Anego – NTC (2005)

RESUMEN

Noda Naoko (Shinohara Ryoko), trabaja en una sociedad mercantil, está soltera, tiene 32 años y ha estado trabajando 10 años en esta compañía; es como una hermana mayor para sus compañeros de trabajo, quienes dependen de ella para darles consejo acerca de todo y por eso la llaman “anego”. Vive esperando a su príncipe encantado, pero hasta la fecha no lo ha encontrado. Kurosawa Akihiko (Akanishi Jin) llega como nuevo empleado a la empresa, él tiene 22 años y desde el primer momento que conoce a Naoko, queda impresionado por su personalidad aunque ella lo rechaza constantemente.

Resumen extraído de Wikia

NUESTRO COMENTARIO

Esta novela me ha sorprendido en muchos sentidos. Por un lado, los inescrutables japoneses resultan mucho menos inescrutables de lo que parecían, y hasta se entiende perfectamente qué les pasa y qué piensan, por otro lado, una sociedad que juzgaba fria y distante se muestra mucho más invasiva y metomentodo de lo que imaginaba. Para mi punto de vista, y juzgando sólo por esta novela (o sea, a saber si la sociedad será de verdad así), tienen unas relaciones más invasivas y poco respetuosas de la intimidad ajena de lo que sería tolerable para nosotros (¡esa escena de la oficina en la que los compañeros del trabajo le dicen a una chica lo que tiene o no que hacer con el que ellos juzgan que es su novio pero que de verdad es su marido!). Por último, las relaciones laborales y la moral machista también me han sorprendido. No es que me hiciera muchas ilusiones al respecto, pero me han parecido un auténtico horror.

Noda Naoko es una chica de las que debe haber un montón, otra de esas chicas con un buen trabajo a las que se les ha pasado un poco el arroz del matrimonio. No tiene novio, pero a diferencia de las chicas coreanas, no da la impresión de que tampoco haya tenido amantes. Como miles de las chicas maduras de las novelas asiáticas se debate en la eterna lucha del “me quiero casar, me quiero casar, me quiero casar”. Como Naoko es una buena chica y bastante sensata se ha convertido en la consejera sentimental de todas sus compañeras de oficina, que están subidas en el mismo bote del “me quiero casar, etc”. El cántico del “me quiero casar” es idéntico del de las novelas coreanas, pero aquí hay una diferencia de grado, en el mundo laboral de esta novela las mujeres no son nada, menos que nada, son escoria, hasta el punto de que sólo les hacen contratos temporales, supongo que porque cuando se casan dejan de trabajar. Las mujeres son las sufridoras de los contratos basura, encima en un país donde el “matrimonio” entre el trabajador y la empresa es total y parece que siguen existiendo los trabajos para toda la vida. Por supuesto, al tener contratos basura, la presión para casarse todavía es mayor, la pescadilla que se muerde la cola.

Naoko es muy eficiente en el trabajo, y tiene una buena relación con su jefe, que afortunadamente la respeta y la quiere, aunque le carga todos los muertos que puede. Las compañeras de Naoko son unas plastas de esas que te caen encima y pretenden que te hagas cargo de toda su vida y sus problemas, pero no parece que correspondan mucho, aunque luego sí resulta que la quieren. El machismo laboral no sólo se da entre los hombres, las mujeres también son de aúpa hasta el punto en que una chica, de categoría inferior, no acepta que Naoko la corrija porque a ella “sólo le puede llamar la atención un hombre”… alucinante…

A la oficina llegan unos tíos nuevos, no se sabe muy bien de dónde vienen pero no importa, uno de ellos un chico muy jovencito, 24 años que se llama Kurosawa Akihiko (Kurosawa es el apellido, pero en ningún momento le llaman ninguna otra cosa), al que sientan justo enfrente de Naoko. Aunque el muchacho intenta que sean amigos, Naoko le trata con el mayor desinterés y desapego, pero el chico se va sintiendo cada vez más atraido, hasta que la invita a salir, y por supuesto ella le rechaza. Lo curioso es que, teniendo en cuenta que el chico se siente atraido, él es el que la bautiza con el apelativo de “anego”, o sea, es él el que decide llamar hermana a una chica que le gusta (¡qué confusión de papeles, señor!), como “forma de señalar su acercamiento”. Mientras tanto, Naoko-Anego se encuentra con una antigua compañera, Eriko, que está casada ahora y más aburrida que una mona, y que le cae a la pobre Naoko como una mole, también haciéndola partícipe de sus problemas y pidiendo su ayuda en todo, llamándola a todas horas, dando la lata de forma que ni se pueden imaginar teniendo en cuenta que es una simple conocida. En el caso de la loca de Eriko (que de verdad da miedo) se explica un poco esa obsesión (un poco), porque es insegura, porque se aburre, porque está sola…las razones para que Naoko aguante semejante acoso no están claras del todo. Para más inri, Eriko está casada con un tipo Sawaki Soichi, el actor Kato Masaya que está absolutamente de morirse de lo bueno que está, con el que Naoko establece una relación vidriosa, de atracción mutua, en la que los dos se observan sin hacer mucho. Y en esta rueda se desenvuelve la novela, Kurosawa persiguiendo a Naoko, Eriko persiguiendo también a Naoko y Naoko y Sawaki dando vueltas alrededor uno del otro.

