¿Quiénes son los machistas?

El otro día una de nuestras lectoras nos contó que estaba haciendo un trabajo para su Universidad sobre la influencia de las telenovelas en la formación o mantenimiento de los arquetipos machistas en la sociedad.

Aunque es un tema verdaderamente interesante, este no es el tema de este comentario ya que en realidad nosotros no tenemos una opinión ni docta ni científica sobre la materia, más allá de lo que pensamos como simples espectadores y ciudadanos, por lo que si alguien está interesado en la relación entre las telenovelas, la cultura y los medios de masas les recomendamos que sigan el blog de la Doctora Carolina Acosta. Lo que nosotros queremos abordar hoy no es cómo influyen o educan las telenovelas a la población, sino el tema de hasta qué punto las telenovelas reflejan patrones mentales de los espectadores de los que ni siquiera somos conscientes pero que influyen muchísimo en que las novelas nos encanten y sus protagonistas nos enamoren.

Ante la eterna pregunta de por qué nos gustas las telenovelas, siempre se habla de por qué triunfan las telenovelas se habla del amor, del romanticismo como aspiración, del deseo de vivir pasiones irrefrenables, de que las novelas reflejan conflictos y pasiones universales, y un montón de elucubraciones más, pero en la realidad en muchas ocasiones las telenovelas no sólo nos gustan, es que nos enamoramos de los protagonistas hasta límites que superan todo lo razonable en personas adultas.

Dejando aparte la espectadoras que se enamoran de los protagonistas por razones puramente físicas, resulta que lo que nos enamora son personajes de hombres y mujeres que, ya lo hemos hablado aquí, probablemente no toleraríamos en nuestra vida normal, cuya pasión, intensidad y capacidad de obsesionarse, trasladados a la vida serían enfermizos y agotadores. Y entonces, ¿por qué nos gustan tanto en la ficción hasta el punto de convertirse en nuestros hombres ideales? ¿no será porque en realidad somos diferentes a como creemos que somos?

Hay una historia, problema o adivinanza circulando por Internet que es más o menos así: “Antonio y su hijo sufren un accidente de automóvil en el que Antonio muere instantáneamente. Cuando llevan al hijo al hospital en muy mal estado, llaman a consulta a una eminencia médica para que diagnostique qué se puede hacer por el niño. Cuando este super-médico llega, los médicos le preguntan muy respetuosamente si puede encargarse del caso, a lo que la eminencia contesta, ¡cómo no le voy a atender, si es mi hijo!”. La pregunta que se plantea es ¿quién es esa eminencia? Y la respuesta, en la que muchísima gente no cae, es que la eminencia es la madre del niño. El “chiste” de esta historia está precisamente en eso, en que no se nos ocurre que una “eminencia” pueda ser una mujer, lo que demuestra que, incluso mujeres con ideas feministas caen con la misma facilidad que las demás en los estereotipos.

Y es ahí a donde quería llegar. ¿Por qué aceptamos en las telenovelas rasgos de machismo que nos rechinarían en la vida real? Una primera razón es que parece que el romanticismo tiene que ir indefectiblemente a una cierta dosis de machismo y sometimiento femenino. Y quizá este gusto por el macho dominante, por muy malo que nos parezca a nuestra modernas y educadas mentes, sea nos guste o no un rasgo evolutivo que no ha desaparecido con la evolución.

Hace poco, en el comentario que hicimos en este misma página a la telenovela “Mirada de Mujer” citábamos un parlamento de uno de los personajes en el que se hablaba de de la necesidad de las hembras humanas primitivas (y no tan primitivas) de utilizar técnicas indirectas para atraer y conservar la protección y el soporte masculino que aseguraran su propia supervivencia y la de sus crías. ¿No habrá quedado de alguna manera impreso en nuestros genes este “gusto” por una conducta protectora, traducido aquí en una atracción femenina casi universal por los comportamientos “románticos” aunque la protección masculina sea en muchos casos innecesaria? Hablamos aquí de sociedades desarrolladas en las que el acceso de la mujer a la educación y al trabajo permita a las mujeres ser verdaderamente independientes, porque en otras sociedades el respaldo y la protección de un hombre es socialmente tan imprescindible para la supervivencia (véase Afganistán por ejemplo) como en otras eras.

Lo curioso es que en las telenovelas, y muchas veces en la vida, nos sentimos atraídas por personajes masculinos que no son precisamente un prodigio de fiabilidad, por lo menos para ser dignos de su configuración inicial como los héroes, porque con frecuencia al empezar la novela se les presenta como bastante mujeriegos. Por mujeriegos no nos referimos a personajes masculinos que viven su sexualidad libremente sino a esos que utilizan, manipulan, menosprecian y usan a las mujeres como si fueran artículos usar y tirar, y hay que reconocer que en las telenovelas también hay de estos, y no precisamente siendo “los malos”. Es cierto que en todos los casos estos héroes sufren una metamorfosis y cual pecadores arrepentidos se convierten en una mansas palomas por el simple amor de nuestras heroínas, pero su punto de partida no resulta muy alentador que digamos. ¿Nos gustan estos personajes por la atracción que representa el ser las únicas capaces de cambiarlos o es otra cosa? Porque lo cierto es que si utilizásemos la razón para evaluarlos este tipo de hombres nos deberían generar verdadera desconfianza y rechazo. ¿Es posible que un hombre que ha considerado toda la vida que las mujeres no son más que objetos sexuales pase a considerarlas seres humanos por el simple enamoramiento de una de ellas?¿No será más un caso de esa diferenciación, también tan machista, entre las mujeres para casarse y “las otras”, como si “las otras” fueran poco mejor que animales?

