Amor, sexo, y escenas de amor inenarrables…

Como el otro día hablábamos de besos de telenovela, hoy venía pensando en las escenas de amor (también de telenovela, claro…). La verdad es que, teniendo en cuenta que las telenovelas tratan, primero de amor, y luego de otras cosas (tenemos que admitirlo, pero tiene razón Pablo Echarri en su entrevista cuando dice que las mujeres nos conformamos con que las escenas nos emocionen), con la excepción de algunas telenovelas argentinas, sólo algunas (y “Corazón Salvaje“, claro), las escenas de amor de las telenovelas suelen ser malísimas. No sé si porque universalmente se han adoptado los cánones románticos “made in USA”, que para mi gusto son empalagosos, afectados y artificiales, con esas camas y esas cajas de bombones con forma de corazón, o porque los escritores, productores o directores deciden no quebrarse mucho la cabeza y se sirven de una serie de tópicos que aplican a diestro y siniestro como si tal cosa, lo mismo les vale para un roto que para un descosido. Y el caso es que no sólo son malas, sino que son irreales, poco prácticas, incómodas y salvo alguien que se haya dejado intoxicar por la tele, nadie elegiría un escenario así, salvo que nos erotice mucho reirnos a carcajadas, que admitamos tiene su punto.

Si tuviéramos que clasificar las escenas de amor, tenemos los siguientes tipos:

1.- Escenas con charca o río, de las que ya hemos hablado antes y que, si lo pensamos bien y lo trasladásemos a la vida real puede haber de dos tipos: charca con agua fría, en la que por razones puramente físicas sería improbable que se pudiera “rematar la faena” (para utilizar un símil taurino y aprovechar el capote de Alejandro Méndez en “Te Voy a Enseñar a Querer“); o charca con agua caliente, que sería la proverbial “charca verde” y en la que sólo puedes meterte a riesgo de que por algún orificio te entre cualquier cosa.

2.- Escenas bajo la lluvia. Aunque todas me parecen incomodísimas, hay algunas mejores que otras. La peor sin duda la de “El Cuerpo del Deseo“, que el otro día alguien decía que cómo se podían quitar y poner la ropa empapada de agua, sin contar el barro y lo que debe de pesar Mario Cimarro, que la pobre Lorena debió acabar con el trasero arañado y en carne viva. Hay otra mucho mejor, aunque no es amor-amor, sino sólo besos, que sale en “Se dice Amor”, en la que Juan Darthés y Eugenia Tobal están bastante bien.

3.- Escenas con baño con velitas, y/o pétalos. Salvo que sea un baño gigante, tipo jacuzzi (como en “Resistiré“, si lo pensais bien hay varios inconvenientes. Para empezar en esas escenas en las que los dos amantes están metidos en el agua hasta el cuello y haciendo tonterías con los pies, si los sujetos están uno frente a otro, el que está en un lado estará fenomenal, pero en el otro los grifos y el caño por donde sale el agua seguro que se le clavan en la espalda y sea el que sea puede acabar lisiado.

Hay otras escenas en las que, o bien los dos miran para el mismo lado, o pueden estar sentados en el centro cara a cara. En ambos casos, como se muevan mínimamente, se producirá oleaje, con lo que se apagan todas las velitas, el cuarto de baño se pone hecho un asco y cuando quieran salir se pueden dar una costalada de muerte con esos charcos. Hay una variante con ducha, como las de “Padre Coraje” y esas estaban bien (muy bien) salvo en que me distraía pensando cómo se iba a quedar todo el suelo inundado, (¡qué queréis, una es así de práctica).

4.- Escenas de cama colocada como un altarcito, con o sin dosel, y con o sin pétalos. De éstas hay muchas, en “Juana La Vírgen” por ejemplo, en la que el problema se agravaba porque estaban en una cabaña perdida, sin cuarto de baño…) pero con mucha diferencia la peor que he visto es la de “Dora la Celadora“, que es una novela que a mi me encanta, pero la escena de amor entre Dora y Juan Urdaneta (ya que Dora y Alejandro Urdaneta no se comen un rosco) es de auténtica vergüenza ajena. Por los dichosos petalitos, por el altarcito, porque no se dan ni un beso y, sobre todo, porque para taparle a Juan Urdaneta las vergüenzas le ponen una sábana enrollada que parece talmente que el pobre lleva un dodotis.

5.- Escenas con chimenea. Estas admito que son una manía propia e intrasferible y que en la vida real pueden tener su gracia. Escenas con chimenea hay en “Nano” y creo que también en “Amor Real“. A mi lo que me pasa es que sólo me gustan las chimeneas en las casas que tienen calefacción central, es decir, en mi opinión en las casas en las que hace verdadero frío (y he estado en varias) la chimenea es incomodísima, porque siempre tienes la cara caliente y colorada como un tomate (nada sexy), y los pies, y lo que es peor, el culo, helado. Aún así, admito que si te metes en harina probablemente el culo frio no importe mucho y si le gustas a alguien teniendo la cara como una hortaliza, seguro que es que te ama de verdad.