En cada capítulo, Naoko empieza con un monólogo mirando a la camara y al espectador con algunas reflexiones que, oh asombro, se entienden. También es muy gracioso que, en vez de utilizar la voz en off, cada vez que hay un encuentro entre Naoko y Kurosawa nos enseñan lo que piensan con mensajes escritos al lado de sus cabezas como en los manga. En los encuentros entre Naoko y Kurosawa llama la atención cómo incapacidad para que los hombres y las mujeres se entiendan en algunas cosas es universal porque tienen los mismos recelos y malos entendidos que nos son familiares a nosotros.

La historia de amor no es lo central de la novela, sino que todo tiene un tono cotidiano, el cortejo y la vida en la oficina. Y es en la vida de la oficina donde a mí me saltan todas las alarmas, horror de los horrores, qué espanto, qué forma de tratar a las mujeres, qué asquerosa doble moral, hasta el punto de que un directivo medio engaña a una chavala que es una auxiliar (y más tonta que un cubo) para llevársela al catre, cuando él está prometido para casarse y luego, cuando ella le manda un mail amoroso pero se equivoca y se lo manda a todo el mundo, él pretende que la despidan del trabajo “porque le incomoda”. Las mujeres, sean de la categoría que sean, están ahí para servir los cafés, hacer las fotocopias y en general todas las tareas auxiliares, y si alguna asciende y se convierte en jefa, a eso le llaman “un cambio de sexo”. En las novelas coreanas, que no sé si reflejan o no la realidad, al menos en la ficción guardan un poco más las formas. En favor de esta novela diré que a las mujeres japonesas que salen en Anego esta desigualdad les parece casi igual de mal que a nosotras, y eso las salva, o sea, no es que a ellas este statu quo les parezca bien, es que no les queda más remedio que aguantarse.

En estas estamos, con Kurosawa cada vez más atraído por Naoko y Naoko y Sawaki cada vez más atraidos el uno por el otro y Eriko con cada vez más cara de loca y actitud de loca, pidiendo el divorcio a su marido y haciéndole en general la vida de cuadritos, hasta que Naoko y Sawaki se enrollan y Eriko le monta un pollo a Naoko de esos de intento de suicidio en la oficina de la amante de mi marido, cosa que ya pasaba en Oh Dal Ja, y que a mí me saca de quicio y me repatea las tripas porque es una injusticia. No es que el mundo de montar pollos por líos matrimoniales me entusiasme mucho para empezar, pero si a alguien le tienes que montar un escándalo porque tu cónyuge te engaña es precisamente a tu cónyuge, que es el que falta al compromiso que tiene contigo, no al tercero en discordia. Por supuesto, el escándalo que se monta es monumental, un linchamiento público contra la pobre Naoko, con la gente en la televisión reclamando que la despidan del trabajo. Aquí las mujeres de la oficina se portan, sí señor, recogiendo firmas para que no la echen, pero en un arrebato de arrepentimiento, Naoko dimite y se cambia de trabajo, yéndose a otro muchísimo peor, porque como resulta que es una “mujer marcada” en muchos sitios no la quieren contratar. En su despedida, las mujeres de la empresa le hacen un pasillo, ¡bien por ellas!

