollywood y recientemente le he visto también en esa película en la que la acción de un acto terrorista transcurre en la plaza Mayor de Salamanca, “Punto de mira” creo que se titula. En una de las películas de Hollywood, “Domino”, Edgar interpreta un papel con presencia en pantalla, pero que apenas habla y ni idea de si actúa, sólo está. En la otra, “El ultimatum de Bourne”, es un asesino o agente encargado de matar a Bourne y creo que en toda la película dice una sola frase. A mi Edgar Ramírez me encanta, y les aseguro que no critico que quiera ir a Hollywood, ni que quiera ganar dinero que le dé libertad e independencia, pero salvo que en esas películas se han gastado chiquiticientos millones más que en “Cosita Rica” no veo que el papel que él interpreta sea más interesante para un actor que el papel de Cacique, un chico con carne y sangre.

El caso de Angie Cepeda, de la que también se hablaba en el artículo mencionado, otra que tal baila. No hace telenovelas pero ¿alguien sabe qué hace? Si está haciendo teatro retiro lo dicho, porque el hecho de que un actor no salga en la tele no quiera decir que no esté trabajando, pero si no hace teatro, aparte de dos o tres peliculitas que han visto 25 personas cada una, ¿dónde está? Si tiene capacidad para no trabajar y esperar a que la llamen para el inexistente cine hispano-latinoamericano, ¿por qué no busca y rebusca alguna telenovela que sea buena?¿por qué sí que está dispuesta a hacer cine malo y no está dispuesta a hacer telenovelas buenas? Oigan, no sé, pero me temo que en parte son prejuicios.

Y aquí llego al tema de la autenticidad, por qué negamos que nos gustan las cosas que nos gustan, por qué todo el mundo dice que en la tele sólo ve los “documentales de la 2”. Hace poco Javier Marías se reía en El País de que Arturo Pérez-Reverte hubiera reconocido en público que come Crispies y que escucha coplas, lo que no le pega nada a su imagen de reportero de guerra duro y curtido. Según Marías, no queremos reconocer que nos gusta la cultura de masas porque queremos ser distintos de alguna manera, no ser tan uniformes ni tan parecidos al resto de los seres humanos, queremos distinguirnos por alguna cualidad. Y esas ganas de ser distintos es la que nos hace caer en la impostura, nos hace crear nuestro propio personaje, que a veces hasta nos llegamos a creer. Como también decía el otro día en El País Rosa Montero, parece mentira hasta qué punto nos puede llegar a tiranizar la costumbre social y el qué dirán. Durante años, los redactores de esta página y estoy segura que muchos de nuestros lectores, hemos ocultado avergonzados nuestra pasión por el género de la telenovela, y cuando lo contábamos era burlándonos de nosotros mismos, como para reirnos antes de que se rían.

¿Y saben qué otra cosa me preocupa? Que después de haber vencido esa batalla, o mejor dicho, después de haber logrado que ni siquiera me merezca la pena volver a discutir sobre este tema, después de que me importe un pito reconocer que yo no veo los documentales de La 2, yo veo telenovelas….pues resulta que todo lo que veo últimamente me parece tan requetemalo, que ya no sé qué ver, me preocupa, como a Nora Mazziote que la las historias sean tan insulsas, que me me acaben echando de mi afición, que nosotros mismos seamos culpables de devaluar el género, teniendo unas tragaderas enormes y aceptando productos inaceptables sólo porque salen chicos guapos que nos alegren las pajarillas. Es como si la lucha de la liberación femenina se hubiera limitado a conseguir autorización marital para hacernos operaciones de cirugía estética, como si toda la lucha de los derechos civiles se hubiera quedado en que les dieran becas a los negros para aprender a bailar. Es dar la razón a todos los que tenían y tienen prejuicios respecto a un producto sobre el que no saben nada.

Si quieren que sea sincera, lo que probablemente les importe un pito, no sé lo que quiero decir aquí, quizá la inquietud, el temor sea como el de la canción, entre todos la mataron y ella sola se murió. Si a los actores que las hacen no les gusta a hacerlas, las historias se banalizan, los espectadores nos volvemos menos exigentes y los productores no piensan más que en ganar dinero, ¿qué nos va a quedar a los que todavía queremos engancharnos, emocionarnos, identificarnos con los personajes, seguir una historia coherente e interesante en vez de sólo tener un calentón por ver un tío guapón en la ducha (a mí me gustan los tíos guapos en la ducha, pero no como único argumento)? Los que esperamos eso ¿sómos de verdad el último mohicano, una especie en extinción digna de figurar en el catálogo de Parque Jurásico?