6.- Por último, escenas con mesa, que no es que estén mal, sino que las hacen mal, porque si se trata de que la chica esté en la mesa con las piernas colgando, salvo que sea gigante, o sea una mesita de café, probablemente se le queden las lumbares al jerez.

Si se os ocurre algún tipo más u os acordais de alguna escenita de estas “tan inspiradoras” (por la otra punta), escribidnos y riámonos juntas…

Fill out my online form.

Comments

  1. gaviota dice:

    El tema de las cabañas a mí tambien me tiene mosca. Además llegan encuentran todo lo que necesitan en un momento, nunca tienen que limpiarla. Y yo creo que allí tiene que haber hasta ratas.

    A mi me he acordado de Pobre Diabla, donde se veían en el invernadero, que desde fuera parecía una caja de cerillas, y luego entrabas parecía un jardín botánico, tenían espacio para revolcarse y meter todo tipo de plantas. Y si eres alérgico, que coñazo al polen ¿no?

    Lo del jardín botánico no es nuevo, porque los de Gata Salvaje tambien se lo hacen ahí en toda la maleza, que digo yo y en ese jardín no había nadie porque esas escenas son a plena luz del día.

    En Café, se lo hacían en pleno cafetal en plena noche, que oscuro que miedo, que digo yo que no se como se veían, aunque Sebastian tiene el detallito de poner una mantita en el suelo.

  2. Samba dice:

    Por supuesto que se nos ocurren¡¡¡, nos las sabemos todas, las buenas y las malas. Empecemos por las buenas:

    -Escenas de amor en coche: la mejor sin duda

    chicas, una vez digeridas las escenas (eso os llevara un ratito si es la primera vez que la veís y quizá necesiteis una segunda o según lo impresionable que seais una tercera), lo dicho una vez superada la primera impresión observar la temperatura que alcanza el interior de ese coche y como se empañan los cristales de pura calentura

    -Escenas de amor en la ducha o tambien llamadas tema acuatico tres. Después de las escenas de charca (algo asqueroso porque solo me da por pensa en los renacuajos y demás bichitos tipicos de charca) y tras la bañera, vienen las escenas de sexo en la ducha. Algo siempre muy socorrido pero no falto de problemas. Chicas, seamos prácticas, salvo que las alturas sean muy, muy iguales, que el chico sea un atleta del levantamiento de pesas y tu seas una plumita de menos de 45 kilos la cosa no tendrá jamas éxito y terminareis o resbalandoos en la ducha o con alguna contractura, eso si no os da por reir y se os pasan las ganas de erotismos de pacotilla y os quedais como decia el comentario en referencia a las escenas de chimenea con la cara caliente y el culo frio. Así que si quereis aprender de unos maestros de las acrobacias, podemos empezar por el practicando de pie y en el baño, aviso, las baldosas de la pared están heladas…. vosotras mismas

    Creo recordar que en Padre Coraje también hay alguna en la ducha, si la encuentro os la pongo. Otra escena fuera de lo normal en las telenovelas es de Montecristo, la escena de Paola Krum y Pablo Echarri en la cocina, creo que es la única que he visto en esa estancia, os digo lo mismo que con la de la ducha, supongo que estará en Youtube, cuando la encuenre os la mando. Ah¡¡¡ y las escenas malas las dejo para más adelante. Besos

  3. Sambita, lo tuyo ya es obsesión con Facu …

  4. Samba dice:

    ostras, pues va a ser que si…..

  5. Samba dice:

    lo prometido es deuda y ahí va la escena de la cocina, lo siento por las seguidoras de Facu, pero esta vez cambio al rubio por el moreno

  6. maggiebee dice:

    Bueno, yo voy a partir de la base que ahora estoy absolutamente absorta en seguir, en vivir, respirar, pensar y sentir “la hija del mariachi” y que hilar dos pensamientos juntos ajenos a esta historia me vale un potosí, me remango y comienzo. Ajá, leyendo los comentarios, eso de los charquitos si me parece de lo lassss como diría Hugo Lombardi, los charcos de barro a los que tan aficionados andan por las latitudes Floridianas, me dan más que todo asco, los alegóricos tálamos nupciales con florecillas altarcitos y velitas diabetes crónica, de repente me entran unas ganas de ser pragmática, que me mandan el romanticismo de paseo. De Facu, si que he visto, pero he de decir y digo que cada vez que pillo una de sus novelas, me entran unas ganas asombrosas de ahorcar al productor Adrián Suar, que crea tensión tensión y más tensión y cuando porfin va padre coraje o Tomás Ledesma a coronar, suas! cae algún inoportuno que te desinflan de una. Ahora, Mónica Agudelo a mi modo de ver escribe unas escenas lindísimas, tiernas y con una carga erótica muy elegante y bien lograda, se repitió en la costeña y el cachaco y en la hija del mariachi, con leves variaciones de una a otra, pero os garantizo que con las dos escenas de encuentros de cama de estas novelas mi corazón se derrite como una velita encendida. En la madre, se hizo esperar más, pero es que la historia va por otros derroteros, de todas maneras, sin velitas, sin agüitas, sin barritos sin carajaditas, ay! que me embriaga cual botella de whiskey escocés.

