¿Argentinas, mejicanas, venezolanas…?

Con frecuencia nos preguntamos si los programadores encargados de seleccionar las novelas que se van a emitir en España ven los programas que compran. Con seguridad no.

Lamentablemente, en España la telenovela es un género que los programadores consideran “menor” (por utilizar un término caritativo) y de “relleno” (cuya única finalidad es cubrir horas de programación), y los seguidores del género somos “carne de cañón”, por lo que no se molestan lo más mínimo en investigar el mercado, ni se preocupan por saber que, como en todo, también en las telenovelas las hay que son buenísimas y las hay que son un auténtico bodrio. Sólo cuando se encuentran con una bomba como “Pasión de Gavilanes”, que hay que recordar que empezaron a emitir en Antena 3, sólo después de su éxito en Canarias, y porque el canal estaba a punto de perder los derechos de emisión en exclusiva, las cadenas se espabilan y empiezan a emitir telenovelas como locos, pero también mezclando churras con merinas.

Esta reflexión viene a cuento al ver las diferencias abismales que hay entre las novelas de distintas productoras y, sobre todo, de las distintas nacionalidades. No proponemos que se comparen las novelas, porque, la verdad, es que no admiten la más mínima comparación.

Con muchísima diferencia, las mejores novelas que se producen actualmente son las novelas argentinas, que cuentan además con la ventaja de que son las que muestran una realidad y unos personajes más cercanos a la sociedad española. Las novelas argentinas tienen buenas tramas y una buena producción, y en eso no son las únicas, pero en lo que destacan de forma sobresaliente es en los actores, los diálogos, y la construcción de personajes. En eso son francamente inmejorables.

En las novelas argentinas, todos los actores, principales y secundarios, son buenísimos, y los personajes tienen hondura y personalidad, no son planos como en todas las otras. Como es tradicional y exigido, hay buenos y malos, pero los buenos y los malos tienen matices, razones y motivos, mientras que en la mayoría de las otras, los malos son caricaturas, y sus motivaciones son, con frecuencia, bastante estúpidas. La personalidad de los personajes es sutil, y se cuida hasta el más mínimo gesto. Lo mismo ocurre con los diálogos, que son de un realismo y una naturalidad enormes. Todo este conjunto se traduce en un producto tan redondo que, con frecuencia, hacen pensar al espectador que es imposible que lo que está viendo sea una ficción, y consiguen lo que pocos programas de ficción consiguen en esta época, en que los espectadores estamos ya “curtidos”, que es trasladarlos a un mundo imaginario, pero que parece totalmente real. Producciones como “Yago, Pasión Morena”, “Alas, Pasión y Poder” y “Padre Coraje”, son de lo mejor que hemos visto nunca, no sólo como telenovelas, sino como espacio de ficción en sí mismo.

En contraste con estas producciones, las telenovelas mejicanas, básicamente de Televisa, han sufrido un progresivo acartonamiento que hace que sean cada vez menos interesantes. Es verdad que la novela ha perdido, como producto, ese aspecto casposo y pobretón que caracterizaba a las producciones más antiguas, pero con esa mejora progresiva de la producción, se ha producido una progresión de signo contrario, porque los guiones y libretos, por no hablar de los actores, han ido empeorando hasta quedar en meros refritos, en los que la acción y la necesidad de que “pasen” cosas han sustituido a la coherencia y la profundidad. Los actores tienen que ser guapos por obligación, lo que limita bastante las opciones para seleccionar a los que mejor actúan. Este empeoramiento se nota incluso más en los galanes, porque después de todo, muchos de los papeles protagónicos femeninos no requieren de las actrices nada más difícil que que lloren bien, pero en los papeles masculinos, más contenidos, la mayoría de los galanes actuales se limitan a hacer de pasmarotes y a recitar el guión como si fuera la lista de la compra.

¡Y qué decir de las inefables producciones de Univisión! En estas producciones las características comentadas de las telenovelas de Televisa se exageran hasta el paroxismo. Es imposible saber si los actores actúan bien o mal porque, con la pretendida finalidad de dar “agilidad” a la historia, las escenas son cortísimas, en una estética propia del vídeo clip, y no permiten que los actores se luzcan ni mucho ni poco, aunque tampoco parece que los diálogos den para mucho más, porque las escenas son todas parecidísimas unas a otras, y aunque el ritmo es frenético, la historia apenas avanza.