Yo creo que somos más, ¡oeeee, oeeee! Productores, actores, escritores, oeeeee, estamos aquíiiiiiii.

Fill out my online form.

Comments

  1. uno de esos actores que dicen no ver telenovelas es Chiristan Meir segun lo que dijo su cuenta de twitter solo vio la esclava Isaura

    por otro lado Mauricio islas dice que le falta tiempo por para entender como lo hacemos los fans y los estudisos el mundo de las telenovelas pero que se le hace muy interesante

  2. buen articulo a mi me gustan las telenovela y que!

  3. julimar dice:

    fuera del tema quien es el papacito de la foto?????????
    esta divino

  4. Disfruté mucho leyendo este escrito porque agradezco el análisis que proviene de la sinceridad. Sí quisiera comentar un par de puntos. Y como lo voy a hacer basada en mi investigación y experiencia directa con la industria de la telenovela venezolana, me voy a circunscribir a los actores venezolanos.

    Primero, los verdaderos actores y actrices, (los que tienen talento y oficio, y asumen su trabajo con respeto y entrega), sí distinguen entre los personajes buenos y los malos, y entre diferentes tipos de telenovelas. Sin embargo, en Venezuela, es muy difícil hacer dinero como actor sin hacer telenovelas. Esto se debe a que ni el teatro, ni el cine están bien desarrollados en el país. Y son muy pocas las oportunidades, fuera de las telenovelas, que les brinda la TV venezolana. Por ello, los actores y actrices deben trabajar en telenovelas (buenas y malas) y en roles de variable calidad. En dos palabras: necesitan trabajar. Ellos, como me dijo una gran actriz una vez, siempre están deseando que un escritor les escriba un gran personaje e historia, pero necistan trabajar, como la mayoría de nosotros. En este punto debo decir también que las telenovelas rara vez convocan la unanimidad. En consecuencia, he visto actores y actrices encantados con una telenovela que no le gusta a todo el mundo, pero que los satisface a ellos por razones profesionales.

    Segundo, hablando específicamente de Edgar Ramírez, construir una carrera cinematográfica en Hollywood es todavía un camino súmamente pedregoso para un actor latinoamericano. Hacer eso que llamamos el “crossover” tiene todavía rango de excepción y no de regla, sobre todo si se viene de un país como Venezuela con una industria cinematográfica que no se termina de desarrollar. Edgar Ramírez era actor de cine en Venezuela antes de que Leonardo Padrón le entregara a Cacique en Cosita Rica. Y, a pesar de su éxito indiscutible con este personaje en su primera telenovela, Venevisión no lo contrató después del final de Cosita Rica porque no tenía “tipo de galán”. Allí ocurre la oferta de hacer Domino en Hollywood y comienza ese camino que no es fácil. Y así como muchos actores de telenovela y teatro empiezan siendo extras o diciendo sólamente una línea en escena, antes de que les ofrezcan roles más jugosos, así en Hollywood el camino es difícil. Algo bueno es que Ramírez ha trabajado con directores excelentes en Hollywood (Tony Scott, Paul Greengrass, Peter Travis, Steve Soderbergh) y en películas de amplia distribución. Eso lo ha llevado a donde está en este momento: rodando en Europa y el Medio Oriente bajo la dirección del renombrado director francés Olivier Assayas en el papel protagónico de la película sobre el famoso terrorista Carlos “El Chacal”: http://www.filmstalker.co.uk/archives/2008/11/ramirez_as_carlos_the_jackal.html

    Para terminar, y por favor disculpen lo extenso de mi comentario, los verdaderos actores que he conocido en Venezuela, incluyendo a Ramírez, no reniegan de las telenovelas buenas, ni de su trabajo en ellas. Sí sufren las consecuencias de una industria que tiende a ser desalmada y a colocar el valor comercial por encima de cualquier otro factor. Nosotros, como público, tenemos que exigir más creatividad, talento, oficio y entrega de parte de los que hacen telenovelas. Pero mientras los ejecutivos piensen que con repetir la misma historia con los mismos personajes tienen el mundo ganado a fuerza de remakes, la telenovela siempre sufrirá de la paradoja de ser vista y despreciada masivamente.