Pero resulta que también esta preferencia puede tener una razón científica-evolutiva. Si han tenido la oportunidad de leer el libro “El cerebro femenino” de la Doctora Louanne Brizendine, verán que allí se enuncia una teoría bastante interesante a este respecto. Resulta que parece que las mujeres tenemos, en contra de la creencia popular, la misma inclinación hacia la infidelidad que los hombres. En el libro se comenta un estudio realizado con mujeres cuyos hijos son de padres diferentes a los que se considera como tales (vamos, que no son hijos de sus maridos sin que estos lo sepan). Según el estudio, parece desmostrarse que las mujeres reconocemos o marcamos diferencias instintivas entre los hombres con los que queremos tener hijos, aquéllos que rebosan o rezuman testosterona, y aquéllos que queremos que nos ayuden a criarlos , en los que buscamos característiticas de quizá menos fertilidad versus mayor fiabilidad o confianza. ¿no les parece estupendo que haya una explicación científica para tamaña sinvergonzonería y caradura?

Pero volviendo al tema del machismo en las telenovelas, y dejando para otra ocasión el análisis del machismo en el comportamiento de los personajes femeninos (las tres hijas de “Pasión de Gavilanes” por ejemplo), claro que en las telenovelas encontramos personajes masculinos (nos referimos siempre a los protagonistas que son los que se nos presentan como arquetipos positivos) que son machistas, sobreprotectores y, horror de los horrores, condescendientes y paternalistas, y encontramos otros que son directamente aborrecibles, impresentables e inaceptables y cuya elección como protagonistas debería ser objeto de un estudio psicológico profundo de cómo han podido ser elegidos como tales.

El más emblemático sin duda es Pedro Luis Guerra, el protagonista de “Leonela”. Para los que no la hayan vista, el argumento de esta telenovela, obtenido de Telenovela World es el siguiente:

Leonela es una joven mujer que lo tiene todo. Recién regresada del extranjero tras concluír sus estudios en Derecho, está lista para casarse con su prometido. Pero en la noche en que celebró la fiesta de su compromiso, mientras paseaba tranquilamente a la orilla del mar, se encuentra frente a frente con el hombre que habría de cambiarle la vida. Pedro Luis es un buen hombre pobre y orgulloso. Ese mismo día, en la tarde, el prometido de Leonela lo había humillado y Pedro Luis se emborrachó jurando venganza.. Cuando vio a Leonela no perdió oportunidad y fuera de sí, comete el peor error de su vida: violó a Leonela. Este hecho une la vida de estos dos seres, irremediablemente, eternamente. Leonela queda embarazada da el niño en adopción, y además mete a Pedro Luis a la cárcel. Por otro lado, Pedro Luis consigue que su familia recupere a su hijo, y en la cárcel, jura vengarse de Leonela…

Pedro Luis es salvado de ser absolutamente repugnante, por obra gracia de que la autora no quiere que lo sea, y por la elección del actor Diego Bertie para encarnarlo, pero ¿Cómo es posible que el hombre ideal de una novela sea un violador? Por mucho que pague su delito ante la sociedad ¿Eso significa también que se redime también ante su víctima, a la que ha estropeado la vida? En la novela, además, se añade el punto, pretendidamente romántico, de que Leonela, una presa evidente del síndrome de Estocolmo, se enamora de su violador, al que ama pero con el que no puede tener una relación sexual normal precisamente por el trauma causado por éste. ¿no les parece que adornar una violación con el enamoramiento posterior devalúa y desprecia el sufrimiento que una violación causa en el 99,99% (todas menos Leonela) de las mujeres que la sufren? Y sin embargo, Leonela fue una telenovela de tantísimo éxito que se han hecho de ella dos versiones, una en 1984 y otra en 1997.

Héroes masculinos también impresentables, aunque no tan al límite, los encontramos por ejemplo en “Esmeralda” (y en su versión venezolana anterior, “Topacio”) con un José Armando Peñarreal (Fernando Colunga) extraído directamente de la Edad Media , en “Acapulco, cuerpo y alma” donde el protagonista, David Montalvo (Saúl Lisazo) es sencillamente un tirano desconfiado, celoso y vengativo, o en “Prisionera de Amor” más de lo mismo, también interpretado por Lisazo, aunque en este último caso los guionistas tienen la vergüenza torera de no perdonarle y hacer que acabe solo y abandonado, con la pareja cada uno por un lado. Más protagonistas absolutamente infumables, el de Carlos Raúl, interpretado por Jorge Aravena, en “Secreto de amor”, que casi llegó a lograr que se volviera la tortilla y los espectadores prefirieran que Maria Clara (Scarlet Ortiz) se quedara con el antagonista, interpretado por Jorge Luis Pila.