En cuanto a Kurosawa, que es un cielo, le pide a Naoko que se case con él y ella al principio dice que sí y luego que no (por el tema de que tiene que penar por sus errores). A Kurosawa le mandan destacado a Mongolia, a trabajar en medio virtualmente de la nada (bueno, hay unas cabras), con lo que uno se pregunta qué hacen los pobres ejecutivos japoneses por el mundo, más solos que la una, apartados de sus familias y de todo lo que quieren (otro detalle absolutamente espantoso, porque creo que hay algo de verdad). Como está en la nada, Kurosawa sólo tiene electricidad para el ordenador a ratos, así que sólo escribe a Naoko de tarde en tarde, aunque se ve que el chico hace todo, lucha contra todas las adversidades para conseguir un enchufe. Pasado un tiempo, Naoko ya está asentada en su nuevo trabajo y no sabe nada de Kurosawa hasta que reciben un mensaje de que ha perdido una tormenta a 40 grados bajo cero, y por supuesto, el antiguo jefe de Naoko le encarga que ella vaya a buscarle (Naoko ha está estudiando mongol y es la única que lo chapurrea), pero cuando ella va como una heroína a buscarle, Kurosawa aparece en Tokio tan fresco, diciendo que es verdad que se perdió en una tormenta, pero que le rescataron, y que le entraron unas ganas horribles de verla y que allí está, a verla. A pesar del gesto, los dos reaccionan como dos idiotas y después de haber hecho eso parece que Kurosawa sigue igual de infantilmente incapaz de comprometerse. Claro que, ¿para qué? porque vemos a otros de los personajes que se acaban de casar y a los seis meses el marido ya le está poniendo los cuernos a la mujer, ¡menudo panorama de futuro!

Aunque Kurosawa es monísimo, y uno de los pocos hombres con cierta decencia de la novela, y aunque a Naoko le gusta Kurosawa, sólo dan la impresión de que “se gustan”, no hay nada muy apasionado ahí en ningún momento. En realidad, el personaje de Kurosawa está muy bien escrito, o sea, es inmaduro, indeciso y un poco infantil, a Kurosawa le gusta mucho Naoko, pero quiere y no quiere, lógicamente dada la edad que tiene, tampoco quiere casarse, pero luego piensa que sí, porque es un buen tío, pero luego qué no, o sea, no hay mucha pasión ahí, aunque Kurosawa y Naoko sí se acuestan y él parece que está bastante pendiente de ella y la mira y la remira. Ella pasa de él, aunque también le gusta, porque como es tan joven no es un buen candidato para nada. La escena en la que Naoko se le declara y le pide matrimonio me encantó porque la sensación de ridículo de ella, de esas de ¡ay qué papelón he hecho! es absolutamente universal.

LO MEJOR

Anego es una novela muy ágil y Naoko es una mujer lista y capaz. Cuando le cuenta a sus amigas lo que le pasa con Kurosawa es tan absolutamente sensata que te sientes identificada con ella. Como decía alguna de las lectoras de esta página, el aspecto de todos es moderno, son guapos y la ropa es bonita (no como los trajes gigantescos de “One Percent of Anything” ¿no Maggie? Eso sí, el peinado de Kurosawa es un espanto, aunque el chico esté mono con todo.

La historia tiene un buen manejo del humor y en algunos comentarios son hasta profundos.

LO PEOR

Aunque la historieta tenga gracia, viendo esta novela no se puede imaginar uno por qué Japón está superpoblado y cómo continua la raza. Si yo fuera una mujer de allí mandaría a esos hombres a freir espárragos y emigraría en busca de nuevos aires. De verdad, no saben qué trato.

CALIFICACIÓN

De la novela en general, un 7
De lo que me ha gustado a mi un 5.

REPARTO

* Shinohara Ryoko es Noda Naoko
* Tomosaka Rie es Sawaki Eriko
* Akanishi Jin es Kurosawa Akihiko
* Toda Naho es Katou Hiromi
* Ichikawa Miwako es Hasegawa Manami
* Yamaguchi Sayaka es Yaotome Kana
* Kato Masaya es Sawaki Soichi
* Masu Takeshi es el Jefe
* Yuki Saori es la madre de Naoko
* Yajima Kenichi
* Otsuka Nene es Kawada Sachiko (Episodio 9)
* Mizukawa Asami (Episodio 10)

Fill out my online form.

Comments

  1. Maggie Bee-shi dice:

    Ajá, la estética está muy bien cuidada. Y todo lo que has reflexionado está muy acertado, la sociedad nipona es, y seguirá siendo machista a más no poder. Una que se los aguantó alguna vez, que en un tránsito de locura y por las ganas de comer, trabajándoles en Mitsubishi España, de secretaria ejecutiva bilingüe -título muy fino, si señora, pero que luego en el contrato te catalogaban como “oficial de 1º o de 2º para no pagar lo que tenían que pagar- no puede no conocerlos. Además acordemonos de la pobre Masako y de la depresión clínica en la que la sumió la presión social y el no poder parir un varón, y eso que ya a estas alturas hasta en el Imperio del Crisantemo se tienen que haber dado de bruces con que el cromosoma X o Y lo aporta el paí.