  5. Felicitaciones por este buen artículo, me encanta como escriben…y sí, es cierto, el género telenovelero es despreciado y subajado por muchas personas que se creen superiores o los más intelectuales del mundo y ni siquiera se han tomado la molestia de ver una, por lo tanto no saben de lo que estan hablando.

    La verdad, yo no soy fan de las telenovelas, de hecho, puedo pasar largas temporadas sin verlas, principlamente porque los argumentos no me atraen, pero eso no quiere decir que las considere lo peor del mundo, de hecho, reconozco que han habido grandes historias, incluso mucho mejores que algunas series estadounidenses o películas y si a mi, me dan a elegir entre ver una telenovela, película o serie, creo que eligiría una buena telenovela, porque de que las hay las hay, por ejemplo: La Hija del Mariachi, El Clon, ¿Por qué Diablos?, Café con Aroma de Mujer, El Ultimo Matrimonio Feliz, Saga-Negocio de Familia, las Aguas Mansas, Lalola, Los Exitosos Pells, La Madre, etc, etc, etc, con calidad argumental y excelentes actuaciones…así que no hay que generalizar en nada, lo mismo hay buenas películas que malas, buenos y malos libros, excelentes y pésimas series, magníficas y horrendas telenovelas…como dice el dicho:”de todo hay en la viña del Señor”

  6. Carlos dice:

    Yo de Angie Cepeda se poco, pero si he leido que ha estado trabajando en España, ahora esta filmando una pelicula (con Juanita Acosta) y va a estrenar una, aca en Colombia la han querido traer de nuevo, no hace mucnho la querian para protagonizar El Capo pero segun no llegaron a un acuerdo, por ahi lei tambien que protagonizara una pelicula y tambien la quieren para otra pelicula “Las Prepagos”..

    Estoy de acuerdo, como pasa en Colombia y es que en todas las encuestas que hacen siempre hablan mal de los canales privados, de sus telenovelas de todo, y siempre dicen que prefieren ver progarmas tipo Discovery, National Geographic, History Channel, etc etc etc… pura hipocrecia, como llamamos aca la doble moral del colombiano, porque a la hora de la verdad se los ponen y no los ven, son falsos, solo hablan por hablar y demostrar otra cosa..

    En cuento a lo otro sobre las telenovelas, por lo menos en Colombia el probelma que yo veo es el público, no se si es por la llegada de la tv por cable, nose la verdad que es lo que pasa, pero ultimamente el publico colombiano o mas bien el publico de los canales nacionales o privados ha cambiado notablemente, y por supuesto que no para bien sino para mal, ahora el publico esta prefieriendo las producciones mal hechas, facilistas, llenas de malas actuaciones, chabacanas y guisas, que para mi en dos palabras son una Completa Porqueria, ya no veo al publico exigente, que le gusta la buena television, que le encanta las producciones de buena calidad, ya yo no veo ese publico, como que ha ido desapareciendo, por eso digo yo sera por toda la penetracion que ha ido teniendo el cable durante el ultimo tiempo, que ya el buen publico colombiano se ha ido alejando de las producciones nacionales, esas son solo excusas mias porque quien sabe que es lo que pasa , una persona me dice que el publico de los canales privados esta dirigio especialmente a los estratos 2 y 3 (algo que ya sabemos) y por eso gustan esas producciones, por el gusto de esa gente, sera? quien sabe yo nose que es lo que pasa..
    Igual si fuera asi los canales en vez de rebajarse y dejar de ser tan facilista, preocupandose solo por el rating, en vez de eso deberian crear bueas producciones y pelearse con buenas producciones y no caer en el facilismo y hacer cualquier cosa que le guste al pueblo y enseñar a ver buena television.

  7. Carlos dice:

    Yo de Angie Cepeda se poco, pero si he leido que ha estado trabajando en España, ahora esta filmando una pelicula (con Juanita Acosta) y va a estrenar una, aca en Colombia la han querido traer de nuevo, no hace mucnho la querian para protagonizar El Capo pero segun no llegaron a un acuerdo, por ahi lei tambien que protagonizara una pelicula y tambien la quieren para otra pelicula “Las Prepagos”..