Dejando aparte estos personajes llevados al extremo, nuestros “pequeños machistas” suelen ser personajes perfectamente aceptables, aunque por necesidades del género telenovelero tengan que ser muy muy intensos (por si no ha quedado claro, muy muy) en sus afectos, como el proverbial Sebastián Vallejo, de “Café”, o en épocas mucho más recientes, nuestro muy amadísimo Emiliano-Francisco, en “La Hija del Mariachi”, a los que amamos con verdadera pasión aunque reconozcamos que en la vida real serían una pesadilla digna de pegarse un tiro.

También, aunque pocos, encontramos algunos protagonistas masculinos, quizá por tan perfectos mucho menos reales, que no sólo nos gustarían en las telenovelas, sino que si pudiéramos nos los llevaríamos a casa, personajes con los que de verdad podríamos jugar a lo de “fueron felices y comieron perdices”. Aunque seguro que hay más, concedemos nuestro premio especial de “galanes que querríamos como maridos” a, el orden no indica nuestra preferencia, Alejandro Urdaneta (Víctor Mallarino) en “Dora la Celadora” y Alejandro Salas (Ari Telch) en “Mirada de Mujer”. Si el nombre del personaje ha tenido algo que ver en que sean tan absolutamente adorables, votemos para que partir de ahora todos los protagonistas de todas las telenovelas se llamen Alejandro.

Fill out my online form.

Comments

  1. susana dice:

    a mi me gusto Juan del diablo interpretado fabulosamente x Eduardo Palomo, creo q fue un ejemplo d galan d novela

  2. gabriel dice:

    nah, es difícil de hablar de machismo. Y supongo que no es una actitud muy pasiva en la sociedad el que maneja la mujer cuando intenta buscar una posición social, o cuando busca su pareja. Realmente también hay un esterotipo de hombre que las mujeres manejas, tanto de escojer como la de evitar aquellos que no representa ese estereotio.

    Hablando de esterotipos. Tambien existe una forma de parodia cuando se habla que esto de ser una imposicion o simplemente otra cosa…

    http://www.youtube.com/watch?v=rH_0nv9bRDE

  3. yo opino que las novelas mexicanas son de lo mejor en especial la hija del mariachi ya que los actores eran buenos y tienen un buen argumento……….

  4. carmen dice:

    Aqui estoy como siempre, analizando cada palabra

    que leo, algo muy beneficioso a veces, pero una

    patada en ciertas ocasiones.

    Este articulo, muy interesante por cierto, y mas

    o menos una grandisima prueba para el cerebro, es

    demasiado complejo para sentarse a responder ren-

    glon por renglon.

    Yo preguntaria mejor, Quien invento el machismo?

    y tendriamos que retroceder sabe Dios cuantos

    anos, porque desde el tiempo de Atila, el machis-

    mo existia. Por que las mujeres no aprendieron a

    defenderse, por que los padres no fueron ense-

    nando a sus hijas a no aguantar abusos y a abrir

    la boca cuando se sentian humilladas, maltratadas,

    o simplemente en desacuerdo con el sexo opuesto.

    Empezaron bautizando al hombre con el titulo de

    “el sexo fuerte”, pero nosotras pasamos 2 dias de

    parto y al final parimos una criatura de 10lbs.,

    que bien, y el “machaso” repartiendo tabacos para

    celebrar que “tuvo” un bebe.

    En la actualidad, las mujeres nos enfrentamos a lo

    que sea, gracias a que los “tiempos” cambian, no

    porque los hombres han declarado que”las mujeres

    son indispensables” sino porque poco a poco nos

    hemos ido cansando y nos seguimos fajando en con-

    tra del susodicho machismo.

    En cuanto a enamorarse de un artista, a todas nos

    ha pasado por la muy sencilla razon, que los ga-

    lanes de las novelas(palabra equivalente a fic-

    cion), son maravillas creadas por la imaginacion

    de alguien que cree que la ciguena trae los bebes.

    Yo no puedo contar las veces que me ha encantado

    un artista, desde luego, hablando bonito, con un

    tipo de maniqui de vidriera y hablando mas azuca-rado que un diabetico, pero cuando se acababa la

    novela y empezaba otra, este galan me volvia loda.

    Yo soy una super admiradora de Mark Tacher, me en-

    canto sumamente LHDM, pero esta produccion tuvo

    algo muy particular, el hecho de que no toda la

    trama estaba en el guion, pues la improvisacion

    se notaba a la legua y el galan no se comporto

    como el maniqui de la vidriera. De una forma u

    otra, la meta que los escritores se trazan es

    que las mujeres se enamoren de los personajes,

    sin darse cuenta que ese personaje esta repre-

    sentado por un hombre de carne y hueso, y no

    todas las criaturas del sexo femenino(no debil)

    tienen la virtud de poder controlar sus emocio-

    nes.