    Dos cositas al hilo. “Anego” se queda en pañales en lo que a presión sistematica de TODA la puñetera (y perdónenme el francés) sociedad nipona ante una mujer que llega al cuatro piso y no ha pasado por vicaría (si es que en la religión Sintoísta tienen vicarías) Si quieren ver como les queda el ojo…cuando tengan tiempo, descarguen “Around 40” También trabaja messier Katou, más añejo pero igual de sessssy ¡ay “oppa” que rico! Bueno, lo que en around 40 se cuece es para echarle de comer aparte ¿porqué? Se trata de la vida de una psiquiatra que ejerce en un hospital. Es una mujer económicamente independiente, goza de la vida como le viene en gana, de hecho una de sus pasiones es largarse de tanto en tanto a un spa lujoso a consentirse sin pensar dos veces si con lo que le cuesta un fin de semana, su amiga de infancia que si se casó y que lleva una sufrida vida de madre y esposa invisible pudiera arreglárselas todo un mes. En realidad, de su época de infancia son cuatro, tres mujeres (la psiquiatra, la editora, la casada y el chef) El chef es el eterno enamorado de la editora, quien jura y muerde tierra de un gallinero, que ella siempre va a ser soltera porque es su mayor virtud…hasta que el día que ella cree que la van a nombrar editora en jefe de la revista en la que labura, el puesto se la dan a una que es más joven; entonces ni corta ni perezosa, se afana en darle el si al magnate guapísimo que lleva arrastrando el ala por ella desde hace no tanto como el chef, pero me imagino que es que al chef como lo conoce desde el kindergarden, pues ya es como hermano. La psiquiatra se quedó sola, más sola que la una, porque ahora hasta la que era una suerte de escudo, se cambió de bando. Tons ya no es solamente su papá (quien tiene el cuajo de decirle que ella es así porque siempre fue una consentida de narices), su madrastra, su hermano, su cuñada, su sobrina y su amiga la eterna casada los que la tienen en una olla a presión de esas alemanas, no, es que ahora la editora viene a subirle la intensidad al fuego…a todas estas de entre las brumas aparece un antiguo amor que ¡vaya con el topicazo! un día hace 5 años dijo que se iba a por tabaco y terminó en Afganistan…viene dispuesto a retomar todo como si 5 años hubieran sido 5 minuticos de nada dizque porque quiere darle a su chica lo que se merece… en fin, que “Anego” es una perita en dulce.

    Sobre lo de las terceras en discordia en referencia a Anego y la loca Eriko; es muy curioso, especialmente si luego haces comparativas con las terceras en discordia en las novelas latinoamericanas, estas últimas van más a hacer daño con efecto intempestivo e inmediato y las asiáticas son más de ser lapas con labia viperina…todas hacen lo mismo “Ya se que no me quieres, pero eres míoooo” y se agarran de brazo cual mancha indeleble y después con vocecitas dulces van y meten cizaña quedandose más anchas que largas…y Eriko es otra más del montón después de todo las cortan con el mismo patrón. Y merecen un monográfico para ellas solitas 😉

  2. María Luisa dice:

    Gracias por este nuevo comentario, creo que nos ocurrio lo mismo con lo del machismo laboral, nefasto. Ya lo habia comentado antes, que me habia sorprendido que cuando una mujer ascendia decian que habia cambiado de sexo. Me quede con los ojos como platos, bien abiertos de la sorpresa. Yo tampoco vi mucha química entre la anego y el niñito, la verdad él era muy inmaduro, pero se disculpa por la edad, es comprensible que no estuviera seguro de comprometerse. Me molestaba que Naoko fuera tan condescendiente con todo el mundo, que quisiera arreglar los problemas de todos, ya que después sus conocidos se empezaban a recostar en ella. Eso fue lo que paso con la loca de Eriko, ya fastidiaba la mujer con tanta llamadera por cualquier cosa y a cualquier hora, hasta la llamaba al trabajo como si estuviera solo tomando té. Y que después de haberla ayudado, cuando se entero que el marido estaba con Naoko, en lugar de ir a cantarle las cuarenta al marido, la Eriko empezara la campaña de desprestigio y de mentiras en contra de Naoko, como si el hombre no tuviera la culpa de ser infiel, porque ya lo habia hecho antes con otra. Cierto que eso pasa en muchas historias.
    Maggie Bee shi, interesante la comparación de las locas latinas y las asiáticas, es cierto, en Asia como que son más solapadas y moscas muertas, nadie podia creer que la buena de Eriko fuera una mujer tan mala. La latinas, son más sicópatas, hasta en los cabezotes las presentan con un cuchillo en la mano, 🙂 bueno, al menos las malas tradicionales. Y de acuerdo contigo, difieren en los métodos pero a la final buscan el mismo objetivo, quedarse con el galán aunque ellos no quieran.