    Estoy de acuerdo, como pasa en Colombia y es que en todas las encuestas que hacen siempre hablan mal de los canales privados, de sus telenovelas de todo, y siempre dicen que prefieren ver progarmas tipo Discovery, National Geographic, History Channel, etc etc etc… pura hipocrecia, como llamamos aca la doble moral del colombiano, porque a la hora de la verdad se los ponen y no los ven, son falsos, solo hablan por hablar y demostrar otra cosa..

    En cuento a lo otro sobre las telenovelas, por lo menos en Colombia el probelma que yo veo es el público, no se si es por la llegada de la tv por cable, nose la verdad que es lo que pasa, pero ultimamente el publico colombiano o mas bien el publico de los canales nacionales o privados ha cambiado notablemente, y por supuesto que no para bien sino para mal, ahora el publico esta prefieriendo las producciones mal hechas, facilistas, llenas de malas actuaciones, chabacanas y guisas, que para mi en dos palabras son una Completa Porqueria, ya no veo al publico exigente, que le gusta la buena television, que le encanta las producciones de buena calidad, ya yo no veo ese publico, como que ha ido desapareciendo, por eso digo yo sera por toda la penetracion que ha ido teniendo el cable durante el ultimo tiempo, que ya el buen publico colombiano se ha ido alejando de las producciones nacionales, esas son solo excusas mias porque quien sabe que es lo que pasa , una persona me dice que el publico de los canales privados esta dirigio especialmente a los estratos 2 y 3 (algo que ya sabemos) y por eso gustan esas producciones, por el gusto de esa gente, sera? quien sabe yo nose que es lo que pasa..
    Igual si fuera asi los canales en vez de rebajarse y dejar de ser tan facilista, preocupandose solo por el rating, en vez de eso deberian crear bueas producciones y pelearse con buenas producciones y no caer en el facilismo y hacer cualquier cosa que le guste al pueblo y asi enseñar a ver buena television.

  8. mayte s dice:

    Fantástico artículo y magnífica colaboración de la sra. Acosta-Alzuru.
    Claro que después de estos antecedentes, jefas nos lo habéis puesto muy difícil, sin embargo me lanzo a la piscina.
    Mi opinión personal es que actor/actriz, que dice no ver nunca tv, no merece que el público vea su trabajo. Yo puedo entender, que digan que los rodajes les ocupan todo su tiempo, que el tiempo libre lo dedican a su familia, pero entre rodaje y rodaje, algún ratillo, pueden dedicar a ver el negocio que les da de comer, y algunos de ellos comen muy bien, pues les encanta enseñar sus casas, sus perros, sus yates, etc.,
    Estoy completamente de acuerdo, con que no todos los trabajos son buenos, muchísimos son realmente malos, pero incluso en los peores, el actor debe dar lo mejor de sí mismo, y así destacará entre la mediocridad y seguro le llegan mejores trabajos. Estoy recordando una novela venezolana, Se solicita un principe azul, con respecto a los actores de reparto, era genial ver cómo interpretaban su papel Caridad Canelón y Elba Escobar.
    Cuando una novela llega a ser querida por el público de muchos países, siempre es por el conjunto, no conozco ninguna novela que haya triunfado que lo consiga únicamente por el o la protagonista, ahí tenemos los ejem. de Corazón, Café, La Madre, La hija del mariachi.
    El problema que yo veo, es que el deseo de ver un buen trabajo en su conjunto, va llegando con la edad, tenemos que reconocer que a los 16 ó 20 años, la mayoría lo que queremos ver es a nuestro ídolo, y nos da igual la calidad de la novela, por eso hay tantos actores/actrices flores de un día, si pueden hacer varios protagónicos, mientras la tableta de chocolate está bien marcada y las curvas en ellas, ahora, a ¿cuántos los vemos en personajes con carne, y me refiero a carne interpretativa, no escotes, una vez que llegan a cierta edad?, simplemente se diluyen, desaparecen, también influyen los guionistas, directores, de clase “B”, que hacen un daño increíble por sus malos trabajos.
    Ahora y para terminar que me enrollo como las persianas, mi opinión es que la telenovela existirá siempre, porque siempre existiremos las personas que nos gusta, ver un trabajo bien hecho. Y entre mucha basura, aparece de vez en cuando, eso, un trabajo bien hecho, que nos vuelve a encandilar y nos hace desear que llegue su hora de emisión.