    Saludos,

    Carmen T.

  5. a mi tambien me encanto emiliando de la hija del mariachi

    pero mi “macho” favorito es juan del diablo

  6. cristina dice:

    armando mendoza de betty la fea un ejemplo de protagonista que empieza cayendo mal al menos a mi histerico,neurotico,infiel,mujeriego superficial que utiliza a las mujeres sin remoridimentos y que se redime por el amor de betty y sufre un cambio radical se vuelve fiel y empieza a darse cuenta de lo miserable que a sido y acaba pagando sus canalladas con lagrimas de sangre en sufrimiento yo creo que estuvo a la par con betty cosa poco comun en las telenovelas que suelen ser las mujeres la que siempre esten sufriendo acabo por encantarme aunque reconozco que en la vida real no aguantaria un hombre asi tan celoso y griton pero que en la novela me encantaban sus ataces de celos 🙂

  7. cristina dice:

    juan del diablo para mi el mejor protagonista ni despreciable ni santo celoso y posesivo pero tampoco exagerado protector fiel apasionado sincero comprensivo y compasivo pero tambien cruel con los enemigos personaje bastante humano ni santo ni demonio no me inportaria tener uno asi en la vida real 🙂

  8. El machismo tiene una presencia innegable en las telenovelas en gran parte porque la patriarquía es una de las columnas ideológicas más fuertes de la(s) cultura(s) latinoamericana(s), de donde salen la mayoría de las telenovelas.

    Las columnas ideológicas tienen la peculiaridad de ser asumidas como “sentido común” y, por ende, pertenecen muchas veces al ámbito de lo que no cuestionamos porque lo asumimos como “así son las cosas”. Desde el punto de vista del entramado de ideas que sostienen nuestra visión del mundo, este tipo de ideologías son súmamente peligrosas precisamente por la tendencia que tienen a lo incuestionable y porque somos suceptibles a su reproducción en nuestra cotidianidad.

    Es importante encontrar autoras y autores de telenovelas ( y los hay, pero no precisamente en las telenovelas que son remakes de las viejas) que nos presenten personajes con matices, que entiendan que el romanticismo (ingrediente esencial de una buena telenovela) no está reñido con la construcción de personajes masculinos que sientan genuino respeto, consideración y admiración por la mujer. El romanticismo tampoco tiene que estar reñido con la presencia de personajes femeninos que sí tienen agencia sobre su destino.

    En fin, este tema es fascinante e importantísimo. A todotnv le admiro su increíble rango en cuanto a sus escritos y le agradezco que hagan referencia a mi blog.

  9. Maggie Bee dice:

    Quedó de órdago.

    Yo concibo el machismo en realidad como un rasgo muy arraigado en las culturas de descendencia latina o asiáticas muy particularmente aunque extensibles al resto de “tribus”. Tal vez los teutones más boreales lo sean menos, aunque a juzgar por el índice anual que manejan en esas latitudes de uxoricidio pues tampoco es que diga uno, estos se libran del sambenito.

    A mi forma de ver, el machismo germina primero en el seno femenino. Si no hubieran mujeres machistas, los idem no existirían. Hace ya muchos años que Gaia se dejó ganar terreno y adoptó una actitud sumisa me imagino que para no aguantarse las pataletas masculinas, y desde entonces y empezando por la biblia misma, todo está subyugado por un machismo lacerante.

    Ahora, que una vieja cacreca haga carrera a punta de ensalzar estas características es francamente repugnante. Yo no creo que haya una sola novela de Delia Fiallo que no cojee del mismo pie. A tal punto que me pregunto muchas veces cuantas taras psicológicas carga esta mujer a sus espaldas, o a cuantos demonios espirituales trata de “matar” plasmando estas historias tan vacuas y casposas.

    El personaje de mirada de mujer no lo puedo analizar porque pues no la he visto, pero de Ale Urdaneta si que vi algo antes que Zharick León me sacara de quicio y me hiciera abandonar a Victor Mallarino y a Teresa Gutierrez; y pues con matriarca de la talla de su mamita, hermana además de viudo y con tres hijas adolecentes, le iba a quedar francamente de pa’rriba ser machista. A Pachoemiliano yo no lo veo machista, ahora eso si, celoso es un jurgo. Machista de tiempo completo fue Manuel Rodriguez el Coloso de Jalisco, ese personaje me tuvo media novela vomitando de asco.