  7. Samba dice:

    Maggiebee, preparate porque voy a seguir tu estela. Estoy terminando Machos, pero en cuanto esto se acabe empiezo con la “hija del Mariachi” porque me has abierto el apetito. Hablaremos….

  8. sumarfi dice:

    pues a mi me gusta Hasta que la plata nos separe.

    La encuentro genial, muy divertida

  9. maggiebee dice:

    A mi tambièn me encantaría ver hasta que la plata nos separe, pero es que nadie la esta subiendo para descargar.

    Sambita, te espero, no para que me sigas la estela sino para que naveguemos juntas y podamos compartir, yo tengo un recuerdo cuasi amargo de cuando vi Machos y fue por que el personaje que más me atrajo fue el más miserable de todos, el dueño del bareto de playa, y al día de hoy aún me ofende esa atracción fatal. jejejeje Bueno en mi defensa he de decir, que entre esa runfla de hermanos también que entre el diablo y escoja…….

  10. Anita dice:

    Si quieren otra escena en una charca.. pequeña lagunita improvisada por la gente de Sos mi vida…..

    busquen el video en Youturbe que tendran para comentar……

    Romantica y foroza escena si las hay entre Martin ( Facundo Arana)y la Monita ( Natalia Oreiro)

    Una escena sin desperdicios y con muy buena calidad filmica

    besos

  11. Samba dice:

    supongo que Anita se refiere a ese video. Otro claro ejemplo de telenovela con Laguna, bueno, en este caso con charquito…

  12. Anita dice:

    Y si seguimos con Facundo……

    Escenas delante la chimenea tenemos en Muñeca Brava en la casa abandonada, en Sos mi vida alla en las Leñas….., otra en la playa en Muñeca Brava y otra en el medio de las Cataratas en Yago pasion morena…..

    todas muy lindas……interesantes y romanticas….

    Y si agregamos las hot en la sacristia…..con unas cuantas……..no solo Clara , sino Mecha y Silvia ( karina Mazzoco) que el “curita” “atendia”

    y si sigo con el rubio…

    en Buenos vecinos que no llegaron a mayores porque llego la tia…….de ella y media hermana de el…..arriba de la mesa de la casa del abuelo y papá respectivamente con Jimena ( Malena Solda) y Diego ( nuestro Facu)

    besos

  13. Samba dice:

    jolin, que historial¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

  14. Barbarita dice:

    Definitivamente, no hay escenas de amor como las de este chico (sin contar con que tampoco hay tantos chicos que estén como él). Esta escena, a pesar de la charca, no puede incluirse en el cajón de las escenitas impresentables, aunque si lo pensamos bien, el charquito es incluso más peligroso, sucio, estancado y lleno de bichos que las lagunas de otras novelas. Ese ambiente tan insano me hace dudar si el color blanco de las piernas de Natalia Oreiro es natural o ha empezado a adquirir una palidez cadavérica…

  15. myrili dice:

    …me parece o se desvirtuo la consigna..nadie habla practicamente mal de las escenas de sexo..especialmente si Facundo Arana las protagoniza…ya que son insuperables!!!!

    Si estan armando el galan perfecto esta nominado practicamente en todos los rubros..salvo en el de la nariz…pero contrarresta tb ese defecto..que merece estar entre los nominados en ese rubro..

    La de la cabaña en muñeca brava es tan pero tan buena que en youtube se la puede ver musicalizada de muchas variantes y en todas quedan re bien..sigan las manos de facu..es un poema…

  16. psssss…las de AMOR REAL …me parecen un asco , es q estan tan finjidas hasta hay veces q pienso q se tienen asco…los actores ,osea es irreal no ews real com quieren hacernos creer ,…total la telenovela es aburrida y feaaaa…buuuuuuuuu.

  17. AMOR REAL SUSU ECENAS SON MONSES ADELA LE FALTE SOLTARSE Y FERNANDO PARECE Q LE TUVIERA ASCO …

  18. 5Reina dice:

    Las mejores escenas que yo he visto son las de Victor Hugo Cabrera y Marcela Carvajal (Hasta que la plata nos separe), este par de actores se nota que tienen bastante quimica, y hacen ver todo muy real… Les recomiendo que las vean, ademas la novela es buenisima (mi favorita)

  19. Sin duda estos dos actores Marcela Carbajal y Victor Hugo Cabrera tienen una quimica tremenda, yo los quisiera ver en todas las telenovelas que estan por venir. Y a proposito que mala que esta este remarque de hasta que la plata nos separe por la que hasta el dinero nos separe, con los actores mexicanos y que mal se ven

  20. Lucía, de España dice:

    Como soy forofa de Hasta que la plata nos separe, yo vuelvo a decir que me encantan las escenas de amor de la telenovela, bueno, toda la novela enterita me chifla. Ah, y a mí sí me gustaron las escenas amorosas de Amor real. A mí los protagonistas me resultaron creíbles y es de las pocas producciones de Televisa que me han gustado. Saludos.

Speak Your Mind