Un ejemplo de esto se puede observar ahora mismo en la televisión española, porque en distintos canales se están emitiendo una novela juvenil argentina, “Rebelde Way”, y el mismo formato trasplantado a Méjico, con la novela “Rebelde”. Pues bien, mientras que en la primera los actores son adolescentes con pinta de adolescentes, o quizá como todavía nos gustaría que fueran los adolescentes, en “Rebelde” los personajes de adolescentes están representados por veinteañeros, absolutamente recolocados o disfrazados de descolocados. El pelo y el maquillaje son perfectos, ¡pero si el uniforme de las niñas que sale en la presentación lleva unas botas hasta la rodilla, con tacones! ¡En qué colegio se ha visto eso! Por lo menos a primera vista, en “Rebelde Way” hay chicos y chicas más o menos agraciados, y también parece que se incluyen algunos temas sociales, intentando que los adolescentes se preocupen por algo más que su aspecto físico, y en “Rebelde” todo son amores, desamores, parejas, me quiere, no me quiere. Quizá sea más real, pero puestos a que la televisión cumpla algún objetivo, preferimos que ese objetivo sea que los adolescentes no estén tan ensimismados en sus obsesiones, y abran los ojos a la realidad de que el mundo no son sólo ellos y que sus problemas no son el centro del Universo.

Por desgracia para los espectadores españoles, las posibilidades de que se transmitan aquí las mejores producciones argentinas es casi inexistente, ya que se trata de producciones para espectadores adultos, en los que se tratan temas propios del horario nocturno de emisión. En España es impensable que se programe una telenovela en otro horario que no sea el de la tarde, ya se sabe, todos los que vemos telenovelas somos “marujas”, y determinados contenidos, no es que no sean aptos para niños, porque se podría hablar mucho de esto, pero desde luego no son adecuados para la infancia. Habrá que resignarse, o recurrir a mercados alternativos…

Fill out my online form.

Comments

  1. Completamente de acuerdo con tus comentarios. En España se ven poquísimas novelas argentinas, por lo menos en los canales normales, no de pago o cable.

    Todavía me acuerdo de Perla Negra, creo que fue la última hasta llegar Rebelde Way, como vosotros comentais, te puede gustar o no la novela, pero los adolescentes, llevan las medias caídas, corren, visten como adolescentes y no como en la mejicana, que vi un trozo y lo dejé. En Telecinco empezaron dos veces en horario de mañana, una novela argentina que parecía que podía ser buena, creo que se llamaba Amor en Custodia, o algo así, el prota era Osvaldo Laport, bueno las dos veces no pasó de 15 días, y al final la levantaron definitivamente.

    Si los encargados de la programación se molestaran en comprar género de calidad, quizás veríamos novelas de otros paises, y no siempre de Miami, donde sólo resaltan los músculos y los bikinis.

    Aunque también os digo, si ponen novelas brasileñas, por Dios, que las doblen bien, porque no se puede resistir, escena tras escena que se les oiga cuando ya han acabado de mover la boca, y superponiendo las voz de uno sobre la actuación del siguiente.

    • Fabián González Capó dice:

      Puff. Aquí, en e esa clase de Argntina, hay excelentes series (no telenovelas) Mujeres asesinas, Lalola, Epitafios, Tiempo Final, Para vestir santos, etc, etc.
      Televisa, lamentablemente, domina todo lo que es difusión, de culebrones. Y España compra todo ese material de bajisima creatividad.

  2. noelia dice:

    Yo estoy contigo también. A veces me pongo de los nervios, porque veo que sí se está haciendo alguna novela decente, pero es impensable que lleguen a España. Como has dicho, las últimas novelas de mayor éxito en España han saltado desde las autonómicas, porque es que sino no se les da la oportunidad. Yo ahora mismo sigo por Internet la mejicana “Cuidado con el ángel”, que no es una maravilla en cuanto a argumento, pero los personajes son creíbles, es entretenida, los guiones no son asquerosamente repetitivos como en otras novelas…y a pesar de lo trillado del argumento es muy actual en cuanto a estilismos, no sé… la forma de rodar, las imágenes… nada que ver con las petardadas que vienen de miami. Pues eso, un saludo, y a ver si se puede hacer algo para que no nos chuleen tanto a los seguidores de telenovelas.bss.