  3. yoogal dice:

    Todavía no la terminé de ver pero por ahora sí la encuentro bastante machista. Me quedé a cuadros cuando está la prota en su cita concertada por la madre y el chico le pregunta que si cuando se case dejaría su trabajo y ella responde que sí sin pensarselo dos veces.
    A ver si la termino de ver.
    Ahora estoy enfrascada en The Last Scandal of my life, la tenía en lista hace muchísimo tiempo pero no me animaba y de verdad que no entiendo porqué he tardado tanta en verla si es genial.

  4. María Luisa dice:

    Yoogal, la de Last Scandal es coreana? yo he leído de la historia coreana, pero no me ha llamado la atención, pero con lo que dices me estoy perdiendo de algo bueno, pues otra a añadir a la lista.

  5. yoogal dice:

    Sí, María Luisa, es la coreana. A mí tampoco me llamaba la atención y eso que mucha gente la recomendaba, al final me puse a verla y me he encontrado con algo divertido, tierno y romántico. Y el prota está para comérselo que éso también ayuda bastante. Ojalá te animes a verla.

  6. Maggie Bee-shi dice:

    bueno pues será ver si con The last scandal se logra una desenjogukisar algo 🙂 madre mía, el capítulo 7 y el 8 y el 14 y el 15 con parón a ver lo que subió al mega la amiga de Maria Luisa o de Mag 72 ya no me acuerdo… porque el nuevo enlace al video que puso Yoogal, ya está vetado. Me da rabia, que ni la version de am-addiction, ni la de akurimeru Corea, ni la de asia team sirvan para ver en la tele. Me queda por descargar las que tienen en Noona fanatics y en doramas asiáticos, que no se si a esos archivos también le hagan falta codecs. Por amor a Guki terminé descargandome Ghost in love, pero no fui capaz de verla, demasiado ketchup espeso para mi gusto, ahora y aunque no hay mucha gente que hable bien de ella, veré Athena goddess of war, a ver si le dieron un papel tan bellamente escrito.

  7. yoogal dice:

    La de Noona fanatics yo no la conseguí ver en la tv, sí la de akutimeru pero ésta no la han terminado todavía. Por amor a Guki también me bajé una pelicula de él, Into the Fire, que tiene muy buenas críticas. Todavía no la ví pero todo se andará. La de Athena no me llama mucho la atención, como bien dices, no hay mucha gente que hable bien del drama y Cha ahí hace de malo.
    Ya me di cuenta que en youtube volvieron a borrar el video de la escena de CH, los de la SBS todo lo borran. Ni siquiera me dio tiempo a ver el capitulo de Family Outing donde salía Cha ni terminar el de Daniel Henney. Aigooo

  8. María Luisa dice:

    Chicas, pero Cha en Athena, sale de un malo muy “bueno”, creo que él y su pareja en la trama, no se quien de todas sea, se robaron la historia, no hay buenos comentarios, pero creo que algunas la vieron especialmente por Cha, la química con su pareja y sus escenas, que dicen estuvieron “candentes” vayan a saber ustedes cuanto, pero de que gustaron gustaron. Yo por lo pronto no me animo con ella.
    Yoogal que pena con lo de family outing, ya estuvo que no podre ver el de Cha. Que lástima.