    Y pues los dos que estoy siguiendo ahora apaixionada de mais no son ninguno de los dos machistas, son muy lindos y ninguno se llama Alejandro! 😉

  10. Fantástico artículo, últimamente los responsables de Todotnv se salen. Como dicen Carmen y Maggie, sin olvidarnos de la señora Acosta-Alzuru, este tema es muy interesante y nos podríamos pasar horas dialogando al respecto. Pero para acotar algo el tema y no alargarme en demasía, voy a comentar sólo las novelas que se ponen como ejm. Leonela, francamente es un tema que no se tiene en pie, nadie en su sano juicio, puede enamorarse de la persona que le ha destrozado la vida, por mucho que se arrepienta, porque si fue capaz una vez ¿por qué no dos?. ¿Cuántas mujeres son maltratadas hoy en día y todavía se consideran ellas las culpables? A cuantas mujeres se les dice que tienen que “aguantar” por la felicidad de los hijos, porque él es el que trae el dinero, o como gran argumento su propia familia les dice que SIEMPRE HA SIDO ASI?. Si los espectadores de esas novelas nos declarásemos en huelga de tv apagado, los guionistas, tendrían que pensar que algo se está moviendo, pero que va, el protagonista puede ser lo más inepto, memo, o como decimos aquí “capullo”, siempre habrá una legión de mujeres que lo sigan. En lugar de referirme a Esmeralda, (así evito las críticas de las colungistas) es broma. Me voy a referir a Topacio, (que me perdonen las camaristas). Es igual otra novela vomitiva, ¿cómo se puede creer, que una persona, que supera una deficiencia física, bastante incapacitante, consigue abrirse camino en la vida, saca adelante a su hijo, puede pasarse la vida preocupada por un gilipollas que en cuanto tiene la duda de su paternidad, y eso que fue su papito querido el de la pu…., antepone su orgullo de macho al amor que dice tener por ella? La protagonista femenina en este caso o es tonta de baba o es masoquista. Perdona a su papá que manda que la violen, perdona al bueno para nada que antepone el que dirán, perdona a la mamá que lo consiente, no perdona a nadie más porque no le dan tiempo, sino seguro que perdona hasta los de la SS.

    De las novelas de Miami, mejor corremos un tupido velo, todavía estoy por ver alguna que merezca la pena perder un segundo de mi valioso tiempo.

    Una novela que me gustó mucho fue “El país de las mujeres”, donde típico marido machista, asqueroso, que le tendrían que estar dando hasta que yo diga basta, se queda sólo y le ponen los puntos a las “ies” tanto su ex como su hijo mayor.

    Donde el mujeriego, se encuentra con que le dejan, tanto su esposa embarazada de trillizos, como “la otra” también embarazada. Fantástica novela, no me importaría volver a verla.

    Para terminar, me referiré a Café, cierto que Sebastian Vallejo, es inseguro, celoso y bla, bla, bla. Pero por lo menos, no se pasa la novela, poniéndole los cuernos a Gaviota, entiende que ella tiene que tener su espacio, y quieren tirar del carro los dos a la vez, con los enfados y las broncas normales de cualquier relación, porque Gaviota es una mujer que sabe pararle los pies al más pintado y no se deja pisar, defiende su punto de vista, y no se arruga ante las dificultades.

    En Corazón salvaje o en Amor Real (otra concesión a las colunguistas) los protagonistas, viven muy bien la época, y saben retratar a hombres y mujeres valiosos, condicionados por las costumbres de la época, pero también rempedores.

  11. carmen dice:

    Buenas noches Mayte,Maggie Bee y demas chicas!

    Ay mi queridisima y nunca bien ponderada Maggie

    Bee, al recordarme al coloso se me ha despertado

    un tremendo impulso de agarrar el carro y pasar-

    le por encima a cuanta cosa masculina se me atra-

    viese en el camino; desde ahora se que cuento

    contigo cada vez que quiera deshacerme de alguien.

    Oigan, estoy anonadada al ver cuanto territorio

    han cubierto con estos comentarios,pense que al

    ser tan compleja llevaria rato cubrir el tema.

    Es cierto que las mujeres somos culpables en un

    gran por ciento del machismo, y aunque sigo pen-

    sando que las hembras deben ser encaminadas en

    ese aspecto por las madres o por la figura feme-

    nina que nos crie,tambien es cierto que desde que

    nacimos tenemos nuestra propia personalidad y un

    cerebro que maneja todos nuestros motores. Las

    madres no nos ensenan a sacarle fiesta a un varon,

    ni a caerle detras como abejas y desde luego, a

    sacar las garras cuando nos lo quieren “levantar”,

    luego entonces, si tenemos caracter para defender

    lo que es o creemos ser nuestro, por que no ense-

    namos ese caracter cuando tengamos que confrontar

    a un machista, sea novio, marido o quien sea?.

    En cuanto al machismo en las novelas, es otro de

    los defectos a agregarle al “villano” o al nino

    rico y tanto como la infidelidad, la maldad y tan-

    tas otras cosas, van a aparecer en el guion nos

    guste o no.

  12. Mis queridas jóvenes, el problema de este artículo, es que da para tanto, que si te paras en una cosa, se te olvida otra.

    Cierto es que las telenovelas las vemos gran cantidad de personas, con más o menos preparación, y con más o menos edad. Están las que saben separar la paja del grano, y las que se lo creen a pies juntillas.