  9. Redacción Todotnv dice:

    Una única puntualización, aunque es difícil contestar a tantas y tan buenas opiniones, sobre todo cuando no se tiene claro qué es lo que se quería decir en un primer lugar, y se trataba únicamente de pensamientos inconexos en voz alta.

    Entendemos que los actores, como todos, tengan que aceptar algunos trabajos porque necesitan vivir y comer todos los días. También entendemos que, entre ganar cuatro perras (para los no españoles, muy poco dinero) haciendo algo que te toma todas las horas del día durante 9 meses y hacer algo por lo que ganas mucho más dinero en 1 y medio, uno escoja la segunda opción. Sólo queríamos apuntar que, en igualdad de condiciones, que admitimos que nunca se da, la mayoría de los actores siempre optaría por el cine, sólo porque es cine, en contra de una telenovela, aunque el papel sea una basura desde el punto de la representación, en contra de un buen papel de una buena telenovela.

    En cuanto al ejemplo específico de Edgar Ramírez, le elegimos a él porque literalmente nos encantó en Cosita Rica y nos encantaría volverle a ver en cualquier telenovela. No sabíamos el dato de que Venevisión no le volvió a contratar y nos ha dejado estupectas la falta de visión de los directivos de esa cadena. En cierto modo, entendemos que los actores quieran hacer el cross-over, por la repercusión que tiene cada uno de sus trabajos, por el dinero que ganan y porque les abre puertas que una telenovela nunca abriría. Sólo queríamos comentar lo ya dicho más arriba, que muchas veces pasan de hacer cosas buenas con poca repercusión a hacer cosas malas pero con mucha audiencia. Le deseamos a Edgar Ramírez lo mejor (no tenemos ni idea de cómo es él personalmente, pero el personaje de Cacique era tan estupendo que supongo que en nuestro inconsciente Edgar es tan buena gente como Cacique). Lo que nos gustaría es que alguna vez, ese “lo mejor” para Edgar, fuera una telenovela con él de supergalán enamorante.

    Julimar, “el papacito de la foto” es precisamente Edgar Ramírez, al que los señores de Venevisión no ven de galán. Qué zopencos hay en este negocio, rediez.

    Redacción Todotnv

  10. Maggie Bee dice:

    Lastimosamente este género que nos apasiona está devaluado en nuestras sociedades y suele ser usado como mofa despiadada para ningunear al que ose decir “me gusta”. Esto lo hemos sufrido todos en mayor o menor medida desde este lado del “burladero”, y la situación en el ruedo no tiene porqué ser distinta. Me imagino que trabajar en las telenovelas tiene que dar pie a ingentes bromas de mal gusto por envidia cochina o porque “eso es una telebobela” y no me extraña que mucha gente que come de ello se sientan como ciudadanos de segunda y tienten suerte en las películas… Tal vez les falte el carácter y la pasión necesarios para creer en su trabajo; y en la alegría que llevan a tanta gente; ya me gustaría a mi que alguien me explicara que resulta tan deplorable en el hecho de gozar e implicarse con una apasionada historia de amor…Una que termine feliz, con su consabido “comieron perdices” con galanes que quitan el hipo y galanas que nos resultan cercanas ¿por qué esto ha de ser vergonzoso? A mofarse del que se pierde en las andanzas de una telenovela pero en la misma línea exaltar el hacer magistral de Almodovar en los “abrazos rotos” o “todo sobre mi madre” lo que me deja perpleja… ya que son unos melodramas condensados en algo menos de dos horas… Total, que tanto prejuicio cinico debería ser puesto en manos de especialistas; la gente que trabaja en ello tendría que sentir más amor por su trabajo, y el resto del mundo tener más respeto con quien se apasiona con ello.

  11. En los ultimos anos suegun los criticos el cine a bajado mucho su calidad y las television se a desarrollado muchissimo .Los criticos e especialistas dicen que los mejores guiones y papeles estan en la television y como ven muchos actores de hollywood empezaron a hacer series o por lo menos miniseries o cameos.Ejemplos hay muchissimos Glen Close protagoniza la serie Damages,Melissa George,Chris O,Donnel,Cristina Ricci hicieron cameos en Anatomia de Grey,Michelle Rodriguez en Perdidos y muchos actores famosos aparecieron en Nip Tuck o House.Creo que es tiempo que los actores de telenovelas tambien se den cuenta de eso por ejemplo no creo que el cine puede ofrecerle a Edith Gonzalez un papep tan dificil y tan bien escrito y desarrollado como Barbara en Dona Barbara,lo mismo con el ya citado Christian Meier con sus ultimos tres papeles en La tormenta,Zorro y Dona Barbara o Elizabeth Gutierres con su magnifico doble papel en el Rostro de Analia.Pues eso ,cuando mas rapido se den cuenta mejor!!!