  9. Yoogal, a mi Last Escandal me encantó. Al principio piensas pero como pueden llegar a nada esa pareja tan rara? pero al final él es tan encantador, sobre todo con ella, que no te los puedes imaginar separados. Yo tampoco entiendo como no tiene mas fama, quizás que no sea un protagonista espectacularmente guapo, además de un poco madurito.
    Ya sobre Anego, a mi también lo que más me llamó la atención fue el machismo. Además fue la primera serie japonesa que vi (habia visto friends, pero era una coproducción, era del estilo de las coreanas)y no me esperaba eso de los japoneses, no me los esperaba tan machistas. Aunque la verdad al leer el comentario de Maggie me acordé de la pobre emperatriz y la que pasó por no poder tener un varón. Te imaginas que una historia así tiene que ser medieval, pero fue hace pocos años.
    Ella me gustó mucho, tan buena chica, pero es verdad que no parecía que le prestara mucha atención a Kurosawa, a pesar de acostarse con él. Estaba obsesionada con el otro, y desde luego no le culpo.
    No se vosotras, pero yo sería incapaz de trabajar con un chico que me gusta enfrente como estaban ellos, no seria capaz de concentrarme en todo el dia, me echaban del trabajo sin necesidad de casarme.
    He leido que Cha parece que va a hacer la nueva serie de las hermanas Hong, las que escribieron You´re Beautiful. Estas tienen muchisima fama, pero aparte de Y´B las demás que he visto no han sido de mis favoritas, y sobre todo no son precisamente de besos apasionados, así que si es verdad no podremos disfrutar de nuevo de los besos de Cha.
    Yo ahora estoy por fin! con Winter Sonata. Al principio con eso del accidente, la amnesia (o no, que aún no se si es él o no), y sobre todo la protagonista me recordaba demasiado a Escalera al cielo y casi la dejo, pero ya voy por el capitulo 8 y me está gustando bastante mas. El protagonista se me parece un montón a Kim Hyun Joong, o mas bien parece que Kim Hyun Joong lo imite (eso me pasa por ver antes Boys Before Flower que los clásicos). Y del novio de la prota, que por el momento me gusta mucho más que el prota, lei que se suicidó también el año pasado, como la protagonista de Last Escandal. Cada vez me entero de mas suicidios de actores, es una pena. Ayer hablando con una amiga me dijo que en Inglaterra está pasando muchos también. Es triste pensar que gente tan joven y con fama no ven otra salida que esa a sus problemas.

  10. Ay,que siempre se me olvida algo.
    Lo que no me gustó nada de Anego, y veo que es tipico japones porque tampoco me gustó de la única serie japonesa además de ella que he visto hasta ahora (Zattai Kareshi) es el final. No cuento nada para no fastidiar a Yoogal que dice que la está viendo. Pero a mi me gustan que las series acaben claramente, estos finales tan abiertos me matan. Prefiero que acaben mal a que no acaben. Para mi un final malo se carga la serie entera, y parece que en estas dos al menos, no saben como terminarla. En Anego el final real, sin especial, es como si hubieran hecho un corte para publicidad, no tiene ningún sentido. Menos mal que hicieron el especial en el que algo terminan, pero tampoco lo dejan muy claro. Esto me para mucho a la hora de volver a ver una japonesa, porque la verdad que por lo demás me gustan bastante.
    Yo me descargué el video de City Hall, si lo quereis lo puedo subir a megaupload, o a youtube, hasta que lo borren.

  11. yoogal dice:

    Mag, sí es verdad que él es encantador aunque al principio es bastante inmaduro, es como un niño grande pero igualmente yo me enamoré de él. A mi el actor me encanta, me parece muy atractivo, no sé qué tan famoso sea por allá. Ya la terminé, el final muy lindo. Daban ganas de estar en ese parque con ellos riendo, jugando y en definitiva siendo felices.

  12. María Luisa dice:

    Mag que bueno que te estas animando con Winter Sonata, la verdad es una de las que yo llamo “obligatorias” pues es de las que le empezo a dar fama a los doramas, es decir de las pioneras. La verdad es que la prota de Winter hace un papel igual de sufrido al que hizo en Escalera, pero la química que tiene en Winter con Bae Yong Jong, pues a mi me gusto más que en la otra. Sobre el otro chico de esta historia, Park Yong Ha, pues ya se cumplio un año de su trágica muerte, en conmemoración ha salido un libro escrito por la mamá. Lamentable, como tú dices que chicos tan jovenes estén tomando esa decisión tan terrible. Sobre Anego, creo que lo mismo me paso a mi, el final no fue tan cerrado como hubiera querido, vi el especial a ver que más podia pasar y como que llegaron a algo más concreto, pero lo que no me convenció mucho fue la química de los protagonistas, como que no estaban muy enamorados, bueno al menos no vi que ella estuviera muy convencida. Y el machismo… sin palabras.

Speak Your Mind