    Si en España se creó una ola de mujeres yendo al ginecólogo cuando daban Cristal. Y eso fué un efecto positivo. También es cierto que esos personajes, que incluso son los protagónicos, influyen muy negativamente en muchas espectadoras, que se imaginan que ellas van a poder cambiar a sus parejas, porque la buena de la novela, lo logra.

    Quizás los guionistas tendrían que pensar más como montan a los personajes, y no ir tan al día, basándose en sondeos, o en Dios sabe que opiniones.

    Claro que también los espectadores podemos hacerles ver su error, simplemente dejando de ver esos bodrios. Y así al tener novelas con poco éxito, tendrían que fajarse un poco más en su trabajo.

    Voy a cortar, porque ya veo que me vuelvo a alargar. Buen día a todos.

  13. Maggie Bee dice:

    Ajá Carmen, no es que nos “enseñen a sacarle fiesta” ni a “caerle como abejas” no, pero si es verdad que de lo que se mama se cría. Hablando a calzón quitao como dicen en Venezuela, cuantos hermanos nuestros ayudan en casa? Bien pocos. ¿Por qué? Porque las madres lo inculcan, o lo inculcan los padres y las mamás ni chistan. Mi hija de pequeñita jugó con camioncitos más su primo de la edad de ella fue reprimido de jugar con las barbies de mi hija cuando se juntaban….. como le solía decir el paí, “los niños son machotes y las muñecas no son de machotes”…… y la mamá, ilustre abogada hacía mutis por el foro. Recuerdo una vez en la universidad que un decano nos dio de trabajo un texto basado en los hospicios norteamericanos de finales del S19, principios del S20 donde la gente afligida de enfermedades incurables de la época, iban a morir. Resulta que un hombre que ya no me acuerdo si era inmigrante irlandés o yo que se, se enferma de tisis o hepatitis y la mujer lo ingresa en el hospicio. Milagrosamente el hombre se cura y cuando sale y va en busca de su mujer se encuentra con que ella ya rehizo su vida al lado de otro hombre……

    Patrón de conducta de la mujer. Mala! una mujer sin un atisbo de consciencia ni de emociones ni de sentimientos. ¿Por qué mala? A esa historia le falta de todo. No sabemos nada de esa mujer, no se puede juzgar con esos baremos de fidelidad si antes no sabemos cuan preparada ella está para sobrevivir. A lo mejor bajo un concepto masculino es mala porque no escoge echarse a morir con el marido, en vez de intentar seguir viva de la única manera que le ha sido enseñada. Tal vez por eso en el rito Hindú, a las mujeres no les dan chance y al prenderle fuego a la pira funeraria del finado, a la vez queman viva a la viuda.

  14. Mari C dice:

    ¿Que fue primero la telenovela machista o la televidente machista? Me decanto por responsabilizar al televidente pero el tema es tan complicado como resolver el dilema del huevo y la gallina. Yo solo quiero aprovechar este espacio para protestar contra el machismo de los productores de Televisa. Específicamente del Sr Salvador Mejía. Acabo de ver unas fotos de los “galanes” de Fuego en la Sangre desnudos chapuzeando en un lago o rio. Y digo yo, ¿por que este Sr productor asume que las mujeres tenemos que aceptar semejantes imagenes como sexys? Las mujeres de esa novela son guapas, y los hombres, si bien no son feos feos, tienen unos cuerpos descuidados, aguados, desagradables (exceptuando Yañez, aunque tampoco es mi tipo). No hay que llevar tan al extremo aquello de que el hombre es como el oso…(a juzgar por los pelos del Sr Jorge Salinas, suponemos que se lo ha tomado muy a pecho) Yo no se por que tenemos que aceptar esto? Mujeres guapas y hombres feos, pero no solo feos, si no feos y desnudos! Es una afrenta a la estética! Y no me parece justo para nuestros ojos.

    P.D Un amigo mexicano me insiste en que “es que las mujeres encuentran a los hombres sexy por otras razones” Y yo digo, “perdoname, es verdad que somos mas profundas que ustedes, pero esa no es excusa para pasearse en bolas, con los bofes y los pelos al aire, pretendiendo atraer al sexo opuesto sin el menor esfuerzo y solo porque son “machos”.

  15. escribo para felicitar a Todonovela por los magnificos artículos que publican en su pagina y además felicito a las personas que comentan ya que sus puntos de vista son muy acertados y estoy en total acuerdo con ustedes. Solamente quisiera comentar que tienen razón en decir que en la mayor parte de telenovelas existe un alto grado de machismo, principalmente en las mencionadas y esto creo yo, se debe a que de alguna forma se refleja el estado de la sociedad actual en nuestros países. Por otra parte, yo creo que a mi himilde punto de vista, el personaje de Emiliano Francisco en la Hija del Mariachi es el personaje que menos machista es, ya que siempre respeto a Rosario, le importaba que saliera adelante, la ayudaba a estudiar y nunca la engaño, a pesar de que si es cierto, era bastante celoso. Por primera vez vi a un personaje hombre, sufrir y llorar tanto, pero sin hacer que el personaje fuera debil, sino que me dio la impresión de que era humano y real. Por otra parte, una aclaración a Gaby, La Hija del Mariachi no es una novela mexicana, es Colombiana

  16. carmen dice:

    Buenas tardes a todas!