  12. mayte s dice:

    Espero no irme por las ramas y acabar comentando cualquier otra cosa, quizás el problema viene del nombre del trabajo, aquí se hacen telenovelas, ejem. Amar en tiempos revueltos, pero le llaman serie, y claro, una serie, es una serie, no es una tonteria de telenovela, para mi mantener la tensión del personaje, durante 100 caps., es mucho más difícil, que una película de 90 minutos, y estoy de acuerdo con la redacción Edgar Ramírez, si sus trabajos son como Cacique, merece triunfar y ser uno de los grandes.

  13. Ayer, en una masiva revista de nuestro país, salió una nota que le hicieron a Luciano Castro. En esta repite varias veces que él nunca mira televisión, es más, nunca vió las novelas en que trabaja. Siendo el protagonista de la telenovela más exitosa que está en el aire en este momento me parece un comentario muy desacertado. A mi me pareció un insulto a las miles de personas que todos los días se sientan a verlo a él justamente. Y lo que más me molesta es que parece sentirse orgulloso de ser así cuando debería ser un poco más humilde y agredecer todo lo que las telenovelas hicieron con su carrera. Ahora, si siente vergüenza de lo que hace, parece que se le olvida rápido cuando cobra su sueldo.

  14. Saludos, muy interesantes los comentarios.

    Aquí les dejo un atajo a la entrevista que le realizara Leonardo Padrón a Edgar Ramírez en el programa “Los Imposibles”, salió al aire por Venevisión el domingo 28 de junio de 2009

    http://turocola.blogspot.com/2009/07/los-imposibles-edgar-ramirez.html

  15. Zajara dice:

    La major culpa de que la novela ya no lleva su pais de origen las tienen los directores que ponen actores Criados en estados unidos, o k se han mudado para estados unidos porque le tienen terror a su propio pais natal y todos corren como ratas para aqui.y tambien porque ya no importa la calidad de la obra si no el dinero.
    Es realmente triste la porquria de actores que usan en mexico por no tener escritores con talento y tienen que sequir asiendo novelas de tyres o cuatro repeticiones sin qualidad de trabajo. mexico se ha vendido a lo que consdideran galanes y an dejado atras el talento. Un buen ejemplo es el cubano William Levy que sin talento lo prenden frente a una camra porque todavia exsisten las mujeres ignorantes que se orinan por una cara y no por un buen talento. Realmente da pena que esten pasando a la Florida como si fueran escenas echas en mexico. Igualmente es triste que por tener que competir con los salarios de estados unidos los artistas de america latina lleven el mismo rumbo.Colombianos, mexicanos, venezolanos ect. Llven con orgullo su bandera y dejen de venderse a nosotros los americanos hay muy buena television en estados unidos y si los artistas extranjeros les ponian ganas a orgulleser a sus pais tambien tubieran buena television. A mi me encantan las telenovelas de venezuela y las de colombia pero estan echando esa tradicion a la basura por ejemplo La Saga serie (novela) de colombia, por Dios que porquria es esa. verquenza deberia darles estar imitando algo aciendolo tan mal. Por Dios La “Mafia” no es nada como la pintan ustedes y tenemos mucha mas clase que lo que ustedes tratan de venderle a su publico Aqui esta la opinion de una humilde servidora… soy Italiana, espanola y un poco boriqua..nacida en New York para servirles.

  16. Zajara dice:

    Mark tacher? buen talento cuando se lo propone. Muy bien podria remplasar a Levy y muchos otros si se tomara las cosas mas en serio y dejara un poco los novios a un lado.. despues hay tiempo para todo los novios pueden esperar todavia eres joven establesete como artista tienes con que acerlo. Luego tendras los novios corriendo tras de ti Mark be a good boy do the right thing and knock their socks off.!!!

Speak Your Mind