Ahogar las penas en “Dulce amor”

En el capítulo de este lunes de Dulce amor, Julián (Juan Darthés), destrozado tras ser rechazado por Nano (Franco Pucci), va a su casa y toma alcohol hasta emborracharse totalmente.

En ese momento tocan el timbre y quien aparece, sorpresivamente, es Gisela (Florencia Ortíz). Julián, entre lágrimas, le cuenta todo lo ocurrido.

Gisela, en su afán de cuidar a Julián, se empecina en meterlo bajo la ducha, pero al hacerlo no puede evitar quedar frente a él, muy cerca uno del otro y mirándose a los ojos.

Fill out my online form.

Speak Your Mind