    De encanto estos comentarios, no puedo disputar

    ni una palabra porque todo viene al clavo, asi

    que el equipo de Todotnv debe estar muy orgu-

    lloso de su trabajo y de la super reaccion reci-

    bida de sus fieles visitantes.

    Ojala que TVyNovelas no se los quiera llevar

    para escribir para ellos(chiste chiste).

    Fantasticas las descripciones de Mari C.,pero

    yo esta vez, me voy a lanzar profundo, aunque

    no voy a sorprendder a los que ya me conocen,

    mejor dicho, conocen mis opiniones.

    Quizas sea mi crianza combinada con las famosas

    reglas de las monjas, pero no doy un centavo

    por ninguno de los protagonistas masculinos de

    Fuego En La Sangre, todos y cada uno de ellos

    no tienen ni la mas pizca de verguenza ni moral,

    y sin mencionar nombres directamente:

    Uno, infiel, regando hijos por donde se parquea

    y encima de eso negandolos y muy “orgullosa-

    mente evitando la prensa con la cabeza muy alta.

    Otro, gritandole a su esposa a todo pulmon en

    medio del area mas populada de una ciudad de USA

    y en esta hay algo mas indescriptible.

    Y ultimo, pero no menos, el tercero, dejando la

    huella(y no exactamente de los pies y manos) en

    cada lugar donde encuentre una escoba con falda,

    que suena gracioso, pero humillante para muchas

    femeninas del medio y no del medio, y para que

    se diviertan, no huye de la prensa, solamente

    dice que no habla de su vida personal y enton-

    ces se “deshace” de ellos con una angelical son-

    risa.

    Arriba Mari C. encima de esto agregale todas

    tus descripciones y tenemos los “puercos del

    siglo”.

    Saludos,

    Carmen T.

  17. Buenos días a todas las participantes de estos comentarios.

    En primer lugar y antes de que se me olvide FELIZ DIA DE LA MADRE.

    Bueno Carmen, Mari C, no sólo son los protagonistas de esa novela, de la que no he visto ningún capítulo y leído lo leído, no veré. Aquí empezaron una novela llamada Amor comprado, (ya la levantaron de la programación), de la cual yo vi algún capítulo y como ya dije en su momento la cosa no me terminaba de enganchar, el 99% de las mujeres de la novela eran malas, avariciosas, mentirosas, falsas, que también podríamos opinar sobre el papel de la mujer en las novelas, o son tontas cum laude, o son malas hasta el aborrecimiento, no suelen existir los personajes, normales, medio buenos, medio malos. Pero a lo que iba, el machismo en esa novela rezuma por todos los lados, el prota, necesita casarse para no perder su herencia, y a el le parece fantástico, poner un anuncio y pagar para que se casen con él. La prota necesita urgentemente dinero para pagar un abogado ¿no hay abogados de oficio en yanquilandia? y claro se casa. Bueno, todos los reclamos de él hacia ella, es que se casó por dinero, que era una interesada, ¿y? ¿pero si ha hecho lo mismo que él? ¿por qué ella es la mala?.

    Lo “mejor” del caso es que ella sigue locamente enamorada de ese bueno para nada, que además de no trabajar, no hacer nada mas que beberse hasta el agua de los floreros, ser un pusilámine ya que está sometido a su tía, el nene tiene 30 años, es decir, una joyita. A este hay que añadir, el sádico, el mujeriego, el enfermo mental, están todos los tipos de abuso sobre la mujer que se imaginen.

    Ahora si leen los comentarios de las seguidoras de la novela, todas están locas con ese memo.

    Y eso que no es gran cosota, si a las espectadoras de cierta edad, les ponen protagonistas, cuerpo tableta chocolate, altos, y con la bragueta siempre dispuesta, se vuelven locas, y aullan por novelas así.

    Los guionistas tienen filón asegurado, aunque un reducido número de seguidoras de telenovelas, pidamos buenas interpretaciones aunque el elenco, no sea miss mundo ni mister universo.

    Pasen un buen día, y recuerden que el próximo domingo es nuestro día.

  18. Artemisa dice:

    Sólo paso a felicitar a las chicas que hacen todotnv por esta refelxión, que está genial. Además aprovecho de felicitar a quienes han comentado en este artículo, porque todas las opiniones me representan 100% y con algunas me he reído un montón, como con los “protas” de Fuego en la Sangre, de la que también espero no ver ni medio capítulo. Yo también quisiera ver a más personajes masculinos que se comporten de un modo más acorde con los tiempos que se “supone” corren actualmente. Pero más que eso, quisiera heroinas que sean más razonables y menos susceptibles a la testosterona que emana el protagonista. Lo que para mi siempre será ridículo es el “recorrido” sentimental-sexual que tiene el protagonista al comienzo de la historia, que se ha acostado con la mitad de las féminas; mientras que la mujer, no importa la edad que tenga, siempre, o casi siempre, es virgen y si por esas cosas del destino no lo es, es porque ha sido violada o bien, porque estuvo casada… ¿será que los guionistas no quieren que la mujer tenga experiencia previa para evaluar el desempeño del galán?