  3. hola la verdadd no estoy de acuerdo con ustedes por k tanto las novelas mexicana ,venezolanas son buenas al contrerio de las argentina hay algunas vuenas como revelde way pero nada mas las mayorias de eyas lo k dan risas como floricienta k la verdad da mucha risa .entre otras .en mexico hay muy buenas producciones.bay

    • Fabián González Capó dice:

      Las novelas mexicanas están tan mal actuadas que da verguenza ajena. Sólo los ignorantes no se dan cuenta de eso. México hace desastres con los originales. Pero como a las chiquillas les gusta que salgan pintaditas y arregladitas, las aceptan

  4. pues anque las producciones venezolanas muchas son muy buenas no se si decir lo mismo de las mexicanas y miren que aqui en Vzla las transmiten mucho,por otro lado tambien jay muy buenas producciones colombianas como pasion de gavilanes o betty la fea, en cuanto a rebelde way muy buena de verdad igual que la mayoria de las producciones argentinas hechas por criss morena: (chiquititas,alma pirata,casi angeles,amor mio)

    • Fabián González Capó dice:

      Las de Cris Morena , Mujeres asesinas, Lalola, Los simuladores, Tiempo final. Argentina junto a Colombia y Venezuela, domina en calidad el mercado. Pero la gente es muy ignorante y ve a las copias mexicanas como buenas

  5. totalmente de acuerdo! la producciones argentinas son las mejores lejos pero muy lejos…….y la chica que defiende a las mexicanas ya nos dimos cuenta porque

  6. HOOLAA!! A TODOS!!MIREN YO SOY ARGENTINA LES SOY SINCERA:LAS PRODUCCIONES ARGENTINAS SON LO PEOR!! PARA MI NO HAY COMO LAS MEXICANAS,BRASILERAS ECT,,Y “REBELDE” ME GUSTO MUCHO MAS Q “REBELDE WAY” . BESOSS

    • Fabián González Capó dice:

      Callate ridícula: ¿cómo puedes hablar de las novelas mexicanas si son todas copias de las argentinas, colombianas y venezolanas? Pero mal hechas.Ignorante!!!

  7. la trama de la novelas argentinas varian pueden ser buenas o malas pero lo que de verdad no fallan nunca son en las actuaciones es impresionante lo naturales que parecen te crees por completo lo que dicen… hablan como nosotros hablamos en la vida cotidiana… no existe para nada la sobre actuacion…

  8. Yo estoy muy deacuerdo en el tema de que los actores ARG son increibles, mas halla de los distintos guiones, actuan bien, las escenas quedan muy naturales parecen que una camarita se metio en la vida real misma y si ademas se proponen hacer temas fuertes y sociales no existe algo mejor

  9. la verdad antes creía que las novelas mexicanas eran mejores que las argentinas, eso era porque mi postura critica no era que digamos el mejor. Hoy me doy cuneta que las novelas mexicanas no salen de una misma historia refrita, que aunque la contextualicen según la realidad viviente siempre sabes lo que viene, y todo es amor, llorar, y las mismas tonteras digamos, salvo que al ppio muestran lugares de todo el país, cosa la cual las argentinas solo transcurren en Bs As. en cambio las argentinas contextualizan una novela a la realidad, te hacen seguirla, por que nunca sabes lo que viene después, ademas los actores se adecuan a lo que te quieren contar, en cuanto a edad, comportamiento y demás; me desagrada ver a una madre casi de la misma edad o incluso mas joven que un hijo, o adolescentes de 30 años con quilos de maquillajes, o vestimentas que jamas en su vida gente de barrio usaria….ah y las novelas infantiles mexicanas cuentan casi lo mismo que el chavo, salvo que el chavo sabes que es humor y te podes permitir algo de fantasia, las argentinas tienen poco de eso y tratan historias que los chicos realmente pueden llegara vivir. con las novelas mexicas simepre me va a quedar la nocion de estos no piensan, si vida ronda en la misma situacion, los niños hasta los 13 años se comportan como de 3,, ¿será por eso que en argentina se emiten a la tarde, donde todos trabajan, hacen la siesta y serian marujas como dicen los españoles? aca en argentina las novelas se emiten a la noche, o a la tarde noche, y es donde pegan más igual que en españa.

    • Fabián González Capó dice:

      Antes México hacía buenas novelas, allá por los 80 y 90´. Luego, empezaron a cobrar formatos de éxito…y los cambiaron para adaptarlos a su público. Hicieron un desastre.

Speak Your Mind