  19. en corazon salvaje juan le dice a monica que si el hijo no fuera suyo lo querria igual… apesar de la epoca por que en las novelas mexicanas no se hagarran de ese ejemplo que a la gente le gusto tanto para hacer las novelas y no galanes que por celos pueden ser los hombres mas ruines… no discuto los niveles actorales, sino los guiones por que yo amo a colunga pero creo que en esmeralda y en amor real hacia personajes de hombres que por celos eran crueles sin medida…

  20. Leonela CONDENA el machismo
    toda la novela es una condena
    hay gente que da su opinión sin ver la novela
    Leonela nO se enamora de ningún violador
    al violador lo mete en la carcel ( FIN DE LA HISTORIA
    cuando sale de presidio empieza OTRA HISTORIA con DOS PERSONAS DISTINTAS
    ella no sufre sindrome de Estocolmo, tiene problemas de frigidez( asociada al sentimiento de culpa por el abandono de su hijo!)
    LA vida se la destrozaron mutamente porque ella y su poderosa familia ejercen su poder¨, se ensañan con él, se toman la justicia por su cuenta con resulado de una muerte
    porque hay unos hechos, unas circunstancias,,,unos agravantes,,no se pueden meter todos los delitos en un mismo saco, ni juzgarlos de la misma forma

    La novela trata el tema como debe tratarse CONDENANDO
    no es ninguna ofensa para la mujer, al contrario es mas reivindicativa que las novelas ACTUALES porque su heoína SI DENUNCIA, SI SE REVELA, SI LUCHA,
    SI nos muestran que consecuencia puede traerte provocarte un aborto, dar un hijo en adopción, el alcochol, las drogas, el adulterio,,..
    es mas, habla de SUPERACIÓN, FAMILIA, AMISTAD, ARREPENTIMIENTO, PERDÓN,…
    me quitó el sombrero ante su escritora Delia Fiallo , por atreverse a escribir una NOVELA tan COMPLEJA y REIVINDICATIVA
    uan novela que no deja indiferente

  21. Anónimo dice:

    jajaj me da asco las respuestasssssssssssssssss
    hahahahaah

  22. el machismo del Coloso en la hija del mariachi el tipo es un despota, va de prepo durante toda la novela! es realmente vomitivo y lo que es peor lo disfrazan con ”humor luego pretenden redimirlo con un hijo perdido( menudo ejemplo para el muchacho!
    me quedo con las historias de Delia Fiallo(las ORIGINALES) que SI son una condena al machismo

  23. natascia dice:

    marta que te fumaste?! Leonela es una novela orrible por todas les mujeres!! el violador sale pero es la misma persona!! cambio su caracter, muy ben por el pero por Leonela el,es l’hombre que la violo punto!!!
    delia fiallo es la misma que va escirvir quel l’hooro de GUadalupe?
    mmm..la senora tiene mucho problemas mental…
    mi elenco de novela con mas machismo : Leonela , Esmeralda/Topazio, Guadalupe ( ablo solo de novela que io vi)
    desculpa mi espanol escribo da Italia,,,

    Seabstinoa de aroma de cafe estava jeloso pero no es malo y todas le portagonica de Marai Rosa de Francisco son mujer muy fuerte

  24. Hola Natascia, eso es justamente lo que digo en el comentario, que Leonela es una novela horrible con un argumento espantoso. O sea, no defiendo la novela en absoluto y me parece aberrante que el violador sea el protagonista.

    Saludos

  25. Leonela es una novela atrevida
    la mas compleja, la que denuncia y mete al violador a la carcel por años. la mas atrevida por estudiar las consecuencias de ese acto, sobre el violador, sobre la familia, sobre la víctima, sobre el culpable.

    y Guadalupe no es fiel al libreto de Delis Fiallo

    mas aberrantes son los ”doramas” que dejan a la mujer a ras de suelo donde las violaciones los derechos humanos y los suicidios estan a la orden del dia

  26. natascia dice:

    a hora stoy mirando vulevueme a querer…el personaje de Ricardo…machissimo y cruel..quere vengarse de l’hombre que mato a su padre…bien..pero encotra y s enamora de una mujer que es la hica de l’asasino..y decide de casarse con ella por venganca..la humilia, la trata como un perro,le quita el hijo y ella ? hiora todo el tiempo….pero lo ama?!
    de verdad que tien en la caveza qur va escrivir este historia?
    nencecita 140 capitulos..ok la protagonica hiora por 50, despues entiende y decide de vengarse y que tiene dignidad..y no es un pecado, sy talves una novela termina col galan que se al ..diablo, no es un pecado

Speak Your Mind